Hi5 y Facebook: El peligro de las “redes sociales”

Las redes sociales son un producto de la sociedad de la información. En una era donde la presencia de la computadora es inevitable en nuestra vida moderna y urbana –y cuando se dice computadora ya va intrínseco su respectiva conexión a Internet-, ésta además de ser una herramienta de trabajo también devino un juguete de entretenimiento y una conexión a diversos mundos fuera del nuestro.

Porque la computadora –con su Internet- se ha vuelto el gestor de música, el álbum de fotos, la colección de videos, el multiperiódico, la carta con el correo y cartero al mismo tiempo, el teléfono y hasta el contacto personal constante que solíamos tener con alguien.

Hasta aquí, lo anterior parecen meras ventajas de un desarrollo en ciertas áreas de la comunicación y lo multimedia para aquéllos que pueden tener acceso.

La misma evolución de los sitios web, sobre todo basado en las nuevas tendencias e intereses que los usuarios manifiestan, ha estado ofreciendo otras características más y más complejas. Ya es posible tener discos virtuales con información respaldada (o sea, información respaldada fuera de nuestro equipo y accesible a ella desde cualquier terminal) y compartir archivos pesados con cualquier otro usuario (y ya el hecho de decir que de otro país es innecesario; un otro usuario es simplemente otro usuario, sea tu vecino precisamente el que vive al lado o alguien que nunca has visto en persona que vive a 10 mil kilómetros de tu país).

Pero el motivo de esta entrada tiene que ver con otro tipo de sitios y de servicios ofertados en la web.

Hace algunos años, comenzaron a surgir sitios de “contactos” donde podías poner tu (única) foto y un breve perfil de 200 palabras quizá. Entonces, tú colocabas tu anuncio con tu mejor foto (aquella donde tu sonrisa no se veía tan torpe) y describías las poquitas cosas que te gustaban (pero no las miles que te molestaban) y listo; a esperar que otr@s usuari@s te invitaran a “hacer amistad”.

Poco a poco, se convirtió en parte del protocolo de conexión a la red revisar correos, algunos periódicos, buscar cosas provocadoras y entrar a revisar si algún nuevo contacto aparecía en tu lista de amigos.

Y surgió un boom de sitios con más capacidad y mejores propiedades; algunos fotologs te permitían poner una foto por día con su comentario. Finalmente aparecieron sitios mucho más complejos a los que se les llamó “redes sociales”, donde además de tener mayor capacidad de carga de fotos con su respectivo blog de comentarios, también podías vincular todos aquellos gustos o temas a compartir; como un layout fotográfico (Slide), tu canción favorita (iLike) o tus videos (youTube), recordatorios de cumpleaños y hasta agenda personal…todo en el mismo sitio.

Además de lo anterior, otros artificios como la posibilidad de rediseñar o cuando menos cambiar a voluntad la apariencia de tu sitio personalizado en cuanto a colores, tipo de letra, fondos y sonidos. Una nueva era de presentación personal había comenzado. Ahora, ya ni siquiera era necesario tener un álbum de fotos y pasear con él para mostrarlo a tus conocidos… ni contar tus últimos logros, anécdotas o desaires: tan simple como dedicarle a tu sitio un momento al día e inclusive en la configuración de éste, avisaría mediante un mail a todos “tus amigos” que habías actualizado algo.

Hi5, Facebook, MySpace, WindowsLive y Sonico son ejemplos de lo anterior…

Pero este nuevo concepto de amigos empezó a ser muy vacuo. Amigos que sólo veías su foto u otro sitio con algo muy parecido al tuyo; pero personas a las cuales nunca habías conocido en persona o llamado siquiera por teléfono.

Ahora, al entrar a tu correo, aparecían invitaciones para amistad de Fulano, Sutana, Mengano, Perengana y zaz, zaz, zaz y zaz: Cuatro “nuevos amigos” a tu sitio (pero jamás a tu vida de carne, hueso y espíritu).

Y comenzó un nuevo perfil gris del cibernauta invisible. Un usuario, una persona simplona, sin grandes cualidades y que entre sus pocos espacios de esparcimiento estaba dedicarle un par de horas a la web –porque es lo único que se puede pagar-.

Un usuario con su Hi5 con 1128 amigos, y un MSN con 320 contactos -que cada vez que los ves en línea les preguntas que quiénes son-.

Bueno, sin desacreditar estos sitios ni a las personas; para muchos el hecho de tener un espacio virtual así es una manera de hacerse sentirse vivos. Subir fotos de vez en cuando es un acto generador de dicha y de sentimientos de importancia. Que a veces se vuelve lo contrario cuando nadie responda sus peticiones de amistad, o que insulten las imágenes que comparte.

Pero así se vive en la sociedad de la información.

Hi5
Mi antiguo Hi5 donde realmente nunca conocí a nadie… bueno, a un criador de gallos (¡qué interesante!, ¿no?)

De una manera paralela, en países con fuertes tejidos despóticos (tradiciones de compadrazgo, de militancias políticas por encima de la meritocracia, de antivalores y prejuicios de todo tipo; en su mayoría países subdesarrollados) se vive una época de corrupción y de descomposición social. Ciertas democracias latinoamericanas (y de otros ángulos del mundo) no han generado gobiernos donde se trabajen los valores ni se respeten los derechos de sus ciudadanos. El secuestro y el narcotráfico han aparecido en algunos de estos países y son respaldados por instituciones que deberían de perseguirlos y castigarlos, pero que prefieren someterse al dinero corrupto que se les ofrece.

Y precisamente algunos grupos de secuestradores y extorsionadores han descubierto la intimidad que los usuarios se atreven a verter en su sitio personal… y si el usuario tiene cierta capacidad económica entonces habrán detectado a una víctima para secuestrarlo, torturar, matar y robar sumas de dinero a sus familiares, pero antes, hay que “hacerse amigo”justo como en México, donde para la vergüenza nacional esto ya es un fenómeno común que sólo evidencia que es uno de los países más podridos del planeta Tierra…. y sus políticos unos completos ineptos que se hacen los que no saben qué pasa pero siguen cobrando sus increíbles sueldos por sus cargos de funcionarios corruptos, hipócritas y partidistas…

Imagen tomada de internet
Imagen tomada de: http://tantannoodles.com/wp-content/uploads/2007/02/facebook-photos.jpg

Puntuación: 4.00 / Votos: 4

3 pensamientos en “Hi5 y Facebook: El peligro de las “redes sociales”

  1. Ricoss

    En mi opinion te fato informacion y una critica mas amplia de las redes sociales virtuales como el hi5, el titulo me llamo la atencion por la palabra "peligro" poro no me resulto interesante.

    Un sitio como hi5 es mucho mas complejo para muchas personas, ya es una habito y su forma de vida, para mi, es solo una huella, un siotio donde dices al mundo que personas te importan, y eso , eso deberia ser y no una version bizzara y distorsionda , donde solo agregan a supuestos amigos, que no conoces o que si conoces pero que de alguna forma no convives seguido con ellos,

    y la simple , fria, y llana convvivencia a traves de estas paginas, a mi parecer, crea una distorsion de la realidad,

    Responder
  2. maria

    Te felicito por la nota,los adultos nos damos cuenta de que facebook es en realidad un banco de datos ,pero los más jóvenes con poca experiencia de la vida piensan que es una "red social" ,saben los jóvenes que con cada carita llamada "aplicación" que mandan están permitiendo que nuevas empresas accedan a su información?entré por un conocido que me añadió y después me di cuenta que para ingresar está prohibido hacerlo con un nombre de fantasía ,ni siquiera puedes ser creativo o usar la imaginación,los "amigos" que invitan a otros forman siempre parte de tu mismo círculo,imposible entonces conocer gente realmente nueva porque estás siempre vinculándote con gente que ya conoces,no me parece que sea enriquecedor desde lo social estás siempre con la misma gente y el mismo nùcleo aunque te quieran hacer creer que conoces gente "nueva"

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*