La premier antiminera

[Visto: 177 veces]

y la urgente interpelación presidencial

Por Aarón Salomón- El Pollo Farsante.
Desde este espacio, y de manera burlona, se advirtió lo que hoy padecemos: la roja Mirtha Vásquez, no obstante sus buenos modales, es igual de radical que Guido Bellido. En una columna titulada «Vásquez es Bellido después de unos cuantos talleres de género» recordé que la premier era antiminera hasta el tuétano, pues -junto con el excura Marco Arana- se tiró abajo el proyecto Conga en Cajamarca.
No había forma, tomando en cuenta este precedente, de darle el voto de confianza al gabinete encabezado por quien llegó a la presidencia del Parlamento liderando -en tándem con los morados- la violenta marcha de la generación equivocada contra un golpe que jamás hubo.
Pero, finalmente, la abogada de Máxima Acuña (¿y qué hizo esta con los 175,000 dólares que le dieron por antiminera?) obtuvo el respaldo que necesitaba para atentar, más temprano que tarde, contra la minería.
La semana pasada, Mirtha Vásquez anunció el cierre unilateral de cuatro unidades mineras en Ayacucho: Apumayo, Breapampa, Inmaculada y Pallancata. Suelta de huesos, la comunista suscribió un acta en la que se indica con descaro que el Ministerio de Justicia brindará apoyo legal a los delincuentes que quemaron, por ejemplo, el campamento de Apumayo.
Incluso en este documento se habla de un «plan piloto», de tal forma que, si sigue Vásquez en la PCM, otras minas serán cerradas después de que más vándalos ejerzan su «derecho» a la protesta e incendien todo.
Mirtha Vásquez dijo que estas cuatro minas ya estaban en proceso de cierre, pero omitió contar que en los contratos de explotación y exploración minera siempre se registra el plan de cierre, para que, de hallarse minerales en el camino, se amplíen los plazos.
Vásquez no solo pretende dejar sin trabajo a 6000 peruanos (se perderían además 48000 empleos indirectos), sino que está ahuyentando cualquier inversión que pueda llegar al país. Y, sin inversión privada, no existe reactivación económica alguna.
Lo paradójico es que la amenaza de la titular del Consejo de Ministros se dio poco después de que el presidente Pedro Castillo exhortara a los empresarios en la CADE a invertir sin miedo en el Perú. ¿Cómo no tenerle terror a un país sin seguridad jurídica? Las empresas mineras, como Hochschild, por mencionar alguna, ya están poniendo sus capitales en otros países, como Canadá o Chile.
Pero la primera ministra antiminera es solo una raya más al tigre, porque, como he insistido, el principal responsable de la inestabilidad es Castillo. Así, urge que el mandatario responda ante el Parlamento por su caótica gestión.
Para tal fin, se requieren 52 firmas, con las que se admitiría la moción de vacancia por incapacidad moral en su contra. Si bien es cierto que no hay votos -todavía- para la destitución presidencial, el Parlamento debe mostrar el músculo y obligar al profesor rural, quien no ha dado una sola conferencia de prensa o entrevista desde que asumió la Presidencia, a que rinda cuentas.
Se trataría, en la práctica, de una interpelación presidencial. Ello, sin embargo, solo se podrá conseguir si el empresario César Acuña deja a un lado su angustia por conseguir más billetes verdes y demuestra que es un patriota. Cuando esta pesadilla termine, la historia será la que juzgue a quienes se acomodaron con el Gobierno comunista y no dieron la lucha que el Perú demandaba.

Cierre de minas en Perú: ¿Cómo fue la discusión entre mineras y Estado?

Raúl Jacob, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, conversó con Bloomberg Línea sobre el encuentro con Mirtha Vásquez y otros ministros peruanos.

Por Paola Villar S.– www.bloomberglinea.com
Los últimos días han estado cargados de tensión entre el sector privado y el Estado peruano, luego de que la presidenta del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez, firmara acuerdos con comunidades de la región de Ayacucho respecto al retiro y cierre de cuatro operaciones mineras, sin que las compañías estuvieran al tanto de dicho encuentro. A la par, la primera ministra del Perú adelantó a las comunidades que no se darían más ampliaciones para la explotación y exploración de minerales en dicha zona; algo que generó incertidumbre para las compañías que operan en dicho lugar.
Y aunque tanto Vásquez como el viceministro de Minas, Jorge Chávez, precisaron que se referían al proceso de plan de cierre de minas que tienen programado todas las empresas, mientras que Chávez comentó el último domingo que las mineras podrán solicitar sus procesos de ampliación para que sean evaluados según lo determine la ley, el malestar no se ha disipado por completo.
Es así que el precio de la acción de Hochschild, matriz de la minera Ares que opera en la zona, cayó un 27% en la Bolsa de Londres; mientras que diversos gremios empresariales han acusado al gobierno peruano de actuar de manera “arbitraria” y le han pedido rectificarse sobre los acuerdos firmados sin consenso de las partes involucradas.
“No ha existido ni existirán decisiones unilaterales ni arbitrarias, ni al margen de la ley. El gobierno convocará los gremios empresariales, a las autoridades regionales y locales, y a las comunidades, para dialogar sobre estos temas y llegar a consensos en beneficio de todos los peruanos”, fue lo que indicó Pedro Castillo, presidente del Perú, ayer lunes, en respuesta a los gremios empresariales que calificaron como “medida arbitraria e ilegal” el retiro y cierre anunciado de cuatro minas en Ayacucho. Tras sus declaraciones se supo de una reunión entre el Estado y los empresarios mineros, sobre la cual Bloomberg Línea pudo obtener algunos detalles.
UNA REUNIÓN “PRELIMINAR”
La tarde del lunes la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) comunicó que se había convocado a la reunión para que estén presentes los ministros de Energía y Minas, Eduardo Gonzáles; de Ambiente, Rubén Ramírez; y de Economía y Finanzas, Pedro Francke. A su vez estuvo presente la presidenta del Consejo Directivo del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), Miriam Alegría Zevallos, quien el la víspera había informado sobre las acciones de supervisión de dicha institución el la zona donde se encuentran las operaciones mineras envueltas en la controversia.
Por el lado de las empresas privadas asistieron Raúl Jacob, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE); Magaly Bardales, vicepresidenta de la SNMPE y gerenta corporativa legal de Nexa Resources; José Augusto Palma, miembro de la SNMPE y asesor general y vicepresidente de Asuntos Corporativos de Hochschild Mining; Pablo De la Flor, director ejecutivo de la SNMPE; e Ignacio Bustamante, representante de Hochschild.
Antes de que se concretara la cita en la sede de PCM, Raúl Jacob, presidente de la SNMPE, indica a Bloomberg Línea que sostuvo una conversación previa por teléfono con Mirtha Vásquez, con quien se acordó tener la reunión presencial.
“En realidad hablamos de manera más general. Le planteamos básicamente lo que hemos sostenido públicamente que es que consideramos que esto debe rectificarse, tuvimos una conversación y recibimos puntos de vista del gobierno. La idea es tener otra reunión en la cual espero que podamos avanzar. Lo que hemos estado conversando todavía está a un nivel muy preliminar”, dice Jacob.
El ejecutivo añade que se tuvo un intercambio de ideas sobre aquellos puntos que generaron malestar a las compañías mineras, pero prefiere mantener en reserva dicha materia de conversación.
“Lo que se ha firmado (con las comunidades en Ayacucho) tiene afirmaciones bastante discutibles y equivocadas. Son de las que hemos estado hablando. Estamos buscando encontrar una solución a esto”, comenta Jacob, quien además es CFO de Southern Perú, una compañía minera de capitales mexicanos que tiene varias operaciones mineras en el Perú. 

Fuera Castillo

Por Dante Bobadilla- El Pollo Farsante.
No hay semana que no salte un nuevo escándalo en este gobierno. Tras el despelote internacional generado por la premier Mirtha Vásquez, al amenazar con cerrar cuatro minas manu militari, le siguió la bochornosa noticia de que la Fiscalía halló 20,000 dólares ocultos en un baño de Palacio de Gobierno, de cuya procedencia se ha especulado mucho en estas horas, pero que no deja duda de que algo sucio se escondía en ese baño.
La verdad es que la paciencia de la población empieza a colmarse. Incluso en sectores de izquierda hay muestras de fastidio y hasta pedidos de vacancia. Claro, hablamos de la izquierda pensante, porque la otra, la izquierda bruta y achorada, sigue invocando la corrupción de Fujimori para cubrirlo todo, como han venido haciendo en los últimos veinte años, que es la época de mayor corrupción de toda la historia y cuyo cénit estamos viendo ahora.
En definitiva, la vacancia por incapacidad moral es una salida que cada día cobra más fuerza. Y habría que ponerse a trabajar seriamente en ese proyecto. El asunto es preparar el escenario, porque no se trata solo de pararse en el estrado y pedir a gritos la vacancia ante el pleno, como hizo la congresista Patricia Chirinos motu proprio —un arrebato que, lo más probable, acabe en nada y deje mal parada a la oposición—. Esa no es la manera. Incluso de prosperar ese exabrupto hasta la vacancia efectiva, podría generar reacciones adversas.
No se trata de incendiar la pradera con un acto de guerra política de parte del Congreso y agravar la crisis, sino de darle al país una salida a la crisis política generada por el Gobierno, de manera que la población sienta un alivio y no un encono contra el Congreso. Para esto hay que trabajar preparando el cadalso, aprovechando cada error que comete el Gobierno para sumarlo a la lista de acusaciones que le serán leídas el día de su ejecución, pero, sobre todo, haciendo una campaña de divulgación que instale en la mente de los peruanos la necesidad de vacar a este presidente por incapaz e inmoral, para recuperar el buen rumbo de la nación.
Cada semana se hunde más Pedro Castillo. Es algo inevitable, pues se trata de un sujeto básico, sin mayor preparación. El pobre hombrecillo no sabe dónde está parado. Cree que gobernar consiste en seguir el oficio de charlatán de plazuela y agitador de masas. Su única experiencia en la vida es la del activista sindical, como parte de una mafia de extorsión que busca ganar su propia parcela de poder en el magisterio. De hecho, ese sigue siendo su entorno en el poder. Las consecuencias de rodearse de esa gentuza es vivir de escándalo en escándalo. No hay, pues, manera de que el país aguante cinco años con este lumpen en Palacio de Gobierno.
La pregunta es qué va a pasar luego de la vacancia de Pedro Castillo, pues le correspondería asumir a Dina Boluarte, que no significa nada mejor. Se pueden hacer dos cosas: primero, conminar a Dina Boluarte a que renuncie y que se nombre un gobierno de transición, emanado del Congreso, con un amplio consenso, el cual —luego de hacer las reformas indispensables a las normas electorales y al régimen de partidos— convoque a nuevas elecciones. Incluso podría reformarse previamente la Constitución para crear un Senado.
La segunda opción es que Dina Boluarte asuma, pero formando un gobierno de consenso con los principales partidos representados en el Congreso. Es decir, no sería un gobierno de Perú Libre —que hace rato dejó de ser el partido de gobierno—, sino de todos los partidos. Es lo que se llama un gobierno de ancha base. El problema de esta opción es que no habría liderazgo, porque la señora Boluarte no es precisamente alguien con carisma e inteligencia. Pero eso podría resolverse con facilidad dejando el Gobierno en manos del presidente del Consejo de Ministros, el cual tendría que ser alguien de mucha valía y experiencia, elegido por consenso.
Lo cierto es que Pedro Castillo ya debería ir poniendo sus barbas en remojo. Su salida más honorable sería renunciar a la Presidencia, habida cuenta de su incapacidad y desprestigio moral. Los tambores de la vacancia resuenan cada vez con más fuerza, porque han empezado a tocarse en diferentes sectores. La gente misma se lo grita en su cara. Incluso por amor propio, Pedro Castillo ya debería ir pensando en la posibilidad de renunciar antes de que lo echen del cargo. Que se conforme con haberse puesto la banda presidencial que jamás soñó tener.

Puntuación: 5 / Votos: 24

Un pensamiento en “La premier antiminera

  1. Robert Moore

    We are so happy having found this website, it is really what I were constantly looking for in search of. The specifics on this great website is without a doubt specialized and is going to provide my wife and I quite often awesome help. Looks like the site extrapolates a large amount of details about the stuff I am interested in and other pages and info definitely show it. I’m not typically perusing Google and when my friends and I get a chance We’re always avidly hunting libraries of factual information or things similarly similar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *