Poderoso caballero

[Visto: 152 veces]

Los 30 más poderosos

Por JUAN ROSALES ARENAS- Ipsos Perú/ SEMANA Económica.
El balance del poder en el Perú no varió sustancialmente en el último año. La XXXIX Encuesta del Poder de SEMANAeconómica e Ipsos Perú* nos muestra que el presidente Martín Vizcarra sigue siendo el hombre más poderoso del Perú. Y más destacable aún: por segundo año no aparece en el escenario político una figura que esté casi al mismo nivel. Pese a que concentra mayor poder, el jefe de Estado, cuyo único respaldo es la ciudadanía, parece hoy más vulnerable por su gestión del conflicto social por el proyecto Tía María y la potencial reapertura de una investigación fiscal por Chinchero.
Este año el presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, se ubica 38 puntos por debajo de Vizcarra. Se trata de la diferencia más larga entre el primero y el segundo del ranking en lo que va del quinquenio. La distancia entre el expremier César Villanueva y el presidente Vizcarra era de 34 puntos en el 2018.
La lideresa de la oposición Keiko Fujimori ya no está empatada en el segundo lugar con el Presidente del Consejo de Ministros: su percepción de poder se redujo de 60% a 57%. A pesar de que el Poder Judicial ordenó recluirla de forma preventiva en un penal durante 36 meses, sigue siendo siendo la persona más poderosa después del presidente y el premier, casi empatado con este último. Consumada la victoria de Pedro Olaechea—el cuarto en el ranking— como presidente del Congreso en julio, Fuerza Popular y sus bancadas aliadas han logrado revitalizar a la oposición parlamentaria.
Hasta allí figuran los actores políticos que han protagonizado los enfrentamientos entre el Ejecutivo y el Legislativo en los últimos tres años. Algunos desde el poder institucional que les confiere un cargo público de alto nivel, otros desde el control de una bancada parlamentaria.
Detrás de esos actores aparecen figuras del Ministerio Público y la prensa cuyas investigaciones han tenido importantes repercusiones en el escenario político. Se trata del fiscal Rafael Vela Barba, coordinador del Equipo Especial Lava Jato, del periodista Gustavo Gorriti, director periodístico de IDL-Reporteros, y del fiscal José Domingo Pérez Gómez, también integrante del equipo liderado por Vela. En el camino, dejaron fuera de la lista al fiscal supremo Pedro Chávarry. Este año, Vela, Gorriti y Pérez han consolidado un acenso que ya se vislumbraba desde el 2018.
Este 2019 hay más empresarios entre las diez personas más poderosas. Cierran la lista Roque Benavides, expresidente de la Confiep, quien se mantiene en el séptimo lugar pese a dejar el cargo, Carlos Rodríguez Pastor, presidente del directorio del Grupo Intercorp, y Dionisio Romero Paoletti, presidente del directorio del Grupo Credicorp. Rodríguez Pastor superó a Romero y logró ubicarse en el Top 10.
Aparecen en el ranking como novedades los asesores más cercanos de Vizcarra, congresistas con poder para retrasar su propuesta para adelantar las elecciones al 2020, una nueva líder empresarial, un gobernador regional capaz de movilizar a la ciudadanía y bloquear la construcción de un proyecto minero, y un magistrado cuya institución podría tener una voz decisiva para dirimir las crecientes tensiones entre el Ejecutivo y el Legislativo.
Entre los 30 más poderosos, además, vuelven a aparecer siete mujeres, resultado que no se daba desde el 2014. En la edición anterior, eran cuatro personalidades femeninas que aparecían en este ranking.

La agenda de la sensatez

Por Pedro Olaechea– Diario EXPRESO.
En las siguientes horas, según manda la Constitución, recibiremos al ministro de Economía para que sustente el Presupuesto General de la República correspondiente al año 2020. El Congreso deberá, luego del debate correspondiente, aprobar el proyecto. En sencillo, aprobaremos en qué gastará y cuánto dinero destinará el Ejecutivo para cubrir las necesidades de los peruanos en salud pública, educación, seguridad, infraestructura, regiones, municipios y todo el aparato estatal. Ese debate y esta ley son fundamentales para la vida de todos.
Pero déjeme explicarle por qué resulta tan importante atender este tema. En el año 2004, el presupuesto anual fue de 44 mil millones de soles. Para el próximo año, superará los 177 mil millones de soles. En los últimos 15 años, por lo tanto, lo que gasta el Estado ha crecido 450 %, pero la población sólo ha aumentado 22 %. Así, el Perú gasta 4.5 veces más, pero no crecieron en proporción los policías, los maestros, los médicos y el Estado no ha mejorado como debería. ¿Por qué debemos esperar más tiempo para cambiar esto? ¿Qué es más urgente que ejecutar eficientemente el dinero de todos los peruanos?
Cuando propusimos, hace unos días, una agenda para la gobernabilidad enfatizamos el clamor que escuchamos y que dicta el sentido común. Los peruanos están exigiendo trabajo, seguridad y reconstrucción del norte; en suma, más atención hacia los problemas urgentes. Desde el Congreso debemos dar esa batalla prioritariamente. En medio de una difícil coyuntura política fuimos capaces de generar, en el Congreso, el consenso para ganar por 76 votos. Ahora, representamos a un colegiado comprometido con la democracia y con la institucionalidad. Tendiendo puentes y haciendo política, los acuerdos vienen superando, en su mayoría, los 90 votos. Eso es alentador.
La semana que empieza tenemos tres plenos. La invitación al ministro de Justicia por la fuga del sicario “alias Goro”, el de Ética donde veremos la posible suspensión de cuatro congresistas y el que traerá al ministro de Economía Carlos Oliva. También deberá iniciarse el debate del proyecto de recorte del mandato presidencial y congresal enviado a la Comisión de Constitución. La importancia de los temas hace necesario avanzar en simultáneo. Pero además crear un espacio de diálogo en un clima propicio para el debate y la reflexión.
Todos los temas son importantes y por eso propondré construir la que he denominado agenda de la sensatez, para, por un lado, reforzar la gobernabilidad -con los temas que he comentado y otros que necesite el Ejecutivo-, y en paralelo, el recorte de mandato solicitado. Podemos establecer dos vías simultáneas que, con su propia dinámica, no postergen los temas apremiantes.
El país no puede verse paralizado ni menos enfrentado por una agenda de punto único. A los políticos nos corresponde abrir el diálogo, crear espacios y proponer caminos de unidad que fortalezcan la democracia, sobre todo en los momentos de dificultad. Mi posición personal es que los extremos del adelanto de elecciones, por un lado, y de la vacancia presidencial, por el otro, no son oportunos ni buenos para el país. Y por eso mi mano sigue extendida esperando la cita presidencial. La sensatez puede ayudarnos a avanzar en beneficio, sobre todo, de los que menos tienen.

LA MADRE DE TODAS LA MARCHAS

Por Alfonso Baella Herrera- Posición.pe
El presidente tiene dos patas que tiene mover a toda velocidad y con toda intensidad: Medios y encuestas. Estos son esos dos apoyos que necesita para avanzar en su propuesta populista de recortar el mandato presidencial y congresal y para escapar de su responsabilidad de gobernar.
Medios escritos, radiales y televisivos son una caja de resonancia que influye en la deformación de la opinión pública. Aunque algunos medios escritos van retomando, lentamente, su cauce objetivo luego de meses de vizcarrisarse vergonzosamente, los medios radiales y televisivos siguen pegados a los dictados de palacio. Es bueno saber que el gobierno incrementó este año 40% el gasto publicitario en los medios privados de comunicación.
Entonces, mientras en un lado están los medios -que viven o sobreviven del dinero de todos nosotros- que no critican, no investigan y no informan sobre los problemas del país y la incapacidad de este gobierno, en el otro lado, está como otro gran soporte: las encuestas.
Las encuestas son para Vizcarra la voz del pueblo. Y no solo son las encuestas que aparecen en los medios y cuya preguntas y respuestas se manipulan para inducir a la opinión pública, sino las que hace a diario él mismo en Palacio, para saber qué dice, qué calla y a quién ataca. En realidad hace rato que el Presidente Vizcarra dejó de gobernar para dedicarse a sus temas personales rodeado de una camarilla tóxica cuya lógica es la confrontación.
En esa lógica populista al presidente solo le queda un gran aliado político: El comunismo y la izquierda radical. Mire el congreso y verá que toda la izquierda, hasta los autodenominados defensores del Movadef que es el brazo legal de Sendero Luminoso, apoya a Vizcarra.
Y por cierto Vizcarra les ha regalado en el mensaje de 28 de julio cambiar la ley de minería para entretenerlos y poner irresponsablemente contra la pared a los empresarios mineros formales. Y la izquierda extremista sabe que este es -quizá desde la época de Alfonso Barrantes Lingán, en 1983- el mejor momento de su historia.
Ahora bien. Teniendo a los medios, las encuestas y el apoyo político comunista y de la izquierdista radical, Vizcarra pretende jugar su última carta que es la agitación de las masas en las calles. Por eso necesita a los extremistas, porque quiere mostrar que “su pueblo” está con él contra el Congreso y contra la Constitución. En esa dirección un sinnúmero de movimientos radicales han convocado para el próximo jueves 5 de setiembre, en el centro de Lima, la denominada Gran Movilización Nacional «¡Que se vayan todos!». Un intento por reeditar la marcha de los cuatro suyos pero esta vez al mando del presidente, con el dinero de todos los peruanos, y para convalidar sus encuestas.
Es obvio que siendo un tema central para Vizcarra diversas instituciones del estado participarán. Pero, de ser cierto, es ilegal. Estará la Defensoría del pueblo, la Contraloría general de la república y la prensa independiente, para fiscalizar si esa marcha es auténtica o ¿es desviando presupuestos y fondos públicos? Vamos a asistir a una puesta en escena donde se destile más odio contra la creciente población que se opone a los designios del presidente por sucesión?
Es decir, ante la falta de argumentos y pérdida de la élite que lo respalda, Vizcarra se refugia en los titulares, en las encuestas y ahora en la agitación de las masas.
Vizcarra vive en Palacio. Para él no existe la realidad del día a día porque ni siquiera se ocupa de los problemas que todos tenemos. Este enfrentamiento, esta violencia verbal y esta falta de diálogo sólo nos está llevando cuesta abajo a todos los peruanos. La madre de todas las marchas está por comenzar y Vizcarra a la cabeza jugando con el presente y futuro de los peruanos.

Humala, ¿hombre de Vizcarra?

Por Martha Meier Miró Quesada– Diario EXPRESO.
Ollanta Humala profesa ahora el vizcarrismo, cosa que le ha dado suerte en los ámbitos judiciales. Todo comenzó cuando envió la ruin carta al presidente del Uruguay, Tabaré Vázquez, contra el asilo para Alan García, quien en esos momentos era, indudablemente, un perseguido político. Bastó que Humala hiciera de cartero gobiernista para que uno de sus procesos judiciales fuera encarpetado. ¿Coincidencias en política? Mana kanchu.
Humala ha regresado al ruedo para apoyar abiertamente al presidente “de chiripa” Martín Vizcarra, y ni bien se pronunció a favor del adelanto de elecciones propuesto por este, el juez Manuel Chuyo rechazó las agendas de Nadine Heredia en el caso del Gasoducto del Sur Peruano, GSP, pese a tratarse de piezas fundamentales para el caso. Recordemos que la existencia de millonarias coimas en el GSP salió a luz gracias a periodistas ecuatorianos, encabezados por Anderson Boscan, quienes accedieron a información de Odebrecht no revelada en Perú, pese a estar en manos de fiscales y una oenegé gobiernista dizque de periodismo.
En una de las agendas rechazadas se lee, de puño y letra de Nadine, “OH”, y “reunión con Jorge Barata en San Isidro”, concordante con la declaración de Barata sobre una reunión con Ollanta y el pago de tres millones de dólares para la campaña de 2011. OH impulsa vehemente el adelanto de elecciones y ha anunciado que el Partido Nacionalista participará y que está abocado a la reorganizando de su partido, y un partido es lo que no tiene Vizcarra y necesita a gritos, como también el respaldo militar que Humala ha sabido cuidar. Ollanta declaró a favor de que el de turno presente la cuestión de confianza al Congreso -es decir el cierre- por cinco de los doce proyectos de la reforma política. Tras esas palabras, la Primera Sala Penal de Apelaciones falló a favor de Nadine y esta recuperó su casa en Surco, la de su mamá y un predio en Lurín, anulando la medida dictada por el juez Richard Concepción Carhuancho dentro de las investigaciones por presunto lavado de activos justamente de la campaña 2011.
Las propiedades fueron devueltas pese a estar inscritas en el Programa Nacional de Bienes Incautados (Pronabi). Dicho esto, la interesada cohabitación Humala-Vizcarra es evidente y tirará sin dudas hacia la izquierda. Hace poco escribí en tuiter: “Vizcastro cerrará el Congreso, #KeikoPresaPolitica seguirá encerrada, difamarán a AGP, a los Grañas les cobrarán una indemnización ridícula, llegará la anarquía, cosecharán los radicales y ante ese escenario votarán por Humala o Nadine. Ojalá me equivoque”. Y lo repito aquí, ojalá me equivoque.

Puntuación: 5 / Votos: 25

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *