Veronika 4 puntos

[Visto: 132 veces]

Revista CARETAS.

El Foro de Sao Paulo, Lava Jato y el Golpe Caviar-del 30-S

Por Sergio Tapia– CaféViena.pe
En la suscitada renuncia del Ministro de Energía y Minas, Liu Yonsen, por haber sido consultor de la empresa Odebrecht, ha habido más que descaro. Pues, por la misma causa que se produce la salida del Ministro, también podría también comprometer con igual desenlace al propio Presidente, y al ONGismo gobernante.
Hay entrelazadas operaciones comerciales de los constructores adictos a perforar las licitaciones en las obras del Estado y, sucesivas campañas de demolición del Estado por las organizaciones marxistas. Es en esta atmósfera de doble composición: negocios de alto vuelo e ideología destructiva, que se eleva a su máxima potencia la corrupción empresarial/estatal operada por Odebrecht.
En el Perú, con el golpe caviar del 30 de setiembre de 2019, se acelera la demolición revolucionaria de las instituciones republicanas, y se produce una concentración del poder en hábiles titiriteros comunistas. En nuestros días en vísperas de celebrar el bicentenario de la fundación de la República, no se hace honor alguno al ideal proclamado por el Generalísimo don José de San Martin, en su Estatuto de Lima del 8 de octubre de 1821: “… me abstendré de mezclarme jamás en el solemne ejercicio de las funciones judiciarias, porque su independencia es la única y verdadera salvaguardia de la libertad del pueblo; y nada importa que se ostenten máximas exquisitamente filantrópicas cuando el que hace la ley o la ejecuta, es también el que la aplica.”
A 199 años de esta aspiración, en el Perú se hayan subyugados los tres poderes del Estado (legislativo, ejecutivo y judicial), y varios de los organismos autónomos, como el Ministerio Público y la Junta Nacional de Justicia, entre otros.
La revolución marxista ha sido constantemente camaleónica para hacerse del poder. Los marxistas pactan y hacen alianzas con muchísima facilidad con sus enemigos ideológicos: pactaron con los nazis el 23 de agosto de 1939 para invadir no sólo Polonia, sino para anexarse a las repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania); así como Besarabia y Bukovina (que pertenecían a Rumania). Así, en menos de un año, el primer Estado comunista, la Unión Soviética, extendió su yugo de odio, terror e inhumanidad a 23 millones de personas adicionales.
Las alianzas del comunismo no cesaron. El 22 de junio de 1941 cuando Alemania invade el territorio del único estado comunista de entonces, Inglaterra se hizo amiga de Stalin y arrastrando en la misma dirección la política exterior norteamericana, país que se había constituido en la despensa bélica de Inglaterra. Es así que el 16 de agosto de 1941, en Moscú, los embajadores de Inglaterra y Estados Unidos ofrecieron oficialmente ayuda al sanguinario tirano comunista Stalin. En septiembre de 1941, reunidas en Moscú las delegaciones de los ingleses y norteamericanos, se concretó la ayuda militar y económica requerida por Stalin, y se formó entre los tres países la «Gran Alianza». Los que obtendrá la victoria al final de la segunda guerra mundial, en 1945, y sobrevino el reparto mundial, para comunistas una buena tajada del globo terráqueo para que lo gobiernen como les de la gana, y en la otra parte compitiendo los comunistas locales con ingente ayuda de los estados comunistas, para asumir el poder en más países.
Y, así giró la post guerra, hasta 1989, cuando el sistema político-económico comunista implosiona, porque no da para nada ni para más. Durante 50 años engañaron a medio mundo. Aunque todavía quedaba países con población ingenua, esperando ser engatusada.
En reacción a la caída del sistema de gobierno comunista; en el año 1990 Cuba generó una novísima estrategia para renovar y extender el comunismo en América Latina, mediante el Foro de Sao Paulo, afiliando a todos los partidos comunistas y pro-comunistas de los países latinoamericanos.Candidato perdedor Polansky Rodriguez Yong por Loreto.
Del Perú se afiliaron once grupos políticos, algunos con participación gubernamental y representación en el Congreso:
– Ciudadanos por el Cambio (2012) grupo disidente del gobierno de Ollanta Humala, liderado por Salomón Lerner e integrado por Carlos Tapia, Sinesio López, Cecilia Israel, Nicolás Lynch y Félix Jiménez.

– Tierra y Libertad (2010) del ex-cura Marco Arana que actualmente pervive como Frente Amplio por Justicia, Vida y Libertad (2013).
– Partido Comunista del Perú– Patria Roja (1969) de Alberto Moreno y Rolando Breña.
– Partido Comunista Peruano (desde 1930 con esa denominación), ya venido a menos desde la desaparición de la URSS y la muerte de su porfiado gestor Jorge del Prado (+1999), sus líderes actuales son Roberto de la Cruz y Renán Raffo Muñoz.
– Partido Nacionalista Peruano (2005) de Ollanta Humala.
– Partido Socialista del Perú (2005 ) de Javier Diez Canseco (+2013).
– Partido Humanista Peruano (2001) de Yehude Simons.
– Partido Político Perú Libre (2012) de Vladimir Cerrón.
– Partido Pueblo Unido (2007) grupo relacionado con Verónika Mendoza.
– Movimiento Nuevo Perú (2017) de Verónika Mendoza y Álvaro Campana.
Al fundarse el Foro de Sao Paulo en 1990, el único partido afiliado que era gobierno fue el partido comunista cubano. Luego en 1999 asume Chávez en Venezuela, y en el 2003 Lula en Brasil. Luego, llegarán a ser gobierno distintos partidos afiliados del Foro de Sao Paulo: Uruguay (2004), Bolivia (2005), Chile (2006), Ecuador (2006), Nicaragua (2006), Paraguay (2008), Uruguay (2009), El Salvador (2009), Brasil (2010), Perú (2011), Venezuela (2013), Chile (2014), El Salvador (2014).
La nueva estrategia es alentar que los comunistas lleguen al poder por la vía electoral, y ya no por medio de la guerrilla, el terrorismo y la violencia sindical.
El apoyo sustantivo de Cuba para diseñar la transición colombiana de una situación subversiva guerrillera por decenas de años, a un estado de paz aparente mediante la creación de un sistema judicial ad hoc (del cual fue colaborador para su puesta en marcha, García Sayán), para juzgar militares y consagrar la impunidad a los guerrilleros. Y, otorgando representación parlamentaria a los ex-guerrilleros, sin intermediación electoral; acercó a Cuba a las estrategias jurídicas de las ONGs derechohumanistas.
Aún está por escribirse las crónicas que den cuenta de este giro del comunismo latinoamericano, que mudó de la estrategia asesina mediante la lucha guerrillera, pasó por el terrorismo desalmado, y desemboca en las apacibles correrías lobistas de los derechos humanos, y el redireccionamiento del sistema de Justicia para promover la impunidad de la corrupción Lava Jato a escala continental, constituyéndose en falsos adalides de la lucha contra el delito que ellos mismos generaron como estrategia político-psicosocial para socavar el estado republicano y democrático que han sabido infiltrar, copar y someter.

LOS CUELLOS BLANCOS DE LA PRENSA

Por Luciano Revoredo– LaAbeja.pe
El cinismo mediático en torno del “media trainning” que llevó a cabo el periodista Augusto Álvarez Rodrich al ahora expresidente de OSINERGMIN, Daniel Schmerler, a través de la empresa Otrosí, raya en lo surreal.
¿Y por qué surreal? Porque este es el modo de operar de las llamadas empresas consultoras desde hace muchos años. Todos lo saben. Las pruebas abundan. Pero la hipocresía y los calzones con bobos tapan lo evidente.
Basta recordar el recorrido profesional del hoy cuestionado periodista Álvarez Rodrich por distintas oficinas de funcionarios públicos, obispos, presidentes, etc. Y como él, sus más famosos colegas como Rosa María Palacios, quienes ya reiteradas veces han sido señalados por ejercer la respectiva “lavada de cara” cuando las papas queman en distintos despachos. Claro está, cuando el cheque se pone sobre la mesa, pasan de ser fujimoristas acérrimos, por ejemplo, a los más activistas “antis”. Curiosos efectos de la mermelada nacional.
En este contexto, iniciamos en La Abeja una serie de artículos con un objetivo bien definido. No queremos rascar en toda la podredumbre mediática nacional que hoy ya ha superado con creces a la nefasta etapa montesinista. No. Quien mucho abarca poco aprieta.
Hemos decido abocarnos a una sola cuestión: continuar con una historia que empezamos allá en agosto del 2018. En ese momento publicamos la nota “CHISAC Y LA FÁBRICA DE MERMELADA” en donde señalamos precisamente lo que tanto hoy tanto espanta sobre la conducta de Álvarez Rodrich: “A cambio de un buen presupuesto CHISAC te lava la cara. Y vaya que así fue. No es de extrañar pues que el moralizador Salinas haya trabajado arduamente para lavarle la cara nada menos que a don Alan Azizollahoff, el responsable de la muerte de tantos jóvenes inocentes en la discoteca Utopía. Un buen fajo de dólares y Salinas se multiplica en cafés y cebichitos y bastante mermelada para que la imagen de Azizollahoff se levante, se limpie. Un trabajo notable. Un buen manejo de crisis. Pero como business son business, eso no es nada, también hay que limpiar al Fiscal de la Nación. Al favorito de la caviarada, a don Pablo Sánchez, quien al ser denunciado constitucionalmente por su livianidad con la corrupción no tuvo mejor idea que recurrir a CHISAC, y otra vez el diligente Salinas se pisó los callos para convocar a un almuerzo con periodistas por el que cobró nada menos que 17000 soles”.
En esa nota solo señalamos algunos puntos relevantes de la relación de Chirinos & Salinas Asociados (CHISAC) con algunos miembros de la esfera estatal y allegados. Pero mucho se quedó en el tintero. En ese momento decidimos no publicar más. Pero el trabajo de investigación no se detuvo. Y hoy creemos que es necesario mostrar algunos datos sobre CHISAC y empresas afines que trabajan en lo que podríamos llamar una especie de “club de las consultoras de comunicación”. Algo así como “los cuellos blancos de la prensa”. Ese sector de la prensa que se ufana de ser la reserva moral de nuestra sociedad, muestra cada vez con mayor claridad que operan bajo un escandaloso doble estandar y, aun así, pretender ser líderes de opinión.
Desde que empezamos a investigar hace más de un año y medio, muchas cosas han cambiado. Por ejemplo, luego de nuestros artículos, CHISAC dejó de licitar con el Estado. Cosa rara. Algo que hoy, luego del caso de Álvarez Rodrich, reabre las suspicacias en torno a la procedencia de sus ingresos. ¿O será que otra empresa, al estilo OTROSÍ, les podría estar dando la mano? Estén atentos. Aquellos interesados en conocer un caso más de varias lavadas de cara a funcionarios, no se pierdan los artículos que vendrán sobre esta empresa y sus consorciadas.
Cerrado un paréntesis político en el que me impuse no escribir en La Abeja para mantener independencia, he vuelto con más ganas de –como diría Paola Ugaz— hacer más y mejor periodismo.
Los invito a leer el artículo “Chisac y la fábrica de mermelada” para ir calentando motores. Lo pueden ver aquí https://www.laabeja.pe/chisac-y-la-fabrica-de-mermelada/ 

EL CASO CHISAC

Por Luciano Revoredo– LaAbeja.pe
Como mencionamos en la nota anterior, la idea de esta serie de artículos es evidenciar que los “media training” que tanto escandalizaron hace algunos días, cuando se descubrió que el periodista Augusto Álvarez Rodrich había realizado uno para Osinergmin, no es algo nuevo. Lógicamente, el afán de estas notas no es defender el modelo de “negocio”. No es decir que “como todos lo hacen, está bien”. Al contrario. Queremos evidenciar que, a pesar de que es una práctica común entre este tipo de consultoras, sorprende que las personas se escandalicen solo cuando, valga la redundancia, están asociadas a un “escándalo”.
Y para evidenciarlo seguiremos hablando de una empresa en concreto: Chirinos & Salinas y Asociados, más conocida como CHISAC. Y no es porque no hayan más como ellas. Las hay y en el desarrollo de esta serie iremos demostrando cómo se interrelacionan entre ellas. Pensamos que para ilustrar estos casos, vale el “para muestra, un botón”. Porque esto no es solo un lío de empresas. También de colegas y comadres. Hay mucho material allí por desgranar, pero en esta nota nos centraremos en conocer a la empresa en sí. Nada más.
¿Quiénes son los Chisac? Según lo que presentan en su página web ­­­—www.chisac.com— es una consultora en comunicación con especialización en relaciones con medios de comunicación y en manejo de crisis. Opera desde 1995, tiempo en el que se ha convertido en una de las más reconocidas consultoras del país, caracterizándose por su eficiencia, su conocimiento de la oferta de medios de comunicación, de su dinámica interna y principales protagonistas, así como por su credibilidad”. ¿Manejo de crisis? ¿Su conocimiento de la “oferta” en medios, su “dinámica interna” y sus “principales protagonistas”? ¿No suena a algo así como un “media training” con manejo de contenido según intereses del cliente en los medios cercanos y con periodistas amigos? De hecho, puede que sí, puede que no. Pueden ser interpretaciones subjetivas. Sin embargo, dicen que “por sus obras los conocereís”. Así que hacía allí vamos. Poco a poco.
Si quedan dudas sobre el concepto de venta de CHISAC, podemos seguir con el siguiente punto de su presentación. En aquella parte donde dice Metodología de trabajo: “Contribuimos a que nuestros clientes sean más conocidos y mejor entendidos. Damos soluciones a través de nuestra experiencia en medios de comunicación y conocimiento del mercado periodístico”.  ¿Alo, hermanito? ¿Me das una manito? Tengo un cliente que necesita que no se le comenten algunos puntitos oscuros en prensa. Por ejemplo, su responsabilidad en un incendio en una discoteca en la que murieron 29 jóvenes. Y de paso, a ver, si lo ayudas con una entrevista en tu programa. ¿La ética ante este tipo de  actos? Parece que muy poco, o nula. Hasta a algunos de los socios, le “vale madre”.
De hecho, cuando comenzamos luego a revisar el historial de contratos que ha tenido la empresa CHISAC desde su creación, (como dice la web allá en 1995 aunque su alta en Sunat fue en 1996), nos podemos dar cuenta que entre el modo de operar de OTROSI y CHISAC, solo por poner alguna referencia cercana, hay más puntos en común que diferencias. Por ejemplo, Pedro Salinas de CHISAC es íntimo amigo de Jorge Bruce, muy ligado a OTROSI. No solo comparten afición por la consultoría en comunicaciones, sino que Bruce acompaña muy de cerca a Salinas en su cruzada anticlerical, presentando sus libros y haciéndole sus pericias psiquiátricas para sus juicios personalísimos, que pretenden reemplazar a aquellas que fueron legalmente ejecutadas por el Ministerio Público y cuyo resultado no es del gusto de Salinas. Claro, a nadie le gusta que le digan que sus problemas vienen de sus padres y no de sus supuestos victimarios.
Pero bueno, eso es un tema personal que no compete a esta nota. Lo que tratamos de decir es que OTROSI y CHISAC hacen el mismo trabajo: manejo de crisis, lavada de cara, favores con los amigos de prensa, entre otros, a cambio de un buen pago y sin importar que haya víctimas mortales. Reales, concretas. Claro, cuando la víctima no es un negocio, deja de ser relevante para el justiciero.
Basta con seguir haciendo scroll down a la página de CHISAC para encontrar los servicios que ofrecen. Por ejemplo: generar noticias a partir de las actividades de cada compañía, liderazgo de opinión, gestión ante los medios de comunicación para la publicación de notas de prensa y/o entrevistas, identificación de los momentos clave en los que debe brindarse información a los medios, prestar soporte en casos de crisis institucionales, entre otros. Sobre este último punto —las crisis— tal vez el caso reciente más emblemático fue, como veremos posteriormente, aquel en el que los CHISAC le organizaron un desayuno con periodistas al entonces Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, luego de que la congresista Yeni Vilcatoma lo denunciara. Y ni qué decir de sus asesorías al entonces alcalde del Callao, hoy preso por corrupción, Félix Moreno. O a PPK. O a Susana de la Puente. Pero como diría Luis Fonsi, vamos “pasito a pasito”.
Otro punto que llama la atención es \el equipo de trabajo que presenta la página web. Además de los socios, Freddy Chirinos y Pedro Salinas, hay 12 empleados más. Definitivamente, mal no les debe ir. Sobre todo, cuando vemos que sus oficinas quedan en el lujoso edificio Patio Panorama. Sin duda, la consultoría en comunicaciones es un lucrativo negocio cuando se tiene a toda la argolla amiguera moviendo las piezas en los medios. Y, por supuesto, cuando los clientes son los peces más gordos. ¿Y qué pez más gordo hoy que el Estado? De sus arcas —vale decir, del dinero de todos— beben tantas boquitas. Entre mermeladas y consultorías, bienaventurados aquellos que están en el círculo concéntrico más cercano. Pero esto lo veremos a partir del siguiente artículo, en donde iremos presentando, uno a uno, los contratos más jugosos de esta exitosa empresa con algunas instituciones del Estado. Esperemos que como está de moda últimamente con algunos implicados en contratos poco transparentes, no salgan cantando al estilo Thalia: Pero no me acuerdo, no me acuerdo. Y si no me acuerdo, no pasó. Eso no pasó”. Porque sí pasó, y bastantes veces.

Puntuación: 5 / Votos: 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *