Terrorismo en campaña

[Visto: 594 veces]

Por Martha Meier Miró Quesada– Diario EXPRESO.
El sindicalista, empresario y falso rondero Pedro Castillo está rodeado de terroristas de Sendero Luminoso y del MRTA. No lograron hacerse del poder por las armas y ahora quieren hacerlo por las urnas. Su hipócrita estrategia se basa en la lucha de clases; una violencia simbólica que debe desterrarse de la contienda y no permitirse; como tampoco que los condenados y fugados terroristas sean impuestos por Castillo y su dueño Cerrón.
La matonería, el desprecio por el diálogo; los ascos al capitalismo popular y el emprendedurismo, que es la voluntad y sueño individual de cada quien; los afanes de cerrar el Congreso y perpetuarse en el poder, se les escapa. El corrupto Vladimir Cerrón, ex gobernador de Junín, hasta lo escribió en un tuit: “No sé por qué piensan que Maduro debe dejar el poder por las presiones de la derecha. ¡La revolución nunca va de visita, va a quedarse!”. No estamos pues frente a un proyecto democrático sino ante una tiranía que busca enquistarse.
Castillo llora sin lágrimas porque lo “terruquean”. Si se rodea de tucos, ¿qué quiere? ¿Si se siente cómodo con ellos, los mete al Congreso y los aúpa, qué señal da? La presencia del senderista Alex Chamán Portugal en su círculo cercano es preocupante. Chamán estuvo encarcelado en el Penal Castro Castro, de 1992 a 1995, acusado de pertenecer a Sendero Luminoso. Un reporte del programa ‘Panorama’ revela que fugó a Bolivia en 1995 consiguiendo refugio político. En la tierra del pedófilo Evo Morales se ha dedicado a la cátedra y promueve la figura de Abimael Guzmán. Es más en una entrevista Chamán indignado sostenía: “Quieren decir al pueblo peruano no se levanten, porque mañana más tarde, así como el doctor Abimael Guzmán, la profesora Elena Iparraguirre y tantos otros revolucionarios y revolucionarias, a ustedes los vamos a meter en condiciones infrahumanas”. Esta porquería presentó en Bolivia a Castillo como ‘compañero’. Chamán cree que los peruanos no se levantan por miedo y no por lo contrario, por valentía, por honor, por amor a su bandera y no a los trapos rojos con la hoz y el martillo que ellos enarbolan.
Castillo es el mascarón de proa del Movadef, brazo político de Sendero. El MRTA y los seudo socialistas del siglo XXI, como la hija de la nobleza francesa Verónika Mendoza, que dice que con Keiko no va ni a la esquina, no tiene empacho en sumarse a quienes convirtieron los Andes Centrales en un mausoleo al aire libre, en espacio de crimen contra los peruanos más pobres.
La chusma violenta solo quiere el poder y pervierte los mensajes para tratar de hacer creer que ellos son los buenos, que ellos son los demócratas, que quienes apuestan por la libertad, renovar el abrazo y la esperanza, y erradicar la pandemia son el enemigo. Por soberbios serán barridos.
Castillo junto a Tito Rojas quien había sido parte de la cúpula del Movadef, según documentos de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote). En noviembre de 2010, Tito Rojas formó parte del Comité Electoral que eligió a la directiva nacional del brazo político de Sendero Luminoso cuando este intentó inscribirse como partido político ante el Jurado Nacional de Elecciones.

Los cinco dirigentes del Movadef que acompañaron a Pedro Castillo

Los dirigentes responsables de impulsar al ahora candidato de Perú Libre a la palestra pública dejaron sus firmas en los planillones del Movadef y los otros hasta defienden el genocida pensamiento Gonzalo públicamente.

Por OSCAR M. QUISPE– Diario Perú21.
“Dime con quién andas y te diré quién eres” es un antiguo refrán que en estos tiempos de campaña electoral cobra mucho valor. Entre 2017 y 2020, el candidato de Perú Libre, Pedro Castillo, tuvo juntas que ahora pretende desconocer y que fueron los responsables de su aparición mediática, pero cuyos actos dejaron una huella que será imposible de borrar.
Como ya es de conocimiento público, en 2017 Pedro Castillo fue elegido por el Conare– Sute como el presidente del Comité de Lucha para la marcha que se preparaba en ese entonces contra la ley de carrera pública magisterial que busca la mejora de la educación básica del país.
A partir de entonces, al lado de Pedro Castillo aparecen César Tito Rojas, dirigente del Conare; Lucio Ccallo Callacta, antecesor de Castillo en el comité de lucha y miembro del Movadef; Mery Coila Ramírez, activista del mismo movimiento y acompañante a los viajes a Bolivia del ahora candidato; y Oswaldo Esquivel Caycho, secretario de prensa del Movadef. También Castillo ha mantenido cerca a Efraín Condori, defensor del pensamiento Gonzalo.
Los cinco dirigentes de Movadef que acompañaron a Pedro Castillo
¿Qué tienen en común Ccallo, Coila, Esquivel? Los tres dejaron su firma, nombre escrito a mano y huella digital en los planillones del Movadef cuando el brazo político de Sendero Luminoso buscó inscribirse como partido a inicios de 2011.
Edgar Tello, electo congresista y fervoroso activista del Conare, también ha estado al lado de Castillo.
El Movadef formó el Conare para hacerse del control del Sutep y tomar los recursos de la Derrama Magisterial, una institución del sindicato de maestros que ofrece servicios de previsión social.
Pero Conare necesitaba a una persona sin antecedentes para que los represente, porque todos los dirigentes anteriormente mencionados o habían dejado su firma en los planillones del Movadef o tenían antecedentes por terrorismo. Es así como eligieron a Pedro Castillo Terrones, un profesor que tenía su legajo limpio y sin cuestionamiento judicial.
Lucio Ccallo fue secretario del Movadef de la base de la provincia de El Collao en Puno. En 2017 él y otros dirigentes del Conare acordaron imponer a Castillo como su presidente del nuevo Comité de Lucha.
Mery Coila fue secretaria de organización de la base Tacna del Movadef. En 2018 acompañó a Pedro Castillo a Tacna y a Bolivia, y hoy es una ferviente defensora del candidato de Perú Libre. En sus redes sociales es muy activa atacando a las personas que se atreven a cuestionar a su líder.
Oswaldo Esquivel fue fundador del Conare. El 26 mayo de mayo de 2018, después del viaje que hizo Castillo a Bolivia, se reunieron en el distrito de San Juan de Lurigancho.
Efraín Condori fue grabado en 2012 en la ciudad de Marsella en Francia haciendo apología al terrorismo. “Este gobierno (Humala) ha dado giro a la militarización y persecución a, principalmente, marxistas, maoísta, leninistas, pensamiento Gonzalo y a los dirigentes de las luchas populares”, dijo Condori en un auditorio.
El exintegrante del Grupo Especial de Inteligencia de la Policía José Gil Becerra explica que “Castillo fue elegido para limpiarle la cara al Conare porque casi todos tenían referencias por terrorismo o habían purgado condena. Buscaron una cara limpia para que no se le relacione con Sendero. Pedro Castillo no es terrorista, pero es mascarón de proa de un proyecto político con antecedentes por terrorismo”.
EL PERIPLO A BOLIVIA
En mayo de 2018, Castillo viajó a Bolivia en compañía de Mery Coila, Efraín Condori, César Tito y Edgar Tello. También estuvo invitado Lucio Ccallo. Los dirigentes del Conare llegaron al Foro Internacional Crisis de la Educación Pública Latinoamericana en el Marco del Capitalismo Neoliberal.
El evento fue organizado por Alex Chamán Portugal, quien huyó a Bolivia después de que, el 18 de noviembre de 1992, durante un paro armado de Sendero Luminoso, fuera detenido por agentes de la Dircote. En los eventos que organiza, muchos de ellos virtuales, Chamán se refiere a Abimael Guzmán como “doctor”.
El evento significó la presentación internacional de Pedro Castillo; un día antes había estado con Evo Morales, entonces mandamás de Bolivia. La fotografía que publicó Morales en Internet, esta semana, fue tomada en mayo de 2018.
El diario El Comercio reveló el viernes que Castillo fundó, junto a los antes mencionados profesores, la Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú (Fenate-Perú). Pero este grupo es el mismo Conare que tuvo que cambiar de nombre debido a las serias vinculaciones que la Dircote encontró con el Movadef y que fueron expuestas en el Congreso en agosto de 2017 por el entonces ministro del Interior, Carlos Basombrío.
“El Conare- Sute el 17 de junio (2017) en una convención en Lima se reunifica y nombra como su punto de encuentro al profesor Castillo Terrones; es decir, el presidente del Comité de Lucha fue elegido por la unificación de las dos facciones en las que estaba dividido el Sute – Conare que como toda persona que conoce el mundo de la educación sabe que es el Sute de Sendero Luminoso hace muchos años”, señaló el exministro en ese entonces.
Como acota José Gil, el Conare propuso a Castillo como candidato de la izquierda radical para estas elecciones. “Castillo sabe que quienes lo están llevando es la gente del partido (SL). Por eso su plan de gobierno dice que es marxista leninista, pensamiento Mariátegui”.
Pedro Castillo y el dueño del partido Perú Libre, Vladimir Cerrón, se victimizan cuando las pruebas alrededor del candidato lo ubican en medio de la facción magisterial de Sendero Luminoso. Y, cuando al postulante se le pregunta sobre el tema, lo único que señala es “no soy terrorista”.

Anemio & Pandemio contra el virus

Por Mario Ghibellini- Diario El Comercio.
La magia de las parejas cómicas ha radicado siempre en el contraste. Si uno de sus integrantes es gordo, el otro tendrá que ser flaco; y si uno es adusto, el otro, por fuerza, será risueño. Los dos, eso sí, deben ser igualmente torpes y proclives al involuntario juego de palabras. Los malentendidos derivados del distinto sentido que cada uno de los miembros de la pareja le da a una misma expresión han sido fuente inagotable de ‘gags’ que han quedado grabados en la historia del cine y el vodevil. La conformación de este tipo de dúos, sin embargo, no ha sido invariablemente el resultado de una calculada fórmula. En algunas ocasiones, el azar intervino en la prodigiosa confluencia. Tal fue, por ejemplo, el caso de Laurel & Hardy, y tal parece que ha sido también el caso de Vladimir Cerrón y Pedro Castillo.
El secretario general de Perú Libre y el candidato presidencial con el que esa organización política participa en esta segunda vuelta empezaron la campaña, en efecto, como simples aliados políticos, pero esta semana han revelado una vena histriónica y una particular química para marcar contrastes entre ellos que los han convertido en algo así como la versión criolla de la recordada “pareja dispareja”.
–Instale su tiranía–
Después de una semana en la que los medios destacaron algunos de los puntos más controvertidos del plan de gobierno de Perú Libre, así como las declaraciones más hostiles de algunos de los congresistas virtualmente electos de ese partido contra el Estado de derecho, Castillo apareció en una entrevista radial a recitar: “Hemos trabajado un plan de gobierno y, más allá de lo que diga o deje de decir Cerrón, el que va a gobernar soy yo”.
Cabe anotar, no obstante, que el plan de gobierno con el que el referido partido y su candidato corrieron en la primera vuelta fue esencialmente alumbrado por el ingenio de Cerrón, por lo que –salvo que Castillo estuviese aludiendo a un plan secreto que ha estado guardando para sorprendernos en estos días– aquello que haya dicho en ese documento el exgobernador regional de Junín sí que lo compromete.
En general, las sentencias del texto programático o las frases inmortales de los virtuales parlamentarios resaltadas recientemente por la prensa tienen que ver con las intenciones de convocar a una Asamblea Constituyente y disolver el Congreso por razones reñidas con la Constitución. Y también, por supuesto, con la evaluación oficial “de los contenidos de la televisión y las radios antes de la difusión, evitando de esta forma que se atente contra la moral y las buenas costumbres de la sociedad peruana”. Es decir, con el recetario para instalar una tiranía que bien podría encontrar uno en Wikipedia.
De manera anticipatoria, además, hace apenas once días, Cerrón consignó en su cuenta de Twitter un mensaje tendiente a desvirtuar cualquier maquillaje que pudiera intentarse con el plan de gobierno original después de la primera vuelta. “No habrá Hoja de Ruta con Perú Libre y Pedro Castillo. Somos un partido consecuente y consciente de sus planteamientos”, escribió. Así que lo que tenemos, en buena cuenta, es una rutina del tipo “quién manda a quién” improvisada por la pareja bufa. Y salpicada de juegos de palabras, desde luego.
Hay que precisar, no obstante, que no todo en esta sociedad farandulera es disenso o contrapunto. Existen también asuntos en los que nuestros dos personajes coinciden minuciosamente, y uno de ellos es el de la absoluta ausencia de ideas sobre qué hacer para combatir la pandemia del COVID-19 si llegan al poder.
–Mataclowns–
En lo que respecta a este pequeño déficit en materia de salud, por lo menos hay que reconocer en Cerrón (que irónicamente es médico) consistencia y franqueza. En el 2014, cuando era gobernador de Junín, la anemia de los niños de 6 a 35 meses de su región llegó al 64%, un récord auténticamente macabro. Y en el programa de gobierno de su autoría presentado por Perú Libre ante el JNE para competir en estas elecciones, el coronavirus sencillamente no aparece. Ni siquiera en una enmendadura de último momento.
Castillo, por su parte, se enzarza en las espinas de su propio floro cuando le preguntan cuál es su propuesta para conseguir pronto la inmunización de toda la población contra el COVID-19. “Nuestra convocatoria es decidida con la finalidad de convocar a los mejores médicos del Perú para hacer esta cruzada pero en conjunto, y a partir de ahí, estructurar este trabajo; declarar no solamente una cruzada nacional y enfrentar esta pandemia generalizando primeramente la atención médica”, ha sido, por ejemplo, una de sus formulaciones más celebradas sobre el particular. Así como también aquella otra en la que anunció que llamará “a la empresa transnacional y a la nacional para [ver] cuál es su cuota, su amor a la patria para comprar no solo vacunas”. Convocar, llamar, declarar… Por lo que parece el principal instrumento del que se piensa valer Castillo para derrotar a la epidemia es el megáfono.
Así las cosas, el cuadro que enfrentamos es muy claro: estamos jugándonos la posibilidad de caer en manos de esta pareja de ‘clowns’ –Anemio & Pandemio es el nombre artístico que proponemos para ellos– para salir de esta pesadilla infecciosa. ¡Para morirse de risa! Aunque pensándolo bien, la risa no está garantizada; la muerte, sí.

Elecciones 2021: virtuales congresistas de Avanza País anuncian que votarán por Keiko Fujimori

Adriana Tudela y Alejandro Cavero se pronunciaron luego que el excandidato presidencial Hernando de Soto no manifestó su apoyo para ninguno de los dos postulantes en segunda vuelta, pues busca “tender puentes”.

Los virtuales congresistas de Avanza País, Adriana Tudela y Alejandro Cavero, manifestaron este domingo que votarán por la candidata presidencial de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, en la segunda vuelta de las Elecciones Generales 2021, a realizarse el próximo 6 de junio.
Estas declaraciones se dan a conocer luego de que el excandidato presidencial por Avanza País, Hernando de Soto, consideró que las propuestas de Pedro Castillo y Keiko Fujimori aún son insuficientes como para anunciar su apoyo a alguno de ellos para la segunda vuelta electoral.
A través de sus redes sociales, Adriana Tudela explicó que elegir a Fujimori Higuchi “es lo más responsable”, ya que la candidatura de Pedro Castillo “es incompatible” con sus ideas.
“Postulé al Congreso para defender el Estado de derecho y las libertades políticas y económicas de los peruanos. El proyecto de Pedro Castillo es incompatible con esas ideas. Me reafirmo: en esta circunstancia, votar por Keiko Fujimori es lo más responsable. Esto no es un cheque en blanco. El poder político, sin importar quién lo ejerza, siempre debe ser limitado y fiscalizado”, escribió la virtual legisladora.
Asimismo, su padre el excanciller Francisco Tudela reveló en un pronunciamiento que ha dejado de formar parte de “la plancha de gobernabilidad de Avanza País” debido a que “no se puede ser indeciso o esperar para ver quién gana”.
Por su parte, Alejandro Cavero consideró “claro” que la decisión en la segunda vuelta electoral es “entre la democracia y la dictadura, así como entre la libertad y el estatismo”.
“A dos semanas de la primera vuelta para mí está claro que en esta elección estamos decidiendo entre la democracia y la dictadura, así como entre la libertad y el estatismo. No hay más. Anuncio que yo no votaré por Castillo y debemos hacerlo por Keiko Fujimori. Se trata del Perú”, señaló.
El pasado jueves 22, el también virtual congresista José Williams Zapata, quien fue designado vocero de la bancada, había manifestado que De Soto tenía “clarísimo” a qué candidato apoyar. En una entrevista con Perú 21 aseguró que “el totalitarismo, marxismo, maoísmo” no llevarán al Perú “a ningún lugar”.
Fuente: Diario El Comercio.

Puntuación: 5 / Votos: 35

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *