La Tinta Roja de los periódicos chicha: ahora de Cine y algo más

[Visto: 11012 veces]

Algunas ideas sobre la película, sobre los periódicos peruanos, su posible función social… y comienzo a reciclar mis propias imágenes.

Es curioso, esa película la tenía desde hace más de un año guardada en una torre de DVDs y hasta hace dos días me provocó mirarla. Es más, creo que fue regalo de alguien que sabía que andaba tras todo el cine peruano posible… y tengo un vago recuerdo que me comentó que trataba “sobre la influencia del fujimorismo en la proliferación de periódicos chicha”.

Ok, se aclaran mis ideas. En Chile compré un libro de Alberto Fuguet, “Las películas de mi vida”, el cual disfruté mucho y entonces en la contraportada vi el nombre de otra de sus obras “Tinta Roja” (que sería dirigida por Lombardi).

Lombardi, para quienes no lo conocen, viene a ser el director más prolífico del Perú… pero es demasiado inestable en sus trabajos:

Pantaleón y las Visitadoras” (novela de Vargas Llosa) es la película más encantadora (en mi opinión) de este cineasta. La vi tres veces y en las tres lloré. Hasta a mis alumnos se las puse para que conocieran algo del Perú en cuanto a geografías tan diversas y tomando las precauciones en cuanto al contenido. No hubo problema, disfrutaron la película enormemente y salieron satisfechos.

La boca del lobo” por su parte me dejó aterrorizado de ver semejante historia real durante la era del terror en Perú; el incidente del Chuspi y el cual desconocía –y que desgraciadamente semejante abominación no fue un caso único-.

Pero Lombardi se me cayó con la pésima “No se lo digas a nadie”, basada en un libro que no es novela (lo digo porque la leí y no hay personajes trascendentales ni definidos), escrita por un tipo que no es escritor… una de las peores películas que he visto en mi vida.

Y de repente una tarde nublada en México decido mirar Tinta Roja de un chileno y dirigida por el peruano (y yo creo que el mérito será la adaptaciónde Pollarolo), y en verdad disfruté la película… pero, ¿de qué trata?

Una vieja imagen mía. José Zavala

Pues los periódicos chicha del Perú son un fenómeno social especial. Es decir; abundan. De hecho los periódicos “serios, objetivos y medidos en sus expresiones y juicios” son contados, es decir, muy pocos. Todo es chichanoticia en el Chichacountry.

Su estilo narrativo es tan criollo (vulgar y pendejo –que allá significa listo o atrevido-) que hasta se vuelve divertido leer tanto exceso sin criterio alguno. Cada mañana se congregan en los quioscos de periódicos cantidad de personas a mirar todos los encabezados dramáticos, apocalípticos, de miseria humana, de fatalidad inefable e infalible, de futbolistas perdedores, de las exuberantes amantes de los futbolistas perdedores alcoholizados, de los funcionarios peruanos corruptos insaciables que sólo traicionan a la nación… de la lista de muertos del día anterior, de los buses que fueron asaltados, que chocaron o se fueron a un precipicio la noche anterior…

O sea, después de leer un chicha periódico uno se pregunta “¿Qué hago en este país?”.

Pero a su vez, todos los problemas que se puedan cargar, devienen pocos y menores
. Toda la mala imagen que uno pueda tener ante ciertas personas, se vuelve pura santidad.

Sí, es cierto…

Pero ese miedo que uno de manera de defensa tiene, pasa a nivel terror.Esa desconfianza para los otros, se vuelve paranoia fundamentalista de racismo…

Bueno, en la historia de la película, de manera cadente y exacta, se vislumbra la transformación de personas llenas de una ética utópica (post universitaria) a la reconfiguración de otro tipo de personas de una moral muy peculiar –pero una muy sólida moral al fin y al cabo-. Y poco a poco en la historia se va justificando la necesidad de la existencia de los chicha periódicos, que de cualquier manera, surgen de ciertos grupos marginales y son ellos mismos quienes los consumen encontrando así quizá esperanza, u otras tragedias que les hagan pensar que no son los únicos en pena.

Excelente película, insisto. Sólo me queda seguir divagando… ¿por qué existen tantos periódicos así en el Perú?

Otra vieja imagen mía. José Zavala

Puntuación: 2.50 / Votos: 4

7 pensamientos en “La Tinta Roja de los periódicos chicha: ahora de Cine y algo más

  1. Fernando Erre

    Vengo de la región peruana con mas lectoría de diarios del Perú, era tan cotidiano para mi ver a los vagos en mi barrio (pirañas, fumones, gente de Costrucción Civil), sentados en la vereda desde temprano leyendo e intercambiando diarios, que pensé que en todos lados era así, al llegar a Lima la realidad era otra.

    Me acostumbré en mi ciudad a leer los locales El Tiempo, La Hora y de Lima a Perú 21 y El Comercio. EL fenómeno de diarios chicha se da en Lima (ciudad eminentemente poco lectora, por cuestioes de costumbres y arreglo de horarios), en Piura recuerdo haber visto en periódicos chicha sólo El Popular (que tenía poca acogida), y El Ajá, en el colegio, si tu ibas con uno de esos diarios, eras objeto de burla por bruto, desinformado, animal y otras perlitas.

    Y efectivamente, los diarios te cambian la visiòn de las cosas, cierta vez me puse a conversar con unos vagos en la esquina de la casa de mi tía en el Callao, y ciertamente, me chocó cruzarme con gente tan pérdida en el tiempo y espacio que circulaban, sólo sabían los resultados de los últimos partidos, entonces, me trasladaba a mi barrio piurano, y recordaba cuando conversaba con los vagos de temas de actualidad, a pesar de su lenguaje chavacano y lleno de jergas, sabían de lo que hablaban, opinaban a su manera, pero lo hacían. Mandarlo a un vago limeño a leer un diario es insultarlo (no es broma ni ironía).

    Tinta roja, excelente película, me gustó mucho el giro con el que Galliani termina su papel y deja en el aire la posibilidad de ser un abusivo con un practicante, y manda al carajo el mundo periodístico.

    Saludos! y Salud por La Chuchi, Extra, Ajá, EL Chesu, El Trome, La Razòn, y el periòdico de Humala!

    Responder
  2. Juan Diego

    ¿Por qué no te gusto "No se lo digas a nadie" de Lombardi? Me parece una buena película. No entiendo, me parece que la gente le desagrada solo porque muestra homosexualidad explícita. A la gente en Lima le espanta el tema de la homosexualidad y, en general, les parece repugnante. Por eso esta película es en su mayoría duramente criticada por el público limeño.

    Responder
  3. freya

    me gusto tu opinion sobre los periodicos chicha , generalmente a los chicos de mi barrio no les gusta educarse ni saber temas importantes ,

    hay que tratar de salir de la criollada vulgar e intentar informarnos en serio pues yo creo que por eso los peruanos somos tan incautos y muchas veces ignorante , por que no hay una buena educacion y cultura

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *