Pedro Salinas

[Visto: 213 veces]

El Caso Pedro Salinas: De denunciante de abusos a mancillador de honras

Este 6 de noviembre, el doctor Percy García Cavero, conocido abogado peruano, presentará su más reciente publicación titulada “El caso Pedro Salinas: De denunciante de abusos a mancillador de honras”. En este trabajo, García Cavero resume los aspectos más importantes que, desde su punto de vista, sucedieron durante la querella por difamación que le interpusiera el Arzobispo de Piura y Tumbes, Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, al periodista peruano Pedro Salinas Chacaltana.
“He tomado la decisión de hacerlo porque el trabajo profesional que tuve que realizar con ocasión de dicha querella me ha mostrado cómo el mundo de los medios de comunicación puede llegar a deformar de una manera espantosa la realidad y llevar a la opinión pública a apreciaciones sesgadas por una falta de conocimiento sobre cómo efectivamente sucedieron los hechos judicialmente examinados”, dice el autor cuando explica las razones que lo llevaron a realizar este trabajo.
Como manifiesta Percy García Cavero al inicio del libro, su objetivo principal no es presentar una obra académica ni especializada, sino que el público en general conozca un caso de clara violación al derecho a la honra disfrazado de libertad de opinión o de prensa.
“No hay duda de que la libertad de expresión, sea en su faceta de libertad de información sobre hechos de interés público o en su faceta de libertad de opinión sobre la valoración de esos hechos, constituye un pilar esencial de la democracia. Sin embargo, no significa que esta libertad sea absoluta, pues quien se excede o abusa de ella tiene que responder legalmente si es que lesiona ilegítimamente otros derechos de relevancia también constitucional. La libertad de expresión tiene que ejercerse de una manera responsable, esto es, sin lesionar ilegítimamente el honor o la intimidad de las personas”. Y esto es algo, que según el autor, fue lo que se trató de defender durante la querella.
“Siento que, al final de todo, muchos no tienen realmente claridad sobre las afirmaciones ofensivas que sustentaron la querella, las razones por las que finalmente Monseñor Eguren tomó la decisión de querellar, el proceso mediático paralelo que impulsó Pedro Salinas como estrategia de defensa, el lado eclesial del caso y los motivos que llevaron a Monseñor Eguren a tomar la decisión de desistirse de la querella, pese a la condena que se le impuso a Pedro Salinas en primera instancia. De todo esto quiero dar mi testimonio presencial y dejarle, de esta manera, al lector mayores elementos de juicio para hacerse, por sí mismo, una idea cierta de lo que realmente ocurrió”, afirma el autor.
Este libro se publica en un contexto muy importante, en donde en distintas instancias nacionales e internacionales, se viene debatiendo el tema de la libertad de expresión y del ejercicio libre del periodismo, así como la objetividad de los medios frente a la publicidad estatal.
“El Caso de Pedro Salinas es un claro ejemplo de abuso de la libertad de expresión por parte del periodismo. No solo por lo que este periodista dijo respecto de Monseñor Eguren, sino también por la manera como sus colegas periodistas lo apoyaron, asumiendo acríticamente lo que les decía. Amicus Plato sed magis amica veritas: Platón es mi amigo, pero más lo es la verdad. Es hora de exigir que la información que recibimos de los medios sea acorde con la verdad, no con determinados intereses. Y una forma de conseguirlo es responsabilizando legalmente a quien no cumple con hacerlo”, dice García Cavero.
Finalmente, el autor advierte que su libro no tiene ningún interés en cuestionar el trabajo que viene realizando Pedro Salinas a nivel personal: “No pienso discutir, ni cuestionar la investigación de Salinas sobre los abusos al interior del SVC contenida en su libro Mitad monjes, mitad soldados. Lo que me propongo abordar es, más bien, el comportamiento difamatorio que, sin pruebas, ha desplegado de diversas formas contra Monseñor Eguren y también contra todos los que, por haber creído que no es posible denigrar la honra de las personas tan desfachatadamente, hemos merecido su desprecio y sus insultos públicos”.
Fuente: Diario EXPRESO.

Prontuario de RMP

-El año 1991 trabajó con Alfonso de los Heros, primer ministro de Fujimori.
-El año 1993 trabajó en Indecopi, después del golpe del 5 de abril.
-El año 1996 trabajó para Alberto Pandolfi Arbulú que era primer ministro y quien distribuía la publicidad a los medio afines.
-Trabajó eventualmente en Cable Canal de Noticias un canal que tenía un contenido a ultranza fujimorista y que fue cerrado por Valentín Paniagua al demostrarse su vinculación con Vladimiro Montesinos.
-El año 1998 trabajó para un proyecto de reforma del estado a pedido de Víctor Joy Way. En agosto del mismo año trabajó activamente en la campaña de Juan Carlos Hurtado Miller a la alcaldía de Lima, que contó con más de 200 mil dólares de financiamiento otorgado por Vladimiro Montesinos.

La historia de Rosa María Palacios y Hurtado Miller

Encontramos esta historia que fue publicada en internet el año 2011. Copiamos íntegramente el texto, agradeciendo a su autor Javier Fernández por dejarnos conocer esta historia con la ayuda del archivo de internet que permite acceder a lo anteriormente borrado.
Javier Fernández- Blog personal no político y muy cínico. Lleno de historia y no apto para políticamente correctos.
Sábado, 16 de abril de 2011
LA VERDADERA HISTORIA DE ROSA MARÍA PALACIOS CON HURTADO MILLER Y VLADIMIRO MONTESINOS
La abogada Rosa María Palacios, actual conductora de Prensa Libre, integró, planificó y fue activa colaborada del equipo de asesores que promovió en 1998 la campaña electoral del entonces candidato edil fujimontesinista Juan Carlos Hurtado Miller, ex Presidente del Consejo de Ministros y titular de Economía del régimen fujimontesinista que era financiado por Vladimiro Montesinos.
Por un pago, que fluctúa entre los 6 mil y 8,750 dólares, Palacios prestó sus servicios a Hurtado Miller, conjuntamente con Leonie Roca (esposa de Pedro Salinas), Roxana Pajuelo y Javier Pacheco) Este cuarteto era el que planificaba la campaña electoral del actual prófugo Hurtado Miller, bajo la supervisión y seguimiento de Montesinos.
Así lo confirmaron los esposos Juan Carlos Hurtado Miller y Leonor De Asín de Hurtado, quienes han señalado que Palacios tuvo una participación profesional en la campaña en forma activa, acudiendo al local de campaña en forma diaria; local en el que laboraban más de 70 personas, entre periodistas, encuestadores, personeros, abogados y demás quienes, al igual que Palacios, fueron contratados y remunerados.
CARTA DE ESPOSA DE HURTADO MILLER
En una carta dirigida a Palacios, la señora Leonor De Asín de Hurtado se queja de un artículo de Palacios publicado en el tabloide Correo el 23 de octubre último, en el que dice Palacios tergiversa los hechos reales de su participación en la campaña de 1998.
Precisa que su esposo conserva en su poder los 3,219 recibos originales del dinero pagado a sus colaboradores, entre ellos a Palacios. Entre dichos recibos se encuentran cinco girados a nombre de Palacios, por US$1,750.00 cada uno, con su rúbrica en original. Sin embargo, Palacios dijo que sólo recibió 6 mil dólares por sus servicios.
“Por ello faltas a la verdad al manifestar en tu artículo que desconoces los recibos en mención, y que, por tanto, nunca pudiste haberlos firmado, pues los originales, que consigna tu rúbrica, son parte del expediente judicial del proceso seguido contra mi esposo, y cuyas copias legalizadas guardo en mi poder”, le dice la señora a Palacios.
PALACIOS CONOCÍA QUE EL DINERO ERA CANALIZADO POR MONTESINOS
En la misiva la esposa de Hurtado Miller afirma que los fondos de la campaña fueron canalizados a través del doctor Montesinos. “Es algo que sabían perfectamente todos los que, como tú, tenían una labor importante dentro de la campaña”, le dice la señora a Palacios.
Asimismo, señala que la vinculación de Montesinos, de Absalón Vásquez, así como del publicista Daniel Borobbio en la campaña de Hurtado Miller fue siempre conocida por las principales personas que laboraron en la campaña, entre ellas la propia Palacios.
“Es más, al local donde laboraste por más de dos meses y medio, acudió en repetidas ocasiones tanto Absalón Vásquez como Daniel Borobbio, así como también llegó el automóvil del SIN a recoger a mi esposo las cuatro o cinco veces que él se reunió con el doctor Montesinos, le dice la señora Hurtado a Palacios.
CENA DE “CELEBRACIÓN”
La señora de Hurtado recuerda que al finalizar la campaña, Palacios acudió con su esposo, y con Leonie Roca, igualmente con su esposo, el columnista Pedro Salinas, a su casa a cenar, con el fin de “celebrar” con su esposo el porcentaje obtenido en las elecciones, muy por encima de lo calculado; reunión en la que también estuvo ella con su familia, “y en la que comentaron ustedes ampliamente las anécdotas de la campaña, mencionándose en más de una ocasión al doctor Montesinos, al ingeniero Absalón Vásquez, así como al señor Borobbio”.
DECLARACIÓN EXTEMPORÁNEA A LA SUNAT
La señora de Hurtado recuerda que la declaración que hizo Palacios a la Sunat por parte de los ingresos que recibió por su labor en la campaña en el año 1998, recién la efectuó en el año 2001, es decir tres años después, cuando se hizo público el video en el que su esposo aparece recibiendo dinero de Montesinos, y se inició el proceso en su contra, y no en el año 1998, cuando debió declararlo.
LA PALABRA DE HURTADO MILLER
En una entrevista publicada el 21 de junio de 2001 en la revista Caretas, y desde la clandestinidad, Hurtado Miller manifestó que cuando Absalón Vásquez le propuso ser candidato a la alcaldía de Lima por Vamos Vecino, le dijo que el coordinador general de la campaña a nivel nacional era Vladimiro Montesinos.
“Nunca había visto a Montesinos ni hablado con él -revela Hurtado- hasta ese mes de agosto de 1998. Montesinos manifestó en esa oportunidad que iba a eliminar del presupuesto la partida destinada a dos vehículos puesto que él me iba a dar uno. Luego, me citó para el 11 de agosto y me entregó, en sobres específicos (para cada partida), que los tengo archivados, 334,000 dólares. En el vídeo se puede apreciar que saca el dinero de un sobre, lo cuenta y lo vuelve a guardar y así sucesivamente. Luego, yo firmo un recibo”, dijo.
Según se observa en el video grabado ese 11 de agosto de 1998, se aprecia al ex asesor de Inteligencia Vladimiro Montesinos entregándole más de 200 mil dólares a Hurtado Miller, con el fin de financiar su campaña electoral para la Municipalidad de Lima, en 1998.
Entre agosto y setiembre de 1998, Hurtado señala que tuvo “cuatro o cinco” reuniones más con Montesinos. En todas ellas participa Daniel Borobbio y, de acuerdo a él, sólo tratan temas relacionados a la campaña.
RENDICIÓN DE CUENTAS
Dijo que presentó una rendición de cuentas, en diciembre de 1998, por la suma de 639,000 dólares a Vamos Vecino y a Vladimiro Montesinos.
“Acá tengo los recibos de todos los gastos. Acá están los pagos que les hice a mis asesores. (Según él, su equipo técnico lo conformaron Leonie Roca, Rosa María Palacios, Roxana Pajuelo y Javier Pacheco). Yo tuve que aportar los 300 mil dólares de diferencia. Es decir, finalmente me engañaron, no me pagaron esa diferencia y me abandonaron al final de la campaña”, añade Hurtado.
PALACIOS CONFIRMA PARTICIPACIÓN EN CAMPAÑA PERO PRECISA QUE SOLO RECIBIÓ 6 MIL DOLARES
En una carta de respuesta a la señora de Hurtado Miller, la abogada Palacios señala: “Mi participación en la campaña de su esposo en 1998 jamás ha sido negada. Es más, he dicho y me reafirmo en que su esposo es un hombre inteligente, articulado y muy agradable. En 1998 tenía un récord político impecable y parecía un candidato con serias aspiraciones presidenciales. Por ello el trabajo para el que fui convocada tuvo el atractivo de tratarlo, cuestión de la que guardo un buen recuerdo. Recuerdo también que él estuvo satisfecho con el texto del Plan de Gobierno en el que participé y por el que fui remunerada como todo profesional contratado”.
“Efectivamente, como usted dice, fueron muchas las personas que colaboraron con su marido a las cuales jamás se menciona y sólo se nombra a aquellos que hoy, por otras circunstancias, estamos en el periodismo. Es por eso que para mí era imprescindible saber el origen de unos recibos exhibidos al vuelo por el congresista porque era evidente que mis cifras no coincidan con las expuestas en un programa de televisión. En ese programa se exhibieron hasta 7 recibos. Ahora resulta que son 5. Yo guardo un registro de mis ingresos, al igual que su esposo. El hecho es que yo tengo un recibo de honorarios profesionales por 6,000 dólares que registré, en el orden correlativo de mis recibos de honorarios en octubre de 1998, en donde consta esa cifra por el total de mi trabajo. Y a esa cifra me atengo aunque usted señale ahora que el monto total sea de 8,500 dólares. Me alegro que tenga los originales, puesto que, de las copias que me envía no me queda nada claro que fuera yo la que firmase esos recibos al ver las firmas que los acompañan. Lo que sí recuerdo perfectamente es que se me pagó en dos partes, al inicio del trabajo, y al final del mismo y firmé los recibos de entrega correspondiente. No recuerdo haber firmado cinco, sino, en todo caso, dos cargos”, manifiesta Palacios quien no recuerda haber firmado cinco recibios, a pesar de que en ellos aparece su rúbrica.
PRESENTACIÓN DE CANDIDATURA DE HURTADO MILLER
Hurtado Miller, fue presentado el viernes 24 de julio de 1998, en el Hotel Bolívar, como el candidato oficial del movimiento Vamos Vecino a la Municipalidad de Lima. En su primera aparición retó a polemizar al entonces burgomaestre, Alberto Andrade, de quien dijo que no había resuelto el 58% de las necesidades de la gran Lima. Cerca a él estaban, muy radiantes, las inseparables Rosa María Palacios y Leonie Roca. El agente de prensa que convocó al periodismo fue el ahora encarcelado Augusto Bresani, colaborador estrecho de Montesinos.
Miller fue presentado por el secretario general nacional de Vamos Vecino, Rolando Reátegui. Entre sus simpatizantes se encontraban los candidatos distritales ya proclamados por ese movimiento y los congresistas oficialistas María Jesús Espinoza, Anselmo Revilla y Francisco Ramos Santillán, entre otros.
JAVIER VALLE RIESTRA
En esos días se desempeñaba como presidente del Consejo de Ministros, Javier Valle Riestra, quien abrió fuego contra el alcalde de Lima Alberto Andrade, a quien tácitamente acusó de no ser un verdadero demócrata, por no respetar los derechos de los trabajadores y no acatar el fallo del Tribunal Constitucional que ordena la reposición de aquellos que fueron despedidos injustificadamente.
DEMORA EN EXPONER PLAN DE GOBIERNO
Hurtado se demoró en exponer su plan de gobierno, lo fue exponiendo de semana en semana, y si en un primer momento sorprendió la belicosidad de Leonie Roca, su mejor carta en la lista de regidores, luego se vio que el dúo Hurtado-Roca sólo podía ser comprendido por un reducido grupo elitista.
El lunes 28 de setiembre, a 14 días del la fecha de los comicios municipales, Hurtado Miller recién presentó formalmente su plan de gobierno en la Escuela Superior de Administración de Negocios (ESAN).
TESTIMONIO DE ALBERTO ANDRADE
“En 1998 le ganamos las elecciones a Juan Carlos Hurtado Miller que pretendía presentarse como; independiente; cuando su campaña era financiada con los fondos del Servicio de Inteligencia y sostenía reuniones de coordinación con Vladimiro Montesinos para elaborar la estrategia electoral que destruiría la imagen de SOMOS PERÚ y Alberto Andrade. Hoy, Hurtado Miller, es un prófugo de la justicia”.
CONFESIÓN DE MONTESINOS
Al ser enjuiciado en este caso, en el que inexplicablemente no están comprendidos Palacios, Roca, Pajuelo ni Pacheco, Montesinos reveló que el ex Presidente y actual prófugo Fujimori le ordenó que pagara con fondos estatales medio millón de dólares a Hurtado Miller para la campaña electoral, es decir Palacios, que ahora funge de moralista, cobró dinero de todos los peruanos.
En su segunda declaración ante la Sala Anticorrupción “A” por el tema de los pagos para la campaña de Vamos Vecino a la alcaldía de Lima, Montesinos señaló que “naturalmente, Fujimori sabía de la entrega del dinero. Él lo ordenaba y yo procedía a hacer la entrega del dinero. Estoy admitiendo mi responsabilidad”.
Indicó que entregó el dinero a Hurtado Miller en agosto, en dos partes, y éste le firmó dos recibos que cursó el SIN: “Recibió el dinero de la institución, no lo recibió de mi bolsillo, los recibos eran para darle cuenta después al presidente (Fujimori) y demostrarle que se habían hecho los pagos”.
“Yo le mostraba los recibos de los pagos y luego él (Fujimori) firmaba la resolución suprema para justificar los gastos”, sostuvo.
Precisó que Hurtado Miller era también objeto de seguimiento de inteligencia en sus dos locales de campaña, por eso sabía quiénes apoyaban la campaña y quiénes eran sus asesores, entre ellos mencionó a Rosa María Palacios.
PERIODISTAS INDEPENDIENTES ACOSADOS POR LA DICTADURA
Mientras Palacios colaboraba intensamente con la candidatura de Hurtado Miller en el local partidario de Vamos Vecino, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos renovaba su solidaridad con los hombres y mujeres de prensa que día a día se arriesgaban por los valores democráticos del país.
La Coordinadora recordaba, en un comunicado, las agresiones sufridas por la prensa independiente durante 1998, como el caso de los periodistas de investigación Angel Páez y Edmundo Cruz Vílchez y Fernando Rospigliosi, de La República, así como Cecilia Valenzuela y Ricardo Uceda.
“En los últimos meses, estos periodistas han sido víctimas de una campaña tendiente a desacreditarlos, utilizando para ello distintas publicaciones en periódicos informales”, señalaba la Coordinadora.
DENUNCIA DE CESAR HILDEBRANDT
En tanto, el periodista César Hildebrandt denunciaba en su programa de televisión, el lunes 20 de agosto de 1998, que una fuente del Servicio de Inteligencia del Ejército, SIE, se acercó a sus oficinas para advertirle de la elaboración de un operativo cuya finalidad sería la de acabar con su vida.
La dirección del “operativo de reglaje” estaría a cargo de la misma agente del SIE que hace unos meses fue sindicada por Leonor La Rosa como la principal responsable de la ejecución del “Plan Bermuda”. Se informó, asímismo, que dicha agente habría sido vista por las inmediaciones del canal de TV donde trabajaba Hildebrandt.
En aquel tiempo Fujimori contaba con una desaprobación mayoritaria de la ciudadanía a su gestión gubernamental, que alcanzaba en una encuesta de la Universidad de Lima el 59.60 % contra un 33.10 % a su favor.
HIPOCRESÍA A GRANEL
Por las declaraciones de los esposo Hurtado Miller, de Montesinos, y de la propia Palacios, está confirmado que Palacios tuvo activa participación en la campaña de Hurtado Miller como integrante del equipo directriz de campaña y que no fue una simple colaboradora.
Por ello, desde el punto de vista ético, nos parece injusto e hipócrita que ahora, la abogada Palacios pretenda actuar como una incisiva moralizadora, cuando tiene un tremendo rabo de baja, tal como lo hicieron notar anoche en el programa que conduce, aunque de manera no tan directa, Fernando Olivera y el general EP (r) Bobbio.
Fuente: www.medium.com

Un sistema perverso

Comentario a propósito del estreno de la película Spotlight (En primera plana)

Por Gracia Angulo Flores- Diario Exitosa.
Spotlight (En primera plana) narra la historia de una exhaustiva investigación periodística de The Boston Globe que destapó el abuso a menores perpetrado por 249 curas solo en la arquidiócesis de Boston. Sin embargo, el mayor mérito de esta investigación ganadora del premio Pulitzer en el 2003 es que puso al descubierto un sistema perverso de encubrimiento cuyo responsable fue el cardenal Bernard Law, amigo de Juan Pablo II, quien sigue agazapado y protegido en el Vaticano.
La película es durísima, y asquea e indigna, pues junto con los periodistas vamos descubriendo cómo la complicidad de toda la estructura eclesiástica fue la principal responsable de que millones de niños alrededor del mundo pierdan la inocencia y la fe en manos de quienes se presentan como sus ejemplos y guías. Gracias a un sistema retorcido que trasladaba a los pederastas de parroquia en parroquia aduciendo problemas de salud y con negociaciones privadas que ofrecían indemnizaciones ridículas e imponían un acuerdo de confidencialidad a las víctimas, la Iglesia acalló sus escándalos.
Conmueven los testimonios las víctimas como Phil Saviano (Neal Huff), activista de SNAP, la red de sobrevivientes de abusos cometidos por sacerdotes. Duele su rostro desencajado al narrar cómo su aspiración por “ser alguien”, terminó situándolo en las puertas del horror: “Cuando se es un chico pobre de una familia pobre, la religión cuenta mucho. Y cuando un sacerdote te presta atención, es algo grande. Es como si Dios te pidiera ayuda”. Junto a Saviano, muchas víctimas han sobrevivido a la culpa, a la vergüenza y a la depresión y han salido a denunciar estos abusos, pero muchos más se mantienen en silencio.
No resulta difícil establecer paralelismos entre la historia que cuenta Spotlight y el escándalo que han destapado Pedro Salinas y Pao Ugaz acerca de los abusos sexuales y psicológicos causados por los miembros del Sodalicio, los mismos que permanecen impunes, con Figari resguardado en Roma y con los demás pederastas gozando de una santa vista gorda. Sin embargo, aunque la verdad tarde en revelar sus frutos, tal como dice Baron Marty, la cabeza detrás de esta investigación, este es el tipo de historias por las que un periodista se dedica a este oficio. Vayan a verla.

Pedro Salinas Chacaltana: Crónicas sobre un odiador

Por Uri Ben Schmuel– www.cafeviena.pe
Hacia finales de febrero de 2019, más de un centenar de obispos de todo el mundo se dio cita en la ornamentada Sala Regia del Vaticano para dar inicio a una histórica conferencia de cuatro días de duración. Oficialmente denominada “Protección de menores en la Iglesia”, esta cumbre convocada por el Papa Francisco, la primera de su tipo en dos milenios, buscó un punto de inflexión frente a lo que el portavoz de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, llamó, antes de la inauguración, “un monstruo” que ha causado “terribles” heridas.
“El pueblo santo de Dios nos está mirando y no espera de nosotros una simple condena sino medidas concretas y efectivas para poner en práctica”, dijo Su Santidad en un duro discurso de apertura en el que no dejó dudas sobre el motivo del cónclave: “El flagelo de abuso sexual perpetrado por hombres de la Iglesia en detrimento de menores”. “Que la Virgen María nos ilumine para tratar de sanar las terribles heridas que el escándalo de la pederastia ha causado tanto en los creyentes como en los pequeños”, dijo además el Papa frente a los obispos asistentes —24 de toda América, 32 de Europa, 36 de África, 18 de Asia y 4 de Oceanía—. Junto a ellos participaban en el evento 14 líderes de iglesias católicas orientales, 22 superiores de órdenes religiosas y una decena de los principales miembros de la curia vaticana.
A este encuentro en Roma también acudieron sobrevivientes de abusos de distintos países. Durante esos días, un grupo de ellos se reunió con el arzobispo de Malta, Charles Scicluna, exfiscal vaticano para crímenes sexuales y uno de los organizadores de la conferencia, y otros altos prelados. Participó también en la cumbre el cofundador de ECA (Ending Clergy Abuse), una ONG de la que se hablará más adelante. Y por eso hacemos especial hincapié en mencionarla.
Al encuentro con monseñor Scicluna asistió un peruano que se presentó a si mismo ante los medios como “el único participante que no ha sido víctima de abusos sexuales”. Y es aquí donde entra en escena el protagonista de esta historia que publicaré por entregas: Pedro Salinas Chacaltana. Protagonista, claro está, en el sentido etimológico del término, es decir, un actor que se trepa a un escenario diseñado y levantado por activistas de izquierda con jugosos e indescifrables presupuestos.
Como a todo actor, a Salinas le fascinan los reflectores. “Me sentí escuchado [por el obispo Scicluna] con mucha atención”, diría luego a los medios un Salinas con anteojos oscuros. Actor, además, en una obra cuyo libreto él cree escribir, aunque en realidad sólo sea parte de un guión más vasto que otros redactan. Y que guarda relación con la trama que trataremos de desvelar en las semanas que vienen.
Pero vayamos por partes. Hoy solo quiero contarles que vengo trabajando hace algunos meses en esta investigación que tiene como objetivo central que los lectores conozcan cuáles son las verdaderos motivos que movieron a Pedro Salinas a convertirse, según él, en el justiciero eclesial del Perú. ¿De verdad le importan las víctimas? ¿Es cierto que él es una de ellas? ¿Quiere resarcir errores o crímenes de ciertos agentes religiosos o en realidad lo mueve algo más? ¿Actúa solo? ¿Tiene una red de “amigos”?

Puntuación: 5 / Votos: 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *