Archivo por meses: Abril 2009

Influenza mexicana: La epidemia de psicosis, egoísmo e ignorancia

Sigo aún cuestionando todo esto. Soy necio, lo sé. Salí a cobrar (en mi segundo día sin asistir al trabajo) y durante el breve trayecto a la oficina de pagos pude ver nuevamente un segmento menor de usuarios del famoso tapabocas. Tapabocas que ahora son imposibles de conseguir y que algunos oportunistas los venden hasta en cincuenta pesos mexicanos (4 USD). Tapabocas que si uno no lo porta no puede acceder a una consulta en uno de los asquerosos hospitales del Gobierno de esta ciudad-. Me dirigí a un par de bancos a pagar deudas, y en uno había un enorme televisor mostrando “el avance de la epidemia por el país”; la gente miraba aterrorizada las noticias.

Y me sigo preguntando donde están los cientos de muertos que puedan hacer que en verdad tema por esta situación… el contagio evidente con la influenza porcina mexicana parece que se da de otra manera: Mirando las Omnipotentes Televisoras Mexicanas (los auténticos poderes fácticos, Televisa y TV Azteca).

Este mismo día me rechazaron el saludo de mano algunas personas. Si intenté saludarlas de esta manera es porque las estimo, pero vi su miedo y desconfianza enorme hacia mi persona. ¿Sería que luzco enfermizo? Quizá cansado, ayer anduve veinte kilómetros en bicicleta para después hacer sentadillas en mi solitario gimnasio… Este mismo día varias personas que no había visto en meses me dieron la mano, la cual no rechacé. Su gusto era evidente y su ausencia de paranoia aún más. Qué bien.

Imagen editada, tomada de Internet

Ayer vi a dos niños estornudar en la calle, de una manera tan descortés que parecían animales salvajes. Uno de ellos, como de cinco años, por poco y me moja con sus babas; sus padres a un lado ni se inmutaron y siguieron con su indiferencia ante este acto, que viene a representar dos cosas al menos: 1) La nula educación en cuanto a modales urbanos, 2) La falta de conciencia ante una verdadera calamidad –que sigo cuestionando-.

Y este es otro punto crítico. Yo observo psicosis paranoica e ignorancia total… ¿Acaso no es lo que México devino finalmente? Una población completamente manipulada por las televisoras y “el qué dirán”. Una población, por lo tanto, ignara e inconciente.

Es decir, ¿qué eventos mayores hemos sufrido en México para unirnos como pueblo?¿Alguna guerra? ¿Una dictadura? ¿Eventos catastróficos naturales? ¿Guerras civiles?

En verdad no recuerdo alguno, salvo el Terremoto del ’86 que afectó a la Ciudad de México –y al cuestionable presidente de ese tiempo-. Realmente a los mexicanos no nos ha pasado gran cosa, salvo los 75 años de Gobierno Priista, al que ya extrañamos porque la ultraderecha Panista ha sido peor asco.

En Perú, las clases populares beben la cerveza del mismo vaso. Me enseñé de inmediato a hacerlo… En Nicaragua es común compartir la comida del mismo plato, y no tuve inconveniente tampoco… En Panamá me invitaban a comer en cualquier casa, y acepté gustoso esto. Y ahora resulta que aquí en mi país ahora me niegan los saludos… y eso que soy famoso. Qué mal.

Hay ciudades donde la gente se está “bunkereando”. Como la población europea en las épocas de la peste; encerrados para morir en sus propias casas. Resulta que gracias a los miedos televisados todo mundo quiere protegerse a como dé lugar. No se dan cuenta que están cayendo en el egoísmo más estúpido (Nivel 6 según Mi Blog). ¿Qué ocurriría si de repente surgieran millones de enfermos que requirieran que otros millones de “sanos” los atendieran? Con estos comportamientos que el Gobierno y Televisa fomentan, sería el Fin de los Tiempos.

Por cierto, ¿han notado la etimología de la palabra Pandemia? (PAN-demia)

Los diarios de ayer traen también las cifras de casos probados de influenza reconocidos en el mundo hasta ahora por la Organización Mundial de la Salud… No tienen nada que ver con las cifras mexicanas. Según la OMS hay sólo 75 casos probados de influenza en el mundo: 40 de ellos en Estados Unidos, 26 en México, 6 en Canadá, 2 en Escocia y 1 en España… Sólo 26 en México. ¿De dónde sale la cifra de 1,995 casos declarados por las autoridades en nuestro país? O están mal las cifras de la OMS o están mal las de México.

Tomado de La Danza de la Cifras de Héctor Aguilar Camín. Diario Milenio, 29 de abril.
http://impreso.milenio.com/node/8567352

Agradecimientos a:

José Cleto Fabián, quien desde Uruapan me llamó a la media noche (y yo pensé que sería una extorsión) para comentarme el grado de paranoia de esa región y discutir ideas bastante rescatadas en este artículo.

Ángel Gonzales desde Lima, Perú. Compañero de bestiales borracheras, quien ha sido de los pocos amigos de otro país que me escribe para preguntarme cómo estoy… aquí transcribo parte de su “amoroso” mail:

Hola Cerdo.
Espero que no te autoelimines con tu gripe porcina jajaja… ¿cómo estas? Seguro feliz con el descanso forzado que tienen todas las instituciones escolares. Bueno por ese gusto, ¡¡¡¡¡¡saluddd!!!!!!

Mi respuesta: Cuídate porque ahora dicen que una argentina ya les llevó la sorpresita.

Imagen editada, tomada originalmente de Internet

Sigue leyendo

¿Conoces a Tom Petty?: Hablando de música

Desde sus inicios, hace treinta años, Tom Petty y su grupo the Heartbreakers llamaron poderosamente la atención. Por cuestión de época, fueron considerados punk/new wave… pero con matices muy rocker algo diferentes al estándar americano… ¿matices emparentados con The Byrds o The Clash? Por su parte la voz de Petty a su vez, tan nasal y tan agarrada que a veces alcanzaba a parecerse con la de Dylan o la de Bruce Springteen…

Nada, nada mal para ser sangre nueva.

Pero esto ocurrió hace 30 lejanos años, y desde entonces este músico multi instrumental no ha parado de crear sólidas canciones, si bien al comienzo con su muscular pero versátil banda de Los Rompecorazones y posteriormente él sólo. Petty ha tocado el punk, el new-wave, el garage-rock, el Indie, el metal, el psicodélico, el tradicional rocanrrolito a lo Elvis, la música sureña y el blues desgarrado…

Tom Petty es un genio de la música. No porque yo lo asegure, que si bien esto basta para ser verdad, sino porque entre otras cosas ha formado parte de una banda donde sólo genios/dioses/monstruos y además bien amigos entre sí cabían: Los Traveling Wilburys (George Harrison, Bob Dylan, Roy Orbinson y Jeff Lynn).

Y si bien, Petty tiene decenas de canciones que podrían colarse en las trilladas listas ochenteras (y creo que nunca he escuchado en ese tipo de radios mediocres) también tiene piezas de rock más clásico –para gente madura y con clase- y sigue creando y produciendo magia en música.

Podría seguir hablando del señor Tom, pero conociendo a mis lectores, mejor les ofrezco un pequeño listado de mis canciones super predilectas altamente disfrutables con un gin& gaseosa de toronja (como justo ahora lo estoy haciendo)…

1. Straight into Darkness
2. Refugee
3. The Waiting

4. You got lucky
5. Something Big
6. A woman in love
7. I won’t back down
8. Runnin’ down a Dream
9. Crawling back to you

10. Southern Accents
11. A Self-made man
12. Psychotic Reaction
13. King’s Highway
14. Don’t do me like that
15. Since you said you loved me
16. Stop draggin’ my heart around
17. Cry to me
18. Waiting for tonight
19. Wildflowers

20. It’s good to be a king

…No le veo caso escribir 50 títulos, porque en verdad los alcanzo… con esas te darás una idea del talento pettyano rompecorazones de acento sureño…

Yahoo Music

Tom de joven. Vaya apariencia tan impactante. Paso sin ver…pero este blanquito de pelo larga con una guitarra eléctrica hace 30 años… ¡total admiración!

Sigue leyendo

¿Por qué habemos muchos que no creemos en la epidemia? (Encuesta adjunta)

Salí a hacer deporte este mediodía, aprovechando mi forzado asueto… no iba quedarme encerrado en casa como japonés padeciente de hikikomori. Y bien, un segmento de la población claramente perceptible portaban su tapabocas; otros, seguían su vida sin cambio alguno. Durante las dos horas que pude relacionarme esta mañana, pregunté además si realmente estaban convencidos de la “magnitud de la epidemia”… y si bien, hubo quien temía, la mayoría de las contadas opiniones que obtuve decían “que el maldito gobierno estuviera cocinando algo grave y terrible en contra de los mexicanos”.

Bueno, tener este temor no debe ser considerado ni pecado (para las ortodoxas mentalidades judeo-cristianas) ni mucho menos estúpido. Cada persona de acuerdo a sus recursos y experiencias previas decidirá si percibe la situación como creíble o no, amenazante o inofensiva. Y cuando se vive en un país donde tristemente llegó la extrema derecha al poder presidencial (¡por segundo sexenio consecutivo!) nada bueno puede ser esperado.

Insisto en la libertad primero de pensar lo que uno piensa, y después opinar siendo responsables de las opiniones vertidas haciendo válida esta enorme libertad que nos ofreció la postmodernidad con su Internet y blogs.

Me sorprenden entonces los reporteros y “columnistas” de los diarios mexicanos –seguramente gobiernistas-, aquí ofrezco solamente dos ejemplos de lo que digo, que lejos de aclarar las cosas, desinforman más o logran lo que rechazan precisamente:

Caso Uno:

Cunde la versión de que la emergencia epidemiológica responde a una estrategia electoral del panato en el poder… Quienes propalan tal estupidez eluden explicar por qué los gobiernos locales perredistas y priistas le hacen el juego al supuesto cuento, o las razones que tendrán la Organización Mundial de la Salud, la Cruz Roja Internacional, el Banco Mundial y los gobiernos de varias naciones para apuntalar la mentira.
Carlos Marín. Sospechosismo tapaboquista (28 de abril) en Milenio:

http://impreso.milenio.com/node/8566818

Que por cierto termina su articulito con una tal “señora no está dispuesta a usar esparadrapos azules (color del panismo)… Quizá se anime, concedió, pero sólo si encuentra en amarillo perrediano y legítimo el que le tape la boca”.

Si a usos irresponsables del idioma vamos, esto que dice este tipejo rebasa la estupidez para presumir su irracional fundamentalismo político.

Imagen de Internet

Los colores determinan la estupidez en la vida; sobre todo el azul contra el amarillo.

Caso Dos:

La fiebre de más de 39 grados, dolores intensos de cabeza y espalda fueron los síntomas que Vianey y su padre, Miguel, presentaron desde el 13 de abril, antes de que les fuera diagnosticada la influenza porcina, y ayer fueron dados de alta. La familia se siente afortunada porque ambos lograron vencer la enfermedad, pues según Norma Cabañas, la madre de Vianey, “los médicos nos dijeron que de cada 10 sólo dos salen”… El origen del contagio lo desconocen, pero creen que Miguel, el papá, pudo haberlo contraído en algún aeropuerto o en su trabajo, y para proteger al resto de la familia adoptaron medidas de higiene más estrictas: desinfectar todos los utensilios utilizados por los pacientes y usar el cubrebocas todo el tiempo.

Edith Martínez. Padre e hija superan la enfermedad; “dicen que sólo 2 de cada 10 salen” (28 de abril) en El Universal:

http://www.eluniversal.com.mx/nacion/167604.html

Basta leer toda “esta nota periodística” para darse cuenta que carece de elementos sólidos que le merezcan ser siquiera publicada (dónde, quiénes son, de dónde pudieron obtener esa interesante estadística si esto es nuevo y apenas van 100 muertos, donde hay una relación de edades, sexo y tipologías laborales de los afectados, bla bla bla). No hay nada; NADA. Sin embargo este diario la publica… ¿para qué?

Bueno, finalmente cada quien decide qué pensar.

20150427-conoces_a_alguien_afectado_por_la_influenza.jpg

20150427-estas_tomando_precauciones_para_enfrentarla_influenza.jpg

20150427-crees_que_el_pan_y_calderon_estan_detras_de_esta_epidemia_nivel4_segun_la_oms.jpg

Sigue leyendo

Siete Grandes Cuestiones sobre la Influenza en México

Realmente deseo que este sea mi último artículo relacionado con este tema. Precisamente a partir de hoy salió una directiva que avisa que como docente vuelvo al trabajo hasta el 6 de mayo (¿debo considerarlo un regalo vacacional?). Sin embargo, sigo encontrándome con gente muy reacia, que de hecho de manera iracunda dicen que todo esto es una gran mentira, así como en mi artículo de Un virus mexicano de Influenza sicótica expuse las opiniones de cuatro columnistas que señalaban cuestiones algunas como curiosas como críticas. En esta entrega, en cambio, señalaré ciertas situaciones que, una vez consideradas junto a esta gran epidemia, pareciera que en verdad esto es una enorme mentira gubernamental en México.

• La primera semana de marzo, un coordinador de investigaciones del CEPAL (Centro de Estudios para América Latina) en una conferencia que analizaba el impacto de la crisis económica global, aseguró que en mayo el peso mexicano se cotizaría cuando menos a $20.00 por 1.00 USD. Si bien el Gobierno y el Banco de México lograron detener el alza de la divisa al grado que ahora nadie creería dicha afirmación… ¿cómo afectará esta situación en una salvaje devaluación de la moneda? ¿Qué mejor que una calamidad de esta talla para justificar este hecho que marcaría nuestra economía y tipo de vida de manera brutal?

En el calendario político vienen las elecciones de diputados en México. Si bien se sabe que un 65% de nosotros no votaríamos por estar hartos de la misma situación de corrupción y apatía hacia propuestas auténticas en beneficio de los mexicanos, los partidos políticos sólo han buscado su beneficio y perpetuidad política. Sin embargo, muchas “reformas” –y reformas severamente cuestionables- no han visto luz debido a la división política de los poderes de gobierno. ¿Si esta epidemia de influenza fuera un mero teatro para ganar finalmente las simpatías (y El Congreso) hacia un asqueroso gobierno Panista que busca destruir sindicatos y derrumbar sistemas de pensiones y jubilaciones -que dicho sea de paso- conforman un lastre financiero al Estado? ¿No parece una buena idea?

Si la epidemia está causando estragos, ¿por qué se le dio al únicamente al Sector Público la administración de los tratamientos antivirales (Oseltamivir o Zanamivir)? ¿Alguien cree que los servicios que el Gobierno otorga son realmente efectivos? ¿No es este sector otro de los grupos sindicalizados que es mejor exterminar? ¿No hay una tendencia hacia la privatización de la Salud y la Educación? ¿Exhibir su posible incapacidad no sería algo deseado por el Gobierno?

• La influenza porcina ataca principalmente a los jóvenes, es por eso que se han suspendido las clases (además de ser centros de aglomeración humana). Las reformas a la educación son una prioridad extrema en México. Reformas muy cuestionables ya que no fueron pensadas por gente involucrada en la Educación sino por políticos. Justo hace unos días “estrenamos” un nuevo Secretario de Educación que justo se declara “amigo” de la corrupta Elba Esther Gordillo… y precisamente en estas fechas existe una agenda político sindical educativa… que terminará paralizándose a costa del miedo de la enfermedad. ¿No le ayuda al Gobierno todo esto?

• Hace una semana hubo en esta región –no sé si en las otras- una campaña de desarme y despistolización que, logró lo que se esperaba; quitó armas a la población y NINGUNA siquiera a los grandes capos del Narco… ¿no era necesario desarmar a la población para alguna sorpresa por venir?

De los países donde han detectado “contagiados”… todos me parecen del G-20 por el momento. Es decir, amigos del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y de esos organismos que “piensan y deciden a nombre de las naciones” que es lo que deben hacer para disciplinarse a las grandes hegemonías imperantes… ¿No es una conspiración mundial en beneficio del Gobierno Mexicano?

• Por último, a pesar que El presidente (con minúsculas todas) felipe calderón lleva “dirigiendo” al país dos años parece que sigue sin tener esa “Legimitidad” que lo presenta ante la mayoría de los mexicanos como el líder nacional… ¿no le estarán fraguando esa legitimación que Televisa y TV Azteca nunca pudieron a pesar de darle la victoria en las elecciones?

Bueno, estas han sido mis Siete Grandes Cuestiones sobre la Influenza en México, que si bien pueden ser hechos independientes me parecen demasiado coincidentales a esta situación. Además he leído también la hipótesis del atentado bioterrorista en contra de Obama… pero me parece todavía más increíble, aunque en este mundo postmoderno todo puede caber…

Declaro además que mi inclinación política es muy lejana a los fanatismos de derecha y los populismos de izquierda (no soy Pejista). De hecho, en este país de corruptos no hay a quien creerle.

Si consideras que algunas de mis razones son absurdas, no me hagas caso (al fin y al cabo no aceptaré tu comentario, es mi blog y yo decido), pero si se te ocurren otros aspectos que pueden influir en este escenario apocalíptico tipo mala película de Hollywood, bienvenidas tus palabras…

Sigue leyendo

La última y nos vamos

La última y nos vamos, te dije
Justo cuando deseaba seguir bebiendo
Buscando en tus ojos negros
Cómo robarte la noche.

La última y quizá me convidarías un beso…
Pero tú te sentías en peligro
Lejana de esos recursos
-tan tuyos-
Negándote entonces, a todo
A contarme más de tu vida,
Y deseabas retirarte de mi compañía.

Mira que esto es un mero recuerdo.
Ahora estamos tan lejos,
Yo, sigo bebiendo
Ya cambié el sentido del “nos vamos”
Por un “nos amanecemos, juntos, acostados”.

Pero justo el recuerdo me provoca
Recordando, escribiendo…
Y bebiendo.
Aún puedo bailar,
Y creo que lo hago bien…
Aunque siga recordando aquella
“última y nos vamos”.

Autoimagen de José Zavala

Sigue leyendo

Un virus mexicano de influenza sicótica

¡Vaya! No sé qué pensar ahora… he dado un vistazo general a los medios electrónicos que frecuento para hacerme una idea más sólida de lo que puede estar pasando en México en estos momentos, y bien los editoriales y noticias más resaltantes tienen que ver con el mismo tema: el virus de la influenza porcina. La noticia además ha contagiado al resto del orbe, se ha convertido en un encabezado principal en diarios como The New York Times y Le Monde, por mencionar unos.

No tengo por qué no creer lo grave de la situación… si no fuera porque soy mexicano. He vivido por algunos años en un país donde –en mi parecer- el Gobierno (este y los anteriores) es uno del que al menos Yo No Confío. Pero mientras divago en la metafísica de esta cuestión he decidido colocar un breve mosaico de comentarios de columnistas que suelo visitar. He aquí algunas de sus opiniones (con highlights de mi parte):

Imagen de Internet

Según la OMS, el 18 marzo se reportó el primer caso en México. El primero de abril había en el INER 25 casos probables, seis personas murieron. El día siguiente murió otra en Mexicali. El 14 de abril está registrado un brote en San Luis Potosí, con cuatro muertos más. Y el 23 se suspenden clases el Distrito Federal y Estado de México. ¿Qué pasó en medio? Uno se pregunta por qué no se hizo nada antes de esta medida que paraliza un tercio del país o por qué no se dieron pasos anteriores como informar a la población y llamar a una mejor higiene de manos y a evitar contactos con secreciones respiratorias, a no salir si están enfermos, antes de esta terrible multiplicación. ¿Por qué no cuidan al menos a sus propios médicos, los primeros que se han contagiado? ¿Dónde está la ciencia del epidemiólogo?

Luis Petersen Farah. Apanicados (26 de abril de 2009)
http://impreso.milenio.com/node/8565936

¿Sabe qué ha sido lo más dramático de todo? La prudencia de los medios de comunicación. Tal vez el impacto de esta nota no sería tan espantoso si estos señores, que se la pasan en la polémica, el chacoteo y la víscera, la estuvieran tratando como normalmente tratan la información. Ya para que ellos estén luchando por escucharse responsables y hasta por cuestionar las llamadas del público que dudan de la veracidad de esta epidemia, es porque, de plano, falta poco para el fin del mundo. Hasta la televisión pública, que es lenta cuando hablamos de noticias, rompió sus esquemas e improvisó mesas de análisis con científicos para explicarle a la población lo que está pasando…
Debo ser un idiota, pero cuando vi el primer anuncio imaginé cualquier cantidad de truculencias, desde un poder superior que había amenazado a nuestras autoridades hasta un exceso de casualidades vinculadas al valle de México pasando por un imperdonable acto de ineptitud en el manejo de ciertos materiales, por corrupción, elecciones, el antecedente del Chupacabras y por cosas todavía más estúpidas. Lo siento, ¿pero quién le manda a nuestras autoridades tener tan buena fama?
¿Cuál va a ser la respuesta de la sociedad en caso de que esta nota resulte ser un vil montaje, una mentira? ¿Cuál, si en verdad esto iba a ser una catástrofe que el equipo de Felipe Calderón supo detener a tiempo? Los terremotos de 1985 generaron un movimiento social que rompió esquemas. ¿Qué va a generar el virus de la influenza porcina? ¿Nada? ¿Y qué va a romper? ¿Tampoco nada?

Álvaro Cueva. ¡Ah!, qué virus tan oportuno (26 de abril de 2009)

http://impreso.milenio.com/node/8565788

Y es que más allá de la eficacia del cerco sanitario desplegado en el valle de México, lo cierto es que Calderón, Ebrard y Peña deben explicar la razón por la que no tomaron medidas emergentes en la semana del 13 al 17 de abril. ¿Descuido, apatía, o la visita de Obama, como se especula? Por lo pronto, sorprendió que el arqueólogo Felipe Solís —director del Museo de Antropología— falleciera días después de la visita de Obama a ese recinto. Murió de neumonía…
Segundo, porque el brote epidémico se produce justo al inicio del proceso electoral federal más importante del sexenio —la renovación de la Cámara de Diputados— y en buena medida el proceso será un referéndum. Es decir, los ciudadanos calificarán el desempeño del gobierno. Para la administración de Calderón atender de manera eficaz y oportuna el brote epidémico es vital; lo coloca ante la encrucijada de salir del trance como un estadista o, en caso contrario, quedar en calidad de gobernante bananero…

Ricardo Alemán en su Itinerario Político. El otro “catarrito”.
http://www.eluniversal.com.mx/columnas/77887.html

El asunto de la influenza prácticamente dominó en todos los ámbitos de la vida en el país. Incluso la capacitación electoral se suspendió por el brote de la gripe porcina. También la embajada de Estados Unidos tuvo que posponer más de 5 mil citas para tramitar visas ya programadas, y así evitar que la representación del gobierno de Washington pudiera convertirse en foco de infección. La emergencia, pues, está en todo. Las clases escolares se suspendieron, los cines, teatros, museos y hasta templos religiosos cerrarán sus puertas los próximos días. Y ni hablar de las actividades deportivas. La Olimpiada Nacional 2009, que debería arrancar el viernes próximo en Nayarit, con la participación de jóvenes de todo el país, prácticamente quedó cancelada.

Bajo Reserva (autores varios de El Universal). Ejército, listo contra influenza.
http://www.eluniversal.com.mx/columnas/77891.html

Imagen del Diario Milenio de México

Gráfico de Milenio que hallé hace unas horas, lo copié… pero olvidé tomar su vínculo y ahora ¡No Lo Encuentro!

Bueno, así está la situación. Mientras tanto yo debo decidir mañana que será de mi vida, ya que asistiré a una escuela a trabajar donde puedo asegurar los directivos y autoridades no han pensado en nada, menos aún en preparar un plan de prevención y hacer un llamado a la comunidad en vísperas de algo por venir… pero bueno, ya tendré que motivar un liderazgo y proponer.

Y bien, ¿iré al gimnasio en la tarde? Esta es una cuestión bien personal y no puedo culpar a nadie… mmm.

Mientras, me ha dado por re-conocer a una “super banda” de rock de hace veinte años llamada los Traveling Wilburys, quizá, cuando haya pasado la psicosis reseñe algo de Orbinson, Dylan, Harrison, Lynn y Petty (los genios integrantes del grupo).

Visita mi artículoSiete Grandes Cuestiones sobre la Influenza en México” disponible en: http://blog.pucp.edu.pe/item/53921
Sigue leyendo

Postales de Laguna de Sauce, San Martín, Perú

Si tuviera que dar una sola razón para regresar a viajar por el Perú… una sola, esta sería volver a pasar un día en la Laguna de Sauce. Lugar de increíble belleza natural y además apenas tocado por la mano destructora del hombre. Si pidiera un deseo de pasar una tarde en un lugar místico y hermoso sería aquí mismo. Cerca de Tarapoto, cerca del Cielo mismo…

Sigue leyendo

Las plagas apocalípticas en México: Tan lejos de Dios

¿Cómo puedo comenzar un artículo mostrando mi total sorpresa y aturdimiento ante las novedades en México? Es decir, ya sé que nos hemos convertido en el país que genera más noticias para el mundo (dejando atrás noticias superfluas como los piratas del Adén o la cantante británica de 47 años nunca antes besada): este es un país donde un día pueden amanecer decenas de decapitados, o pipas de “leche” que explotan en las autopistas llenas de autos, o secuestros de ciudadanos de “primera clase”, o tiroteos y granadazos en pleno centro de alguna ciudad, o pasarelas de modas de atractivos narco-juniors, o narcos papás cotizando en la Forbes como ultra millonarios ante las declaraciones de obispos molestos…

Vivir en México no es para débiles. A diario uno ve injusticias y nos sobran amenazas: Campañas masivas de “despistolización” (búsqueda de armas) cuando todos sabemos que a los grandes capos del narco que controlan regiones (desde extensas zonas geográficas hasta pequeños barrios urbanos) ni siquiera los molestan. Y como dijo un personaje de la Iglesia, “todo esto es de conocimiento del pueblo” (no tengo que dar pruebas entonces). Es esta también una realidad donde contestar el teléfono deviene un acto de valor esperando una amenaza de secuestro o una franca extorsión desde el otro lado de la línea…

Aunado a las de por sí deprimentes situaciones mencionadas, más y más amenazas laborales donde ahora se ve difícil conseguir un empleo que no esclavice de sol a sol y ofrezca un salario moderado. Y mientras algunos desesperanzados mexicanos siguen con su búsqueda laboral, el Gobierno anuncia reformas que “garantizarán un mejor futuro” y que por supuesto bajo un simple análisis se ve todo lo contrario; México negaría un futuro digno a sus habitantes de edad madura de aquí a unos pocos años…

Pero, ¿para qué preocuparnos por el futuro si, como salida de una novela de Stephen King o de Lovecraft, nos ha llegado una epidemia mortal?

En verdad uno no para de sorprenderse en este país. No imagino las condiciones que se dieron para que precisamente aquí surgiera una de las epidemias virales que terminan sorprendiendo al mundo (como la del Ébola, por marcar un hito más reciente, porque ni siquiera la gripe aviar alguna vez nos inmutó).

Y esta situación está creando una psicosis peculiar que el Gobierno no sabe cómo manejar: por un lado dice que está todo bajo control mientras la OMS le da un 3 en escala de 6 para declararla Pandemia (¡Sálvese el resto del mundo si se diera!)… pero resulta que sí tiene cura con antivirales mientras llegan un grupo de expertos epidemiólogos para manejar la situación… (¿?)

Imagen de Internet

Siendo poético y apocalíptico me da por pensar a mi país le ha llegado su merecido…

Por permitir tener un Gobierno de corrupción perenne, por ser adicto a Televisa y Tv Azteca, por tolerar el narco ya que “ofrece muchos beneficios económicos” sin medir su impacto en los diferentes niveles sociales… ahora esta epidemia nos hará ver la ineptitud del sistema de salud y el caníbal espíritu de las empresas que venden medicina y servicios médicos particulares…

Mientras el Apocalipsis comienza yo debo seguir yendo a mi escuela a trabajar (justo uno de los lugares más ad-hoc para comenzar su brote asesino)…

Imagen de Internet

Otra mala película Hollywood, que sin embargo permite ver los protocolos de salud para enfrentar una epidemia -en este caso extrema y muy sentimentaloide-. Basada en el reportaje The Hot Zone, que por cierto ya no se edita más en castellano.

Visita mi artículoSiete Grandes Cuestiones sobre la Influenza en México” disponible en: http://blog.pucp.edu.pe/item/53921
Sigue leyendo

Los comentarios en los blogs: Caso Personal

Parece que mi blog ha llamado la atención de algunos lectores de diversos países latinoamericanos. Modestamente no me sorprende debido a las temáticas ciertamente amplias que decidí discutir en él. Me resulta interesante que entre mis diez artículos más visitados tenga solamente tres ajenos a temáticas propiamente peruanas… y dos relacionados con la cumbia.

Puede ser agradable que la gente se enganche con lo escrito y se anime a interactuar, pero eso nunca lo he considerado una virtud de los blogs en sí mismos; sabiendo de antemano que hay indicadores que estipulan que una bitácora o blog puede ser considerado como “bueno” teniendo en cuenta variables como frecuencia de aportes, número de visitas y la cantidad de comentarios que se publican. Yo cuestiono si realmente estos indicadores determinan algo, o si por sí mismos sean capaces de diferenciar popularidad contra originalidad y enganche al lector.

Una vez alguien me dijo que su blog (dedicado a una elitista minoría de conocidos, y de hecho un blog creado para criticar a unos cuantos y para hacerse autoproselitismo) había obtenido varias veces de manera consecutiva el reconocmiento “al mejor blog de la semana”; aún sin saber de qué dominio o qué organismo pudo decir eso, yo digo que es cuestión de indicadores, insisto.

Pero mi asunto es, realmente a mí no me complace tanto que me escriban, si los comentarios tienen carga de rechazo u ofensa… o hacen solicitudes sorprendentes.

Es decir, reconozco que algunos artículos que he hecho no han sido del agrado de muchos, pero cada artículo lo he fundamentado –quizá pobre e equivocadamente- y no sólo con un par de ideas. Pero sobre todo, mi blog lleva mi nombre y apellido mientras que los “aportes ofensivos” van en anónimo, y sobre todo carecen de fundamentos: con unas cuántas palabras demuestran cuáles y cuántas son las heridas históricosociales que padecen como humanos incompletos y frustrados.

El otro caso que deseo comentar me ha llegado de repente; son favores o peticiones un tanto desconsideradas y curiosamente provienen de un mismo país.

Es halagador saber que alguien ha encontrado valor en los trabajos publicados, pero considero que a partir de ello se debe seguir la búsqueda y la profundización de algún tópico escogido estando de acuerdo o no sobre el tema, así se construye el conocimiento (o cuando menos así se hacen los ensayos)… y no pidiendo favores que ameriten una respuesta urgente para resolver un interés meramente personal.

Saludos a Colombia.

Sigue leyendo

John Landis me pudo aterrar: Hablando de cine

Regreso al cine en mi blog. A pesar de ser un consumidor mayor no me había dado el tiempo, pero el destino de fábula me trae de nuevo.

Encontré un nuevo botadero. Las películas a uno, dos o tres dólares (y que cada quién haga su equivalente en su moneda). A pesar de lo pequeño del mostrador había abundante gente allí reunida, quizá sorprendida por los precios porque nadie tomaba una sola película, solamente contemplaban azorados.

Los botaderos son curiosos. Generalmente son películas basura, que en verdad no valen la pena siquiera de pasar dos horas mirando una pantalla; pero cuando se tienen los años que yo tengo o los saberes cinematográficos a cierto nivel, los botaderos pueden ser divertidos.

Sin dudarlo tomé tres “clásicos del cine asiático”. En verdad dudo de lo que pueda encontrar, pero mi pasión por los ojos rasgados y la filosofía del Este me hacen todo un “rice queen”, como alguna vez el único norteamericano (nieto de dominicanos) que considero intelectual me catalogó.

A un costo mayor, es decir dos dólares estaban Believers, que su sola presentación me hipnotizó, y otra perteneciente a la serie Masters of Horror; La Quimera de John Landis.

Conozco la serie Maestros del Horror, vi una vez Jennifer de Dario Argento (y vomité; algo que en este género es un halago) y compré Vestigios de Takashi Miike, la que me hizo considerar a este japo como el hombre más misógino y gay del planeta, y cuya película fue un tour de force de sadismo y denigración a la mujer. El cine de horror o terror debiera tener patrones más precisos. Asustar se logra de muchas maneras, pero dar miedo es un arte peculiar.

La Quimera

Este el título hispano de La Mujer Venado. Idénticos, ¿no?

¡Claro que no! Y para mi fortuna este medio metraje (las películas de esta serie no duran más de sesenta minutos) recurre un juego de ironías para narrar una historia, algo semejante a lo que hizo en su magnífica Hombre Lobo Americano en Londres. De hecho, en cierto momento de la trama se recurre a los sucesos ocurridos precisamente en Londres en el año 1982 para dar explicaciones a la ola de peculiares asesinatos que ocurren ahora en cierta zona con grupos nativoamericanos en el norte de los USA.

Imagen de Amazon.com

Bueno, el cine de horror siempre tendrá detractores, no pienso hacer una apología de esta cinta en lo específico –pero la cual la hallé más que agradable a pesar del demérito de la imagen de la mujer india-. Los mismo de la filmografía de Landis, que no lo considero un genio pero sí un cuidadoso artesano de imágenes y simpáticas ironías. Además del lobo londinense –que me sigue encantando la historia dialógica entre los dos amigos, uno cada vez descomponiéndose más y más- su video al pederasta pop Thriller viene a ser sus trabajos más reconocidos de inmediato. Pero precisamente a partir de esta redacción descubrí algo que me dejó aterrado…

La Dimensión Desconocida de Landis

Landis dirigió en 1983 un par de cortos para una versión para cine de La Dimensión Desconocida (Twilight Zone). El intro (de poco menos que unos cinco minutos) donde un chofer de ambulancia recoge a un desconocido con quien empiezan hablar de cosas que den miedo, y recurren a los viejos capítulos televisivos de Twilight Zone. Para desgracia del chofer, su acompañante era un demonio que iba haciendo tiempo con él mientras decidía cenárselo.

Pero es el primer capítulo donde Landis recrea una historia de un madurón amargado intolerante y resentido hacia la vida (nada raro en estos tiempos, y al parecer hace veinticinco años tampoco). Este personaje es recreado por Vic Morrow que sin saberlo estaba haciendo su última película.

Al personaje le toca vivir y vivir escenas donde el hombre ha sido víctima del odio del mismo hombre: exterminio judío, KKK y Vietnam… pero resulta que durante la filmación de una batalla en este país asiático, Vic caminaba entre agua y explosiones con dos menores de edad (norteamericanos de descendencia vietnamita) tratando de llegar a un helicóptero -real- cuando una de las explosiones -también reales- hizo que el helicóptero se descontrolara echando las hélices sobre los tres actores… decapitando a Vic y uno de los chicos, y aplastando al otro. En esta película se logró lo que pocas: filmar en directo y con cámaras 35 mm la muerte de sus actores.

Claro que todo esto originó tremendo lío legal y el director por poco y cae en prisión. Las imágenes de este horror pueden verse en Youtube bajo el criterio de búsqueda “Vic Morrow” (Chopper Down: Helicopter Deaths in the Movies).

¡De miedo!
Sigue leyendo