Elecciones CELAM

[Visto: 413 veces]

El Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe eligió a Monseñor Jaime Spengler OFM, Arzobispo de Porto Alegre, Brasil (presidente); Monseñor José Luis Azuaje Ayala, Arzobispo de Maracaibo, Venezuela (primer vicepresidente); Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, Arzobispo de Panamá (segundo vicepresidente), y Monseñor Santiago Rodríguez Rodríguez, de Republica Dominicana (presidente del Consejo de Asuntos Económicos).
En la homilía, Monseñor Jaime Spengler, a la luz de las lecturas del día, se preguntó qué significa ese poco que Jesús dice a los discípulos: «dentro de poco». Según el arzobispo de Porto Alegre, «es el poco tiempo que precede a la Pasión y a la Cruz, es el tiempo, por así decir, de eclipse y de silencio de Dios que se revela en su Misterio, en la Cruz. Es también el tiempo del Sábado Santo, del sepulcro, en el que Dios se hace presente hasta en las raíces de la nada, en el silencio. Es también el tiempo en el que se cumple la petición del Hijo del Hombre y que todo ser humano atravesará en el camino de este mundo al Padre, para alcanzar la gloria prometida.
Según el presidente del Celam, «este poco lleva la marca de la angustia que impregna la historia humana, este poco marca la vida de nuestras comunidades, marcada por la desigualdad, la pobreza, la violencia, pero es también en este poco que se guarda la posibilidad de lo inesperado, de lo no proyectable, de la sorpresa». Cuestionándose con las palabras del Santo Padre sobre si «debemos dejarnos sorprender por el Misterio», el arzobispo dijo que «sólo así con apertura de corazón, apertura de mente, se puede percibir el otro poco que ya está presente entre nosotros».
Impulsados a la misión
«Es ese otro pequeño el que nos impulsa a la misión, a formar discípulos misioneros, a promover tiempos y espacios de experiencia posible de encuentro con el Señor, procesos de iniciación a la vida cristiana«, destacó Monseñor Jaime Spengler. Afirmó que «nuestras Iglesias viven tiempos complejos y en las observaciones de las regiones presentadas ayer, se percibe la realidad de una pérdida de humanidad que amenaza a todos indistintamente, una pérdida de humanidad que alcanza, que abraza a todos». De ahí que «lo que Jesús nos pide hoy es que nos abramos, que abramos los ojos, el corazón, los oídos, la mente al tesoro que tenemos y que es para todos, vida y vida plena para todos, no sólo para algunos».
El nuevo presidente denunció que «la casa común pide cuidados, la vida exige respeto y promoción«. Ante esta realidad, llamó a reflexionar sobre el hecho de que «el pueblo, nuestro pueblo, anhela, espera, cercanía, solidaridad, orientación segura, fraternidad, fe, esperanza. Es en este contexto donde mejor se entiende nuestra misión y la misión del Celam, ser un servicio a favor de la comunión entre nuestras conferencias, promoviendo la vida de la Iglesia, fortaleciendo su misión evangelizadora, favoreciendo el encuentro con Jesús, contribuyendo a la colegialidad entre nosotros los obispos, a través del discernimiento, la acción sinodal, la reflexión, la formación, la coordinación pastoral y la oración, la oración».
Ofrecer Jesús y su Evangelio
«Lo poco que tenemos lo ofrecemos a nuestro pueblo, a nuestra gente, a Jesús y su Evangelio«, subrayó Monseñor Spengler, insistiendo en que «allá afuera ciertamente hay una multitud que anhela una palabra de fe, de esperanza, una multitud que no está con nosotros. De ahí la necesidad siempre presente de ser una Iglesia en salida, una Iglesia misionera».
Por último, el nuevo presidente mostró su «gratitud y agradecimiento a la Presidencia que culmina este cuatrienio, gratitud a las entidades que nos ayudan, que nos han ayudado y ojalá nos sigan ayudando, gratitud a los colaboradores del Celam, gratitud a los hermanos que nos han confiado esta misión para los próximos cuatro años». Hizo un llamado a todos: «exhortadnos, provocadnos, ayudadnos». Monseñor Jaime Spengler mostró su gratitud a Monseñor Robert Prevost, prefecto del Dicasterio de los Obispos, «por su cercanía y apoyo al Celam». Pidió «que el Señor ayude con su gracia, que la Virgen de Guadalupe interceda por nosotros, por nuestras iglesias, por nuestra gente, por nuestras comunidades».
Fuente: CELAM.
El Obispo Auxiliar de Cusco y Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana, integra la nueva directiva del Consejo Episcopal Latinoamericano y El Caribe para el cuatrienio 2023-2027.

Monseñor Lizardo Estrada: eligen al Obispo Auxiliar del Cusco como nuevo Secretario General del CELAM

Monseñor Lizardo Estrada Herrera, Obispo Auxiliar de Cusco y Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana, fue elegido como Secretario General del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (CELAM) para el cuatrienio 2023-2027 durante la 39ª Asamblea General realizada en la ciudad de Aguadilla (Diócesis de Mayagüez), en Puerto Rico.
Nació el 23 de septiembre de 1973 en el Distrito de Cotabambas, Provincia de Cotabambas, Región Apurímac, Perú. Sus estudios de educación básica realizó en la misma localidad.
Estudió Filosofía en el Seminario Nuestra Señora de Cocharcas en Abancay (1991-1993) y Teología en el Seminario San Carlos y San Marcelo de la Arquidiócesis Metropolitana de Trujillo (1997-2000).
Hizo sus primeros votos en la Orden de San Agustín el 16 de mayo de 1998 y la Profesión Solemne el 27 de mayo de 2001. Fue ordenado sacerdote el 7 de agosto de 2005 en la Catedral Señor de la Exaltación de Chuquibambilla, Grau – Apurímac, Perú.
Obtuvo la Licenciatura en Teología Moral por la Pontificia Academia Alfonsiana de Roma (2001-2003). En 2009 obtuvo la Licenciatura en Educación por la Universidad Católica de Trujillo. En 2020 asistió a un curso de especialización en Doctrina Social de la Iglesia y Pastoral Social en el Centro Bíblico Teológico Pastoral para América Latina y el Caribe del CELAM. Obtuvo Doctorado en Educación en Perú y Doctorado en Teología Pastoral en Colombia.
Ha prestado distintos servicios, entre ellos: Vicario Parroquial de la Parroquia Exaltación de la Santa Cruz de Chuquibambilla y ecónomo de la comunidad agustiniana (2005-2006); Profesor de Teología Moral en el Seminario Arquidiocesano de San Antonio Abad en Cusco (2006-2009); Profesor de Ética Filosófica, Formador de Prenovicios en el Seminario Agustiniano Fray Diego Ortiz del Cusco, Vicario Parroquial de la Parroquia Santa Rita de Casia y Director Ejecutivo del Policlínico Santa Rita en Cusco (2006-2010); Vicario Regional como Superior Mayor de los Padres Agustinos del Vicariato San Agustín de Apurímac (2013-2016); Prior del Convento Seminario Fray Diego Ortiz, Promotor y Director General del Colegio San Agustín de Hipona en Cusco (2013-2017); fue miembro del Consejo Presbiteral y del Colegio de Consultores y Vicario Episcopal para la Vida Consagrada de la Arquidiócesis Metropolitana del Cusco (2015-2018); Párroco de la Parroquia Santa Rita de Casia en Cusco (2017-2018).
Durante su servicio pastoral como Vicario Episcopal para la Vida Consagrada en la Arquidiócesis Metropolitana de Trujillo y, habiendo sido elegido Presidente de la Federación de Agustinos de los Vicariatos del Perú, el 9 de enero de 2021 el Papa Francisco lo nombra Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis Metropolitana del Cusco y recibe la Ordenación Episcopal el 22 de febrero del mismo año.
Posteriormente, en enero de 2022, en el marco de la 122° Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Peruana, fue elegido como nuevo Presidente de la Comisión Episcopal de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica. Ese mismo año, fue nombrado miembro del Consejo de Asuntos Económicos del CELAM.
Finalmente, en enero de 2023, fue elegido, por los Obispos del Perú, como nuevo Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana.
Fuente: Conferencia Episcopal Peruana.

Puntuación: 5 / Votos: 27

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *