La dictadura de los eruditos

[Visto: 504 veces]

El elector tiene en las próximas elecciones de revocatoria la igualdad política consagrada como derecho de las constituciones liberales en oposición a los neomarxistas quienes rechazan la igualdad del voto por ende eligen comités de auto defensa, lucha, reivindicación social, etc.

La opinión de los ciudadanos de a pie vale igual que una persona quien posea doctorado en cualquier disciplina siempre y cuando ejerza su derecho a ELEGIR con voluntad propia, sin coacción partidaria o apología sin ideología. Es difícil para una persona que siempre le han dicho que su opinión no vale, que escuche a los especialistas, que es designio de Dios, que la política es sucia, etc. que construya un voto plenamente informado.

Que asume la responsabilidad por el espacio común de la ciudad, que desarrolle derechos de tercera generación y que asuma el impacto de sus decisiones en políticas públicas del país.

Si, estimado ciudadano asuma un voto evaluado, decida si desea su voto faltando un día, pero decídalo usted sin influencia de los medios de comunicación social, sus hermanos, su pareja o su jefe, vote porque se SIENTE libre de votar por la ideología liberal, marxista, anarquista, fascista, medio ambiental, de género, confesional o acción política que usted considera las más correcta o menos confusa el 17 de marzo del año en curso.

Puntuación: 3.00 / Votos: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *