Pedro Narbona

[Visto: 199 veces]

El cura al que le quemaron dos iglesias en Chile

Por Macarena Gayangos– Aleteia Chile
El testimonio en Aleteia del sacerdote chileno, al servicio de iglesias vandalizadas en su país, que acaba de ser distinguido con el premio Libertad Religiosa 2021 que entrega Ayuda a la Iglesia Necesitada.
Con el apoyo y presencia de las comunidades de las iglesias de La Asunción y de la Veracruz, he palpado como el Señor se encuentra presente. He visto también la solidaridad de hermanos de varias partes del mundo, desde países donde son perseguidos por su fe, que se han manifestado a través de la oración y mensajes. Me encuentro tremendamente agradecido a Dios”.
Estas son las primeras palabras en diálogo con Aleteia del padre Pedro Narbona, quien recibió el premio Libertad Religiosa 2021, entregado por la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN).
El sacerdote, quien se encuentra al servicio de estas dos iglesias, las cuales fueron vandalizadas y quemadas durante el estallido social en octubre del 2019. Y en el caso de La Asunción nuevamente incendiada el 20 de octubre del año recién pasado.
Al acompañar estas comunidades, quienes se apoyan en la oración, estimula y da alegría que en medio del dolor de la pérdida de los templos y en esta pandemia, sigan siendo piedras vivas de la Iglesia”.
Acompañar en el dolor
Cuando Aleteia le pregunta que sintió cuándo le avisaron que había ganado el premio, respira profundo y dice:
Primero un poco confundido, porque esto es para las comunidades que tanto han sufrido. Yo soy solo un instrumento que Dios me puso aquí para acompañarlos en estos momentos de inmenso dolor e incertidumbre”.
Cada vez que menciona a las comunidades el padre Narbona se emociona.
La vida pastoral a pesar de la destrucción y cierre de los templos ha continuado a través de las plataformas digitales. “Como comunidad hemos podido ayudar a familias que lo están pasando muy mal por la pandemia. En este ambiente solidario uno se anima a seguir”.
El sacerdote chileno relata que la comunidad ha trabajado el dolor con profesionales al perder las dos parroquias.
Chile, iglesia La Asunción y la hora de la restauración
Compartir la pena de haber perdido nuestro espacio para reunirnos a celebrar nuestra fe ha sido muy significativo. Se debe entender que no es sólo la pérdida física, sino que hablamos de personas y familias enteras donde han desarrollado su vida espiritual en estas iglesias. Han celebrado, matrimonios, bautizos, primeras comuniones, sino que también han despedido a sus padres o abuelos”.
Sin rencor
A pesar de todo no guardamos rencor. Uno puede entender la rabia durante el estallido social debido a distintas circunstancias. Pero es fundamental que vayamos creciendo y caminando hacia una verdad civilización del amor o como dice el papa Francisco a una cultura del encuentro”, complementa el padre Narbona.
Las dos iglesias se encuentran cerradas y en algún proceso de reconstrucción. La Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN en Chile) ayudará en la reconstrucción de las oficias y salones parroquiales; de esta manera la comunidad podrá volver a reunirse una vez que las medidas sanitarias lo permitan.
Chile en la mira por libertad religiosa
El informe señala que la libertad religiosa se viola gravemente en uno de cada tres países. Según el documento, presentado oficialmente en Roma y en otras ciudades del mundo, este derecho fundamental entre 2018 y 2020 no se respetó este en 62 (el 31,6%) de los 196 países del mundo; cabe recordar que este informe abarca todas las religiones y no sólo la católica.
Paulina Eyzaguirre del Centro UC Derecho y Religión, organismo encargado de hacer el estudio en esta parte del mundo, expuso los detalles de por qué en Chile el derecho a la libertad religiosa está en estudio y en entredicho.
La quema de iglesias tras el estallido social es la principal causa, pero el Covid-19 y las restricciones impuestas a la asistencia a los templos también ponen un manto de duda a la defensa de la libertad religiosa de parte de nuestras instituciones.
Un “caso ilustrativo”
Chile no está entre las naciones donde es posible identificar hostilidad proveniente del Estado -como ocurre en Cuba, Venezuela y Nicaragua-, pero sí entre aquellas en las que se advierte una amenaza El informe escoge el chileno como “caso ilustrativo”, dando cuenta de la quema de iglesias durante la crisis social.
En uno de cada tres países se producen graves violaciones de la libertad religiosa
Se cometieron actos vandálicos y daños en 59 iglesias de todo el país, 53 de ellas católicas y seis evangélicas. Agrega que entre los actos de violencia se cuentan profanaciones del Santísimo Sacramento, interrupción de servicios religiosos y daños en puertas y verjas de templos, como también la quema de bancos y destrucción de imágenes para construir barricadas.
Aunque las autoridades chilenas condenaron actos, no se ha abierto una investigación oficial completa, a pesar de las peticiones de la Iglesia para que se investigue (en algunos casos se sabe quiénes fueron los autores)”, sentencia el documento.
Respecto de Chile, el estudio releva una arista positiva: que el derecho a la libertad religiosa ha recibido el amparo de sentencias de tribunales superiores, como en Brasil, Costa Rica, Honduras, Jamaica y Colombia. El análisis advierte que en varios países de la región hay un creciente debate sobre el laicismo y el espacio de la libertad religiosa en la vida pública.

Puntuación: 5 / Votos: 27

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *