Y ahora nos sentimos discriminados… (efecto colateral mexicano)

[Visto: 1037 veces]

Según estudios, cada cierto ciclo en el planeta se presentan epidemias que causan estragos en la población mundial. Además que estas son nuevas, o cuando menos versionas mejoradas, y rara vez la humanidad ha estado preparado para enfrentarlas. Pues resulta que hay estudios que prevén la llegada de un Apocalipsis que justo debe ser por estos tiempos… y de repente en una granja entre Veracruz y Puebla surgió lo que parecía ser el Elegido, la Profecía tan esperada.

Bueno, quizá esperada por “los medios de información”,-o no sé cómo nombrar a estos entes- quienes se encargaron de hacer lo que mejor saben: Desinformar, Tergiversar, Subjetivizar y por supuesto, Alarmar a la población.

Ahora bien, si la OMS afirmó del peligro latente del caso es difícil negar que, en cierto momento, en verdad sí se pensó esto… Sin embargo muchos terminamos creyendo que todo fue exagerado… que La Gran Epidemia Asesina que Azotaría al Planeta Finalmente No Nació en México. (¿Pero cómo? ¿Acaso tan jodidos estamos para compararnos con países exportadores de virus asesinos masivos?)

Al menos así comenzamos a pensar desde hace una semana muchos mexicanos (que yo conozco y con los que intercambié puntos de vista), pero miles quizá millones por su parte hayan creído el juego de dar miedo de las televisoras.

Anécdotas:

César de Lima muy preocupado por mí, temía que me enfermara. Le dije que al menos yo vivía en una ciudad donde ni siquiera se sintió temor de la gente; salvo que a cientos de empleados los obligaron a usar tapabocas.

Elmer de Managua me “reclamó” el escándalo que habíamos desatado en el Continente, que allá todos tenían miedo.

En una sala de chat me metí con el nick de “Mexicano” y varios deseaban saber detalles morbosos de la tragedia de enfermos. Cuando les decía que acá no había alguno que conociera, me cortaban de inmediato.

Y bueno, ahora resulta que un grupo de políticos y de “periodistas” se rompen las vestiduras sintiéndose traicionados por la discriminación desatada en contra de “nosotros los mexicanos” en diversos países del mundo… y en casos patéticos comienzan a echar en cara lo que “nosotros, como nación grandiosa pudimos haber hecho en algún momento histórico, para que ahora nos paguen así”.

Cada nación, de acuerdo a sus dirigentes –y la preparación que tengan- deciden sus directivas nacionales. Si aquí se dejó crecer esta serie de sucesos de salud de una manera imprecisa e irresponsable, no debe extrañarnos que otros países caigan en las tentaciones del sensacionalismo y se dejen asustar tomando acciones que “atentan con un orgullo inmaduro” que aparentan tener ciertos políticos y columnistas.

Porque realmente no somos nadie para espantarnos con esa discriminación: Que Cuba aproveche para cobrarse viejas rencillas con Castañeda y Fox; que Perú nos eche en cara la criminal visa que les pide México, que Francia desee que bloqueen los productos mexicanos en toda Europa por detener a una posible secuestradora… cada quien puede tener las razones que desee si revisan en su baúl histórico. Esto no debe sorprendernos en un mundo que consume tanta televisión idiota y alarmista… y cada país tiene el derecho a tomar directivas que ellos decidan, por absurdas que sean… así como aquí se dejó salir este virus de la psicosis pandémica de manera tan ingenua.

Puntuación: 0.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *