Jean Paul Getty

[Visto: 439 veces]

15 máximas de Jean Paul Getty para triunfar en los negocios

Getty fue uno de los primeros magnates en acumular una fortuna superior a los mil millones de dólares. De vena petrolera, construyó uno de los imperios más grandes de la industria del petróleo, se le conocía como el Rey del oro negro.
Sus libros, “A mi Manera” y “Cómo ser Rico” son joyas para aquellos que deseen hacerse ricos. En sus libros habla de su experiencia cómo hombre de negocios y las lecciones en el tiempo.
Aquí 15 máximas para triunfar en el agresivo mundo de los negocios:
#1. Tanto en los negocios como en la política, nunca es fácil ir en contra de las creencias y actitudes mantenidas por la gran mayoría.
Ir contra viento y marea no es cosa fácil, es necesario tener temple, carácter y resistir.
#2. Siempre habrá espacio para el hombre con energía e imaginación; así se hará implementación del éxito a través de nuevos productos y nuevas ideas.
Para hacer dinero precisas energía y creatividad, con esos dos factores te volverás imparable.
#3. No es fácil construir un negocio y hacer un millón de dólares.
Si fuera fácil todos lo harían, hacer negocios y facturar un millón es para valientes.
#4. Casi sin excepción, hay solo una manera de hacer una gran cantidad de dinero en el mundo de los negocios.
El modelo de negocio puede ser distinto pero los principios son los mismos, recuerde al hombre más rico de Babilonia, el mismo sol que brilla hoy es el mismo sol que brillo hace años.
#5. El trabajo duro implica conocimiento, el hombre necesita conocer el área para convertirse en millonario.
No basta con trabajar duro, es trabajar con inteligencia. Hacer un trabajo inteligente es la clave.
#6. El ejemplo es el mejor medio para instruir o inspirar a otros.
Practica lo que predicas, predica con el ejemplo.
#7. El mejor líder nunca pide a sus seguidores hacer algo que él o ella no sea capaz de hacer.
Cómo mencionamos líneas arriba, la única manera de influir es con la influencia, no puedes exigir lo que no pones en práctica, es fácil hablar pero difícil actuar.
#8. La alabanza siempre se debe dar en público, pero la crítica siempre debe ser en privado.
No humilles a tu gente, respeto guarda respeto.
#9. Un hombre de negocios debe estar dispuesto a tomar riesgos calculados.
Un empresario no toma riesgos innecesarios, todo riesgo es calculado, el verdadero hombre de negocios está preparado para todo.
#10. No hay nada malo en pedir las opiniones de los demás y tomarlos en consideración.
Es bueno ver una idea de diferentes perspectivas, amplia el panorama.
#11. Si no hay sobrecarga financiera, mucho mejor para tu negocio.
Un negocio es un negocio y debe administrarse con prudencia, en pocas palabras, eliminar gastos innecesarios.
#12.  Los verdaderos grandes gigantes y genios de las empresas trabajan habitualmente de 16 a 18 horas al día, con frecuencia siete días a la semana y rara vez toman vacaciones.
El empresario está activo en todo momento. Aquí no hay horarios, aquí hay metas. Mientras otros duermen usted trabaje.
#13. El negocio perfecto no existe.
En el camino siempre habrán errores, afróntelos con dignidad, admita el error y aprenda de él para futuras ocasiones.
#14. El hombre de negocios, el verdadero líder de negocios es la persona que tiene la capacidad de conservar la postura en momentos de estrés y frente a los contratiempos.
En tiempos de crisis se ve al verdadero empresario, si cae, cae de pie, nunca de rodillas.
#15. En mi opinión, nadie puede alcanzar el éxito real ni puede hacerse verdaderamente rico con una mentalidad conformista.
Usted tiene que ser alérgico a la mediocridad, nadie arriba a éxitos mayores con mentalidad de perdedor.
Fuente: www.latinmoney.net

Así nacen las burbujas.

Tras los vertiginosos días de fines del 2017 y enero último, las criptomonedas entraron en retirada. El ejemplo más conocido, bitcoin, vale la tercera parte del máximo que alcanzó entonces. Pese a ello, aún quedan abundantes creyentes, quienes indican que los precios están muy por encima de sus niveles del 2016. Además, el interés de los inversionistas institucionales todavía es sólido. Un reciente informe del banco de inversión Barclays dedica más de su análisis al impacto del cambio tecnológico sobre las finanzas y la economía que a los activos de renta variable o fija, y describe las criptomonedas como “una solución en busca de un problema”. El informe identifica cuatro retos que esa tecnología enfrenta. El primero es la confianza: en la mayoría de países, los consumidores y las empresas tienen fe en el dinero que sus gobiernos emiten.
El segundo es la soberanía: el potencial de la evasión tributaria y la pérdida de control financiero significan que ni gobiernos ni bancos centrales verán con buenos ojos el despegue de las criptomonedas. El tercero es la privacidad. Aunque permiten el uso de seudónimos, son menos fiables que el dinero en efectivo pues la tecnología blockchain de la que dependen registra todas las transacciones.
El cuarto reto está relacionado con la capacidad de anular una transacción en casos de error o fraude -las transacciones vía blockchain son difíciles de revertir-. Por encima de estos problemas está el hecho de que las alternativas existentes parecen funcionar perfectamente, pues ya es fácil hacer pagos y transferir dinero en un instante. Habría que preguntarse, entonces, cuál es el atractivo de las criptomonedas. Pues podrían serlo en sociedades donde la confianza es baja, o los gobiernos no quieren o no pueden ofrecer medios de intercambio confiables -por ejemplo, en tiempo de guerra o durante periodos de default de la deuda soberana-. Barclays también sugiere que en países donde las oportunidades de inversión son limitadas, “las criptomonedas podrían ser una de las pocas formas de diversificar el ahorro doméstico”.
Ninguna de esas condiciones aplica en los países ricos, pero sí en algunos mercados emergentes. También podrían ser demandadas por delincuentes en el mundo desarrollado -aunque mayormente prefieren efectivo-. Los generosos supuestos que hace Barclays sobre el tamaño de tales mercados arrojan un valor total de las criptomonedas de entre US$ 660,000 millones y US$ 780,000 millones, que era su valor aproximado a inicios de este año.
Pero el valor máximo no es lo mismo que el valor facial. Las encuestas indican que la mayoría adquiere bitcoins como una inversión. Solo el 8% de estadounidenses que tienen esa moneda virtual lo hace para comprar o hacer pagos. Ello sugiere que el principal motivo para adquirir criptomonedas es la especulación, lo que también explica su reciente y espectacular alza y caída, como ha ocurrido con tantas burbujas previas, desde los tulipanes (siglo XVII) hasta las acciones dotcom.
Es difícil diseñar modelos para las burbujas especulativas -¿cómo hallar la manera de analizar la irracionalidad?-, pero Barclays usa el ingenioso paralelo de una enfermedad contagiosa. Una burbuja nace con un pequeño número de propietarios de activos (los “infectados”), al que se suman nuevos compradores (los “contagiados”) que ven como los precios de esos activos suben y temen perder la oportunidad de enriquecerse. Un porcentaje significativo de la población es inmune y no sucumbirá.
Los compradores usan una combinación del precio actual del activo y una extrapolación del alza para estimar su valor esperado. Mientras más veloz sea el alza, las esperanzas de los inversionistas serán más insensatas y la propagación de la infección será mayor. A la larga, el mercado se queda sin participantes potenciales y el alza se ralentiza. Cuando el precio comienza a caer, los tenedores pierden la fe en grandes ganancias y empiezan a vender. La epidemia termina.
El modelo de Barclays se ajusta bastante bien a la historia del precio del bitcoin, e indica que la perspectiva de largo plazo para el valor de las criptomonedas es sombría. Es que infinidad de gente habrá comprado cuando el entusiasmo estuvo a tope, algunos habrán asumido riesgos de más para hacerlo, y en lugar de la opulencia que esperaban, estarán registrando pérdidas.
Algunos estarán interesados en vender sus tenencias, pero será muy complicado tentar a nuevos compradores puesto que las criptomonedas ya no serán consideradas una apuesta segura. Todo esto es una buena noticia.
Tal vez la tecnología blockchain resulte ser útil para otros fines -por ejemplo, el registro de transacciones de bienes-, pero ha sido difícil pensar en tales innovaciones potenciales cuando toda la atención estuvo centrada en la continua alza de precios. Pero, finalmente, la fiebre de las criptomonedas está empezando a bajar.
Fuente: The Economist. Traducido para Diario estión por Antonio Yonz Martínez.

Bezos

Cómo Jeff Bezos, el dueño de Amazon, se convirtió en el primer “cienmilmillonario” y “la persona más rica de la historia”

No hay palabras en el diccionario, por ahora, para referirse a la fortuna de Jeff Bezos, fundador de Amazon, que este martes se estrenó como la persona más rica del mundo, según la revista Forbes.
Con un riqueza estimada de US$112,000 millones, a Bezos habría que llamarle un “cienmilmillonario”, un término que lo destaca como la primera persona en liderar la lista con una fortuna de doce cifras.
Así, Bezos es quien más dinero tiene acumulado en todo el planeta y podría considerarse el hombre más rico de la historia sin tener en cuenta la inflación.
El segundo lugar es para Bill Gates, el creador de Microsoft, con una fortuna valorada en US$90.000 millones. El top 10 lo completan Warren Buffet (3), Bernard Arnault (4), Mark Zuckerberg (5), Amancio Ortega (6), Carlos Slim (7), Charles Koch (8), David Koch (9) y Larry Ellison (10).
La fortuna de Bezos, de 54 años, reside en las acciones que tiene en Amazon, el gigante de comercio electrónico que fundó en 1994.
Los 80 millones de títulos que posee abarcan cerca del 17% de la empresa.

tienda de amazonAmazon comenzó como una tienda en línea de libros. Derechos de autor Getty Images.

A lo largo de 2017, los títulos de Amazon se dispararon un 56% y en los diez primeros días de 2018 subieron un 7%.
Bezos sumó US$39,200 millones a su patrimonio en el último año, un aumento inédito en la historia del ranking de Forbes.
Desde febrero del año pasado el modelo de negocio de Amazon se hizo más exitoso gracias a servicios como Prime (Premium, en español) que ofrecen prestaciones adicionales, como envíos gratis ilimitados y una plataforma de video, a cambio de un pago anual.
Bezos es también el dueño de la compañía aeroespacial Blue Origin, que fundó en el año 2000, con la que está desarrollando cohetes reutilizables capaces de transportar pasajeros.
En 2013, el empresario compró The Washington Post, uno de los periódicos “históricos” de Estados Unidos, por US$250 millones.
The Washington PostEl empresario estadounidense gastó apenas el 1% de su fortuna personal en comprar “The Washington Post”. Derechos de autor Getty Images.
También es, desde junio de 2017, el dueño de Whole Foods, una cadena estadounidense de supermercados de productos orgánicos y naturales, en un acuerdo que se selló por cerca de US$14,000.
Y entre otras cosas, ha apostado por el desarrollo de la energía limpia (sin carbón) y ha invertido en empresas tecnológicas como AirBnB, Twitter o Uber.

5 datos sobre la historia de Bezos:

-Fue hijo de una madre adolescente
-Cuando tenía 17 meses, su madre se volvió a casar con el ingeniero cubano Miguel Bezos, y él tomó su apellido
-Pasó los veranos de su infancia en el rancho de sus abuelos en Texas, EE.UU.
-Trabajó durante su juventud en una tienda minorista
-Creó Amazon en un garaje de Seattle en 1994 tras dejar el mundo financiero.

Los más ricos de todos los tiempos

Es difícil determinar con exactitud quién es la persona “más rica de la historia”, pero es válido decir que Bezos es la persona con más riqueza acumulada de los tiempos que vivimos, y no hay persona ahora mismo que esté en su nivel, según los índices mundiales.
Algunos estudios indican que personajes como el banquero y mercader alemán Jakob Fugger (1459-1525) serían más ricos que Bill Gates, Warren Buffet, Carlos Slim y Mark Zuckerberg combinados si viviera hoy día.
Fugger llegó a amasar una fortuna equivalente hoy a US$400,000 millones gracias a su enorme poder e influencia. Sin embargo, en esa época no existían ni los dólares ni la bolsa, así que no puede cuantificarse como tal.

Bill gates in DavosBill Gates ocupa el segundo puesto. Derechos de autor Getty Images.

Otros grandes hombres -no hay mujeres en las listas- ricos de la historia, como los Rockefeller o los Rothschild fueron enormemente influyentes, pero no llegaron a superar, de manera objetiva, los US$100,000 millones, y es imposible hacer un cálculo exacto hoy día.
A lo largo de los siglos destacan nombres como el del rey Mansa Musade Malí (1280-1337) -tan rico que su patrimonio no puede concretarse en una cifra, según la revista Time, que publicó en 2015 su propia lista de “los más ricos de todos los tiempos”-, el conquistador mongol Gengis Kan (1162-1227) o el emperador César Augusto (63 a. C.-14 d.C.).
El único multimillonario contemporáneo de Bezos en la lista de Time es Bill Gates.
Y, de no haber sido por la inflación y porque donó una gran parte de su fortuna a la beneficencia -unos US$700 millones de acciones de Microsoft, además de dinero en efectivo- Gates seguiría siendo hoy día el hombre más rico del planeta, con unos US$150,000 millones.
Pero, por el momento, y a no ser que Bezos decida seguir el ejemplo filántropo de Gates, el dueño de Amazon está a la cabeza.
Estos son los hombres más ricos del mundo según la revista Forbes (desde 1998):
2018: Jeff Bezos
2017: Bill Gates
2016: Bill Gates
2015: Bill Gates
2014: Bill Gates
2013: Carlos Slim
2012: Carlos Slim
2011: Carlos Slim
2010: Carlos Slim
2009: Bill Gates
2008: Warren Buffett
2007: Bill Gates
2006: Bill Gates
2005: Bill Gates
2004: Bill Gates
2003: Bill Gates
2002: Bill Gates
2001: Bill Gates
2000: Bill Gates
1999: Bill Gates
1998: Bill Gates
Fuente: BBC Mundo.

Puntuación: 5 / Votos: 33

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *