Comunismo contra-natura

[Visto: 372 veces]

Por Martha Meier M.Q.– Diario EXPRESO.
El autor, académico y trotskista británico John Molyneux (1948) rechaza la idea de que el socialismo no pueda sobrevivir por ser contrario a la naturaleza ambiciosa y egoísta del ser humano. Molyneux se equivoca, no resiste porque es contrario a la naturaleza humana. Según él, la sociedad capitalista es responsable de la existencia de personas individualistas, competitivas y avaras; dice que otro tipo de conductas y actitudes pueden ser aprendidas y reforzadas culturalmente, en buen cristiano mediante adoctrinamiento. Esto solo refuerza lo afirmado por el psicólogo evolutivo David Buss: que los cerebros humanos no están hechos para el comunismo.
Las personas llegamos a este mundo con tres deseos innatos que nadie podrá arrebatarnos: el amor por nuestra propia vida, el amor por la libertad y el amor por la búsqueda de la felicidad; cosas todas imposibles de garantizarse bajo el yugo comunista que persigue y mata a los disidentes, no permite el ejercicio de la libertad y menos aún el desarrollo de un proyecto de vida individual para alcanzar la felicidad. Estos tres anhelos son la razón por la cual la gran mayoría del mundo no comulga con el comunismo y lucha incansablemente por instaurar y proteger la democracia y con ello la libertad. Por la libertad es que centenares de cubanos arriesgan la vida, día de por medio, para cruzar en balsas rudimentarias el mar infestado de tiburones del estrecho de La Florida tratando de llegar a territorio estadounidense.
En los últimos meses, en La Habana ha florecido el opositor Movimiento San Isidro (MSI) con Luis Manuel Otero Alcántara a la cabeza, joven negro, de origen humilde y artista. El colectivo MSI denuncia la falta de libertades y exige apertura. Otero Alcántara inició una huelga de hambre y sed el 25 de abril, ocho días después fue hospitalizado por agentes del gobierno. Para sus allegadas esta es una forma de acallamiento e incomunicación. Cuba lo acusa de “mercenario al servicio de Estados Unidos”, mientras el país del norte y la Unión Europea piden a las autoridades comunistas garantizar su salud, reiterando sus usuales llamados -nunca escuchados- sobre la libertad de expresión y reunión en la isla. Amnistía Internacional reclama su liberación “inmediata e incondicional”.
Estamos a días de elegir entre el comunismo y la libertad, es decir entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori de Fuerza Popular (K). Castillo está rodeado de corruptos, cercanos a las dictaduras de Cuba y Venezuela, al régimen cocalero de Bolivia, y de terroristas de Sendero Luminoso y el MRTA. El “pueblo” del que tanto habla es la suma de individualidades y solo los pueblos y sociedades libres, avanzan. Keiko garantiza la libertad, el progreso y la democracia con alternancia de poder. Los de Castillo han sido enfáticos al decir que “se llega al poder para quedarse”. Si llegan, van a perpetuarse y con ellos, el comunismo contra-natura.

Bermejo llevó a Castillo a Pichari para que se comprometa ante ‘Cheldo’ a legalizar la hoja de coca (FOTO: Canal N- 2021).

Bermejo llevó a Castillo al Vraem y lo comprometió a legalizar la hoja de coca

Acuerdo para legalizar la hoja de coca fue durante la primera vuelta; en la reunión participó un dirigente cocalero conocido por amenazar a periodistas

Por OSCAR M. QUISPE– Diario Perú21.
El narcotráfico en el Vraem es un problema igual de preocupante que el terrorismo. Es más, ambos subsisten en una simbiosis en la que Sendero Luminoso recibe dinero de narcotraficantes y cocaleros ilegales por cobro de cupos. Es precisamente en el distrito de Pichari, en la provincia de La Convención en Cusco, donde Perú Libre se comprometió a legalizar la hoja de coca que las autoridades nacionales buscan erradicar. Esto a iniciativa del hoy congresista electo Guillermo Bermejo.
En este contexto emerge un grupo radical de cocaleros de la zona sur del Vraem encabezados por Julián Pérez Mallqui, alias ‘Cheldo’. Este es conocido por ser uno de los principales impulsores de la oposición a las operaciones de erradicación de hoja de coca ilegal por parte de las fuerzas del orden.
En la campaña para la primera vuelta electoral, Guillermo Bermejo –procesado por pertenencia a la organización terrorista Sendero Luminoso autodenominado Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP) del Vraem– tuvo un papel importante en la presentación de Pedro Castillo en la región donde el domingo último murieron acribilladas 16 personas. El hoy congresista llevó a Castillo a Pichari para presentarlo ante los cocaleros de ‘Cheldo’. Esto quedó registrado en un video difundido por Canal N.
Bermejo llevó a Castillo al Vraem para que se comprometa a legalizar la hoja de coca. El diario La República informó sobre la denuncia de los periodistas de Ayacucho y Cusco contra ‘Cheldo’.
“Ahora desde Perú Libre la agenda de la hoja de coca es una agenda nacional… voy a presentar a Pedro Castillo”, dijo Bermejo ante ‘Cheldo’ y otros cocaleros del Vizcatán del Ene.
“Tenemos que declarar patrimonio cultural del país e industrializar esta bendita hoja de coca… la agricultura no debe tener un presupuesto menor al 10% y eso va a ir para ustedes”, dijo el candidato de Perú Libre. “Me preocupa bastante que esta zona del Vraem esté secuestrada con su estado de emergencia, 40 años de estado de emergencia(…) el Vraem debe ser uno de los primeros convocados para que nos sentemos en esta asamblea nacional constituyente”, añadió Castillo.
“LEGALIZAR LA COCA”
Después del compromiso del candidato, fue el turno de ‘Cheldo’. Este personaje fue denunciado por dos periodistas de Ayacucho y Cusco que sufrieron amenazas de parte del dirigente cocalero. Fue tan grave el hecho que el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) emitió una alerta internacional y el diario La República le dedicó, el año pasado, un espacio al hoy aliado de Pedro Castillo y Perú Libre.
“Acá estoy con mi Codipa (Comité Distrital de Productores Agropecuarios) del Ene, una zona bastante golpeada por las instituciones que siempre han venido a aprovecharse, Devida y otras más”, le dijo ‘Cheldo’ a Castillo.
Inmediatamente después, el radical dirigente cocalero agradeció el compromiso del profesor. “Tenemos un proyecto que hemos hecho, una propuesta de reducir los espacios cocaleros. Queremos llegar al modelo boliviano, estamos en ese camino, queremos industrializar la coca, queremos legalizar la coca. Pero desde la voluntad del gobierno de turno. En ese aspecto, pienso que usted tiene una buena propuesta”, señaló Julián Pérez Mallqui.
Castillo, seguro de sus palabras y antes de estrechar la mano del dirigente, sentenció: “Jamás vamos a cambiar, mi hermano. No hemos cambiado, no vamos a cambiar, porque venimos de abajo”.
Fuentes de la Dirección Antidrogas de la Policía señalaron, preocupados, a este diario que el “plan de reducción concertado es una forma de frenar la erradicación. Legalizar la hoja de coca es legalizar el narcotráfico, solamente el 10% de la hoja de coca a nivel nacional es legal y lo compra la Enaco”.

Puntuación: 5 / Votos: 29

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *