Vizcarra, Odebrecht y Graña

[Visto: 207 veces]

El presidente también dio a conocer que mientras la obstrucción en el colector de desague continúe, la restricción en el servicio de agua seguirá. (Rolly Reyna/GEC)

Cuando la prensa libre tuvo acceso a los documentos que vinculaban al presidente Martín Vizcarra con la constructora Graña y Montero, al extremo de haberle extendido dos poderes en su partida de Registros Públicos, la opinión pública estuvo escéptica. Pero este domingo el programa “Panorama” ha destapado lo que muchos sospechaban: que también trabajó para Odebrecht como proveedor en la obra más cuestionada de esa transnacional brasileña: los tramos 2 y 3 de la Interoceánica o IIRSA Sur.
La gran verdad ha sido descubierta en los almacenes de la empresa Polysistemas, ubicados en Pachacámac, donde se guardan miles y miles de papeles y documentos del consorcio Conirsa que se encargó de la ejecución de las obras de los citados tramos de  la Interoceánica, uno de los proyectos más grandes y sobrevaluados donde el Estado peruano gastó la astronómica suma de 4 mil 500 millones de dólares y el entonces presidente Alejandro Toledo recibió un soborno de 20 millones de dólares.
Según la propia página web de la constructora Odebrecht, Conirsa –consorcio integrado por Odebrecht, Graña y Montero, ICCGSA y JJC Contratistas Generales– estuvo a cargo de la construcción de 656 km de la carretera Interoceánica Sur, en el tramo 2, que une Cusco con el Puente de Inambari, y el tramo 3, que une Inambari con Iñapari, hasta la frontera con Brasil.
En la actualidad, es la Concesionaria IIRSA Sur, conformada por Odebrecht, JJC Contratistas Generales e ICCGSA, la que “está a cargo de la construcción, rehabilitación, mejoramiento y operación por concesión de los tramos 2 y 3 durante un periodo de 25 años”.
Hacemos esta precisión para dejar en claro que el problema es actual. Según el reportaje de “Panorama”, CyM Vizcarra es una empresa grande, con 25 años de trayectoria, conformada por los hermanos César y Martín Vizcarra Cornejo. Es una firma especializada en presas, construcción de edificios, mantenimiento de carreteras, montaje electromecánico y alquiler de equipo pesado.
Y es la misma que aparece en la lista de proveedores de Conirsa de los años 2006 (en dos ocasiones) y 2008. El primer pago hecho a la empresa asciende a S/ 145,551.77 y luego aparece otro por S/ 123,386.58, en tanto el pago hecho en el 2008 fue de S/ 54,107.18.
Cuando días atrás se debatía el tema de la reforma constitucional, una reportera de ATV le preguntó al Presidente de la República “si su empresa fue proveedora para Odebrecht en la Interoceánica. ¿Podría contestarnos al respecto?”. Esa interrogante causó un nerviosismo evidente en el rostro del mandatario.
“Respecto ah…, no en absoluto, en absoluto. Es falsa esa información”, respondió Vizcarra.
“La empresa que represento nunca ha realizado ningún tipo de contrato con Odebrecht para la construcción de la Carretera Interoceánica Sur ni para ningún otro proyecto”, añadió, y este mismo temperamento ha sido ratificado ayer (ver pág. 13).
Si bien el contrato de CyM Vizcarra fue con Conirsa, este ha sido un consorcio liderado por Odebrecht con una participación accionarial del 70 %. En consecuencia el negocio en el fondo fue con Odebrecht porque Conirsa era una suerte de subsidiaria suya, como lo eran la Concesionaria Interoceánica Sur–Tramo 2 S.A., precisamente para efectos del tramo 2, y la Concesionaria Interoceánica Sur–Tramo 3 S.A., para el tramo 3.
RECUPERANDO LA MEMORIA
De otra parte, poco o nada se sabría de los negocios de Martín Vizcarra con la principal consorciada de Odebrecht, que es Graña y Montero S.A. Pero los investigadores de la prensa y el Congreso ubicaron unas fichas registrales que marcaron el nuevo derrotero.
Y es que con fecha del 1 de septiembre de 2005, ante la Notaría de Jaime Murgia Cavero, en Lima, la constructora Graña y Montero S.A. otorga poder de representación a Martín Vizcarra Cornejo y a su hermano César Vizcarra Cornejo y los nombra sus apoderados judiciales y administrativos con relación a la ejecución de la obra llamada “Instalaciones Eléctricas SPCC [Southern Peru Copper Corporation]”.
Los detalles de estas facultades de representación están inscritos en la partida registral Nº 11006796 de la Zona Registral Nº IX de Lima. Asimismo, en la misma partida hay otro “nombramiento de mandatarios”, que es también un otorgamiento de poderes en la misma notaria y a nombre de los mismos personajes respecto de la “ejecución de la obra denominada ‘Nave Convertidores de la Fundición de Ilo K009”.
Este tema se puso en evidencia en una sesión que efectuó la Comisión Lava Jato, entonces presidida por la fujimorista Rosa Bartra, en marzo pasado de 2017, donde los exdirectivos de Graña y Montero (GyM) intentaron evitar dar información sobre su sociedad con el ex ministro de Transportes, Martín Vizcarra en el ‘Consorcio Ilo’.
Durante cinco horas, José Graña Miró Quesada, expresidente del directorio de GyM, así como Hernando  Graña Acuña, ex director del grupo GyM,  respondieron las interrogantes del grupo indagador, que los citó para preguntarles sobre los posibles vínculos de su ex representada en la investigación de los presuntos sobornos pagados por las empresas brasileñas.
Pero fue el congresista Víctor Andrés García Belaunde (AP) quien preguntó si GyM había subcontratado o utilizado los servicios del señor Martín Alberto Vizcarra Cornejo, ya que según una búsqueda efectuada en la Sunarp, figura el nombre del ministro de Transportes cuya inscripción coincide con la de la empresa constructora.
“No tenemos esa información, vamos a verificar y se la haremos llegar”, contestó Hernando Graña Acuña, luego de lo cual la sesión se volvió reservada por aproximadamente media hora, tiempo en el que los miembros de la comisión los interrogaron sobre sus balances financieros.
Cuando la reunión volvió a ser pública, García Belaunde les preguntó a los ex representantes de GyM qué era el ‘Consorcio Ilo’. “Consorcio Ilo es una sociedad entre GyM y CyM Vizcarra, entonces ¿eran socios o no eran socios?”, inquirió el legislador.
“Sí, con CyM Vizcarra sí, era Consorcio Ilo, estoy de acuerdo. Recién lo recuerdo, me ha hecho recordar [García Belaunde]. El Consorcio Ilo fue una obra que hicimos para Southern Perú asociados con CyM Vizcarra, ellos de forma minoritaria”, reconoció Hernando Graña luego de recuperar la memoria.
Esta súbita recuperación de sucesos pasados puso en evidencia que Martín Vizcarra era hombre de absoluta confianza de Graña y Montero, al extremo que le otorgó poderes especiales de representación en dos oportunidades.
Es de subrayar que el hoy jefe de Estado era socio fundador y gerente de operaciones de CyM. Y según el estatuto de la constructora moqueguana, el gerente general –que era su hermano César Vizcarra Cornejo- y el gerente de operaciones gozaban de amplias facultades y atribuciones para representar, administrar y supervigilar los negocios de la sociedad.
Es decir, Martín Vizcarra conocía cada negocio de la empresa, estaba encargado de supervigilarlos. Y no solo en los negocios con Graña, sino con Conirsa- Odebrecht y otras consorciadas de la transnacional carioca, como se puede leer en estas páginas.

También Milagros Leiva

Durante el programa televisivo de Milagros Leiva se dio cuenta del registro de compras de Conirsa de septiembre a diciembre de 2004, tomo Nº 2 del folio 228 al 0576. También, la documentación del 3 de agosto de 2006. Las cifras coinciden con lo destapado en “Panorama”.

Proyecto Especial Pasto Grande

La ejecución del Proyecto Especial Pasto Grande, iniciada en 1988, en Moquegua, tierra del hoy mandatario, estuvo plagada de irregularidades y astronómicos sobrecostos, de acuerdo con una investigación que se hizo en la Comisión Agraria del Congreso en el año 2002 y en la cual Vizcarra fue uno de los indagados.
La obra de grandes proporciones que contempló la construcción de la presa Pasto Grande, el canal Umaizo, canal Pasto Grande y túnel Jachacuesta, inicialmente tuvo un costo de US$ 30 millones pero terminó en la astronómica suma de US$ 125 millones, con una sobrevaluación de US$ 85 millones.
En el 2002,  la Comisión Agraria encargada de la investigación concluyó atribuyéndole responsabilidades de tipo penal a Martín Vizcarra, quien en ese momento era director ejecutivo del proyecto, así como a la empresa constructora JJ Camet, beneficiada con la construcción.
Todos sabemos que JJ Camet es una de las empresas consorciadas peruana de la empresa brasileña Odebrecht.
En cuanto a la responsabilidad funcional de las empresas constructoras y supervisoras que intervinieron en la construcción del Túnel Jachacuesta y los canales comprendidos, esta fue por haber incumplido los acuerdos de los contratos firmados e incurrir en responsabilidad por no actuar de acuerdo a su reglamento.
“En los adicionales de obra y reparaciones de obra en el Proyecto Pasto Grande, figuran los siguientes contratistas Federico Páucar Tito, Cohisa, CEINSA Ingenieros Contratistas, Consorcio ICCSA –CICSA, Consorcio COUSA-ICCGSA-CICSA, CHAVPE SR.LTDA. FAINSA, TRACS Contratistas S.A. (empresas relacionadas con el ingeniero J.J. Camet)”, se señala.
LOMAS DE ILO
El ciudadano Jesús Paredes Zegarra, presidente del Frente Anticorrupción de Moquegua, denunció presuntas  irregularidades en el desarrollo del Proyecto Especial Regional Pasto Grande-Lomas de Ilo-Moquegua, en el año 2014, cuando Martín Vizcarra era gobernador regional.
Según detalla Paredes Zegarra, el Gobierno Regional de Moquegua contrató a la empresa Asesores Técnicos Asociados S.A. (ATA), de propiedad del exministro de Agricultura y Riego, Manuel Hernández Calderón, para elaborar el expediente que se usaría en dicha obra.
En el caso del proyecto “Lomas de Ilo”, la firma tuvo lugar el 7 de marzo de 2013 y por un monto de 2’373,076.81 soles se realizaría el servicio de consultoría, así como seguros e impuestos.
Según el contrato Nº 021-2013-GG-PERG/GR.MOQ, el consorcio al que se le adjudicó la buena pro para la Construcción de la Línea de Conducción Nº 1 Jaguay-Lomas de Ilo y el sistema de riego de la primera etapa del proyecto Ampliación de la frontera agrícola Lomas de Ilo-Moquegua fue Obrainsa-Astaldi, por un monto de 80’981,137.34 soles.
El contrato fue firmado el 6 de diciembre de 2013, y dicho monto cubriría el costo completo de la instalación de tubería, sistema de riego, seguro e impuesto, así como todo aquello que sea necesario para la correcta ejecución.
Sin embargo, las irregularidades, de acuerdo a Paredes Zegarra, estuvieron en las contrataciones. En  el contrato Nº 025-2013-GG-PERPG/GR.MOQ figura la empresa ATA como encargada de la supervisión de la adquisición de la tubería y construcción del proyecto por un monto de 4’573,185.04 soles.
Es decir, la misma a la que se le adjudicó la realización del expediente técnico, y donde Hernández Calderón es accionista mayoritario. Este documento se encuentra firmado por el mismo Manuel Hernández y el ingeniero José Luis Núñez Herrera, gerente general del Gobierno Regional de Moquegua de ese entonces.
El problema es que esta obra  paralizada es objeto de una investigación exhaustiva de la Contraloría. Y si no se ha judicializado, es por el temor de la Fiscalía y la Judicatura regional a Martín Vizcarra, según versiones recogidas por EXPRESO.
PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ADMITE QUE EMPRESA CYM ALQUILÓ MAQUINARIA PARA OBRAS EN INTEROCEÁNICA SUR.

Vizcarra asegura que nunca tuvo como cliente a Odebrecht

“Hace 12 años, ninguna de las empresas que trabajaban tenían inconvenientes para contratar ni denuncias por irregularidades”, sostuvo.
El presidente Martín Vizcarra ratificó que la empresa CyM Vizcarra, de la cual formó parte, nunca tuvo como cliente a la constructora brasileña Odebrecht.
En declaraciones a la prensa, precisó que hace 12  años la empresa CyM Vizcarra sí alquiló maquinaria a algunas compañías que participaron en la construcción de la carretera Interoceánica Sur.
“Pero ninguna fue a la empresa Odebrecht”, manifestó.
Añadió que CyM Vizcarra atendió en esa época a algunos consorcios tal como lo hicieron cientos y hasta miles de proveedores que participaron con bienes y servicios en el contrato de la carretera Interoceánica Sur.
Añadió que la lista de clientes de una empresa es información pública, pues cualquier ciudadano puede conocer qué clientes han tenido las compañías.
“Y se puede verificar que la empresa CyM Vizcarra nunca tuvo como cliente a la empresa Odebrecht”, subrayó.
El primer mandatario recordó que la semana pasada, durante una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, fue consultado sobre si CyM Vizcarra, cuando él formaba parte de su directorio, firmó algún contrato con Odebrecht.
“Fui concreto y categórico y lo reafirmo. (…) hace 12 años, cuando era parte de la empresa, dio servicio de alquiler de maquinaria a unas empresas que hicieron la carretera Interoceánica Sur, pero ninguna fue Odebrecht”, subrayó.
Dijo que CyM Vizcarra sí ha tenido como cliente al consorcio Conirsa, pero aclaró que en ese tiempo era desconocido cuáles eran las empresas que lo integraban.
“Además, hace doce años, ninguna de las empresas que trabajaban tenían inconvenientes para contratar y no tenían ninguna denuncia por irregularidades”, manifestó.
Fuente: Diario EXPRESO.
César Vizcarra, clave en círculo presidencial.

El discreto hermano

Vizcarra insistió en que nunca contrataron directamente con Odebrecht. Aunque la denuncia fuera evidentemente teledirigida y de escasa monta, sonó a música para los apristas. Alan García cuestionó la impronta anticorrupción de Vizcarra y Jorge del Castillo también fue con todo contra lo que consideró una falta a la verdad del mandatario. Bocatto di cardinale en el contexto del cobro de US$ 100 mil que hizo García por una conferencia que en realidad habría sido pagada por el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, la famosa contabilidad paralela. Por su parte, Fuerza Popular promueve que la Comisión de Fiscalización investigue el caso. El hermano del presidente salió a respaldar su versión y aclarar que no sabían que Odebrecht integraba el consorcio. Suena poco creíble pero da cuenta del efecto corrosivo –y en retrospectiva, lo que tiene un punto de absurdo– que hoy tiene el nombre de la constructora. Lo más interesante es que respondió César Santiago Vizcarra Cornejo, el discreto hermano que es una de las personas más influyentes de la esfera presidencial.
Fuente: Revista CARETAS.
Fuente: Perú 21

CyM Vizcarra le debe más de 70 mil soles a la SUNAT

La Comisión de Fiscalización del Congreso aprobó investigar al consorcio CONIRSA y su vinculación con CyM Vizcarra, los cuales llevaron a acabo la construcción de la carretera Interoceánica sur junto con la empresa brasileña Odebrecht.
A través de Exitosa Noticias, Nicolás Lúcar, reveló que el jefe de Estado tendrá que responder a una nueva denuncia. “Hay una nueva pregunta que va a tener que responder Martín Vizcarra, resulta que CyM Vizcarra le debe 77,535  soles a la SUNAT. La empresa tiene una deuda coactiva remitida a las centrales de riesgo … la deuda se encuentra actualizada al 11 de enero del 2019  y corresponde al primer trimestre del año pasado”, indicó el periodista en una entrevista con Katherine Ampuero.
Es una empresa de construcción civil con más de 25 años de trayectoria. Hasta comienzos del año pasado le pertenecía al -actual- Presidente de la República Martin Vizcarra y a su hermano.
Tal como lo señaló un diario local, Peru21, el jefe de estado habría cedido todas las acciones de su empresa –CyM Vizcarra- el día que asumió el cargo de presidente es decir el 23 de Marzo.
Fuente: www.exitosanoticias.pe

Puntuación: 5 / Votos: 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *