Angelo Enrique Camacho Castanho OP

[Visto: 1530 veces]

Autobiografía

La Vida le ha llevado por misteriosos caminos. Caminos de preparación, servicio, obediencia, de transformación audaz y desafiante, de cambios radicales; de actividad, producción y creatividad; de asentamiento, de transición. Hoy está muy involucrado con el programa REMA– Renovación Matrimonial, un programa integrado por matrimonios que ayudan a parejas que tienen el interés de salir de su crisis matrimonial y consolidar su relación conyugal.
A continuación un brevísimo resumen autobiográfico extraído de su libro “Misión en Chimbote y mi encuentro con Arguedas”, editado por el CEP, Centro de Estudios Peruano, el año 2011: Soy hijo de portugueses nacidos en las islas Madeira. Instalados mis padres en Somerville, al norte de Boston, nací el 16 de julio de 1932, fui el último de 16 hermanos.
No pensé seguir a mis hermanos en los estudios universitarios. Mi mente era trabajar, ganar dinero, bailar, fiestas y gozar de la vida.
Cuando comencé a trabajar en la fábrica, tenía 17 años, ganaba algo de dinero. Parte daba a mi mamá, parte ahorraba, y parte gastaba.
LA PREGUNTA QUE CAMBIO MI VIDA
Cuando tenía 20 años ya estaba pensando en casarme con una griega llamada Cristina. Un día, una mujer, una vieja irlandesa, en vísperas de jubilarse, me dijo: “Ángelo, estás perdiendo tu tiempo. ¿Por qué no eres sacerdote? Es obvio que Dios te está llamando para ser sacerdote”, y así fue.
MI DECISIÓN DE SER SACERDOTE
La pregunta estaba en mi cabeza. Mi mamá, muy sabia, siempre decía: “Cuando tienes problemas, anda a la Virgen”. Me encontré frente a la Iglesia San José y entré. Me senté frente a la Virgen, había un reloj en la pared y sonó 4 de la tarde. Sentado en la banca mirando la linda cara, de Nuestra Señora de la Gracia sonó las 5 de la tarde. Caí de rodillas, decidí ser sacerdote.
MISIONERO “VOLUNTARIO
Ya sacerdote, trabajando en la Parroquia, en mayo de 1965 mi provincial por carta me dice: “Tu nombre está en la lista de los que van a ir a Chimbote, nueva Misión, ¿qué te parece, qué piensas de eso?”. Yo rápidamente respondí: No pienso en eso, no sé dónde está Perú, y tampoco me interesa. Sin embargo, tú, Padre Provincial, tienes mi obediencia. Era sábado, y por teléfono, desde Nueva York, me llamó mi Provincial y me dijo: “Padre Camacho, muchísimas gracias por tu obediencia, considérate voluntario”. Pregunté: ¿Y en qué año tú quieres que yo vaya? Respondió: “En 30 días, Dios te bendiga”.
DE BOSTON A CHIMBOTE, PERÚ
Si alguien conoce Boston, ve una de las ciudades más bellas del mundo. En Perú, en julio de 1965, fui de Lima a Chimbote. Al llegar, no había ni una calle asfaltada, todo era oscuro, no había ni agua, ni luz. Pero si había 42 fábricas de harina y aceite de pescado trabajando día y noche. Frente a la parroquia, mi casa, había cinco fábricas votando todo ese humo blanco lleno de aceite de anchoveta,  mal oliente a todo dar…Había como 10,000 personas viviendo allí, en chozas y en cerros de basura.
CHIMBOTE TAN FEO ES BELLO
Algo de 15 años después el gobierno de Canadá me pidió escribir un pequeño librito para compartir sobre Chimbote. Escribí “Chimbote tan feo es bello”.
Chimbote fue la opción de Dios que más me confundió, más me hirió, más me enamoró. Yo creo que uno tiene que ver, que lo que es la voluntad de Dios, siempre va a ser algo bello. Tienes que estar con la seguridad de que lo que estás haciendo es lo que Dios quiere. Si tú abrazas lo que Dios quiere, Dios va a darte deleite, porque es un deleite hacer su voluntad.
En los años 1966-67, mi trabajo se centraba en el corazón del mundo obrero, especialmente con el sindicato de pescadores; los obreros, estibadores, los campesinos del valle del Santa y San Jacinto.  Yo era en Chimbote un sacerdote declarado marxista. Varias veces fui amenazado de muerte. Cuando llegó José María Arguedas, escritor conocido peruano, le hice un tour por la ciudad. Laicos y sacerdotes formamos la Oficina Nacional de Información Social (ONIS). Organizamos una reunión en el CAS (Centro de Acción Social) y allí, Gustavo Gutiérrez expuso las ideas fuerza de la Teología de la liberación.EL TERREMOTO DE 1970
El 31 de mayo de 1970 el terremoto en Chimbote trajo dolor, desolación, destrucción, muerte. Cinco años más tarde, entre julio de 1975 y 1976, estaba en mi año sabático. Pensaba y era mi idea enfocarme en una teología para laicos. 
ENCUENTRO MATRIMONIAL, REDESCUBRIR, ILLC, REMA
En mayo del año 1976, estando en mi año sabático, se inició otro camino que implicaba un cambio radical en mi misión en América Latina.
Estando en Boston,  en un fin de semana, un Profundo de Encuentro matrimonial, observando a las parejas, de pronto, escuché una voz, que no dude que era de Jesús: “Esta es mi iglesia, mi esposa, ámala”. Encargado de formar el Secretariado Latinoamericano del EMM,  comencé a dediqué mi vida a parejas, por toda América Latina.
En el 1986, traje a Perú, Retrouvaille–Redescubrir. En el 1987 fundé el Instituto Latinoamericano de Liderazgo Cristoforo (ILLC)  con Ricardo La Puente,  traje el MBTI, (Indicador de Tipo de Myers Briggs). A inicios del 1992 quedó fundado el Programa Renovación Matrimonial (REMA).DEVOCIÓN A ISABEL DE LA TRINIDAD OCD
Con mi devoción a la beata Isabel de la Trinidad OCD (1880-1906),  me doy cuenta de la importancia de la contemplación, que es la vía de la oración más eficaz para vivir  la vida plenamente. Uno tiene que ver cómo Dios dirige nuestro propio camino y así uno decide, bajo la gracia, a dejarse amar por Dios y entregarse a Sus Manos.
REGRESO A ESTADOS UNIDOS
A fines del 1995, regreso a EEUU, después de más de 30 años de ser misionero en Chimbote.  A partir de esa fecha, cada año visito Perú, para fortalecer promover y expandir el Programa REMA y el  ILLC en Perú y en otras partes de América Latina y en los EEUU. Tambien doy jornadas de silencio, talleres, conferencias, fines de semana y estoy avanzando en mis futuras publicaciones.
BODAS DE ORO SACERDOTALES JUNIO 2010
En Perú, celebre Misa, por mis Bodas de Oro Sacerdotales, en el Monasterio de Santa Rosa, junto con mis hermanas dominicas de claustro y amistades, el 17 de enero del 2010. También celebré con mi gran familia de REMA y los cristoforos en la casa de retiro de Alvernia, y en Chimbote City. Al volver a Estados Unidos celebré mis 50 años de sacerdote, en la Iglesia de Santa María en New Haven, con mi comunidad dominica.
TODO HA SIDO PROVIDENCIAL
Ver los pasos históricos de mi vida, es como ver los misterios del Plan de Dios para mi vida. Es ver con ojos de fe que NADA ES ACCIDENTAL, NADA ES  CASUAL. Todo ello,  en conjunto me revela el Plan de Dios que tiene para mí y, cómo Dios me está guiando  en sus caminos, con compasión y sabiduría y con muchísima paciencia. Es una gran sabiduría entregarse a las manos de Dios.
Cuando reflexiono cómo Dios me ha conducido en mi trabajo en América Latina, me doy cuenta que me ha  ido preparando con distintas experiencias para el trabajo que hoy en día estoy desempeñando, gracias por la intercesión de beata Isabel de la Trinidad OCD y por tantas lindas personas, especialmente parejas que han sido amigos y ayudantes en los trabajos de mi vida.
¡Siempre estamos en manos de Dios. Que nuestro deseo sea siempre complacerlo y confiar en Él!
Padre Angelo Enrique Camacho Castanho OP.

Puntuación: 5 / Votos: 62

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *