Cardenal Versaldi

[Visto: 154 veces]

“Varón y mujer los creó”, para una vía de diálogo sobre la cuestión del gender en la educación, es el título del documento de la Congregación para la Educación Católica, publicado la mañana de este lunes, 10 de junio de 2019. (descargar documento en PDF)
“La Congregación para la Educación Católica, dentro de sus competencias, tiene la intención de ofrecer algunas reflexiones que puedan orientar y apoyar a cuantos están comprometidos con la educación de las nuevas generaciones a abordar metódicamente las cuestiones más debatidas sobre la sexualidad humana, a la luz de la vocación al amor a la cual toda persona es llamada”, este es el objetivo del Documento presentado por este Dicasterio Vaticano sobre la cuestión del gender en la educación.
El Documento firmado por el Cardenal Giuseppe Versaldi, Prefecto de la Congregación para la Educación Católica, y el Arzobispo Vincenzo Zani, Secretario del mismo Dicasterio busca afrontar “una verdadera y propia emergencia educativa, en particular por lo que concierne a los temas de afectividad y sexualidad”.

Una positiva y prudente educación sexual

La Congregación para la Educación Católica señala que, es evidente que la cuestión no puede ser aislada del horizonte más amplio de la educación al amor, la cual tiene que ofrecer, como lo señaló el Concilio Vaticano II, «una positiva y prudente educación sexual» dentro del derecho inalienable de todos de recibir «una educación, que responda al propio fin, al propio carácter; al diferente sexo, y  que  sea conforme a la cultura y a las tradiciones patrias, y, al mismo tiempo, esté abierta a las relaciones fraternas con otros pueblos a fin de fomentar en la tierra la verdadera unidad y la paz».

Sexualidad: un elemento básico de la personalidad

El Documento recuerda que, la visión antropológica cristiana ve en la sexualidad un elemento básico de la personalidad, un modo propio de ser, de manifestarse, de comunicarse con los demás, de sentir, de expresar y de vivir el amor humano. Por eso, es parte integrante del desarrollo de la personalidad y de su proceso educativo. «Verdaderamente, en el sexo radican las notas características que constituyen a las personas como hombres y mujeres en el plano biológico, psicológico y espiritual, teniendo así mucha parte en su evolución individual y en su inserción en la sociedad».
En el proceso de crecimiento «esta diversidad –se lee en el Documento– aneja a la complementariedad de los dos sexos, responde cumplidamente al diseño de Dios en la vocación enderezada a cada uno». «La educación afectivo-sexual considera la totalidad de la persona y exige, por tanto, la integración de los elementos biológicos, psico-afectivos, sociales y espirituales». 

Metodología en tres actitudes: escuchar, razonar y proponer

La Congregación para la Educación Católica, tiene la intención de ofrecer algunas reflexiones que puedan orientar y apoyar a cuantos están comprometidos con la educación de las nuevas generaciones a abordar metódicamente las cuestiones más debatidas sobre la sexualidad humana, a la luz de la vocación al amor a la cual toda persona es llamada.
“De esta manera –se precisa en el Documento– se quiere promover una metodología articulada en las tres actitudes de escuchar, razonar y proponer, que favorezcan el encuentro con las necesidades de las personas y las comunidades. De hecho, escuchar las necesidades del otro, así  como  la comprensión de las diferentes condiciones lleva a compartir elementos racionales y a prepararse para una educación cristiana arraigada en la fe que «todo lo ilumina con nueva luz y manifiesta el plan divino sobre la entera vocación del hombre».

Un texto para las comunidades educativas

Finalmente, la Congregación para la Educación Católica encomienda este texto a quienes se preocupan de corazón por la educación, en particular a las comunidades educativas de las escuelas católicas y a cuantos, animados por la visión cristiana de la vida, trabajan en otras escuelas, a los padres, alumnos, directivos y personal, así como a los Obispos, sacerdotes, religiosas y religiosos, movimientos eclesiales, asociaciones de fieles y otras organizaciones del sector.
Fuente: www.arzobispadodelima.org

Los analistas católicos recibieron con satisfacción el documento del Vaticano que advierte que la ideología de género es una revolución cultural que socava tanto la dignidad humana como la correcta comprensión de la diferencia y complementariedad sexual. No obstante, el documento no estuvo exento de críticas.
“Hay mucha confusión en este momento con respecto a la teoría del género en la educación y este documento proporciona la claridad muy necesaria sobre la verdad de la persona humana”, dijo la Dra. Joan Kingsland, teóloga moral y asesora curricular de Ruah Woods, una organización con sede en Ohio (Estados Unidos) centrada en la Teología del Cuerpo de San Juan Pablo II.
El 10 de junio la Congregación para la Educación Católica publicó el documento “Hombre y mujer los creó. Para una vía de diálogo sobre la cuestión del gender en la educación”.
“En los medios de comunicación principales, sin duda, habrá una reacción ideológica típica contra la Iglesia por imponer una visión anticuada de la sexualidad a sus miembros; pero otros se sentirán aliviados de que la Iglesia esté brindando claridad sobre un aspecto tan importante de la persona humana”, dijo Kingsland a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI.
La respuesta estadounidense al documento, dijo la experta, tiene lugar en “el contexto general de una cultura hipersexualizada que deja a muchos heridos y a la defensiva”, y agregó que “hay estilos de vida que esclavizan a la persona y la dejan en la oscuridad sobre la felicidad verdadera y buena”.
El documento fue publicado en el mismo momento que en diferentes partes del país se celebra las actividades del “mes del orgullo LGTB” (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales).
En diversos países el lobby gay celebra el mes del orgullo en junio, con eventos y pasacalles donde con frecuencia se presentan hombres semidesnudos o disfrazados como mujeres. Estas actividades promueven supuestos derechos como el mal llamado “matrimonio” homosexual y la adopción por parte de parejas del mismo sexo.
El nuevo documento es publicado a varios años en los que la Iglesia en los Estados Unidos fue criticada una vez más por escándalos de abuso sexual por parte del clero.
El texto describió la necesidad de reafirmar “las raíces metafísicas de la diferencia sexual” para ayudar a refutar “los intentos de negar la dualidad masculina y femenina a partir de la cual se genera la familia”.
Dicha negación “no solo borra la visión de la creación, sino que delinea una persona abstracta ‘que después elije para sí mismo, autónomamente, una u otra cosa como naturaleza suya’”.
El texto está firmado por el Cardenal Giuseppe Versaldi, prefecto de la Congregación para la Educación Católica. Describe los orígenes filosóficos de la ideología de género y los esfuerzos en varios países de imponer una visión distinta de la naturaleza humana en la política y la ley.
“Todas estas teorizaciones, desde las más moderadas hasta las más radicales, creen que el gender (género) termina siendo más importante que el sex (sexo)”, precisa el documento, que también refleja el papel de esta ideología en la educación y habla de la “crisis” del pacto educativo o “alianza” entre la escuela y la familia.
El documento señala que a pesar de los desafíos, el diálogo sigue siendo posible. También pide la protección de los derechos humanos y familiares, denunció la discriminación injusta y señaló puntos de unidad entre personas con diferentes perspectivas sobre la ideología de género.
El Padre Philip Bochanski, director ejecutivo de Courage International, dijo a CNA que el documento merece “un estudio y una reflexión cuidadosos”.
Además, dijo que tras una lectura inicial, el documento resulta “perspicaz y útil para nuestros esfuerzos constantes, de hablar a todo el mundo con la verdad desde el amor, sobre la Buena Nueva del plan de Dios para nuestras vidas”.
Courage International es un apostolado para personas con atracción hacia el mismo sexo que se han comprometido a luchar por la castidad.
El Padre Bochanski elogió la estructura del documento de “escuchar, razonar, proponer” para proporcionar “un marco claro y sólido para el ministerio” que concuerde con el consejo del Papa Francisco para aquellos religiosos que “deben acompañar a las personas a partir de su situación”.
“El documento luego presenta de manera sucinta y clara los principios antropológicos y morales que son la base de nuestra comprensión de la sexualidad humana, de modo que un diálogo de este tipo pueda ayudar a cada persona a ver sus propios deseos y experiencias a la luz del plan de Dios”, aseguró.
También, el presbítero agregó que el documento “confronta con valentía las tendencias del pensamiento secular que son confusas u opuestas a ese plan, y exhorta a todas las personas a conformar sus vidas más completamente a Cristo”.
Según Kingsland, el contexto adecuado para hablar de sexualidad es “el amor y el llamado de la persona humana a la comunión”, porque “estamos hechos a imagen de Dios, que es una comunión de amor”.
El Padre James Martin, sacerdote jesuita y editor general de la revista América, criticó el documento con un tuit el 10 de junio.
“Exige correctamente el ‘diálogo’ y la ‘escucha’, pero deja de lado las experiencias de la vida real de las personas LGTB. Tristemente, se usará como un garrote contra las personas transgénero y una excusa para argumentar que ni siquiera deberían existir. El documento es principalmente un diálogo con filósofos y teólogos, y con otros documentos de la iglesia; pero no con científicos y biólogos, no con psicólogos, y ciertamente no con personas LGTB, cuyas experiencias tienen poco o ningún peso”, dijo el jesuita.
El Padre Martin luego compartió con sus 246,000 seguidores de Twitter una publicación del grupo de presión New Ways Ministry, el cual “educa y promueve la justicia y la igualdad para los católicos lesbianas, gays, bisexuales y transgénero”, según apunta su sitio web,
“El nuevo documento del Vaticano sobre género se usará para oprimir y dañar a las personas LGTB. Se perpetúan falsos estereotipos que fomentan el odio, el fanatismo y la violencia”, dice la publicación.
Los Obispos de Estados Unidos afirmaron en un documento emitido en el año 2010, que New Ways Ministry no está aprobado ni reconocido por la Iglesia Católica y es engañoso afirmar que “proporciona una interpretación auténtica de la enseñanza católica y una auténtica práctica pastoral católica”.
Kingsland dijo que el documento de la Congregación para la Educación Católica reconoce la confusión sobre los conceptos de la naturaleza humana, la libertad humana y ve la necesidad de aclararlos para “una visión correcta y completa de la persona”.
Finalmente, notó la “continuidad clara” del documento entre la enseñanza pasada y presente de la Iglesia.
El documento cita la enseñanza de San Juan Pablo II, Benedicto XVI y el Papa Francisco, anotó.
Fuente: ACI Prensa, traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Puntuación: 5 / Votos: 22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *