Juliaca

[Visto: 774 veces]

José Luis Soncco Quispe: restos del policía calcinado por una turba en Juliaca recibió honores

La ceremonia del suboficial, asesinado por una turba de manifestantes, se realizó en las ciudades de Juliaca y Cusco.

Por Henry Espinoza– Diario Trome.
En Juliaca, región Puno, la ceremonia del suboficial PNP, José Luis Soncco Quispe, se llevó a cabo en el aeropuerto Inca Manco Cápac, y fue presidida por el General PNP David Pablo Villanueva Yana, jefe de la X Macro Región Policial Puno.
También asistieron el Coronel PNP Julio Santos Mauricio Contreras, jefe de la Región Policial Puno; el Coronel PNP Alberto Rojas Méndez, jefe de la División Policial PNP Juliaca; así como oficiales y suboficiales pertenecientes a diferentes unidades policiales.
A su llegada a la Ciudad Imperial, región Cusco, también recibió los honores correspondientes en el patio de honor de la VII Macro Región Policial Cusco, ubicada en la Plaza Túpac Amaru.
A esta ceremonia asistieron el Coronel PNP Humberto Alvarado López, en representación del General PNP Javier Helder Vela Arangoitia, jefe de la citada macro región. Vela expresó su pésame y el de toda la Policía Nacional a Nicolasa Quispe Choqueneira y Eulogio Soncco Tacusi, padres del fallecido suboficial.
Culminada la ceremonia, y como había solicitado la familia Soncco, los restos del suboficial fueron trasladados a su natal Yanaoca, en la provincia cusqueña de Canas.

Consejo Permanente del Episcopado Peruano condena el asesinato de un policía en Puno

Reporta Infocatolica las dos últimas comunicaciones de los obispos del Perú, emitidas con 24 horas de diferencia, pidiendo que acabe la violencia en el país que ya ha cobrado decenas de víctimas mortales.
No podemos volver a la era oscura del terror, que mantuvo al país de luto durante veinte años. Esta situación merece la enérgica condena de todos, para reafirmar con absoluta urgencia el imperativo: ¡no a la violencia, venga de donde venga! ¡No más muertos, sí a la vida! La vida es sagrada”, expresó el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal del Perú (CEP).
Las recientes manifestaciones violentas son una desnaturalización del “derecho a la protesta, recurriendo a la ilegalidad; y, por otro, por el uso desmedido de la fuerza”.
En las protestas, murieron 17 personas en Juliaca, en enfrentamientos entre policías y manifestantes. En Puno un agente del orden fue quemado vivo dentro de su automóvil. En los últimos días las protestas se han concentrado en esa zona suroriental.
El Consejo Permanente de la CEP condena el ataque contra una patrulla policial en Puno, que terminó con la muerte del suboficial José Luis Soncco Quispe (de 29 años), quemado vivo dentro de un vehículo policial. Reafirmamos que el único dueño de la vida y de la muerte es Dios, nuestro Señor”, afirmaron los obispos.
Fuente: Gaudium news

Puntuación: 5 / Votos: 7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *