Bachiller

[Visto: 90 veces]

VIZCARRA NOMBRA COMO MINISTRA DE ECONOMÍA A UNA BACHILLER

Gabinete ministerial insulso caracteriza esta nueva etapa de gobierno, y en vista que nadie de fuste quiso entrar al MEF no le quedó otra que designar a hija de su profesor en la UNI.
María Antonieta Alva es la nueva titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en reemplazo de Carlos oliva, siendo curioso que asume este cargoi pese a no tener título en economía pues únicamente cuenta con grado de bachiller y estudios de maestría no concluidos.
Esto está registrado en los archivos de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU), donde queda claro que la flamante ministra no cuenta con credenciales académicas de las que gozaban sus antecesores en el cargo.
Alva, egresada de la Universidad del Pacífico, ha llevado maestría en administración pública en la Universidad de Harvard que no la llegó a concluir, pero sí ncuenta con una experiencia en el sector público pues fue funcionaria en el Ministerio de Educación, asesora en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) y directora general de Presupuesto Público del MEF.Además, es hija del ingeniero civil Jorge Elías Alva, rector de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y que décadas atrás fue profesor del presidente Martín Vizcarra cuando llevaba sus estudios superiores en dicho recinto estatal.
La funcionaria tiene siete años de experiencia en el sector público en programación, planificación, seguimiento y evaluación de presupuesto. También, conoce el área de monitoreo y seguimiento de políticas sociales.
Integró hasta hace un par de años el directorio del CAFAE del Ministerio de Educación y desde el año 2017 es directora de Servir, el programa de los gerentes públicos. Como dato curioso, es socia de club Lawn Tennis de la Exposición, donde también alterna el presidente Vizcarra, quien tiene como afición practicar el deporte de la raqueta desde que llegó a Lima en 2016.
Fuente: www.manifiestoperu.com

Paola Ugaz y su corona judicial

Por Uri Ben Schmuel– www.cafeviena.pe
Hace unas semanas, Alberto Gómez de la Torre publicó un hilo de tuits que llamó mucho la atención de quienes seguimos de cerca su caso y que, además, estamos preocupados por la impunidad en la que se desenvuelven algunas personas vinculadas directamente con personajes comprobadamente corruptos de nuestro espacio político nacional.
El hilo en mención decía lo siguiente (sic):
Tuit 1: “De Ripley? Primer acto: la imputada @larryportera es notificada para su declaración; NO ASISTE. Segundo acto: La imputada es notificada para que dé una “DECLARACION TESTIMONIAL”; NO ASISTE NUEVAMENTE.
Tuit 2: Tercer acto: La Imputada y su “abogado” le dicen a fiscal que le han variado su condición de Imputada a testigo, ello por haberla notificado a que vaya a dar su “DECLARACIÓN TESTIMONIAL”. ¿Cómo se llama la obra? A) Ignorancia de abogado B) Vil manipulación C) Todas las anteriores
A lo que se refiere el ciudadano Gómez de la Torre es al juicio que se está llevando a cabo en contra de la periodista Paola Ugaz por el delito de “falsa declaración en juicio”, sustentado en el hecho de que Ugaz habría mentido bajo juramento cuando testificó durante la querella que le entabló Monseñor Eguren a Pedro Salinas. En dicha declaración, Ugaz negó ser la productora del documental “The Sodalitium Scandal”, en el cual se acusaba a Gómez de la Torre de ser traficante de tierras, cuando ella en diversas ocasiones había afirmado que sí había trabajado como productora en dicho reportaje. Gómez de la Torre está en una cruzada personal de rectificación de su honra, al ya haberse comprobado que varios testigos que acusaban a la asociación que él dirigía, habían incurrido en el delito de difamación. O se han retractado de sus declaraciones.
Sin embargo, Paola Ugaz parece no inmutarse con citaciones ni demandas. Todo apuntaría a que tiene la suerte de tener algún tipo de “apoyo” dentro del Ministerio Público que la hace inmune a cualquier imputación que se le haga, aun cuando es patente la necesidad de investigarla. Y eso queda demostrado con la denuncia que interpusiera Edgardo José Palomino Martínez el pasado mes de julio en contra de María Luisa Méndez Vega, Ana María Escudero Valdivieso, Marco Antonio Zevallos Bueno y Paola Margot Ugaz Cruz. La denuncia apunta a que los mencionados personajes participaron y colaboraron en la organización delictiva en el interior de la Municipalidad Metropolitana de Lima, durante la gestión de la exalcaldesa Susana Villarán, con el objetivo de favorecer y mantener el poder de la referida exfuncionaria, incurriendo en actos de peculado y lavado de activos.
A pesar de que la denuncia del señor Palomino tenía todos los elementos necesarios para ser admitidos, a los pocos días, el 15 de julio, la Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios (Cuarto despacho), que había recibido el oficio con la denuncia en cuestión de manos de la Fiscalía Superior Coordinadora del Equipo Especial, emitió la providencia No. 270 que declaraba no ha lugar a dicha denuncia. Para ello el documento argumenta que los hechos que denunciaba Palomino ya estaban siendo investigados en otro proceso. Es decir, y de manera más específica, la fiscalía especializada no ha querido incluir a Paola Ugaz en la lista de los investigados. ¿Por qué? ¿No son acaso las pruebas un punto de partida para una investigación? ¿Por qué el Ministerio público cierra las puertas a la evidencia? ¿Quién la está blindando, al punto que se puede dar el lujo, inclusive, de no asistir a citaciones judiciales?
Ante este modo de actuar, Edgardo Palomino no se ha quedado con los brazos cruzados y presentó un nuevo escrito a la misma fiscalía solicitando que la denuncia sea elevada a la Fiscalía Superior Coordinadora del Equipo Especial. El 15 de agosto dicho pedido ha sido aceptado por el Fiscal Provincial Carlos Puma Quispe y un mes después de emitida dicha providencia, recién se ha cumplido con elevar el expediente al Fiscal Superior.
Según Edgardo Palomino, la Fiscalía no puede obviar en su investigación los argumentos que él presenta en su escrito. Entre ellos, por ejemplo, está el hecho de que Susana Villarán contrató los servicios de Paola Ugaz con la finalidad de que, desde la Municipalidad de Lima, colabore con el publicista brasileño Luis Favre, detallado en el Memorándum Nº 049-2013, emitido por la Gerencia de Comunicación Social y Relaciones Públicas. Sostiene Palomino que, mediante dicho documento, se solicitó al hoy procesado José Castro Gutiérrez la designación de Ugaz como personal CAS de confianza, con eficacia anticipada al 01 de febrero de 2013, bajo la modalidad de CAS y con un ingreso mensual de S/10,000.
Además, tal como se informó en la denuncia, lo llamativo es que Ugaz haya sido contratada dentro del Servicio de Serenazgo, en la Gerencia de Comunicaciones y Relaciones Públicas. Como es de público conocimiento, la labor principal de la periodista fue la de ser parte de la campaña mediática del ‘No’ a la revocatoria, por lo que es más que sospechoso que haya sido contratada para brindar servicios en el área de Comunicaciones y Relaciones Públicas del Serenazgo, área en la que nunca hizo labor alguna.
En todo caso, esperemos que efectivamente la Fiscalía Superior tome cartas en el asunto y dé curso a la denuncia válida que se ha presentado con el fin de investigar a los más allegados a la hoy rea Susana Villarán. Pareciera que en ciertos círculos, las argollas y los amigos bastan para tener privilegios de los que otros ciudadanos no gozan. Como por ejemplo, evitar responder a la justicia.

Puntuación: 5 / Votos: 22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *