Vicariato Apostólico de Requena

[Visto: 251 veces]

SER BUENOS CRISTIANOS

Monseñor Juan Bautista Tomás Oliver Climent, Obispo Emérito y Administrador del Vicariato Apostólico de Requena, espera la toma de posesión de Monseñor Alejandro Adolfo Wiesse León.
Recordó que no debemos olvidar ser buenos cristianos y respetar la iglesia, adaptando el evangelio en los tiempos globalizados que vivimos y acompañando a los nuevos pastores para que cumplan su misión.
Se han olvidado de ciertas formas de acercarse a Dios. Debemos vivir el cristianismo en este mundo que nos presenta una nueva cultura, sin desechar todo lo aprendido. Hay que estimar más y discernir lo que viene de fuera”.
Fuente: Diario Pro y contra de Iquitos.Este Vicariato fue creado por el Papa Pio XII por la Bula “Cum petierit” el 2 de marzo de 1956, dividiendo el antiguo Vicariato del Ucayali, dando origen a los Vicariatos de Pucallpa, San Ramón y Requena; estos últimos fueron confiados a la provincia Franciscana de San Francisco Solano que atendía estas misiones desde principios de siglo. El Vicariato Apostólico de Requena está conformado por dos provincias de Requena y Ucayali (Loreto).
A lo largo de los años el Vicariato ha apostado por la educación de calidad en medio de grandes dificultades geográficas y necesidades de la población, entre sus servicios pastorales de han creado instituciones como el tecnológico superior y CEBE Manos Unidas, entre otros que son impulsados por misioneros y misioneras que siguen navegando con el evangelio y compartiendo el buen vivir de los pueblos amazónicos.
Dirección: Calle de los Mártires 281, Requena- Loreto.
Fuente: www.queridaamazonia.pe
El Vicariato de Requena tiene una extensión de unos 82,000 kilometros cuadrados. Comprende dos de las 7 Provincias que tiene el Departamento de Loreto; las provincia de Requena, capital Requena, y del Ucayali, capital Contamana, con todos sus Distritos y pueblos. Los siguientes datos tomados del Instituto Nacional de Estadística sirven para hacernos una idea del lugar geográfico.
La provincia de Requena, creada por ley 9815 del 02 de Julio de 1943, tiene una extensión de 52,553.20 Km2 y una población aproximada de unos 72,000 habitantes, 11 distritos, 194 centros poblados. Forma parte de 7 cuencas de ríos: Ucayali, Tapiche, Puinahua, Blanco, Yavari, Guanache y Maquía siendo aproximadamente el 85% del territorio inundable.

DISTRITO CAPITAL EXTENSIÓN HABITANTES
REQUENA Requena
3.899,98
25.850
ALTO TAPICHE Santa Elena
11.759,01
2.279
CAPELO Flor de Punga
824,45
4.853
EMILIO SAN MARTIN Tamanco
4.665,96
7.776
MAQUIA San Roque
4.157,51
9.183
PUINAHUA Bretaña
6.423,31
5.929
SAPUENA Bagazán
3.848,27
5.830
SOPLIN Curinga
3.901,64
645
TAPICHE Iberia
3.230,35
1.030
YAQUERANA Colonia Angamos
8.334,86
3.850
JENARO HERRERA Jenaro Herrera
1.507,96
6.052

La provincia de Ucayali, creada el 13 de octubre de 1900, tiene una extensión de 30,248.10 kilómetros cuadrados y una población de aproximadamente unos 65,000 habitantes, 6 distritos y más de 180 centros poblados. Ríos importantes, sobre todo citados por los misioneros, son entre otros: el Pisqui, Cushabatay o Manoa, Santa Catalina, Sarayacu y por supuesto el Ucayali.

DISTRITO CAPITAL Extensión Habitantes
CONTAMANA Contamana
9.175,63
21.625
PADRE MARQUEZ Tiruntán
5.236,28
9.111
SARAYACU Dos de Mayo
6.272,14
15.803
VARGAS GUERRA Orellana
1.510,92
10.094
PAMPA HERMOSA Pampa Hermosa
7.524,32
4.648
INAHUAYA Inahuaya
528,81
2.270

Ambas provincias están atravesadas por el río Ucayali, que sigue la dirección sur-norte en una extensión de aproximadamente unos 800 Kilómetros, desde que el Pisqui desemboca en el Ucayali, hasta que éste último se junta con el Marañón para formar el Amazonas. A su paso por Contamana, se sitúa a una altura de 140 m sobre el nivel del mar y, al llegar a Requena, a 130 m sobre el nivel del mar y la distancia entre ambas ciudades es de unos 680 Kilómetros.
La población
Sabemos lo difícil que es hablar de número de habitantes en esta zona donde los caseríos aparecen y desaparecen y la población no es fija, salvo en los centros más poblados. La actual población del Vicariato, según los datos del último censo, puede girar entre los 140-150,000 habitantes y que salvo los que lo hacen en las dos capitales de provincia y en la capital del distrito, la mayoría se halla diseminada por entre los casi 380 poblados, entre comunidades nativas (24), campesinas y unidades agropecuarias (unas 40) y caseríos (alrededor de 300), situados a ambas márgenes de los ríos Ucayali, Puinahua, Tapiche y otros.
Salvo la población de las capitales de provincia, Contamana y Requena, la mayoría vive en los caseríos situados en la ribera de los ríos, sobre todo del Ucayali. El ribereño actual es una síntesis del conglomerado racial y cultural que creó la explotación del caucho.
Respecto a los grupos nativos actuales de la zona, tan abundantes hace un par de siglos, hoy apenas si tienen importancia y la mayoría ya tiene contacto cultural con la sociedad nacional, integrados en ella y habiendo perdido prácticamente su identidad étnico-cultural, conviviendo, aunque en ocasiones marginados, en la sociedad nacional.
Los cocamas forman el componente racial más importante de la población actual de la ribera del río Ucayali, sobre todo en la zona de Requena. Al hablar de este grupo en la actualidad, Avencio Villarejo, en: “Así es la selva” (ed. 5ª. 2002, p. 125), dice: “Como están mezclados racialmente todos hablan castellano y viven al estilo de los blancos y mestizos, ejercitándose en cualquier tipo de trabajo. No son reconocidos como grupo nativo y por ello no es posible ofrecer cifras demográficas, más o menos ciertas. Según la dirección que se ve están llevando los movimientos de base del campo, es muy posible que en los próximos años se de una recuperación de valores culturales y de identidad de este grupo“.
La mayor parte de la población desciende en un alto porcentaje de los cocamas, como lo testimonian apellidos como Arimuya, Cananahuay, Canchabi, Fasabi, Ihuaraqui, Irarica, Mananita, Manuyama, Pacaya, Putapaña, Shahuano, Tamani, Tapullima, Shapiama, Venancinio y otros más.
Los Mayorunas, Mayos y Remos, grupos que mantuvieron contacto con la sociedad, que fueron catequizados por los misioneros franciscanos, quienes, a partir de la época del caucho, se internaron a lugares inaccesibles de los ríos Yavari, Tapiche y Blanco. En la década de los años 1960 dieron lugar a algunos incidentes violentos, de los cuales daba noticia “La Voz de Requena“. En la actualidad -dice Villarejo- “algunos grupos han emigrado hacia las orillas del Ucayali tomando contactos con poblaciones como Requena, Jenaro Herrera, Bagazán, etc… hasta los últimos años se ha considerado como el pueblo más identificado y resistente a la penetración. Sin embargo en los últimos diez años se dan señales de precipitación del proceso de desintegración” (p. 128).
Los Shipibos, Shetebos. Viven alguno de estos grupos en comunidades nativas de la provincia de Ucayali, sobre todo en las cercanías a Contamana. La mayor parte está integrada y en contacto permanente con la sociedad dominante. En la Provincia se encuentran hasta 12 comunidades nativas.
Obispos del vicariato
Cuatro han sido los Obispos del Vicariato hasta la actualidad:

Fr. Luís Valeriano Arroyo Paniego (1957-1972)

Nació en Jaramillo Quemado (Burgos) el 29 de Noviembre de 1890, vino al Perú joven, de 15 años junto con otros compañeros. A los 21 años emitió la profesión solemne en Ocopa y aquí, en Lima y Cajamarca realizó los estudios clásicos de Filosofía y Teología. Se ordenó de sacerdote en 1917. Desde entonces, su celo misionero, su inquietud por los problemas pastorales, culturales y sociales, jalonaron la vida de este religiosos franciscano.
Superior de varios conventos entre ellos los de Trujillo Arequipa, Callao y Chiclayo. Ministro provincial de la Provincia San Francisco Solano durante tres trienios, Consejero de la Delegación General de la América Meridional durante la Segunda guerra mundial, Visitador General de la Orden para las Provincias franciscanas de Colombia, Ecuador y Bolivia. Hombre de vocación mariana promovió la coronación pontifica de la Virgen Napolitana de Arequipa; de la Virgen la Legua del Callao y de la Virgen de Guadalupe de Trujillo. El papa Pío XII le elevó a la dignidad episcopal. Preconizado Obispo Titular de Gonfi y Vicario Apostólico de Requena el 26 de Enero de 1957 y consagrado Obispo en el Callao el 28 de Abril de 1957.
Organizó el Vicariato recién formado según las exigencias y necesidades. Creó nuevos centros misionales, que convirtió en parroquias, tratando de que en la mayoría de ellas hubiese presencia de religiosas. Realizó varias Visitas pastorales. Participó el Concilio Vaticano II. Se distinguió por su dedicación al trabajo y por su gran celo apostólico. Al finalizar los años 60 trabajaban en el Vicariato más de 23 religiosos franciscanos y otras tantas religiosas franciscanas. Estuvo al frente del Vicariato 15 años hasta que, en 1972, fue aceptada su renuncia. Falleció en Burgos el 2 de Agosto de 1976.

Fr. Odorico Sáiz Pérez (1972-1987)

Nació el 6 de Febrero de 1912 en Revilla del Campo (Burgos). Con 12 años, el 8 de Marzo de 1924 ingresó al Seminario franciscano de Anguciana A fines de 1925 vino a Perú con un grupo de compañeros, Después de haber realizado el noviciado hizo la profesión de votos simples en el Convento de los Descalzos de Lima en 1929 y luego se trasladó al Convento de Ocopa para realizar los estudios de Filosofía y Teología ordenándose de sacerdote el 13 de Marzo de 1937.
Destinado a la enseñanza, se entregó con interés a la lectura de las misiones franciscanas en la selva peruana. Realizó algunas expediciones a Satipo, Gran Pajonal, Tambo y Ucayali con la finalidad de estudiar la posibilidad de abrir camino a los ríos navegables. Destinado a Roma a estudiar en el Pontificio Ateneo Antoniano culminó sus estudios en 1950 siendo posteriormente destinado a Ocopa como profesor y Maestro de estudiantes. En 1969 fue elegido Ministro Provincial de la Provincia misionera de San Francisco Solano. Autor de varias obras históricas fue miembro de la Academia franciscana de Historia de Washington.
Nombrado Obispo de Requena, su consagración tuvo lugar en Requena el 10 de marzo de 1974 y hasta su renuncia se preocupó, de forma especial, en conseguir misioneros y religiosas que se dedicasen a las diversas actividades catequéticas, pedagógicas y sociales. A los 100 años falleció en la comunidad franciscana de Logroño (España).

Fr. Víctor de la Peña Pérez (1983-2004)

Nació el 14 de Setiembre de 1933 en Villaldemiro (Burgos). El año 1945 ingresa al Colegio Seráfico de la Provincia de Granada. Hace el noviciado entre 1952 y 1953 para cursar después Filosofía y Teología en el convento de Chipona.
Es ordenado sacerdote el 3 de Julio de 1959 Fue maestro de postulantes y estudiantes. Enviado a Roma realiza estudios superiores en el Pontificio Ateneo Antoniano consiguiendo la licencia en Teología. Posteriormente se diploma en Psicología en la Universidad de Madrid. En 1971, sintiendo el impulso misionero, viene a Perú; trabaja primero en Contamana y Orellana y posteriormente es destinado a Requena como profesor y Director de la gran unidad escolar “Agustín López Pardo“.
Fue elegido Obispo Auxiliar de Requena el 17 de Diciembre de 1982, consagrado Obispo el 3 de Julio de 1983 y nombrado Vicario Apostólico de Requena el 15 de mayo de 1987. Su trabajo ha sido intenso. A parte de procurar personal para que trabajase en el Vicariato, han sido frecuentes sus Visitas pastorales prácticamente a todos los lugares del Vicariato, gracias a la motonave “Granada” que ha permitido un desplazamiento de acuerdo a las circunstancias. Falleció en la Enfermería del Santuario de Nuestra Señora de Regla  (Chipiona-Cádiz), el primero de Julio del 2015.

Fr. Juan Bautista Tomás Oliver Climent (2004-2022)

Nació en Carcagente (Valencia) el 22 de Setiembre de 1951. Alumno de la Provincia franciscana de Valencia. Ordenado de sacerdote el 28 de Agosto de 1975, se dedicó preferentemente a tareas formativas, siendo sucesivamente Maestro de postulantes en Valencia, de novicios en Teruel y en Santo Espíritu del Monte en Gilet (Valencia), y de profesos temporales en Valencia, y, ejerciendo el servicio de Ministro Provincial (desde abril del 2000), fue nombrado por la Santa Sede como Vicario Apostólico de Requena.
Fue consagrado el 6 de Junio del 2004, en su pueblo natal, y desde entonces como “Buen pastor” sigue al frente de la grey que se le encomendó.
Fuente: Prensafranciscanaperu.blogspot.com

Puntuación: 5 / Votos: 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *