Pastor del rebaño

[Visto: 484 veces]

P. Juan Miguel Contreras García. Foto: Arquidiócesis de Guadalajara.

Evangelio según San Juan 10,11-18:
Yo soy el buen Pastor. El buen Pastor da su vida por las ovejas.
El asalariado, en cambio, que no es el pastor y al que no pertenecen las ovejas, cuando ve venir al lobo las abandona y huye, y el lobo las arrebata y las dispersa.
Como es asalariado, no se preocupa por las ovejas.
Yo soy el buen Pastor: conozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí -como el Padre me conoce a mí y yo conozco al Padre- y doy mi vida por las ovejas.
Tengo, además, otras ovejas que no son de este corral y a las que debo también conducir: ellas oirán mi voz, y así habrá un solo Rebaño y un solo Pastor.
El Padre me ama porque yo doy mi vida para recobrarla.
Nadie me la quita, sino que la doy por mí mismo. Tengo el poder de darla y de recobrarla: este es el mandato que recibí de mi Padre”.

¡Si morimos con el Señor, viviremos con el Señor!

El Padre Juan Miguel Contreras García, de 33 años, fue asesinado a balazos la tarde del 20 de abril, al interior de la iglesia de San Pío de Pietrelcina, en Guadalajara, Jalisco (México).
El asesinato del Padre Contreras García suma el segundo crimen contra sacerdotes en menos de una semana en México, tras la muerte del Padre Rubén Alcántara Díaz, vicario judicial de la Diócesis de Cuautitlán Izcalli, el 18 de abril.
De acuerdo al Centro Católico Multimedial de México, con este crimen suman 23 sacerdotes asesinados en el país en los últimos seis años.
En un mensaje difundido por la Arquidiócesis de Guadalajara, el Arzobispo Cardenal Francisco Robles Ortega, sus obispos auxiliares, el presbiterio y los fieles, expresaron “nuestra más profunda consternación”.
“Nos unimos a la pena y el dolor que embarga a sus familiares, amigos y comunidad parroquial por la irreparable pérdida de este joven sacerdote”, expresaron.
La Arquidiócesis de Guadalajara exigió “a las autoridades estatales y municipales que se investigue y se esclarezca este lamentable acontecimiento”.
Además, hizo un llamado “a quienes cometen estas atrocidades en contra de la vida de las personas, a que recapaciten el daño que hacen a la sociedad y el clima de angustia que propician en los ciudadanos, para que su mente y su corazón se muevan a la conversión de sus actos”.
“Nos unimos en oración para que cese el clima de violencia que azota a nuestro estado de Jalisco”.
De acuerdo a la Fiscalía General del Estado de Jalisco, el sacerdote mexicano habría sido atacado por dos hombres en la colonia Hacienda Santa Fe, en Tlajomulco, dentro del área metropolitana de Guadalajara.
Los asesinos, indicó la Fiscalía, “ingresaron a la sacristía de la parroquia y agredieron directamente al occiso, para posteriormente huir en un vehículo compacto”.
“La víctima fue encontrada en la iglesia con varios impactos por arma de fuego”, señaló.
Los Obispos de México también se pronunciaron en un comunicado, manifestando “nuestra tristeza y consternación, ante el asesinato de un sacerdote más, en días consecutivos”.
“Hacemos un urgente llamado para construir una cultura de paz y de reconciliación. Estos lamentables acontecimientos nos llaman a todos, a una conversión mucho más profunda y sincera. Es tiempo de mirar con honestidad nuestra cultura y sociedad, para preguntarnos por qué hemos perdido el respeto a la vida, y a lo sagrado”.
“Pedimos a los fieles católicos, acompañar a sus sacerdotes, con la oración, sobre todo, en el servicio pastoral de las comunidades que se les han encomendado”, alentaron, al tiempo que exhortaron “a aquellos que menosprecian y arrebatan la vida por cualquier causa, a dejarse mirar por el rostro bondadoso de Dios, para deponer no solo las armas, sino el odio, el rencor, la venganza, y todo sentimiento destructivo”.
“A nuestras autoridades competentes, solicitamos con firmeza, una vez más, investigar exhaustivamente, hasta aclarar los hechos, para actuar conforme a la justicia, y no permitir que éste, ni los demás crímenes en nuestra nación, queden impunes”.
Para el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, “el incremento de la violencia es innegable” en México.
En su último listado anual de las 50 ciudades más violentas en el mundo, figuran 12 ciudades mexicanas.
De hecho, la municipalidad de Los Cabos, en el estado mexicano de Baja California Sur, encabeza el listado mundial, con 365 homicidios en 2017 para una población de poco más de 328 mil habitantes.
Fuente: ACI Prensa.

Asesinan a sacerdote dentro de una iglesia en México

El Padre Rubén Alcántara Díaz, vicario judicial de la Diócesis de Cuautitlán Izcalli (México), fue asesinado con un arma blanca al interior de una iglesia este miércoles 18.
Con esta muerte ya son 22 los sacerdotes asesinados desde 2012, informó el Centro Católico Multimedial.
Según los medios locales, la Fiscalía de Justicia del Estado de México confirmó que el asesinato ocurrió este 18 de abril a las 7:00 p.m. (hora local) en la iglesia de Nuestra Señora del Carmen, en la colonia Cumbria.
Se indicó que el sacerdote de 50 años fue apuñalado por una persona que huyó luego del crimen y que aún no ha sido identificada.
Las fuentes oficiales no confirmaron si había más personas en la iglesia durante el homicidio.
Por su parte, la Diócesis de Cuautitlán Izcalli expresó su dolor por la muerte del presbítero.
“Mientras se llevan a cabo las averiguaciones pertinentes por parte de los peritos, rogamos a Dios por su eterno descanso y pido a todos se unan a esta intención”, indica en un comunicado.
Asimismo, el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Monseñor Alfonso Miranda, expresó en su cuenta de twitter sus condolencias por la muerte del Padre Alcántara Díaz y de “todas las víctimas de la enorme violencia en México. Dios nos ayude”.
El Arzobispo de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes, también lamentó “con mucho pesar el asesinato del sacerdote Rubén Alcántara Díaz, de la diócesis de Izcalli”, y pidió que “la esperanza en la Resurrección fortalezca a su obispo y a los fieles”.
En marzo de 2018, el Obispo de Cuernavaca, Monseñor Ramón Castro Castro, dijo que el asesinato de sacerdotes en México es “un fenómeno muy triste y doloroso que ha oscurecido el horizonte del país”.
El Prelado alentó a los fieles a luchar por erradicar del país el cáncer del crimen organizado con el Evangelio, buscando siempre la justicia y la paz.
Fuente: ACI Prensa.

Puntuación: 5 / Votos: 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *