Movadef es Sendero Luminoso

[Visto: 756 veces]

“Nos preocupa mucho que, eventualmente, puedan llegar a tener poder, poder en el estado. Tener acceso a la información sensible y tomar decisiones. Eso sería, en realidad, una afrenta a los miles de policías, a los miles de huérfanos y viudas que dejó el terrorismo en nuestro país” (Foto: GEC).
Por MAYRA CALDERÓN– Diario Perú21.
Luego de la investigación publicada por Perú21, en donde se evidencia que el Movadef, el brazo político del grupo terrorista Sendero Luminoso, hace abiertamente una campaña a favor de la candidatura de Pedro Castillo, Perú21TV conversó con el general (r) Carlos Morán, exintegrante del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) y exministro del Interior. Actualmente, también forma parte de la cruzada ‘No lo hicimos en vano’, que integran policías que quedaron discapacitados por el terrorismo.
¿Qué lo anima a hacer la cruzada ‘No lo hicimos en vano’?
Los policías tenemos la autoridad moral para opinar porque consideramos que el país corre riesgo. La cruzada ‘No lo hicimos en vano’ busca reconocer el esfuerzo y el sacrificio de miles de policías que dieron todo, que perdieron la vida y que, inclusive, quedaron discapacitados, para devolvernos la paz. Esto es un momento muy especial en la vida republicana porque lamentablemente sentimos que lo avanzado hasta ahora está en riesgo. El entorno de Castillo tiene inocultables vínculos con senderistas.
¿Movadef es el brazo político de Sendero Luminoso?
Por supuesto. Eso lo dice la unidad de inteligencia, los entendidos, ex compañeros del GEIN y los que conocemos de la lucha contra el terrorismo, lo podemos afirmarlo categóricamente. No tenemos ningún matiz político. Los del GEIN estamos alzando la voz y mostrando nuestra posición. Tenemos serias diferencias, en mi caso, particularmente con el fujimorismo. Recuerda que fui ministro del Interior y tuve una serie de dificultades con los fujimoristas, inclusive, algunos de los fujimoristas amenazaron con encarcelarme por la disolución del Congreso. Pero, en estos momentos, hay un valor más supremo, más importante: es la defensa por la democracia.
Según una publicación del Movadef, no hay documentación que certifique que son el brazo político de Sendero Luminoso.
Hay investigaciones que están realizando en estos momentos con procesos judiciales que se están llevando a cabo. Movadef es Sendero Luminoso. Acá quiero precisar: no estamos estigmatizando a nadie, ni terruqueando a ningún candidato. Estamos hablando sobre hechos concretos, sobre vinculaciones concretas, sobre procesos judiciales concretos, en ese caso está el señor Bermejo, y está claro.
Carlos Morán: “El entorno de Castillo tiene inocultables vínculos con senderistas”
¿Usted cree que el Movadef está haciendo campaña a favor de Castillo?
Evidentemente, el Movadef ha entrado en campaña de apoyo al candidato Castillo. Ya no tienen el disimulo de ocultar su participación y su apoyo, y parece que al señor Castillo no le preocupa mucho, pero a nosotros sí nos preocupa porque sabemos que el Movadef es Sendero Luminoso reciclado y está haciendo campaña. No han renunciado a su ideología del pensamiento ‘Gonzalo’ y están apostando por otro tipo de accionar político.
¿Qué implicancias podría tener que el Movadef tenga una cuota de poder?
Nos preocupa mucho que, eventualmente, puedan llegar a tener poder, poder en el estado. Tener acceso a la información sensible y tomar decisiones. Eso sería, en realidad, una afrenta a los miles de policías, a los miles de huérfanos y viudas que dejó el terrorismo en nuestro país. Hoy vivimos una democracia y un estado de derecho que nos ha costado sangre conseguir y no queremos echar todo por la borda ahora. No podemos renunciar a vivir en democracia, en democracia todo es permitido: debatir, contradecir, polemizar. Pero ahora nos enfrentamos a los que quieren torpedear el sistema democrático, eso es inaceptable.
Carlos Morán integró el Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) que logró la captura del cabecilla terrorista Abimael Guzmán en el año 1992.
Es licenciado en Derecho y Ciencias Políticas y fue condecorado por su labor como Defensor de la Democracia en el grado de Gran Cruz por el Gobierno y fue declarado Héroe de la Democracia por el Congreso.
A lo largo de su carrera, también se ha desempeñado como jefe de la Dirección Antidrogas (Dirandro) y jefe del Estado Mayor de la Policía Nacional del Perú, entre otros importantes cargos.

El historial de los virtuales congresistas de Pedro Castillo

Cinco posibles legisladores del partido Perú Libre figuran en los informes de la Dircote y la DINI por presuntos vínculos con el Movadef. Tres de ellos rechazaron tener cercanía con el terrorismo.

Por Carlos NeyraGiovanna Castañeda Palomino– Diario El Comercio.
“¿Dónde está el terrorismo acá? No hay terrorismo acá. Nos han estigmatizado”, declaró el lunes el candidato presidencial de Perú Libre, Pedro Castillo.
Cuatro años atrás, en agosto del 2017, el entonces ministro del Interior, Carlos Basombrío, presentó ante el Congreso un informe titulado “La infiltración del Movadef en algunas dirigencias del magisterio”, en medio de la huelga nacional encabezada por Castillo.
En el reporte figuraban fotografías y registros elaborados por la Dirección contra el Terrorismo (Dircote) en los que se ve al aspirante a la presidencia junto a personas vinculadas al Comité Nacional de Reorientación del Sutep (Conare-Sutep), un sector radical del magisterio que para la policía está vinculado al Movadef, órgano de fachada de Sendero Luminoso, y que lo eligió presidente del Comité de Lucha Nacional.
Entre las personas mencionadas en este informe aparecen tres virtuales congresistas electos de Perú Libre: Nivardo Tello Montes (Lima), Germán Tacuri Valdivia (Ayacucho) y Paul Gutiérrez Ticona (Apurímac). Según el último reporte de la ONPE, tendrían asegurada una curul al ser los más votados en sus regiones.
Los tres son docentes de aulas, de acuerdo a lo registrado en sus hojas de vida. En el reporte del Mininter, Tello Montes figura como secretario general del Comité Nacional de Lucha y secretario de Economía y Finanzas del Conare-Sutep de la facción Movadef en el 2013.
Nivardo Tello Montes junto con Pedro Castillo durante las marchas de protestas en el año 2017 (Foto: Alonso Chero / Archivo GEC).
En el informe presentado por Basombrío se señala que en agosto del 2017, la procuraduría pública del Mininter pidió a la fiscalía que iniciara una investigación preliminar contra la presunta organización criminal Los Protestantes del Sur, que “estaría operando y desplegando sus actuaciones delictivas”. “Los delitos son de organización criminal, extorsión y otros ilícitos penales que pudieran advertirse”, agregaron.
“La investigación fue realizada por la Dircote, trabajamos tres días buscando toda la información, corroborando, y saqué los resultados”, agregó el exministro Basombrío a este Diario.
En la lista de investigados fueron incluidos Tacuri y Gutiérrez como “ejecutores” y Castillo como “mando medio”. También figuran Lucio Ccallo Ccallata, miembro del Conare-Sutep en Puno, y como uno de los cabecillas está Zenón César Pantoja Fernández, secretario general del Conare-Sutep. Los dos últimos vinculados al Movadef, según la Dircote.
Basombrío explicó que se había aprobado que a quienes bloquearan y destruyeran la propiedad pública se les debía aplicar la ley del crimen organizado. “Ahí se menciona a las once personas, entre ellas Pantoja, uno de los líderes de Conare, y en tercer lugar Castillo”, precisó Basombrío.
Moisés Vega, procurador de orden público del Ministerio del Interior, sostuvo a este Diario que esta investigación por presunto crimen organizado se archivó en el 2018. Indicó que se quedó en etapa preliminar y que se indagaron las coordinaciones de Castillo durante la huelga magisterial.
“Lo que recuerdo es que no se llegó a precisar su estructura, sus roles y su permanencia, para determinar la conformación de una organización criminal”, explicó Vega sobre el archivamiento.
Otros dos casos
En otro informe de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) al que accedió El Comercio son mencionados otros dos virtuales parlamentarios como vinculados al Conare-Sutep de la facción del Movadef.
Según esta documentación, se trata de Elizabeth Medina Hermosilla, una docente de Educación Física que hasta el momento es una de las parlamentarias más votadas en Huánuco, y de Guillermo Bermejo Rojas.
Fuentes de la Dircote precisaron que Bermejo fue “absuelto” por el delito de terrorismo, pero que en la Corte Suprema anularon esa decisión y se iniciará un nuevo proceso, que aún está a la espera de ser programado.
En este informe de la DINI también se menciona a Tello como parte de la junta directiva nacional del Conare-Sutep de la facción Movadef, junto a César Tito Rojas, quien en marzo del 2011 presentó una solicitud de inscripción como partido político para el Movadef.
Rechazan vínculos
El Comercio buscó a los cinco virtuales parlamentarios de Perú Libre para consignar sus descargos. Tacuri, Gutiérrez y Medina rechazaron tener vínculos con el Movadef y negaron haber sido investigados por presunto terrorismo. “No tengo vínculo alguno con ninguna organización que promueva el miedo, el terror, mucho menos con el Movadef, Sendero Luminoso. Rechazo ese tipo de actuar”, dijo el próximo congresista por Apurímac.
Por su parte, Tacuri reconoció que fue investigado por crimen organizado, pero no por terrorismo. “Nunca hemos tenido comunicación con esa organización del Movadef”, sostuvo. En tanto, Medina dijo que “nunca le han preguntado” por este tipo de cercanía porque “nunca he estado vinculada”.
Hasta el cierre de este informe no hubo respuesta de Bermejo, a pesar de los mensajes enviados a través del WhatsApp que se mostraron como leídos. Tello tampoco respondió a la carta dejada en su domicilio.

¿Narcosenderismo busca expulsar a la DEA del Perú?

Por Miguel Lagos– Diario EXPRESO.
En 2008, dos años después de haber llegado al poder presidencial, el excocalero Evo Morales expulsó a la DEA (Agencia Antidrogas) estadounidense instalada en Bolivia.
La agencia norteamericana (dependiente del Departamento de Justicia) y sus acciones contra el tráfico de drogas en el extranjero le eran al parecer muy incómodas al también bolivariano Morales. Siempre amenazó con sacarlos y agarró ‘argumento’ señalando a la DEA como un ente ‘conspirador’ y de ‘espionaje’ que pretendía derrocarlo. También expulsó al embajador Philip Golberg. Estados Unidos replicó de igual forma con el embajador boliviano.
Por cierto, no han sido pocas las acusaciones e investigaciones que advirtieron por años sobre los posibles nexos del otrora cocalero Morales con el narcotráfico. Y como es sabido, además, el expresidente forma parte del círculo internacional e íntimo del castrochavismo regional que tiene bajo su sombra al ya conocido Cártel de los Soles (encabezado ahora por Nicolás Maduro según el Departamento de Justicia de los EE.UU. en 2020); la estructura cívico militar que tiene, nada más y nada menos, el control del poder político y oficial en Venezuela.
Por su parte, Hugo Chávez hizo lo mismo. Tres años antes, en 2005, dio una patada a la DEA (además de a la Policía Británica que también iba tras los pasos de los narcotraficantes en suelo venezolano).
Documentos y archivos de la agencia antinarcóticos (13/09/2019. El Mundo. España) señalan que este fue un acto premeditado, muy bien calculado para facilitar la conversión de Venezuela en una plaza clave y sin obstáculos para el tráfico de drogas internacional. Por supuesto, la narcoguerrilla de las FARC colombianas en cooperación con los chavistas se repotenciaron con estas facilidades y habrían suministrado los insumos a cambio de armas e impunidad.
Tal como craneaba el colombiano líder del Cártel de Medellín Pablo Escobar años atrás, uno de los objetivos resultantes de la narcodictadura venezolana en gestación era ‘inundar’ Norteamérica de droga y debilitar su base social e institucional. Chávez usó contra la DEA el mismo ‘argumento’ que después usaría Morales: «Estados Unidos llevaba a cabo inteligencia en Venezuela contra el gobierno”.
En Perú, en medio de la candente competencia electoral, el congresista electo (8,241 votos) Guillermo Bermejo de las filas del candidato Pedro Castillo de ‘Perú Libre’, anunció la intención de echar del país a la antinarcóticos DEA si ganan la segunda vuelta presidencial del 6 de junio.
Bermejo está siendo hoy procesado judicialmente por sus conexiones con los senderistas del VRAEM (existen seis colaboradores eficaces que habrían sido miembros de la cúpula narcoterrorista que lo incriminan).
Para este operador potencialmente conectado (de acuerdo a los sistemas de inteligencia peruanos y las investigaciones policiales y fiscales) con fuerzas antisistémicas de naturaleza violenta, terrorista y delictiva, la DEA «es el principal cártel de la droga en el mundo» (19/4/2021. Canal N. Perú). Dijo además que «el diseño de la política antidrogas debería ser nacional y no bajo injerencia extranjera».
¿Lograrán los operadores del narcosenderismo —ahora con posible representación política oficial gracias a Castillo— su objetivo de ‘liberar’ al Perú de la presencia ‘imperialista estadounidense’ vía la DEA como ocurrió en las bolivarianas Venezuela y Bolivia?

Puntuación: 5 / Votos: 23

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *