Prelatura de Huancané

[Visto: 710 veces]

El arzobispo metropolitano de Arequipa, monseñor Javier del Río Alba, junto al nuevo obispo de la Prelatura Santiago Apóstol de Huancané, Giovanni Cefai (derecha).

Prelatura Santiago Apóstol de Huancané

El papa Francisco creó la Prelatura Santiago Apóstol de Huancané, la cual formará parte de la provincia eclesiástica de Arequipa y designó obispo de la misma al reverendo padre Giovanni Cefai MSSP.
La nueva prelatura comprende las provincias de Sandia, Huancané, San Antonio de Putina y Moho, del departamento de Puno, pero forma parte de la provincia eclesiástica de Arequipa, compuesta por las diócesis de Puno, Tacna y Moquegua, así como por las prelaturas de Chuquibamba, Juli y Ayaviri.
Esta nueva relatura, que cuenta con una población de más de 200,000 habitantes, ha sido confiada al cuidado pastoral de la Sociedad Misionera de San Pablo (MSSP), fundada por monseñor José de Piro en 1910, en Malta.
Los primeros misioneros de San Pablo llegaron a nuestro país en 1968 para cooperar con la prelatura de Chuquibamba, en Arequipa, desde donde poco después pasaron a servir también en la Arquidiócesis de Arequipa.
Los misioneros de San Pablo están presentes también en las parroquias San Pablo, Santa Teresa de Calcuta, Santísima Cruz de Acequia Alta, Santísima Cruz de La Tomilla y la cuasiparroquia Santa Elena.

De Malta

Giovanni Cefai nació en Zebbug, en Malta, el 5 de agosto de 1967. Ingresó a la Sociedad Misionera de San Pablo en 1984.
Cursó sus estudios eclesiásticos en la Facultad de Teología de la Universidad de Malta, en la cual obtuvo el título de licenciado en Teología Pastoral. Fue ordenado sacerdote el 6 de diciembre de 1997.
El mismo año fue nombrado director del Centro Juvenil de Piro, en Malta, y llegó a Perú en el 2001, cuando asumió el cargo de párroco de la parroquia Santísima Cruz de La Tomilla, en el distrito de Cayma.
Fuente: Agencia Andina de Noticias.

Puntuación: 5 / Votos: 45

Un pensamiento en “Prelatura de Huancané

  1. Edward Emilse Rojas Dueñas

    Me sorprendo gratamente y felicito al Padre Giovanni por los misterios de gracia y fe que deja obrar en su vida.
    ¡Cuántas veces nos celebró la misa dominical que alternábamos con algunas visitas a La Tomilla! Alguna vez en la casa de retiro de retiro de San Pablo… Tiempos en los que Dios me devolvió la invitación de trabajar en pastoral juvenil desde una academia preuniversitaria. Dios te bendiga querido Padre Giovanni. Gracias por tu “fiat” y aprecio muchísimo tu oración por mi y por mi familia, mucho más en este tiempo que Dios nos regala con gracia y vocación familiar. Estoy al servicio de Nuestra Madre la Santa Iglesia. Y será un gusto compartir con los profesores de la Novísima Prelatura de Huancané. Unidos en la oración.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *