Angie Jibaja ahora es otra…

[Visto: 2257 veces]

Y el oportunismo de los medios también es otro (mucho peor)

En el cómic del Dr. Misterio, él era un genio de la medicina pero alejado de un humanismo que lo llevara a caminos propios de la satisfacción personal y la paz espiritual. Un día tuvo un accidente y al quedar minusválido se dio cuenta que recibía lo que él había cosechado. Bueno, como en toda buena historia fantástica se fue al Tíbet y allá desarrolló una magia que lo devuelve a su mundo como un ser místico y perfecto.

Otro caso similar se da la última reaparición de Batman en su nuevo concepto, quien buscando el origen de sus miedos y odio recurre a lo mismo y logra superar e inclusive, aprovechar esa fobia a los murciélagos que tenía debido a un suceso traumático.

Es decir, existe en la literatura del cómic y en el cine cierto mito peculiar que marca que, para alcanzar un estadio de desarrollo cabal como persona y llegar a ser alguien de valor y respeto para todos, se debe realizar una búsqueda de uno mismo en una aventura exhaustiva y en otras tierras.

Pero en ejemplos más mundanos en el mundo real y tangible, éstos terminan ser opuestos. Es decir, nadie de esta realidad se va a un lugar mágico y vuelve hecho un nuevo ser. Al contrario, durante toda su vida llevan su carga de rencor y venganza y se encargan de hacerlo saber. Como ejemplo, alguien que tuvo una niñez difícil, buscará su camino en las cantinas que se encuentre y con un poco de suerte conocerá más y peores perdedores que él mismo y finalmente comprenderá.

Otros casos pueden ser el hijo abusado física y moralmente, que a lo largo de su vida buscará pelearse con todo mundo para cobrar venganza de aquello que no quiere olvidar… o la hija abandonada por su padre que en su búsqueda termina ejerciendo el oficio más antiguo.

Pero ahora descubro con gusto que hay nuevas e interesantes opciones en este mundo raro para alcanzar un grado superior en el ser. El caso de la Jibaja es fascinante.

Toda su triste trayectoria de escándalos y excesos cumple su ciclo con sólo unos meses en prisión. Listo. Mujer nueva. Angie Reloaded Revolutions.

Dentro del penal descubrió sus poderes fantásticos, tales como el que haya aprendido a leer y escribir, y ahora, gracias a un dios llamado Editorial Planeta ya tiene un medio para llevar su mensaje de paz y amor a gente cuyo nivel intelectual esté tan elevado como el de ella.

Tan asombrosa transformación merecía un anuncio de poder supremo, y en lugar de subir a los cielos limeños y dar unas vueltas volando ante las miradas sorprendidas de la población, mejor utilizó algo más efectivo aún; una entrevista televisiva, donde dejó claro que ella no era (ni nunca fue una mala persona). Todo eso que está en youtube es ahora mera ilusión.

Todo este alucín intelecto-mediático quizá se deba al seno de silicona de esta mujer plástica que al rompérsele cuando estuvo tras las rejas, liberó sustancias radiactivas que en lugar de darle visión de radar, poderes arácnidos mutantes y fantásticos le ofrecen en cambio la oportunidad de enriquecerse económicamente dando un mensaje mientras asegura que se ha alejado de las borracheras y demás actos tan propios y naturales de ese pequeño e inacabado ser que siempre ha sido ella.

Puntuación: 3.50 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *