Archivo por meses: junio 2009

Querellas Homo: Paolín Lin Lin, Paolo Guerrero y Carlos Álvarez

[Visto: 6383 veces]

Llegué a considerar a Carlos Álvarez como un magnífico cómico por un par de años. Muchos de sus personajes me parecían muy agudos y encantadores, pero era el hecho que él se atreviera a tocar a personajes recurrentes a faltas morales para ridiculizarlos. Precisamente parte de su magia humorística consistía en esto, en explotar duramente a los individuos que no debían haber incurrido a situaciones que les dieran una mala fama por su rango político, o ser cuando menos figuras morales y públicas.

Como en lo personal no comulgo con las religiones, las crueles sátiras hacia el Padre Maritín me parecían exquisitas (¡Horrooooor!). Y bueno, por haber mencionado una más sin olvidar las imitaciones a los expresidentes peruanos y los polémicos jugadores de la albirroja. En uno de sus intentos creativos este señor Álvarez logró nuevamente generar un personaje fascinante: Paolín Lin Lin, basado vagamente en ciertos modales quizá infantiles quizá caprichosos del futbolista Paolo Guerrero. Esta nueva personificación tenía además un ingrediente especial para enganchar al público; lo insinuaba amanerado, inmaduro… claramente homosexual.

Paolo tiene ciertas características que –yo percibo- pueden llevarlo a ser parcialmente rechazado por cierto grupo de personas. Si bien al principio su garra y fuerza en el deporte le generaban halagos, el tremendo ocaso de la selección peruana fue contribuyendo quizá a que la gente se entregara más a Paolín Lin Lin que a la persona de Paolo Guerrero: Internacional, rico, famoso, mujeriego, engreído por su madre… y el único que le sobró carácter para detener a la figura abusiva (y que representa por muchas cualidades de sus cualidades mucho de la sociedad peruana) de Magaly Medina.

Pero bueno, mi historia ahora va al grano.

Carlos Álvarez –imagino- siempre supo de las molestias que le generaba a Guerrero. Estas situaciones eran de dominio público ya que constantemente eran documentadas por los medios. Yo mismo recuerdo un conato de bronca en el aeropuerto –después de una de las tantas derrotas de la Selección- cuando alguien le gritó a Guerrero “homosexual”. El señor Álvarez no dejó ni un solo momento de aprovechar ese personaje, que concientemente e inmoralmente dañaba al futbolista.

Y de repente Guerrero dijo que “como Álvarez es homosexual, cree que todos lo son” y…el Señor de las Bromas, el siempre sonriente cómico, el que se decía de “correa ancha” lo amenazó con demandarlo.

Tantas demandas o amenazas de demandas entre los personajes de la televisión peruana ya me parecen patológicas, ¿realmente son felices todos estos oportunistas explotadores de la molestia ajena? Deberían serlo, creo, ya que al menos se enriquecen con esto.

La verdad me sentí muy decepcionado de Álvarez cuando declaró que recurriría a ese recurso… de hecho, pensé que realmente era de la miserable calaña de la Magaly, y eso es demasiado bajo.

Imagen tomada de internet

Carlos Álvarez como El Chino Fujimori. Imagen tomada de internet.

Epílogo:

Manolo Solano es homosexual. Tiene 60 años de serlo pero él cree que nadie lo sabe aún. Una vez, en una charla contextualizante de la idiosincrasia limeña, él me contó que Carlos Álvarez era un gay bien famoso en Lima, que precisamente conoció a uno de los cómicos de su programa El Especial del Humor (el trigueño chato que hace representaciones de El Chorri y el chofer-amante del Padre Maritín) en un espectáculo callejero en la mismísima Plaza San Martín y, que una semana después, el cómico callejero en cuestión comenzó a salir On-the-Air, quedando claro el intercambio de “beneficios”.

Pero en el caso de Manolo y de Carlos, y tal como lo dijo Guerrero, lo malo es que “cuando alguien es homosexual, cree que todos los demás lo son”.
Sigue leyendo

Oportunismo bloguero

[Visto: 937 veces]

Cada día tengo al menos algún comentario de mi blog por autorizar. Me ha devenido una costumbre abrir mi correo y buscar este tipo de mensajes, los cuales generalmente leo con curiosidad. A veces, en ocasiones muy especiales me da por contestar de manera personal a mis visitantes, esto cuando manifiestan una inquietud que considero muy interna… En otros casos autorizo por autorizar, porque considero que forma parte de tener un blog bien ranqueado y si yo me atrevo a opinar no quiero coartar opiniones contrarias, adversas. Pero, lo que en verdad no soporto son los oportunismos.

Justo en uno de mis artículos Top, y precisamente en un artículo que lleva casi año y medio generando buenas opiniones y, sobre todo, cantidades de aportes propositivos… me apareció un gran experto desconocido, un genio de las sombras, una autoridad invisible, un sabio de la idiotez… un pobre diablo para que me entiendan, que en un enorme y ácido texto comenzó a derrumbar mi idea de aquel tiempo –porque esa idea por orden natural debe haber crecido y quizá espere una nueva oportunidad de evolución-. Pero esa idea-artículo-ensayo además es una que ha sido apoyada por decenas de participaciones que la habían legitimado y reforzado… además que yo me metía en un tema parcialmente ajeno a mi esencia extranjera, y cuyo mérito mayor era proponer un distinción nacionalista positiva en gusto musical.

Y el tipejo este, todo grosero y petulante –según él- me da una cátedra de conocimientos. Una cátedra que nadie le pidió y que si bien justo antes de escribir ese ensayo quizá la hubiera agradecido, ahora me parecía demasiado retrasada tanto en tiempo como en mentalidad. Además que este visitante no ofrecía credencial alguna (un blog, un web-site, alguna rara habilidad o un grado académico que ostentara)… un don nadie (con minúsculas, no merece las otras).

Justo antes de terminar su extensísimo comentario (¿o era una crítica agresiva?) me dijo “escribiste mucho y no dijiste nadapara luego firmar con toda la longitud de su nombre de desconocido y amargo abolengo.

Bueno, a toda acción le resulta su reacción y toda la extrema longitud de su conocimiento cuestionable y muy indeseado –él pensaba- que sería autorizado en mi blog para que todo nuevo visitante aunado a los ya miles, conocieran su completo desconocido nombre.

Pero no fue así. Mi inexorable click a “Rechazar” fue predecible, ¿cómo voy a pensar que es en un experto de algo, cuando ni siquiera tiene la educación y la humildad para aspirar a tener cierta fama a mis expensas?

Vicisitudes de un Blogger pues.

Cuadro de Benjamín Arroyo

Tragando Sol, creación de Benjamín Arroyo.
Sigue leyendo

Juegos sudacas (Perú y Bolivia)

[Visto: 3049 veces]

Viví en Perú dos años maravillosos. Dos años donde me pasaron tantas cosas, quizá no tan buenas, pero viví bien. Conocí Bolivia unos días que terminaron siendo de mis mejores momentos en toda mi vida. Y a pesar de ser países vecinos, no les vi gran parecido o asuntos en común.

Sin embargo siempre noté esa distensión entre sus presidentes. Dos individuos tan diferentes entre sí tanto en sus orígenes como en lo ideológico. Uno venido de los orígenes más aborígenes de su tierra, el otro de sangre más criolla que todas las sangres peruanas. Evo siempre despertó mis simpatías, quizá por indio, quizá por gallardo… o por tener un coraje y un orgullo que yo no había visto en un presidente latino. Alan en cambio, desde su ofensiva gordura hasta sus necias palabras; siempre me ha desagradado.

Pero –se supone- que ellos son presidentes, estadistas y más; vecinos. Siempre se han comportado muy insolentes el uno con el otro.

Debo decir algo, que he leído… y que yo mismo he pensado; el Perú es un país que tiene clara tendencia a ser un vecino incómodo.

Siempre vi declaraciones antichilenas, siempre. Nunca entendí por qué, Chile no hacía nada evidentemente en contra y el Perú ya sacaba los dientes y las uñas. Siempre esa historia, justificada en un pasado absurdo, en una frustración histórica.

Entonces Bolivia entró al juego, un juego contra un presidente y su sistema de gobierno más que contra de sus habitantes.

Evo le avienta provocaciones a Alan. Sabe lo necio y torpe que es. Evo se la cobra de los ministros bolivianos a los que asiló. Alan no tenía que meterse en ese asunto. Alan nunca supo del rencor que crecía en la selva, NUNCA. Evo posiblemente sí.

Pero bueno, hay naciones que les gusta vivir así… en puras querellas. Me quedo con Evo como presidente, me quedo con Perú y Bolivia con sus enormes territorios y gente… y que Alan y su grupo de políticos ineptos se los coma un pez. Bueno, así dice una canción de Luis Eduardo Aute como un insulto grave.

Imagen de José Zavala
La Paz, Bolivia.

Imagen de José Zavala
La Paz, detrás.
Imagen de José Zavala
¿Qué tan moderno?
Imagen de José Zavala
Lima, señorial


Para muestras de este espectáculo, les sugiero:

Más tensión entre Bolivia y Perú

ALAN GARCIA RELATIVIZO DECLARACIONES DE EVO MORALES

Alan García a Evo Morales: “Métete en tu país y no te metas en el mío”

Y sin embargo, ¿no son encabezados tan contradictorios? Sigue leyendo

Quisiera que…

[Visto: 1788 veces]

Quisiera que bebieras menos.
Deseo inútil, seguirás en ello
Como a mí mismo me gusta hacerlo.

Quisiera que tuvieras cierta clase,
Un sofisticado estilo, al cual yo he renunciado -en parte-,
Aunque mantenga distinciones en otra.
Tú, con cachet, quizá no te vaya,
Ya tienes demasiadas marcas.
Sería bueno también
Que nos tragáramos el orgullo,
Esa necedad que tanto nos salta.
En fin,
En este breve tiempo fueron escuetos deseos.
Realmente no me importa siquiera
Que te destruyas bebiendo sin poesía
Te desveles por desencanto,
O que marches con soberbia en las tristes calles
De un pueblo sin recuerdo, harto de violencia…
De donde nuevamente me iré,
Pero ahora para siempre…
Porque mi vida corre peligro,
Un peligro de mediocridad y tristeza.
Imagen de José Zavala

Sigue leyendo

Epidemias de gordura: Más y más acotaciones

[Visto: 1435 veces]

En este ensayo abordo otros factores y dimensiones que dejé de lado en mi ya muy célebre artículo Epidemias de gordura: ¿ya te diste cuenta de tu situación? Este tema gana interés, no cabe duda, pero difícilmente se perciben acciones para evitar el avance de la obsesidad y sedentarismo. He aquí mis ideas -y a manera de festejo de superar las 10 mil visitas de mi idea original-.

Salgo a la calle y me quedo más asombrado: ser obeso se vuelve lo normal. Ni siquiera he llegado a la esquina tan cercana y ante mí pasan un regordete niño y su todavía más corpulenta madre. Apenas doblo por la calle cuando me encuentro a dos maduros con considerable sobrepeso platicando calmadamente.

En el resto de la ciudad el cuadro no cambia en nada. Al contrario, se sigue presentando como la media, lo común… De una pizzería salen tres individuos, uno de ellos es mujer; los tres sobresalen por su talla y excesiva grasa corporal. El más alto debe medir un metro con ochenta y cinco, y calculo que 130 kilos de peso, ¿cuántos de esos kilos están demás?

De las filas del supermercado vienen saliendo dos individuos gordísimos y rojos con sus carritos repletos de cajas de cerveza. Es evidente que les espera una gran fiesta, quizá ellos sean eso nada más; animales de fiesta. (También sospecho que los almacenes dan la cerveza a mejor precio que la misma agencia o depósito, llevan su líquido embriagante en cantidades de mayoreo.)

Me coloco en la fila para pagar mis peculiares y raquíticas compras. Delante de mí la Familia O (una gran O por lo redondo) vacía un carrito atiborrado de comida (la mayoría comida procesada, la no procesada se concentra en carnes rojas). Con esa dotación de comida calculo se podría alimentar a una aldea africana completa, pero esta familia apenas se compone de dos tan jóvenes como glotonísmos padres, y de tres hijitos sacados como del mismo molde: unos 320 kilos de carne humana como total familiar (mexicana y blanca… y otra aldea africana de onda canibalística podría sobrevivir un par de semanas con estos individuos), donde por cierto el padre termina pagando lo equivalente a 200 USD de comida en efectivo, trayendo otro tanto disponible… ¿quién se atreve a salir con esas cantidades en México? ¿Será este gordito algún narco? Al menos tiene ese aire estereotipado…

1 ¿De quién es este problema de salud?

Me dice Silviano, un setentón que desde los doce años nunca ha dejado de hacer ejercicio, que Papá Gobierno está ofreciendo infraestructuras en las diversas colonias donde se podrán practicar deportes y otras actividades culturales que induzcan a la actividad física: breves gimnasios, clases de aeróbicos, de bailes y danzas así como clubes de fútbol. Me lo dice él, no tengo por qué no creerle… pero soy escéptico.

Me dice Jaime, el prefecto de mi escuela, que conoce una directiva de gobierno que se implantará el siguiente ciclo escolar (dentro de tres meses). Que por orden directa de la Secretaría o Ministerio de Educación ya no se permitirá “de ninguna manera” vender alimentos procesados (entiéndase chatarra tipo Sabritas y Coca-Cola, ni siquiera botellas de yogur) sino que ahora tendrán que ser elaborados. Nuestra escuela eso ya lo hacía; pero por irresponsabilidad, rencor y deseo de lucro se obvió esa indicación –que por cierto venía de la parte sindical- para poder “obtener recursos” con los cuales la escuela pudiera resolver sus necesidades más elementales. Si la Coca-Cola y la Sabritas “ofrecen” beneficios de por otra parte no llegan, ¿puede ser verdaderamente posible que las escuelas prescindan de los productos chatarra? Jaime me lo dice; no tengo por qué no creerle… pero no lo hago.

Hace años, ir al gimnasio a media tarde era una tortura. Siempre lleno, una lucha por ganar los bancos y equipos. Ahora, ir a media tarde es estar en un lugar tan calmo y solitario que se vuelve una experiencia de meditación mística. ¿Dónde está la gente?

Salir en la bicicleta los sábados y domingos para realizar recorridos de decenas de kilómetros es otro capricho en extinción. En la extinción de la conciencia de otros, no en la mía. Pero antes era tan común encontrarse con tantos, e inclusive provocarse carreras o piques deportivos. Esto ha devenido tan calmo, pero por lo mismo tan peligroso…

2 ¿Dónde se esconden los obesos?

Si ahora los gimnasios tienen mejores equipamientos, las bicicletas tienen menor peso y multiplicaciones más poderosas, las zapatillas para correr son más cómodas y ligeras… ¿por qué la gente se ha alejado de toda esta pasión del deporte?

Un posible viso de respuesta se puede hallar en la incorporación de lo multimedia en nuestras vidas.

En mi caso personal antes, mucho antes, mirar un par de horas de televisión me era simplemente demasiado. Sin embargo, ahora, dos horas de Internet ni siquiera me bastan para “comunicarme”; y después de contestar comentarios de mis blogs, correos y un breve chat con algún familiar o amigo lontano siempre me doy un rato de morbo en general… qué exquisitos discos descargables, qué pornovedades nuevas ¡y free! así como las noticias tan desagradables que en México y demás países ocurren. El Internet y su dimensión multimedia han determinado definitivamente un nuevo paradigma en nuestra vida, uno tremendamente sedentario.

3 ¿Qué distrae ahora a los obesos?

El Internet cohabita además con I-pods, i-phones, mensajes de texto, llamadas telefónicas… ¿antes necesitábamos tanto tiempo para esto?

Las ofertas televisas han crecido con los tiempos. No era lo mismo en los setentas cuando Fink Floyd en su Comfortable Numb decía “tengo 13 canales de mierda para escoger” a tener los 100 canales actuales, y que siguen siendo en su mayoría de pésima calidad pero logran detener a las personas al menos, para curarlas de su soledad.

Y así como la oferta televisiva también existen otro tipo de sobre ofertas de la abundancia. Los precios de muchos alimentos (por llamar así a todo aquello deglutible y digerible) han bajado de precio, o son productos que se han vuelto en verdad asequibles, ¿cuántos tipos de licor, marcas de gaseosa o bebida pseudodeportivas eran posibles de comprar hace cinco, diez o quince años? ¿Cuánto cuesta un litro de leche, de gaseosa, de agua embotellada, de cerveza o de vino tinto?

4 ¿Cómo se justifica esto culturalmente?

A finales de los setentas y comenzados los ochentas era tan común ver en las películas o programas televisados gente delgada. De manera paralela los vestuarios se diseñaban para gente con estas características; pantalones entubados y jerseys ajustados… y qué mejor que combinarlos con abundantes cabelleras.

En los ochentas vinieron llegando los cuerpos muscularmente voluminosos, y con esto cierto peligro. Fue una década donde se llevaron los físicos al extremo, inclusive justificando el uso de esteroides y drogas; entre más poderosos era mejor. Los Juegos Olímpicos de estos años fueron tristemente famosos (bueno, más). Se dejó la delgadez y se pasó a la búsqueda de más cuerpo, y el paradigma cambió nuevamente. Verse delgado era verse mal, además fue la época de la aparición del VIH…

Desde finales de los noventa ya era común ver personajes obsesos (y no necesariamente bajo el estereotipo bonachón y bondadoso) de cualquier raza y color, y paralelamente las tallas de ropa comenzaron a aumentar. Hacía quince años no era posible encontrar un pantalón de mezclilla talla 40, ahora la oferta –sobre todo USA- maneja como normal el rango de 38 a 42, y aparte están las tallas extras… ¿se está promoviendo la gordura o es una mera consideración humanitaria para los obesos de parte las transnacionales del vestido?

5 El temor del Estado y los Sistemas de Salud

Es curioso. Tengo una amiga cinco años más joven que yo y ya tuvo un problema de circulación; una pequeña falla en su corazón le hizo retomar dietas y ejercicio. Conozco un pariente de mi misma edad, que ya fue intervenido para destapar sus arterias. Un ex compañero de estudios ha padecido tres microinfartos con apenas 40 años. Un par de colegas de mi trabajo se mantienen constantemente en cuestiones médicas y, cuando realizan una mínima actividad física terminan jadeando horriblemente… Esto es lo que yo, sin ser experto en salud percibo muy pero muy fácilmente. ¿Qué diagnóstico tendrá el sistema de salud mexicano sobre su población?

En los diarios y noticias se menciona el incremento de obesidad de la población, se enfatiza que la obesidad infantil comienza a destacar, se habla que los problemas de diabetes y de circulación se han vuelto tan comunes… digamos que por información no queda. ¿Pero realmente qué se está haciendo?

¿Qué será de la población mexicana dentro de cinco años –por dar un periodo no tan lejano-? Aunado a otras patologías que también comienzan a destacar en esta realidad como problemas mentales, frustraciones existenciales y el miedo cotidiano de vivir en un país violento y corrupto, el cocktail de salud será un pandemonio…

6 El reino de la Coca-Cola

México es, indiscutiblemente, el país donde más refrescos (sodas, gaseosas) se consumen. Por supuesto que la marca líder viene a ser la Coca-Cola, en ningún otro país esta marca tiene la aceptación que acá goza. Un vecino mío, cuya mitad de sus ingresos los obtiene atendiendo una pequeña tienda toda la tarde, me comenta que de cada diez cosas que vende siete pudieran ser botellas de Coca-Cola… después, botanitas y pan…Por lo tanto no es nada raro conocer a individuos que se beben de dos a tres botellas de 600 mililitros… ¡casi dos litros de bebida negra! Unas mil quinientas calorías sin valor nutritivo al día. Existe un reciente estudio que asegura que el consumo de gaseosa de Cola atrofia los músculos.

Nada complicado entonces imaginar (apuesto a los cinco años) las futuras poblaciones como obesas y carentes de tejido magro… con problemas cardiovasculares e hiperdiabéticos. Los hospitales llenos de pacientes en estado crítico; cantidad de incapacitados en los centros de trabajo y familias afectadas por sedentarios diabéticos hipertensos consumidores de comida basura. Mientras tanto la Coca-Cola reina con total autoridad.

A la manera de “El ángel exterminador” de Buñuel, donde todos quedan inexplicablemente congelados, este video ironiza el sedimentarismo que se ha instlado en nuestra vida.

Sigue leyendo

Carta de un amigo en pena (Una historia de VIH)

[Visto: 3576 veces]

Querido José

Primero te escribo manifestándote mi alegría de que hayas respondido a mi mail, si que estuve visitando tu blog, buenísimo, divertido y ácido como eran tus conversaciones y tus situaciones con la gente de estos lares.

Bueno, ahora voy a lo serio, y quizá tenga que ver con alguna persona en mi pasado, o alguien que infectó a otro alguien que se me cruzó por el camino… y pues…

Todo este tiempo que te dije que tenía un salpullido en mi espalda y que por ello no quería ir a la playa o a piscinas, más los frecuentes atores gástricos que me producían cada vez que digestaba mis caprichitos estos del arroz graneado de mamá, todo eso y más, han ido degenerando (¿me recuerdas gordo o medio flaco?) a una delgadez progresiva, que primero la asocié a algún problema gástrico controlable, pero también llegó a un punto en que mi debilitamiento fue progresivo que ya no podía ni salir a la esquina, con adormecimiento de las piernas y rechazo total a las comidas.

Llegué a un punto que ya mi familia me daba por muerto y me llevaron de emergencia al hospital Loayza; ese cucurucho gélido de la Av. Alfonso Ugarte en donde me resucitaron a base de mil pinchazos, transfusiones sanguíneas y sueros. Estuve entre emergencia y observación como 5 días horribles, y en donde durante ese tiempo mi hermana vino volando de Alemania así como un amigo de España… ellos y mi familia tratando de verme pues estuve en acceso restringido.

Me dieron finalmente de alta. Muchos doctores en desacuerdo con ello pues sugerían siguiera en hospitalización. Yo sólo quería salir de ese maldito lugar, y mi familia también quería sacarme de ese infierno más feo que la cárcel.

Sentencia médica: Hepatitis B crónica, hígado algo cirrótico, y demás.
Aparte del VIH, que según el programa de retrovirales es mucho más controlable. Okey, okey estoy jodido. Se me vino el huayco como dicen aquí.

Con un poco de esfuerzo y una pastilla milagrosa que la tenía por ahí escondida, me vino el hambre y comencé a tragar como un salvaje. Pero sin grasas, comía vainita que antes la odiaba tanto como tú el olluquito, carnes, pollo, lentejas, arroces… mi organismo aparentemente y con ciertos achaques debidos a mi mala circulación sanguínea, estaba mejorando.

Un pequeño detalle que salté por alto fue que en vista de mi debilitamiento, comencé a tomar retrovirales pero los empiezo justo cuando ya mi organismo estaba muy débil y yo totalmente inapetente me shockeaba cualquier droga, lo que me llevo a emergencia.

Ahora, tomando energías ya me sentía capaz de retomar el programa retroviral REPROGRAMADO (Viread, genérico de Kaletra y genérico de Epivir), pero de pronto me vuelve la diarrea sin haber tomado más que Daflon para las piernas y circulación y Lasix para orinar. La diarrea me ha producido un debilitamiento y mi piel parece ahora el de un viejito de mil años… menos mi cara y mis manos.

Me faltaba un medicamento caro para empezar a tomar el coctel, lo pedí como loco en mi blog que administro, y mi marcha de los cuatro suyos dio resultado: me mandaron el Tenofovir un amigo, aun está en trámite otra botella que me mandaron por FEDEX que se han puesto quisquillosos en aduana, y bueno más en camino.

Con diarrea y todo y cuerpito de la gallinita Prissy de la Warner Bros, empecé a tomar los retrovirales. Me dijeron que al principio me iban a chocar, que me tenía que acostumbrar a las náuseas vómitos diarreas y demás pero que por nada del mundo lo dejara. Pero recién empecé ayer por la mañana. También estoy aparte de comiendo un poco más cauteloso, mi uña de gato (uncaria tomentosa) que se ha ganado cierta fama por ayudar al tratamiento del HIV, con miel me acostumbré a tomarla y si que siento una sensación relajante que me hace dormir. Será como un pain killer quizá. Lo de botica que tienen las tortugas en su selva, pues dicen que la hepatitis B allá es endémica y todos los doctores siempre me preguntaban si yo venía de esas regiones.

Y bueno, son dos días y no me ha pasado nada fatídico por el momento, aunque más adelante debería llevar un control del hígado. Me derivaron a un doctor que decían era el especialista y no me vio casi nada, era un viejo como el doctor Spock a quien tenías que sacarle información con cucharita y el distraído se valía de análisis pasados para prescribirme recetas. Hasta en la orden ecográfica me había puesto sexo femenino.

Bueno, no se equivocó del todo.

Y pues ya que acabo de hablar contigo me he sentido mucho más tranquilo con mi conciencia, pues hablar del VIH en Perú es aun un tabú rosa y la hepatitis B un monstruo desconocido…

Un gustazo reanudar contacto – un abrazo.

P.P.S.

Lima, 31 de mayo de 2009

¿Qué puedo decir ante una noticia así? Me quedé helado.

Todas las veces que compartí tiempo con PPS y, a pesar de escuchar los comentarios de sus achaques de salud ni a mí -y menos a él- se nos ocurrió la posibilidad que el virus estuviera habitando en su organismo.

De hecho yo lo consideraba una persona débil en asuntos gástricos por su apego a mami y la comida a su alrededor. Quizá llegué a considerar también que sus problemas de gripa y garganta eran consecuentes con una dolencia de asertividad y falta de carácter para manifestar todas las emociones que en su mente y alma se generaban.

PPS es un artista. Un artista fuera de serie, quizá destinado a ser un incomprendido en Perú… y esa fue la razón que me llevó a querer conocerlo personalmente, hace dos y medio años. Para mi sorpresa terminamos compartiendo gustos comunes en la fotografía y música, aunque para mi desgracia era un tipo que no bebía ni bailaba; tampoco era dado a las aventuras tipo Indi Jones que yo solía hacer un par de veces por año.

¿Qué otra cosa puedo desear sino que PPS se esfuerce y se estabilice? Siguiendo un tratamiento conciente estoy seguro puede prolongar su creativa vida con cierta calidad varios años más… y en mi siguiente viaje a Lima una de las primerísimas cosas que haré será visitarlo… y ojalá pueda animarse a salir a un breve viaje fotográfico a la selva central con mi inefable compañía…

Otro artículo afín:
VIH y Sida: la epidemia de la ignorancia
http://blog.pucp.edu.pe/item/28204
Sigue leyendo