Archivo por meses: febrero 2019

Resultados

[Visto: 612 veces]

Ganamos en Huánuco: Nueva Propuesta Institucional

Ganamos en la Región Centro: Renovación Institucional

Ganamos en Arequipa: Sociólogos Avanzando

Puno: Sociólogos Unidos por la Renovación (SUR)

Delegados Nacionales por Lima y Callao

1 Dr. CESAR GERMANA CAVERO
2 Dra. SULEMA LOAYZA ALATRISTA
3 RUSSELA ANTONIETA ZAPATA ZAPATA
4 CELIA ROSA ISABEL GONZALES DE LA FLOR
5 TEODORO ALEX PALACIOS ORUNA
6 KLEVER LARRAÑAGA RONDONA
7 DENY GIOVANNA CALVO DE OLIVERA DIAZ
8 HERCILIA LOPEZ OBREGON
9 Dra. ALIDA ISADORA DIAZ ENCINAS
10 EDWIN ANTONIO TRUJILLO ALVAREZ

¡Alégrense!

[Visto: 245 veces]

Evangelio segúngún san Mateo (28,16-20), del domingo, 28 de mayo de 2017

Evangelio según San Lucas 6,17.20-26.
Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón,
Entonces Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo: “¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!
¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados! ¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!
¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y los proscriban, considerándolos infames a causa del Hijo del hombre!
¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo. De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas!
Pero ¡ay de ustedes los ricos, porque ya tienen su consuelo!
¡Ay de ustedes, los que ahora están satisfechos, porque tendrán hambre! ¡Ay de ustedes, los que ahora ríen, porque conocerán la aflicción y las lágrimas!
¡Ay de ustedes cuando todos los elogien! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los falsos profetas!».

Homilía del Padre Paul Voisin CR, Superior General de la Congregación de la Resurrección:

Hay una leyenda antigua de un niño nativo que ha encontrado un huevo de un águila. Le ha puesto en un nido de las gallinas, y la águila ha empollado con los pollitos. La águila ha crecido con los pollitos, rasgando la tierra para buscar comida como hicieron los pollitos, haciendo los ruidos de los pollitos, y volando algunos metros sobre la tierra como hicieron los pollitos. Un día el águila ha mirado al cielo y ha visto un pájaro magnifico volando por el cielo con dos alas grandes. El pequeño águila fue muy impresionado, y ha dicho a una gallina mayor, “¿Qué tipo de pájaro es esa?” La gallina mayor le ha respondido, “Es un águila. Olvídalo. Nunca vas a volar como esa en un millón de años.”
He pensado en este cuento cuando he leído el evangelio de este fin de semana (Lucas 6:17, 20-26). Por tantas veces que hemos escuchado al Sermón sobre la Montaña continuamos a convencernos que no podemos cumplirlo, y que son para ‘otros’ que son más santos o más cerca a Dios. Las Bienaventuranzas son un desafío para nosotros, en nuestra condición humana, sino por la gracia de Dios podemos (y vamos a) cumplir el espíritu de ellas: uniéndonos más profundamente a Dios, y siendo en mayor solidaridad con otros, especialmente con los más necesitados entre nosotros. En la segunda parte del evangelio encontramos los versículos “Pobres de ustedes”, Jesús no está llamándonos solamente para ser y hacer más, sino está advirtiéndonos de las consecuencias de NO ser y hacer más, o rechazar su gracia. Como el águila ha descubierto que ha podido volar –a pesar de que ser dicho que no ha podido “en un millón de años”– Jesús está animándonos a creer en su presencia, su promesa, y su gracia para ‘volar’ y ser uno que cumple con las Bienaventuranzas con sinceridad y alegría.
En nuestra Primera Lectura, del Profeta Jeremías (17:5-8), Dios distingue entre los que no son fieles, y los que son fieles. Las imágenes son lindas, y muestran las distinciones: entre “un cardo de la estepa” y “un árbol plantado a la orilla del agua”. El nos asegura que a pesar de “la sequía” hay la esperanza, y el árbol continua a dar fruto. Dios promete la nueva vida, a pesar de que las condiciones no son ideales. Yo pensaría que muchos de nosotros podemos identificarnos con una experiencia de ser como tal árbol, nutrido por el Señor.
En nuestra Segunda Lectura, de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios (15:12, 16-20), nos habla del fruto de la resurrección de Jesús. San Pablo reconoce que es más que un acontecimiento histórico, sino una experiencia vivida, que ha empezado para él en el camino a Damasco y les ha llamado en la vida con el Cristo resucitado. San Pablo vivía tal vida con Cristo, y aseguraba a sus oyentes, quien el ha traído al Señor, que ellos comparten in esta vida con Dios.
Tantas veces encontramos que la Palabra de Dios nos desafía. Pero, al mismo tiempo, encontramos que nos anima y nos hace recuerdo que no estamos respondiendo solos al llamado de Jesús, sino estamos acompañados por su gracia abundante. Las lecturas de hoy reflejan este desafío, y esta animación. El Sermón sobre la Montaña, las Bienaventuranzas, nos piden mucho. Estamos desafiados por las palabras de Jesús. Infelizmente, cuando olvidamos que Dios está con nosotros en nuestra respuesta nos sentimos desanimados y tal vez hasta rendirnos, sintiéndonos incapaces (y tal vez indignos) de responder a su llamado. Pero, también podemos reconocer momentos cuando hemos ‘volado’ a pesar de la realidad negativa o desanimada alrededor de nosotros. Estos fueron los momentos en que la gracia de Dios fue más activa, y fuimos más abiertos a Dios por sentirnos vulnerables, débiles, y en ‘necesidad’ de Dios.
Cuando cumplimos el mandato de las Bienaventuranzas –estamos pobres de espíritu, estamos hambrientos para Dios y su justicia, quienes lloran en la cara de la tristeza y la injusticia, y los que sufren por causa de la Buena Nueva– estamos dependiendo en la gracia de Dios, más que solamente nuestras propias habilidades e inclinaciones humanas. Luego de verdad hacemos una diferencia en el mundo, empezando con nuestra familia, en nuestro Colegio y nuestro trabajo, entre los amigos, y en nuestra Comunidad Parroquial. Muchas veces la gente se siente que no hace una diferencia, que sus palabras y sus hechos no llaman la atención. Esto quita a la gente su fuerza para aceptar el desafío de Dios, y engaña a otros de un ejemplo y un testimonio que Dios quiere dar a través de ellos. ¡La gente está escuchando y mirando! Tal vez podemos pensar en las veces que las palabras y el ejemplo de otras personas nos han tocado, y nos han inspirado a ser y hacer más. A veces puede ser por un esfuerzo especial, y otras veces por solamente ser si mismo, y la gracia de Dios estaba viniendo por ellos a nosotros. Tal vez podemos pensar en las veces que nuestras palabras y nuestro ejemplo hicieron una diferencia en la vida de otras personas, hasta cuando no estábamos consciente, y solamente más tarde ellos nos han dicho. ¡Esto nos anima!
¡Vivir las Bienaventuranzas no es imposible! Con la gracia de Dios podemos ‘volar’, como el águila, y responder al llamado de Jesús, y no encontrarnos entre los “Pobres de ustedes” quienes han fallado en responder y no han dado testimonio a Jesucristo cada día. No solamente tenemos que creer en Dios, sino creer que Dios ‘cree’ en nosotros.

Paweł Klemens Smolikowski CR

[Visto: 360 veces]

Sacerdote resurreccionista

Es un venerable Siervo de Dios de la Iglesia y de Polonia a fines del siglo XIX e inicios del XX. El 15 de diciembre de 2017, el Papa Francisco firmó un decreto sobre las virtudes heroicas del Padre Pawel, y el 19 de diciembre fue proclamado por la Santa Sede.
El padre Smolikowski pasó la mayor parte de su vida fuera de su patria, principalmente en Roma. Era un religioso devoto y sabio, un gran educador y maestro, un director espiritual invaluable, un escritor ascético e historiador. Pasó los últimos años de su ajetreada vida en Cracovia en Łobzowska 10, como maestro de novicios resurreccionistas. También dirigió retiros y dio conferencias principalmente para varias congregaciones religiosas. Fue confesor, entre otros, dos arzobispos, el armenio Józef Teodorowicz de Lviv, su amigo, y el latino Stefan Adam Sapieha, de Cracovia, más tarde cardenal.Smolikowski murió el 11 de septiembre de 1926 y fue enterrado en la tumba de la Congregación en Rakowice- Cracovia. Desde 1967, sus restos mortales descansan en el vestíbulo de la iglesia de la Resurrección del Señor en Łobzowska- Cracovia. Fue el titán del trabajo diario humilde, perseverante y concienzudo. Con responsabilidad, ocupó el lugar que Dios le dio en la voluntad de sus superiores. ¡Muchos lo llamaron “un voluntario de servicio”! El Padre Smolikowski es un modelo para todos los que desean vivir un buen día en comunicación con Dios. Escribió: Debemos presentarnos ante nuestros discípulos como aquellos que están obligados a obedecer y, por lo tanto, ser obedientes, regulares y puntuales con el sonido de una campana. Obedecer estrictamente las reglas.
Creía que un hombre no va a donde quiere, sino a donde Dios lo quiere. Por un lado, creía que para muchas personas esta vida cotidiana puede ser muy difícil, a veces incluso dolorosa, pero indispensable para nuestra santificación. Por otra parte, estaba convencido de que para muchas personas esta vida cotidiana, que parece aburrida, pobre e insignificante, como una gruta de Belén, es un lugar donde, paradójicamente, nacen grandes cosas. Se logra a través de la solidez y la fidelidad a los deberes cotidianos que son una expresión de nuestra obediencia a la voluntad de Dios. Quería conocerse bien a sí mismo, sus debilidades, su “nada” como escribió, para que su vida sea el mejor discernimiento de la voluntad de Dios y la respuesta más hermosa a su amor incondicional. Evitó palabras innecesarias y vanidosas.
Nació el 4 de febrero de 1849 en Tver, Rusia. Provenía de una familia intelectual católica con grandes tradiciones patrióticas. Tomó sus primeros estudios en casa. Tenía una capacidad excepcional para aprender idiomas extranjeros (ruso, alemán, francés, inglés). Cuando en 1859 la familia Smolikowski se estableció en Varsovia, se graduó de la escuela secundaria allí. Sus colegas fueron, entre otros: Piotr Chmielowski -hermano de Adam y luego hermano Alberto-, Władysław Bełza, un destacado poeta y sobrino del arzobispo de Szczesny Feński, también resurreccionista posteriormente. En 1866 ingresó en el seminario de Varsovia. Después de un año, se fue a estudiar a Roma donde se unió a los resurreccionistas. Fue ordenado sacerdote el 15 de abril de 1873, en un vibrante rito griego-eslavo. Fue el primer resurreccionista ordenado en este rito. Trabajó en Bulgaria en Adrianópolis (1874-1882), como educador. En este ministerio se hizo conocido como un maestro sobresaliente. Aparte de la labor docente y educativa, también fue prefecto del internado y profesor en el seminario espiritual local. En 1882 fue trasladado a Lwów, donde se desempeñó como tutor en el internado de Russki. De hecho, creó allí su propio sistema educativo. Después de nueve años de trabajo, regresó a Roma. Abarcando los deberes de maestro de novicios y rector del seminario. En los años 1892-1895 y 1898-1902, fue rector del Pontificio Colegio Polaco. Mientras tanto (1895) fue elegido para el cargo de superior general de su comunidad. Un año después, el obispo Michał Petkow, vicario de los apóstoles en Tracia (superior de los Uniatos en Turquía), le otorgó la dignidad de archimandrita. En 1905, después de diez años de mandato, volvió a trabajar en el Pontificio Colegio Polaco. Durante este período, también fue miembro del Consejo General de la Congregación y se desempeñó como consultor de dos congregaciones del Vaticano: el Consejo (desde 1893) y la Propaganda de la fe (desde 1895).
Stefan Smolikowski pasó los años de la Primera Guerra Mundial en suelo polaco . Se quedó principalmente en Kęty como capellán de la Casa Madre de las hermanas de la resurrección (1915-1919). Poco después del final de la guerra, regresó a Roma y de nuevo, por cuarta vez, se convirtió en rector del Pontificio Colegio Polaco. En 1921 se convirtió en el maestro de novicios de Cracovia en Zgadzowanie. Smolikowski se despidió de su amada Roma y, sobre todo, del Colegio Pontificio de Polonia. Era, como ya se mencionó, su rector desde hace mucho tiempo. El objetivo del Colegio era educar al clero polaco durante las particiones, cuando muchos seminarios se cerraron y la Iglesia fue perseguida de varias maneras por los invasores. El Colegio ha educado a muchos clérigos destacados, bendecidos y santos. Entre estos últimos, hay bastantes: el arzobispo Józef Sebastian Pelczar y el arzobispo Józef Bilczewski. Y entre los bienaventurados: el padre Franciszek Rosłaniec, sacerdote Jan Balicki, el obispo Władysław Goral, o el padre Zygmunt Sajna. Los alumnos del colegio también fueron: el cardenal Aleksander Kakowski (arzobispo de Varsovia), el cardenal Edmund Dalbor (arzobispo de Gniezno y Poznań, primado de Polonia), el cardenal Adam Stefan Sapieha (arzobispo de Cracovia) y otros diecisiete arzobispos y obispos polacos. A este número deben agregarse más de sesenta profesores en diversas instituciones científicas, decanos y rectores de universidades. El noviciado de Cracovia bajo la dirección del padre Paweł estaba desarrollando candidatos perfectamente preparados para la vida religiosa. No es de extrañar entonces que el Cardenal Adam Stefan Sapieha escribiera al superior general Władysław Zapała: No encontrarás un maestro mejor para el Noviciado.
Smolikowski trabajó mucho para terminar sus propios trabajos ascéticos e historiográficos. En este trabajo fue llamado “ratón de biblioteca”. Estaba particularmente interesado en publicar las obras de los cofundadores de los Resurreccionistas (Semenenko y Kajsiewicz) y otros cohermanos (principalmente Aleksander Jełowicki y Valerian Kalinka). En 1923 celebró el jubileo de oro del sacerdocio. En el día de la ceremonia (15 abril), el templo en Łobzowska era demasiado pequeño para albergar a multitudes de personas, entre ellas dignatarios de la Iglesia, cohermanos y monjas de varias congregaciones.
Desde la primavera de 1925 se sintió cada vez peor. Murió en santidad el 11 de septiembre de 1926 en presencia de su amigo el arzobispo Teodorowicz. ¡La noticia de la muerte del religioso santo se difundió rápidamente y muchos creyentes se reunieron ante su cadáver! Miraron con “reverencia su rostro”, estaba escrito en la prensa de Cracovia. Sus fotos fueron puestas en su cadáver y llevadas a sus hogares. Las flores plegadas cubrían casi todo el cuerpo del fraile. El arzobispo Sapieha interrumpió la visita de una de las parroquias para asistir al funeral de un amigo que tuvo lugar el 15 de septiembre. Y él dirigió la misa. Y la oración ante el ataúd. El sermón durante la misa fue realizado por el arzobispo Józef Teodorowicz. Después de la misa se inició una procesión fúnebre en el cementerio Rakowicki, que condujo al padre Józef Niemczyński, discípulo del Siervo de Dios en el Colegio Polaco de Roma. Más de 100 sacerdotes, religiosos y monjas, incluidos los alumnos y los alumnos del Padre Paweł, fueron al cementerio. Uno de los participantes escribió que el funeral era una manifestación y estaba envuelto en una extraña atmósfera de Dios. De hecho, después del funeral, ¡se habló sobre el padre Pawel como un santo! En la lápida del sepulcro, colocaron un breve resumen, enfatizando que se había ido después de 77 años, 7 meses y 7 días de vida santa…
Cuarenta años después de la muerte de Smolikowski, en Cracovia, el 13 de mayo de 1966, el cardenal Karol Wojtyla abrió el proceso de investigación, que terminó en 1969. Más tarde, los archivos de prueba se enviaron a Roma, donde en 1991 la Congregación para las Causas de los Santos confirmó la información de los archivos. Desde 2010, la Comisión Teológica de esta Congregación ha estado estudiando documentos en términos de sus virtudes heroicas.
Fuente: www.zmartwychwstancy.pl 

Publicaciones

-Paweł Smolikowski: Cartas sobre el este al editor de la revista “Good Shepherd”. Lviv: Nak. Autor: en Seyfarth y en la Librería Tchaikovsky, 1883.
-Paweł Smolikowski: Un llamado del Espíritu Santo en las masas orientales. Poznań: Rojo. De la Revista de la Iglesia, 1883.
-Paweł Smolikowski: Unas palabras sobre los ritos. Lviv: Por el “Buen Pastor” Redakcyi, 1884.
-Paweł Smolikowski: Catecismo en desacuerdo. Poznań: Por la Librería de la Iglesia Católica, 1884.
-Paweł Smolikowski: Reminiscencias de la milicia búlgara de la guerra ruso-turca de 1877-1878. Cracovia: Imprenta “Czasu”, 1885.
-Paweł Smolikowski: Asociación para el cuidado del concejal ruso XX. Resurreccionistas en Lviv. Lviv: Por la Asociación de Atención, 1888.
-Paweł Smolikowski: Asociación para el Cuidado del Departamento de Educadores de la XX. Resurreccionistas en Lviv. Lviv: Por la Asociación de Cuidado, 1889.
-Paweł Smolikowski: El mes de María. Cracovia: En la impresión. “Tiempo” P. Kluczyckiego i Sp., 1892.
-Paweł Smolikowski: Historia de la Congregación de la Resurrección. T. 1. Kraków: Cuenta. Editorial polaca, 1892.
-Paweł Smolikowski: Historia de la Congregación de la Resurrección. T. 2. Kraków: Cuenta. Editorial polaca, 1893.
-Paweł Smolikowski: Historia de la Congregación de la Resurrección. T. 3. Kraków: Cuenta. Editorial polaca, 1895.
-Paweł Smolikowski: Historia de la Congregación de la Resurrección. T. 4. Kraków: Cuenta. Editorial polaca, 1896.
-Paweł Smolikowski: Historia del colegio polaco en Roma: según fuentes manuscritas. Cracovia: Librería de la editorial polaca, 1896.
-Paweł Smolikowski: Fundación de la misión del Padre. Resurreccionistas en Andryanopol. Cracovia: Drukarnia WL Anczyca, 1897.
-Paweł Smolikowski: La actitud de Adam Mickiewicz hacia la vigésima resurrección. Cracovia: Por la XX edición. Resurreccionistas, 1899.
-Paweł Smolikowski: Paulina-Maria Jaricot fundadora de un rosario viviente. Chicago: Editores polacos, 1902.
-Piotr Semenenko (introducción Paweł Smolikowski): Ejercicios espirituales. Cracovia: la vigésima edición. De la resurrección, 1903.
-Paweł Smolikowski: el mes del corazón más dulce de Jesús. Cracovia: la vigésima edición. Resurreccionistas, 1904.
-Paweł Smolikowski: El mes de junio. Cracovia: 1904.
-Paweł Smolikowski: De philosophia excolenda ac perficienda patris Petri Semenenko. Roma: Ex Typis Ephemerides Vera Roma, 1905 (latín).
-Paweł Smolikowski (yuxta tradita Piotr Semenenko): De vita spirituali. Roma: Typis Ephemeridis Vera Romana, 1905 (latín).
-Paweł Smolikowski: Una breve biografía del Padre H. Kajsiewicz CR: co-fundador de la Congregación de Resurreccionistas. Chicago: por el XX Asamblea Resurreccionistas, 1912.
-Paweł Smolikowski: El mensaje del modernismo – Andrzej Towiański. Varsovia: Asociación Católica, 1912.
-Paweł Smolikowski: la Santísima Virgen de Pompeya. Cracovia: Drukarnia “Pravda”, 1914.
-Paweł Smolikowski: “Res sacra miser”: (boceto dramático): esto está sucediendo en Małopolska durante la gran guerra.
-Paweł Smolikowski: Fundador de un rosario viviente: una historia escénica en ocho escenas. Chicago: 1920.
-Paweł Smolikowski: el Padre Piotr Semenenko como filósofo, teólogo, ascético y místico. Chicago: Impreso “Nación polaca”, 1921.
-Paweł Smolikowski: El nuevo mes de María. Cracovia: Nakł. Congregación de la Resurrección, 1924.
-Paweł Smolikowski: Al Señor, para salvarnos: (extracto de Rozmyślań de P. Smolikowski). Cracovia: La Congregación de la Resurrección, 1924.
-Paweł Smolikowski: Meditaciones junto con el Señor de Cristo. Cracovia. Congregación de la Resurrección, 1924.
-Paweł Smolikowski: Meditaciones junto con el Señor de Cristo. T. 2. Kraków. Congregación de la Resurrección, 1924.
-Paweł Smolikowski: Meditaciones junto con el Señor de Cristo. T. 3. Kraków. Congregación de la Resurrección, 1924.
-Paweł Smolikowski: Rekolekcye o ejercicios espirituales. Cracovia: Nakł. Congregación de la Resurrección, 1924.
-Paweł Smolikowski: El despertar del espíritu religioso entre los polacos en el siglo XIX. Cracovia. Congregación de la Resurrección, 1925.
-Paweł Smolikowski: Dios en la historia. T. 1. Cracovia. Congregación de la Resurrección, 1926.
-Paweł Smolikowski: Dios en la historia. T. 2. Cracovia. Congregación de la Resurrección, 1926.
-Paweł Smolikowski: Dios en la historia. T. 3. Kraków. Congregación de la Resurrección, 1926.
-Paweł Smolikowski: Dirección de la Asamblea de las SS. Resurrección. Lviv: Imprenta de KS Jakubowski, 1932.
-Paweł Smolikowski (recopilado por Jerzy Mrówczyński): Correspondencia con el padre Semenenko . Varsovia: 1989.
-Paweł Smolikowski: Conferencia de la Constitución. Cracovia: Alleluja Wydawnictwo Zmartwychwstańców, 1996.
-Paweł Smolikowski (recopilado, preparado y admitido por Wojciech Mleczko, Janusz Mastalski): Acerca de la educación: una colección de textos pedagógicos. (PDF). Vol. 3. Cracovia: Collegium Resurrectianum-Seminario Superior de la Provincia Polaca de los Resurreccionistas, 2010, Serie: Libro histórico y teológico Collegium Book Collegium Resurrectianum. ISBN  978-83-60967-22-5.
ORACIÓN PARA LA BEATIFICACIÓN DEL SIERVO DE DIOS:

Jesucristo, Señor resucitado,

Nos dejas disfrutar el ejemplo de la vida del sacerdote Paweł Smolikowski,

Quien, como sacerdote resureccionista, fiel y humildemente

cumplió sus deberes según la voluntad de Dios,

quiero darle la gloria de tus altares,

para que tengamos un patrón evangélico de vida cristiana

De camino al cielo

Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos

amén

Pedro Laur CSV

[Visto: 364 veces]

ESPERANZA

Pedro (Pierre en su pasaporte), francés, más de cuarenta años en el Perú, hombre de esperanza. Esperanza en que ‘otro mundo es posible’, esperanza en que el Dios del Éxodo y el Dios de Jesús de Nazareth harán realidad un mundo nuevo en el que todos seamos hermanas y hermanos.
Pedro, cura obrero, hombre de lucha, hombre de acción; hombre de vanguardia revolucionaria, hombre de sindicatos, de cooperativas…; pero hombre de esperanza, hombre de Dios: con él será posible (aunque se hayan caído las utopías socialistas).Resultado de imagen para Viator de LyonPedro es viator religioso, presbítero, austero en extremo, luchador. Hombre que se nos ‘escapó’ a la Octava Zona de Collique, porque él había venido al Perú a trabajar por los pobres y él quería morir entre los pobres.
Pero ya sabes, Pedro: ‘cuando seas viejo te llevarán hasta donde no quieras’. Tuviste que dejar el Perú (¿será verdad?) y volviste a tu país; aunque sé que vuelas cada noche a esa tierra querida, a esa tierra en la que dejaste media vida y media lucha, a esa tierra en la que te aprecian (aunque te costaba dejarte querer, pero solo de boca) y te recuerdan. Pero la utopía está ahí, esperanza en nuestro Dios, y todavía nos queda camino por recorrer.
Fuente: www.sanviator.net
Resultado de imagen para louis querbesEn el Padre Querbes, el agradecimiento permitía esperar y la esperanza era causa de alegría por el hecho de saberse amado de Dios. «No se puede ser al mismo tiempo agradecido y desdichado: al contrario, las personas ingratas pueden llegar a ser una calamidad para los otros… Un ser capaz de agradecimiento es un ser abierto, atento a los otros y a la vida. El que da gracias es un ser humano».
Pierre Laur CSV, Au seuil d’une spiritualité viatorienne, pág. 90.

Elecciones en el Colegio de Sociólogos del Perú

[Visto: 604 veces]

Lic. Delfina Varillas Varillas- Presidenta del Comité Electoral CSP
Lic. Roberto Rodríguez Rabanal- Decano del Colegio de Sociólogos del Perú
Lic. Manuel Cox Ganoza- Jefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales ONPE
Dr. Walter Gutiérrez Camacho- Defensor del Pueblo
NO A LAS PRÁCTICAS QUE DETERIORAN AL COLEGIO DE SOCIÓLOGOS DEL PERÚ
Renovación Institucional, la lista democrática que va con el N° 2 en las presentes elecciones del Colegio de Sociólogo del Perú, denuncia lo siguiente:
1. En el presente proceso electoral que culmina el domingo 17 de febrero 2019 solo una lista, la número 1 denominada Integración -a la cual pertenece el actual Decano Nacional- está usando la Base de Datos del Colegio (CSP) y la logística institucional para favorecerla. Dejamos constancia que no hemos autorizado el uso de nuestra data personal y profesional, y nos llegan emails a nuestros correos privados, mensajes a nuestros celulares, así como recibimos llamadas de Call Centers solicitándonos votar por la lista 1 (Integración). Lo cual no solamente es una falta ética sino causal de nulidad de las actuales elecciones.
2. Señalamos nuestra profunda preocupación porque la presidenta del Comité Electoral forma parte del actual Consejo Directivo del Colegio de Sociólogos del Perú y es miembro activo del Grupo Integración, que actualmente viene postulando con la Lista 1. En ese sentido, exigimos la total transparencia en el rol que asume evitando por ejemplo: el uso privilegiado de información (base de datos de los colegiados) que se ha hecho evidente con la propaganda difundida por la Lista 1 y el correo anónimo con insultos y desprestigiando a nuestras candidaturas.
3. Rechazamos la conducta de quienes agreden y calumnian anónimamente a nuestros candidatos, y el silencio del Comité Electoral y de la actual directiva del CSP, que en lugar de mostrar la neutralidad y la ética que se requiere en este tipo de proceso, pareciera mas bien -por los hechos que denunciamos- favorecer a la Lista 1; lejos de garantizar unas elecciones limpias y transparentes libres de irregularidades.
UNA INSTITUCIÓN ÉTICA AL SERVICIO DEL AFILIADO
RENOVACIÓN INSTITUCIONAL
Lima, 14 de febrero 2019

Crux

[Visto: 273 veces]

By Elise Harris-www.cruxnow.com
A witness for a journalist being sued by a Peruvian archbishop for defamation related to charges of sexual and financial abuses says that while the prelate was complicit in a cover-up, he may simply be the product of his formation and the influence of charismatic figures who were themselves guilty of abuse.
In comments to Crux, Martin Scheuch described Archbishop José Antonio Eguren Anselmi of Piura in northwestern Peru as “a nice person with a smiling character, very sentimental and affectionate, who worried about other members of the community.”
The archbishop, he said, “was kind in his treatment, and he didn’t use coarse words or insults when he was speaking with someone, not even his subordinates, which is different than other Sodalits with responsibility, who were used to using vulgar language.”
The reference is to the Sodalitium Christianae Vitae (SCV), a controversial Catholic organization that originated in Peru and whose founder, layman Luis Fernando Figari, has been accused of physical, psychological and sexual abuses and who was prohibited by the Vatican in 2017 of having further contact with members of the group.Despite exhibiting abusive behavior and participating in his community’s misdeeds, Eguren Anselmi’s conduct “was no different substantially than what other people in positions of authority in the Sodalitium did, [and they] probably were not aware of the severity of what they did.”
Scheuch is a former member of the SCV and lived with Eguren Anselmi at various points during his time in the group. The archbishop is currently suing two journalists for defamation.
Those journalists, Pedro Salinas and Paola Ugaz, co-authored the 2015 bombshell book “Half Monks, Half Soldiers,” which details years of sexual, psychological and physical abuse inside the SCV. Despite the fact that Salinas and Ugaz’s alleged defamation happened in Lima, the cases are being tried in Piura.
The complaint against Salinas was made in relation to the publication of a series of articles and interviews he published comparing Eguren Anselmi to Chilean Bishop Juan Barros, who recently resigned after facing accusations that he helped cover up the abuse of his longtime friend and Chile’s most notorious abuser, ex-Father Fernando Karadima.
Ugaz is being tried for her role in a documentary series by Al-Jazeera she helped to produce, which named Eguren Anselmi as part of an alleged land trafficking scandal. She’s also being sued for her coverage of Salinas’ case and for a series of tweets that she sent ahead of Pope Francis’s January 2018 visit to Peru in which she described Eguren Anselmi’s history with the SCV, saying he knew of the founder’s abuses and did nothing.
As a punitive measure, Eguren Anselmi asked that both Salinas and Ugaz each pay $60,000 dollars and spend three years in jail.
In an unusually fast-moving process, a sentence in the case against Salinas, himself a former member of the SCV, is set to be given in March, less than a year after initial charges were filed, while Ugaz is still waiting for her process to begin, as she is currently fighting to have her case moved to Lima.
Both Salinas and Ugaz, as well as several witnesses in Salinas’ case, have voiced concern that holding the legal proceedings in Piura was a strategic move on Eguren Anselmi’s part that would stack the deck in his favor.
In his comments to Crux, Scheuch said Eguren Anselmi lacks “an analytical ability and critical spirit,” meaning he unquestioningly adopted the SCV’s rigid style in matters of faith and morals, often “discrediting” those who thought differently.
Not only was Eguren Anselmi “exemplary” in his loyalty to Figari, carrying out orders without question, but he “was a witness of Figari’s way of life,” he said, which has been described as abusive, racist, misogynistic, vulgar and manipulative.
Scheuch, who was a member of the SCV from 1981-1993, said Eguren Anselmi’s behavior did not differ from anyone else in authority at the time, and that many of them were likely unaware of the harm they were doing, as he himself didn’t realize he had suffered abuse for a decade after leaving community.In Scheuch’s view, “either he was unable to see the excesses and disorders that that way of life implied, or he simply ignored them out of fidelity to the institution.”
Since the scandals involving the SCV went public in 2015 when Salinas and Ugaz’s book came out, Eguren Anselmi has neither condemned the behavior of Figari or other SCV members accused of abuse, nor has he reached out to victims, Scheuch said.
Though he has not had any contact with Eguren Anselmi since receiving the notarized letter asking him to retract his blog entries, Scheuch was called as a witness in Salinas’ case. However, he said he does not believe his testimony will help.
“I had the impression that it was a pure formality in a case where the verdict is probably condemnatory,” he said.
Though the SCV has made multiple apologies for the abuses perpetrated by their founder and pledged to keep moving forward in their reform, some remain skeptical about its ability to clean up its act, and even some bishops in Peru are pushing for the group to be dissolved.
During a December 2018 meeting in Lima, the leadership of the Peruvian episcopal conference discussed a variety of issues, one of which was how to handle requests from victims of the SCV, some of whom seek additional compensation for abuses they suffered. Another was how to handle Eguren Anselmi, though no specific strategy was developed.
n comments to Crux, Ugaz, who is currently waiting for the ruling in an appeal to move try her case in Lima, said Eguren Anselmi for years has been “one of the most powerful people in Piura,” and said having to defend herself there is both a financial and emotional burden.
The defamation lawsuit, she said, “is the anti-democratic response of the Sodalitium to the most important investigation on the Sodalitium,” and it is a “revictimization of Salinas,” who, while still in community, was forced to cut ties with his mother and other members of the family for two years.
“With this complaint, Eguren demonstrates himself as the ‘star’ student of Figari,” she said, “who established a culture of abuse and cover-up.”
To deny that the lawsuits have nothing to do with their book, she said, “is to deny the undeniable”.

ARZOBISPO PERUANO QUE DEMANDÓ A PERIODISTAS RESPONDE A CRUX

El arzobispo José Antonio Eguren Anselmi, de Piura (Perú), respondió al informe de Crux del 5 de febrero, elaborado por la corresponsal sénior Elise Harris, sobre las demandas por difamación agravada que presentó contra dos periodistas peruanos.
En su carta a Crux, Eguren Anselmi dijo que quería corregir las declaraciones «falsas o inexactas» en el «prestigioso» sitio de noticias Crux. En general, cree que Crux tergiversó los motivos de su demanda y también omitió el punto de que no está buscando una sentencia de cárcel.
Los periodistas Pedro Salinas y Paola Ugaz son coautores de un libro explosivo de 2015 Half Monks, Half Soldiers (en castellano: Mitad monjes, mitad soldados), que detalla los años de abuso sexual, psicológico y físico dentro del Sodalitium Christianae Vitae (SCV). Esta controvertida organización católica se originó en Perú y su fundador, el lego Luis Fernando Figari, ha sido acusado de abusos físicos, psicológicos y sexuales.
En 2017, el Vaticano le prohibió a Figari tener contacto con los miembros del grupo.
Eguren Anselmi, que forma parte del SCV, presentó las denuncias por separado, pero al mismo tiempo en julio de 2018. Si los periodistas son declarados culpables, en teoría podrían estar sujetos a una multa de 60,000 dólares y una sentencia de tres años de cárcel.
Las quejas del arzobispo contra Salinas, quien fue miembro del SCV, se hicieron en relación con una serie de artículos que comparan a Eguren Anselmi con el obispo chileno Juan Barros, quien recientemente renunció luego de enfrentar acusaciones por haber ayudado a encubrir el abuso de su viejo amigo y el sacerdote abusador más famoso de Chile, Fernando Karadima, así como las denuncias de que Eguren Anselmi podría estar involucrado en un escándalo de tráfico de tierras en Piura.
Ugaz es demandada por su papel en una serie documental de Al-Jazeera que ayudó a producir, que también mencionó a Eguren Anselmi como parte potencial del escándalo de tráfico de tierras, y por una serie de tuits que envió antes de la visita del Papa Francisco a Perú en enero de 2018. En esa ocasión, ella describió la historia de Eguren Anselmi con el SCV, diciendo que él sabía de los abusos del fundador y no hizo nada.
En su respuesta al informe Crux, Eguren Anselmi destacó que sus demandas contra Salinas y Ugaz «no fueron motivadas por la investigación que hicieron en conjunto, ni por ninguna de las afirmaciones contenidas en su libro, Half Monks, Half Soldiers».
Más bien, Eguren Anselmi dijo que presentó la queja contra Salinas por dos motivos: el primero es que cree que Salinas lo acusó de crear «un sistema de abusos físicos, psicológicos y sexuales» dentro del SCV y, segundo, la acusación de que él es una persona clave en un escándalo de tráfico de tierras asociado con una organización criminal.
Sobre Ugaz, Eguren Anselmi dijo que la demandó por la misma acusación de que estaba involucrado en el escándalo de tráfico de tierras y por siete tuits sobre su persona. Ambas denuncias legales se presentaron después de que Salinas y Ugaz ignoraron una carta notariada del 20 de marzo de 2018 sobre sus publicaciones, en la que se les pedía que retiraran sus respectivos artículos y tuits.
Eguren Anselmi dijo que en las cartas recordó cómo el 10 de mayo de 2016 Salinas presentó ante la Fiscalía Penal de Lima una queja formal en su contra por delitos de manipulación mental, agresión con agravantes y conspiración, denunciando que el arzobispo ayudó a crear «una organización criminal para reclutar a menores, eliminar su voluntad y someterlos a varias prácticas humillantes».
La denuncia, dijo Eguren Anselmi, «fue presentada en doble instancia por la fiscalía, lo que indica que los actos que se me atribuyeron no se consideraron delitos y que una acusación no puede sostenerse con meras insinuaciones sin pruebas».
Con respecto al tráfico de tierras, Eguren Anselmi dijo que en cartas notariadas redactó un punto para decirles a Salinas y a Ugaz que «no existe, y no ha habido en Piura ninguna investigación en mi contra por tráfico de tierras».
«Las investigaciones periodísticas en las que se basan las acusaciones, incluido el documental que Ugaz ayudó a producir», dijo, «no solo se basan en la declaración de un convicto de dudosa credibilidad», sino que fueron rechazadas por el pastor de la Iglesia del Santísimo Sacramento, padre José Uhen.
Además, Eguren Anselmi dijo que su abogado pidió que se suspendiera la sentencia de tres años de prisión por su acusación de difamación agravada, de modo que, si Salinas o Ugaz son declarados culpables, «no irán a la cárcel en ninguna circunstancia».
«Lo único que quiero es que el juez, como tercero imparcial, determine si ambos periodistas me han difamado o no», escribió.
Eguren Anselmi también dijo que, con respecto a la tarifa que Salinas y Ugaz tenían que pagar, había acordado donarla a un centro para personas necesitadas e incapacitadas dirigido por la orden de San Juan de Dios.
Al responder a las acusaciones de algunos que optaron por el procesamiento en Piura, donde la ambiente está a su favor, Eguren Anselmi negó la acusación, diciendo que «no he hecho nada más que seguir la ley peruana», según el artículo cinco del Código Penal que afirma que el lugar del crimen «es donde tienen lugar sus efectos».
«Dado que el Sr. Salinas y la Sra. Ugaz difundieron sus publicaciones y concedieron entrevistas en internet y otros medios a nivel nacional, los efectos perjudiciales en mi honor se han producido en la ciudad de Piura, donde resido y llevo a cabo mi actividad pastoral» dijo.
Eguren Anselmi también dio respuesta acerca de las quejas de que el proceso legal de Salinas, que se espera que se lleve a cabo en marzo, va de manera sospechosa, y dijo que no hay nada “sospechoso” sobre el ritmo, dado que un nuevo Código Procesal Penal peruano requiere que cada caso celebre audiencias con no más de ocho días de diferencia, con ambas partes presentes, y que ambas partes deben aceptar el calendario.
Eguren Anselmi dijo que las quejas de los exmiembros del SCV de que nunca condenó a Figari o a otros miembros de la comunidad que cometieron abusos son falsas, y que una vez que Salinas y Ugaz publicaron los escándalos en 2015, declaró públicamente que «los abusadores deberían ser identificados para sancionarlos, y las víctimas deben ser acompañadas y resarcidas adecuadamente».
Destacó que sus quejas «son de naturaleza personal» y no tienen nada que ver con el SCV como institución.
Fuente: www.laabeja.pe

Cardenal Barreto cumple 75 años

[Visto: 232 veces]

Resultado de imagen para José Luis Pérez Guadalupe

Cardenal Pedro Barreto cumplirá 75 años y debe presentar renuncia al Arzobispado

Por Alicia Rojas Sanchez-Diario El Comercio.
Pedro Barreto, cardenal y arzobispo de Huancayo, cumplirá 75 años este 12 de febrero, por lo que según el Código de Derecho Canónico debe presentar al Vaticano su carta de renuncia al cargo de arzobispo.
Si bien el papa Francisco acepta esta carta, él puede determinar cuánto tiempo más se queda Barreto en el encargo pastoral en Huancayo, así lo explican los teólogos Juan Miguel Espinoza Portocarrero y José Luis Pérez Guadalupe.JUAN MIGUEL ESPINOZA PORTOCARRERO“La aceptación de renuncia es potestad del Papa bajo consulta e investigación de la congregación para los obispos, en diálogo con la Nunciatura Apostólica, que es como la embajada de la Santa Sede. El nuncio, en diálogo con el cardenal Barreto probablemente, con la congregación de los obispos y el papa Francisco, tomarán la decisión si aceptan la renuncia del cardenal Barreto de una manera inmediata, como ha pasado con el cardenal Juan Luis Cipriani, o si prolongan su encargo pastoral en Huancayo”, dijo Espinoza, docente del Departamento de Teología del la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).
Pérez Guadalupe añadió que “no se trata que el Papa acepte o no la carta de renuncia. Es obligatorio que la presenten y la aceptan. Lo único que va a cambiar es cuánto tiempo más te quedas. Eso tiene que ver con varios factores”.
Pedro Barreto fue designado cardenal por el papa Francisco el 29 de junio del 2018. Una de las funciones que asumió fue la preparación del próximo Sínodo Panamazónico, que será en octubre de este año.
Debido a que el arzobispo de Huancayo tiene un encargo concreto del papa Francisco, este sería un motivo para alargar su encargo pastoral en Huancayo.
“Barreto tiene una función concreta con el sínodo. Lo que ha sucedido con Cipriani es que en menos de un mes se lo han aceptado (la renuncia). Yo creo que con Barreto no va a suceder esto por factores objetivos, porque tiene un encargo especial del Papa. Ese encargo lo puede continuar no siendo arzobispo de Huancayo, también lo podría cumplir”, comentó.

Declaración de Fe

[Visto: 260 veces]

Cardenal Gerhard Muller - Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)

“¡No se turbe vuestro corazón!” (Juan 14,1)

Ante la creciente confusión en la enseñanza de la doctrina de la fe, muchos obispos, sacerdotes, religiosos y laicos de la Iglesia Católica, me han pedido dar testimonio público de la verdad de la Revelación. Es tarea de los pastores guiar a los que se les ha confiado por el camino de la salvación. Esto sólo puede tener éxito si se conoce este camino y ellos mismos siguen adelante. Acerca de esto la palabra del apóstol nos indica: “Porque sobretodo os he entregado lo que yo también recibí” (1 Co 15,3). Hoy en día muchos cristianos ya no son conscientes ni siquiera de las enseñanzas básicas de la fe, por lo que existe un peligro creciente de apartarse del camino que lleva a la vida eterna. Pero sigue siendo tarea propia de la Iglesia conducir a las personas a Jesucristo, luz de las naciones (cf. LG 1). En esta situación se plantea la cuestión de la orientación. Según Juan Pablo II, el Catecismo de la Iglesia Católica es una “norma segura para la doctrina de la fe” (Fidei Depositum IV). Fue escrito con el objetivo de fortalecer a los hermanos y hermanas en la fe, cuya fe es ampliamente cuestionada por la “dictadura del relativismo” 1.

1. El Dios uno y trino, revelado en Jesucristo

La personificación de la fe de todos los cristianos se encuentra en la confesión de la Santísima Trinidad. Nos hemos convertido en discípulos de Jesús, hijos y amigos de Dios por el bautismo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. La diferencia de las tres personas en la unidad divina (254) marca una diferencia fundamental con respecto a otras religiones en la creencia en Dios y en la imagen del hombre. En la confesión a Jesucristo los espíritus se dividen. Él es verdadero Dios y verdadero hombre, engendrado según su naturaleza humana por el Espíritu Santo y nacido de la Virgen María. El Verbo hecho carne, el Hijo de Dios, es el único redentor del mundo (679) y el único mediador entre Dios y los hombres (846). En consecuencia, la Primera Carta de san Juan describe como Anticristo al que niega su divinidad (1 Juan 2,22), ya que Jesucristo, el Hijo de Dios, es desde la eternidad un ser con Dios, su Padre (663). La recaída en antiguas herejías, que veían en Jesucristo sólo a un buen hombre, a un hermano y amigo, a un profeta y a un moralista, debe ser combatida con clara determinación. Él es ante todo el Verbo que estaba con Dios y es Dios, el Hijo del Padre, que asumió nuestra naturaleza humana para redimirnos y que vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos. Lo adoramos sólo a Él como el único y verdadero Dios en unidad con el Padre y el Espíritu Santo (691).

2. La Iglesia

Jesucristo fundó la Iglesia como signo visible e instrumento de salvación, que subsiste en la Iglesia Católica (816). Dio una constitución sacramental a su Iglesia, que surgió “del costado de Cristo dormido en la Cruz” (766), y que permanece hasta su consumación (765). Cristo Cabeza y los fieles como miembros del Cuerpo son una persona mística (795), por eso la Iglesia es santa, porque el único mediador la ha establecido y mantiene su estructura visible (771). A través de ellos, la obra de la redención de Cristo se hace presente en el tiempo y en el espacio en la celebración de los santos sacramentos, especialmente en el sacrificio eucarístico, la Santa Misa (1330).
La Iglesia transmite en Cristo la revelación divina que se extiende a todos los elementos de la doctrina, “incluida la doctrina moral, sin la cual las verdades de la salvación de la fe no pueden ser salvaguardas, expuestas u observadas” (2035).

3. El orden sacramental

La Iglesia en Jesucristo es el sacramento universal de salvación (776). Ella no se refleja a sí misma, sino a la luz de Cristo que brilla en su rostro. Esto sucede sólo cuando no la mayoría ni el espíritu de los tiempos sino la verdad revelada en Jesucristo se convierte en el punto de referencia, porque Cristo ha confiado a la Iglesia católica la plenitud de la gracia y de la verdad (819): Él mismo está presente en los sacramentos de la Iglesia.
La Iglesia no es una asociación fundada por el hombre cuya estructura es votada por sus miembros a voluntad. Es de origen divino. “El mismo Cristo es la fuente del ministerio en la Iglesia. Él lo ha instituido, le ha dado autoridad y misión, orientación y finalidad” (874). La amonestación del apóstol sigue siendo válida hoy en día para que cualquiera que predique otro evangelio sea maldecido, “aunque seamos nosotros mismos o un ángel del cielo” (Gal 1,8). La mediación de la fe está indisolublemente ligada a la credibilidad humana de sus mensajeros, que en algunos casos han abandonado a los que les fueron confiados, los han perturbado y han dañado gravemente su fe. Aquí la palabra de la Escritura va dirigida a aquellos que no escuchan la verdad y siguen sus propios deseos, que adulan a los oídos porque no pueden soportar la sana enseñanza (cf. 2 Tim 4,3-4).
La tarea del Magisterio de la Iglesia es “proteger al pueblo de las desviaciones y de las fallas y garantizarle la posibilidad objetiva de profesar sin error la fe auténtica” (890). Esto es especialmente cierto con respecto a los siete sacramentos. La Eucaristía es “fuente y cumbre de toda la vida cristiana” (1324). El sacrificio eucarístico, en el que Cristo nos implica en su sacrificio de la cruz, apunta a la unión más íntima con Cristo (1382). Por eso, las Sagradas Escrituras, con respecto a la recepción de la Sagrada Comunión, advierten: “’El que come del pan y bebe de la copa del Señor indignamente, es reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor’ (1 Co 11,27). Quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar” (1385). De la lógica interna del sacramento se desprende que los fieles divorciados por lo civil, cuyo matrimonio sacramental existe ante Dios, los otros Cristianos, que no están en plena comunión con la fe católica como todos aquellos que no están propiamente dispuestos, no reciben la Sagrada Eucaristía de manera fructífera (1457) porque no les trae la salvación. Señalar esto corresponde a las obras espirituales de misericordia.
La confesión de los pecados en la confesión por lo menos una vez al año pertenece a los mandamientos de la iglesia (2042). Cuando los creyentes ya no confiesan sus pecados ni reciben la absolución, entonces la redención cae en el vacío, ya que ante todo Jesucristo se hizo hombre para redimirnos de nuestros pecados. El poder del perdón que el Señor Resucitado ha conferido a los apóstoles y a sus sucesores en el ministerio de los obispos y sacerdotes se aplica también a los pecados graves y veniales que cometemos después del bautismo. La práctica actual de la confesión deja claro que la conciencia de los fieles no está suficientemente formada. La misericordia de Dios nos es dada para cumplir sus mandamientos a fin de convertirnos en uno con su santa voluntad y no para evitar la llamada al arrepentimiento (1458).
“El sacerdote continúa la obra de redención en la tierra” (1589). La ordenación sacerdotal “le da un poder sagrado” (1592), que es insustituible, porque a través de él Jesucristo se hace sacramentalmente presente en su acción salvífica. Por lo tanto, los sacerdotes eligen voluntariamente el celibato como “signo de vida nueva” (1579). Se trata de la entrega en el servicio de Cristo y de su reino venidero. En cuanto a la recepción de la consagración en las tres etapas de este ministerio, la Iglesia se reconoce a sí misma “vinculada por esta decisión del Señor. Esta es la razón por la que las mujeres no reciben la ordenación” (1577). Asumir esto como una discriminación contra la mujer sólo muestra la falta de comprensión de este sacramento, que no se trata de un poder terrenal, sino de la representación de Cristo, el Esposo de la Iglesia.

4. La ley moral

La fe y la vida están inseparablemente unidas, porque la fe sin obras está muerta (1815). La ley moral es obra de la sabiduría divina y conduce al hombre a la bienaventuranza prometida (1950). En consecuencia, “el conocimiento de la ley moral divina y natural es necesario para hacer el bien y alcanzar su fin” (1955). Su observancia es necesaria para la salvación de todos los hombres de buena voluntad. Porque los que mueren en pecado mortal sin haberse arrepentido serán separados de Dios para siempre (1033). Esto lleva a consecuencias prácticas en la vida de los cristianos, entre las cuales deben mencionarse las que hoy se oscurecen con frecuencia: (cf. 2270-2283; 2350-2381). La ley moral no es una carga, sino parte de esa verdad liberadora (cf. Jn 8,32) por la que el cristiano recorre el camino de la salvación, que no debe ser relativizada.

5. La vida eterna

Muchos se preguntan hoy por qué la Iglesia está todavía allí, aunque los obispos prefieren desempeñar el papel de políticos en lugar de proclamar el Evangelio como maestros de la fe. La visión no debe ser diluida por trivialidades, pero el proprium de la Iglesia debe ser tematizado. Cada persona tiene un alma inmortal, que es separada del cuerpo en la muerte, esperando la resurrección de los muertos (366). La muerte hace definitiva la decisión del hombre a favor o en contra de Dios. Todo el mundo debe comparecer ante el tribunal inmediatamente después de su muerte (1021). O es necesaria una purificación o el hombre llega directamente a la bienaventuranza celestial y puede ver a Dios cara a cara. Existe también la terrible posibilidad de que un ser humano permanezca en contradicción con Dios hasta el final y, al rechazar definitivamente su amor, “condenarse inmediatamente para siempre” (1022). “Dios que te ha creado sin ti, no te salvará sin ti” (1847). El castigo de la eternidad del infierno es una realidad terrible, que -según el testimonio de la Sagrada Escritura- atrae hacia sí a todos aquellos que “mueren en estado de pecado mortal” (1035). El cristiano pasa por la puerta estrecha, porque “ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella” (Mt 7,13).
Ocultar estas y otras verdades de fe y enseñar a la gente en consecuencia, es el peor engaño del que el Catecismo advierte enfáticamente. Representa la prueba final de la Iglesia y lleva a la gente a un engaño religioso de mentiras, al “precio de su apostasía de la verdad” (675); es el engaño del Anticristo. “Él engañará a los que se pierden por toda clase de injusticia, porque se han cerrado al amor de la verdad por la cual debían ser salvados” (2 Tesalonicenses 2,10).

Invocación

Como obreros de la viña del Señor, tenemos todos la responsabilidad de recordar estas verdades fundamentales adhiriéndonos a lo que nosotros mismos hemos recibido. Queremos animar a la gente a caminar por el camino de Jesucristo con decisión para alcanzar la vida eterna obedeciendo sus mandamientos (2075).
Pidamos al Señor que nos haga saber cuán grande es el don de la fe católica, que abre la puerta a la vida eterna. “Porque quien se avergüence de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, también el Hijo del hombre se avergonzará de él cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles” (Mc 8, 38). Por lo tanto, estamos comprometidos a fortalecer la fe, en la que confesamos la verdad, que es el mismo Jesucristo.
Estas palabras también se dirigen en particular a nosotros, obispos y sacerdotes, cuando Pablo, el apóstol de Jesucristo, da esta amonestación a su compañero de armas y sucesor Timoteo: “Te conjuro en presencia de Dios y de Cristo Jesús que ha de venir a juzgar a vivos y muertos, por su Manifestación y por su Reino: “Proclama la Palabra, insiste a tiempo y a destiempo, reprende, amenaza, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por sus propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades; apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas. Tú, en cambio, pórtate en todo con prudencia, soporta los sufrimientos, realiza la función de evangelizador, desempeña a la perfección tu ministerio.” (2 Tim 4,1-5).
Que María, la Madre de Dios, nos implore la gracia de aferrarnos a la verdad de Jesucristo sin vacilar.
Unido en la fe y en la oración
Gerhard Cardenal Müller
Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, desde 2012-2017
Nota:
1. Los números que aparecen en el texto corresponden al Catecismo de la Iglesia Católica.

ESCÁNDALO: Cardenal Barreto olvida que “al César lo que es del César”, y ataca a un partido político. ¿Qué dirá el nuncio?

Por Aaron Salomón-Político.pe
“Pues dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, les dijo Cristo a los fariseos y herodianos y el flamante cardenal Pedro Barreto parece no recordarlo pues, lejos de separar el ámbito terrenal del espiritual, manifestó que “Fuerza Popular nunca ha querido el bien para el Perú”.
Las declaraciones del religioso, cabe anotar, fueron dadas a Radio Cultivalú y han sido replicadas este domingo en la edición impresa del diario La República. “El partido que tenía mayoría en el Congreso, y que pudo hacer muchísimo por el país, por motivaciones subalternas u otros intereses, no lo ha hecho. Fuerza Popular nunca ha querido el bien del Perú, esto hay que decirlo con claridad porque si hubiese querido el bien del país hubiera hecho muchísimas cosas”, declaró Barreto para, posteriormente, señalar sentirse apenado por el rol de los parlamentarios fujimoristas, a quienes les pidió que reaccionen dejando de “trabajar bajo consignas”.
“Esto me apena, pero hay que decirlo: me dirijo a aquellos que están dirigiendo este partido, ¡reaccionen! Porque hay personas buenas, pero eso de trabajar bajo consignas no es bueno para el país”, agregó.
El arzobispo de Huancayo comete, a todas luces, un tremendo error al entrometerse en asuntos políticos y dividir –de refilón– al país. ¿Acaso creyó que por estar a las antípodas ideológicas de Juan Luis Cipriani no iba a ser vapuleado por tirios y troyanos?
Desde la bancada de FP, como era de esperarse, ya han pedido hasta su renuncia. “Por respeto a Dios, el cardenal debe renunciar. Su función es eclesiástica, no política, más aún si nunca estuvo presente en los debates internos de nuestra bancada para opinar cosas que nunca conoció”, expresó el naranja Mario Mantilla. Pero el vituperio no llegó solo de tienda fujimorista. El legislador de Peruanos por el Kambio Juan Sheput publicó en Twitter: “¿Qué está pasando con la Iglesia? Por un lado el Vaticano se define neutral ante los crímenes de Maduro y por otro, en Perú, se abunda en declaraciones políticas que por extensión fomentan crispación y violencia”.
A ellos se le suman –incluso– varios coleguitas del sector doble moral que todos conocemos. ¿Quién lo diría, no?
Así mismo, en redes sociales y diversos espacios de debate han manifestado hallarse a la espera del pronunciamiento del nuncio Nicola Girasoli, representante del papa Francisco en el Perú.
¿Habrá aprendido la lección monseñor Barreto?

ANEMIA: ¡Trabaje, pues, ministra La Rosa!

Por Aaron Salomón– Político.pe
Anótelo bien, estimado lector: a la cuota aranista en el gobierno del presidente Martín Vizcarra, o sea a la ministra de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Liliana La Rosa, es a quien le corresponde liderar la lucha contra la anemia, sin lugar a dudas el principal problema de salud pública del país. Según el Instituto Nacional de Estadística (INEI), el 43.5% de niños menores de 3 años a nivel nacional padecen esta enfermedad al cierre del 2018. Las zonas más golpeadas están en Puno, Pasco y Loreto.
La deficiencia de hierro en la sangre, cabe advertir, provoca cansancio permanente en los infantes (por ello se quedan dormidos en las aulas de clases), disminución de sus defensas con el riesgo de adquirir alguna infección peligrosa y, lo más grave de todo, impacto negativo en su desarrollo cerebral. En cristiano –y con el perdón respectivo por la crudeza– un niño con anemia es un futuro adulto LIMITADO. ¿Queremos ser, acaso, un país de ciudadanos sin capacidad de discernimiento en el futuro?
Ante ello, me explican entendidos, es responsabilidad de la ministra izquierdista La Rosa comerse el pleito y hacer esfuerzos para reducir los niveles de anemia a través del Comité Intersectorial de Asuntos Sociales (CIAS). Como bien sabrán, la labor es multisectorial; así que tampoco se trata de que se hagan los locos los ministros de Agricultura, Producción, Educación y -principalmente- de Salud.
Precisamente el Minsa (a cargo de Zulema Torres, quien asumió la cartera en enero de este año tras la renuncia de Silvia Pessah) se encarga de repartir los micronutrientes (o “chispitas”). Sobre ello hay que trabajar de inmediato porque, de acuerdo con el ministro de Economía Carlos Oliva, de 100 unidades que se adquieren solo 30 niños las reciben. Me pregunto: ¿cuántos de estos 30 niños consumirán realmente los micronutrientes? Hay, repito, bastante chamba por delante si es que Vizcarra pretende que al 2021 el nivel de anemia se reduzca a 20%.
Por lo pronto, al magullado Congreso de la República le toca pedirle explicaciones a la titular del Midis frente a su inacción. ¿Acaso la exministra Pessah no dijo que para el 2018 la anemia infantil estaría en menos del 20%? Que no venga, pues, la (ex)frentenamplista con excusas porque en términos generales no se cumplió con la meta. Así se simple. Hay que estar muy atentos: La Rosa ha dicho a RPP que la anemia se reducirá a 39% al 2019. ¿Cómo lo hará? Ya antes la funcionaria pasó piola por la intoxicación de más de 600 niños por consumir desayunos podridos de Qali Warma y ni siquiera una interpelación mereció. ¡Que no pase esta vez lo mismo!
Otrosí digo: en su columna de este sábado publicada en el EC Fernando Rospigliosi hace referencia a un periodista que –con ayuda de su asistente– grabó subrepticiamente a Hamilton Castro, quien al darse cuenta de esto dio por terminada la reunión promovida por el exfiscal de la nación Pablo Sánchez. ¿Quién es este hombre de prensa? Pues nuestro fiscal de la Nación de facto. ¿Aún no lo adivinan?

La barca de Pedro

[Visto: 291 veces]

Evangelio según San Lucas 5,1-11.
En una oportunidad, la multitud se amontonaba alrededor de Jesús para escuchar la Palabra de Dios, y él estaba de pie a la orilla del lago de Genesaret.
Desde allí vio dos barcas junto a la orilla del lago; los pescadores habían bajado y estaban limpiando las redes.
Jesús subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que se apartara un poco de la orilla; después se sentó, y enseñaba a la multitud desde la barca.
Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: “Navega mar adentro, y echen las redes”.
Simón le respondió: “Maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero si tú lo dices, echaré las redes”.
Así lo hicieron, y sacaron tal cantidad de peces, que las redes estaban a punto de romperse.
Entonces hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que fueran a ayudarlos. Ellos acudieron, y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían.
Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús y le dijo: “Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador”.
El temor se había apoderado de él y de los que lo acompañaban, por la cantidad de peces que habían recogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: “No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres”.
Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron.

Homilía del Padre Paul Voisin CR, Superior General de la Congregación de la Resurrección:

En 1981 fui a las Provincias Maritimas de Canadá para visitar a algunos amigos y familiares. He pasado tres días en la Isla del Príncipe Eduardo, visitando a una Hermana de Santa Marta con quien he estudiado en London, Ontario. Un día la Hermana Irene me ha dicho que estábamos yendo a pescar. No soy un pescador. Mi hermano y algunos de mis sobrinos son pescadores, pero usualmente fui yo quién he puesto el gusano y he sacado el pez. Entonces, hemos ido con alrededor de dieciocho personas en un barco durante tres horas. Algunos tuvieron equipos bien caros y profesionales, mientras nosotros tuvimos cosas sencillas. Durante las tres horas, en el pleno sol, nadie ha pescado nada. Si al llegar a la orilla alguien me hubiera dicho, “echa las redes para pescar” yo hubiera corrido al auto y me hubiera encerrado dentro hasta prometer a la Hermana Irene que vamos a ir a casa.
Siempre pienso en esta experiencia al escuchar el evangelio de hoy (Lucas 5:1-11). Cuando Jesús les ha pedido a tratar de nuevo, después de una noche de no pescar nada, ellos han hecho lo que les ha pedido para conseguir la pesca abundante.
Vemos la respuesta de Pedro a esta pesca milagrosa. El se siente interpelado frente a una señal tan poderosa del poder de Dios –revelado en Jesús– y le dice “Señor, apártate de mí, porque soy un pecador”. En el momento Pedro se siente débil y vulnerable, Jesús le llama a ser su discípulo, y le dice que “serás pescador de hombres”. Tenemos que recordar que Pedro ha visto ya a Jesús ‘en acción’. Él ha curado su suegra en Cafarnaún. Entonces, no fue (según Lucas) su primer encuentro con Jesús. El ya ha visto su poder revelado, y tal vez le ha escuchado predicar con autoridad. Fue solamente el comienzo de lo que iba a ver, escuchar y experimentar.
La respuesta de Pedro es natural, humana y normal. Se siente indigno. Esta es una cruz que muchos cargan en diferentes momentos de sus vidas, al sentir “No puedo hacerlo”, “No soy suficiente bueno”. Pero, cuando nosotros, como Pedro, confirmamos en Jesús y decimos nuestro “Sí” a Dios; hemos descubierto –por su gracia– que somos dignos, que somos suficientemente buenos. Estos sentimientos de debilidad y vulnerabilidad nos abren a la gracia de Dios y que PODEMOS hacer su trabajo. El puede revelar su poder en y a través de nosotros: como hizo con Pedro, Santiago y Juan.
La Primera Lectura del Libro del Profeta Isaías (6:1-2ª, 3-8) también nos presenta una persona que se siente indigna: el profeta Isaías. Las últimas semanas, en las Primeras Lecturas, hemos escuchado la lucha de los profetas, como Jeremías la semana pasada, a aceptar su misión dada por Dios. Cuando Dios ha llamado a Isaías, el dijo “soy un hombre de labios impuros”. El se siente indigno de ser un profeta, hablando para Dios a su pueblo. Luego, dramáticamente, Dios le ha tocado y fue aliviado de su inseguridad. La gracia de Dios iba a guiarlo. Entonces, cuando Dios ha dicho a Isaías, “¿A quién enviaré?” Isaías ha podido contestar, “¡Aquí me tienes, mándame a mí!”
En la Segunda Lectura de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios (16:1-11) escuchamos a Pablo reconociendo como Dios ha actuado en él. Pablo paso de ser Saulo, un perseguidor de los seguidores de Jesús, a ser Pablo, uno de los predicadores más ardientes de la Buena Nueva. El fue de verdad eficaz en su misión como un apóstol. Se le ha llamado un ‘apóstol’, a pesar de no haber visto a Jesús vivo, o caminar con él, por su encuentro con el Señor Resucitado en el camino a Damasco. Se ha sentido digno de ser llamado apóstol, y ha convencido a Pedro y los otros discípulos a aceptarlo como su igual. ¡WOW! El ha dado su “sí” a Jesús, como hizo Pedro.
Hoy, el mismo Señor Jesús viene a nosotros y nos invita a seguirlo, y hacer grandes cosas en su nombre.
En nuestras casas, nos pide a acercarnos a él y depender en su gracia: como Pedro, e Isaías, y Pablo. Tenemos una misión en las vidas de los demás, y nuestra casa es ‘la escuela de la vida’. Es allá que aprendemos a amar y perdonar, como ser responsables y hacer buenas decisiones. Podemos ser “pescadores” en nuestra casa cuando no solamente damos buenos consejos, sino cuando damos buen ejemplo a otros como vivir en unión con dios y en armonía con otros.
En el trabajo y en el colegio, Jesús también nos invita a depender en su gracia: como Pedro, e Isaías, y Pablo. Son lugares importantes donde nos encontramos: para crecer y desarrollarnos, para descubrir y compartir nuestro tiempo, talentos y tesoro. Allá también somos “pescadores”, trayendo a personas –por nuestra palabra y ejemplo– a una vida más profunda en Cristo y permitiendo que nuestra vida de discípulo y corresponsable (steward) sea reconocida, aceptada, y apoyada.
Nuestras lecturas este fin de semana nos llaman a un compromiso más grande con Jesús y con su Iglesia. Como “pescadores” no podemos ser observadores, sino participantes activos en la vida de Cristo y de su Iglesia. Que tomemos corazón, como Isaías, Pablo y Pedro, y demos nuestro “sí” a Dios. Que damos eco a las palabras de Isaías, “¡Aquí me tienes, mándame a mí!”

El protagonista en mi vida ha sido Cristo

Lima, 5 de Febrero de 2019
A TODOS LOS FIELES DE LA ARQUIDIÓCESIS DE LIMA
Queridos hermanos:
Como es de conocimiento público, el Santo Padre ha aceptado mi renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Lima y ha nombrado al Padre Carlos Gustavo Castillo Mattasoglio Arzobispo de esta Iglesia Particular. Por ello, los invito a la Ordenación Episcopal y Toma de Posesión del nuevo Arzobispo que se llevará a cabo el día sábado 2 de marzo a las 10 am en la Basílica Catedral de Lima.
Quiero ahora, a través de estas breves líneas, dar las gracias en primer lugar a Dios por estos 30 años de servicio pastoral –apasionantes e intensos– a la Iglesia, primero en Ayacucho y luego en Lima. Deseo agradecer el ejemplo, el aliento y la atención que me dedicaron los Papas bajo los cuales he desempeñado mi labor: san Juan Pablo II, Benedicto XVI, y ahora el Papa Francisco.
Han sido años de profundo aprendizaje. ¡Cuánto he aprendido de las multitudes que con devoción acompañan al Señor de los Milagros todos los años en el mes de octubre; de los innumerables adoradores de las más de 80 Capillas de Adoración al Santísimo que han hecho de Lima una Ciudad Eucarística; del inmenso mar de laicos comprometidos que caminan todos los años apoyando en la Marcha por la Vida; de mis grandes amigos que pueblan los cerros de Manchay, tierra noble y generosa abierta a la esperanza; de los padres de familia, maestros y estudiantes de nuestras escuelas parroquiales que sostienen la valiosa tarea educativa y promueven con esmero los valores de la familia católica; y de los kilómetros y kilómetros de peruanos que rodeaban las calles de Lima para saludar al Papa Francisco en su reciente visita!
Pido a Dios que, con su generosa bendición, las semillas del amor misericordioso de su Hijo Jesucristo y de su Madre Bendita, la Virgen María, sigan floreciendo en esta Arquidiócesis de Lima.
Estoy seguro que recibirán al nuevo Arzobispo de Lima con la misma calidez con que me he sentido acompañado por ustedes durante estos años y para ello les pido de corazón la ofrenda de su generosa oración por el futuro ministerio episcopal del Padre Carlos Castillo.
Queridos hijos, los llevo en mi corazón y rezo por cada una de sus familias.
Que Dios los bendiga a todos. Les pido que recen por mí.
Con mi bendición llena de cariño,
Juan Luis Cardenal Cipriani Thorne
Arzobispo Emérito de Lima
Administrador Apostólico

Mariátegui, la aventura del hombre nuevo

[Visto: 287 veces]

Servais Thissen

Desde mayo está en circulación el libro «Mariátegui, la aventura del hombre nuevo» (Editorial Horizonte, 2017), del fotógrafo de origen belga Servais Thissen. Esta es la primera biografía ilustrada del pensador peruano más importante del siglo XX y su lanzamiento coincide con el centésimo vigésimo tercer aniversario de su nacimiento, celebrado el 14 de junio pasado.
El libro reúne varias características que lo convierten en un acontecimiento editorial de la máxima importancia. En primer lugar es hasta ahora la biografía mejor documentada del fundador del Partido Socialista Peruano, lo que es un gran mérito si se tiene en cuenta los rigurosos trabajos previos, de Guillermo Rouillón. Genaro Carnero Checa, Ricardo Luna Vegas, o los menos cuidados, pero documentalmente valiosos de Armando Bazán o María Wiesse. Pero su característica más importante es que es la primera vez que el énfasis está puesto en el hombre a solas y no en el hombre y su pensamiento. Si bien este último es de inevitable abordaje tratándose de un biografiado en el que su intimidad es inescindible de sus ideas, el libro aporta una cronología de la vida de Mariátegui bastante pormenorizada, pero sobre todo desprovista hasta donde es posible de cualquier juzgamiento intelectual.
Se ha escrito mucho sobre este pensador, pero casi siempre desde la óptica deshumanizada de sus ideas, desde la diatriba o desde la apología desvergonzada. Al centrarse en el alma, al poner la luz sobre la forma de ser del hombre, el libro logra una representación de José Carlos Mariátegui casi inédita hasta hoy, pero tal vez mucho más cercana a su compleja identidad y realidad. Es tan inédita como gran parte de las más de quinientas fotografías que acompañan el texto, y que lo dotan de la vitalidad propia de un álbum familiar.
Thissen nos muestra un Mariátegui distinto al ya conocido, con una niñez melancólica y triste, con una vanidad intelectual de muchacho que no sabe ser modesto, con un artista que buscó ser poeta (el libro publica por primera vez algunos poemas), dramaturgo (desde muy joven escribió y llegó a ver representadas sus obras de teatro), crítico de arte, entre otras tantas aspiraciones, y que no siempre fue un virtuoso en esos ámbitos. Mariátegui no fue solamente el niño enfermizo que terminó de adulto en una silla de ruedas, ni se reduce al autodidacta que no comparte el llamado “espíritu universitario”. No es solo aquél que hace casi cien años dormía en una celda acusado de iconoclasta y hereje mientras Lenin hacía avanzar la revolución de octubre de modo casi inexorable.
Los extremismos de derecha, pero también los de izquierda, han llegado a convertir al hombre en mito y en muchos casos han estado a punto de arrojarlo a las profundidades del lugar común, el cliché o el panfleto. Por supuesto han existido también esfuerzos académicamente serios por entender su contexto y su ideario. Entre ellos destacan la «Introducción a los 7 ensayos», de Jorge Basadre (1979) o «La agonía de Mariátegui», de Alberto Flores Galindo (1989), entre otros. Sin embargo, no hay que perder de vista que para mantener vivas las ideas de Mariátegui hay que intentar matarlas, tal vez con pasión; es necesario cuestionarlas, rebatirlas, reposicionarlas, ubicarlas en el nuevo contexto, someterlas al fuego del paso del tiempo y a la fuerza de horadación de lo nuevo. Mucho de lo que él planteo ha perdido vigencia o puede entenderse como meros errores de apreciación. No hay forma de negar eso llegado el momento. Pero Mariátegui es mucho más que sus errores o sus aciertos.
Es un hombre apenas (es un decir) «con la fe apasionada, riesgosa, heroica de los que combaten peligrosamente por la victoria de un orden nuevo», y eso ni de lejos es poco. Esta pasión no es solo intelectual sino también espiritual. Pocos hombres como él entendieron con tanta claridad el necesario vínculo entre las ciencias, la política y las artes. Hay en él una sensibilidad espiritual, artística, nacida de su voracidad de lector infantil, asentada en sus años de niño prodigio del periodismo, expresada en su máximo esplendor en su edad madura, cuando intentó mostrar el camino hacia un mundo nuevo.
Thissen precisa que en «La aventura del hombre nuevo», la palabra “aventura” «no significa un simple suceso o un acontecimiento fortuito (…) su sentido es más profundo, es el de la hazaña por realizar, el camino hacia un gran objetivo, la búsqueda de un ideal por alcanzar y este ideal es el hombre nuevo que la sociedad debe construir, basado en valores como la solidaridad y la justicia. A José Carlos le gustaba la personalidad del aventurero (…) Creo que la vida de Mariátegui constituye una gran hazaña y él representa, con justa razón, esa aventura del hombre nuevo».
ESCRIBIR DESDE LA ADMIRACIÓN
Servais Thissen reside en el Perú desde hace cincuenta años y ha fundado dos colegios. Aficionado a la fotografía, se ha dedicado a la investigación de fotógrafos importantes como Max T. Vargas, Martín Chambi y Teófilo Hinostroza, sobre el último de los cuales ha publicado el libro «El Perú profundo». Su curiosidad por Mariátegui nació también desde este arte; su trabajo de recopilación de las fotografías sobre el Amauta lo llevó a profundizar en su vida y obra y a preparar durante varios años la presente biografía ilustrada. Esta obra, en realidad, puede ser vista como el homenaje de un extranjero que ahora es tan peruano como cualquiera, que apenas puso los pies en Lima quedó deslumbrado, primero, por el diseño gráfico de la revista «Amauta», y luego por la calidad de su contenido y por la pluma de su director.
Sin embargo, a pesar de que cada hoja del libro rezuma admiración, Thissen ha sido capaz de convertir ese sentimiento en una lealtad al mensaje más hondo de Mariátegui: que todo debe ser creación heroica; que tenemos la obligación de pensar el presente asumiendo con profunda convicción la obligación de decidir nuestro futuro por nosotros mismos.
Fuente: Suplemento SEMANA del diario EL TIEMPO de Piura el 25 de junio de 2017.