Delitos cometidos

Madre Mía

Julio Méndez: el empresario maderero afirma a El Comercio que mantuvo amistad con Ollanta Humala y ‘Artemio’. Admite que entregó dinero a Jorge Ávila, el principal testigo del caso.

Por Graciela Villasís Rojas– Diario El Comercio.
—El nexo—
‘Artemio’ habría querido que Julio Méndez le sirviera de nexo con Humala cuando era candidato presidencial del Partido Nacionalista. Un interés que el propio empresario maderero hoy reconoce: “Por supuesto que el señor ‘Artemio’ siempre me dijo a mí, como a otras personas […] que si tenemos alguna oportunidad, que intercedamos para que haya un acuerdo de paz. Yo he conversado con Amílcar [Gómez, muy cercano a Humala] sobre esa situación, estimo que le ha comunicado también a Ollanta, pero no se llegó a ningún acuerdo al respecto”, indicó.
Carlos Morán logró confirmar los frustrados intentos de ‘Artemio’ por lograr un acuerdo de paz. Recordó que incluso existe una grabación hecha por uno de sus agentes especiales en la que el senderista confiesa ante dirigentes cocaleros su estrategia política: “El colaborador decía que [‘Artemio’] quería acercarse a Ollanta Humala para llegar […] a un entendimiento, que le podría no salvar de la responsabilidad, sino para llegar al acuerdo que pretendía”.
—Las entregas de dinero—
Cuando conoció a Humala en 1992, fue inevitable para Méndez acercarse también a Amílcar Gómez, entonces subalterno del ahora ex mandatario. “No me lo presentó nadie, pero por la misma correlación de tenerlo al costado [de Humala], yo conversaba con él”, refirió Méndez a El Comercio.
Agregó que Gómez lo buscó años después, en el 2011, para pedirle apoyo económico. Gómez tenía el encargo de que el testigo sobreviviente del Caso Madre Mía, Jorge Ávila, desistiera de sus denuncias contra Humala por la desaparición forzada y asesinato de su hermana Natividad Ávila y de su cuñado Benigno Sullca.
La conversación entre Méndez y Gómez fue interceptada por la Dirandro el 1 de mayo del 2011. En el diálogo se escucha a Méndez preguntar a Gómez sobre el envío de pasajes para Ávila y su esposa. El contexto era que Ávila tenía que declarar en el juicio seguido contra Amílcar y Rubén Gómez por la compra de testigos del Caso Madre Mía. Además, reconoció que en varias ocasiones entregó dinero a Ávila para que no acusara a Humala.
“A mí me decían ‘dale algo a alguien’ y yo le daba. Es como si usted me llamase y me dijese: ‘Señor, por favor, al señor tengo que darle un dinero y le voy a depositar a su cuenta’. […] Yo más allá no conozco. Simplemente, conversaba con Amílcar y me decía: ‘Tienes que darle [a Ávila] cien soles, cincuenta soles, doscientos soles, de repente’. Claro, por eso, como le vuelvo a repetir, fue una estrategia de campaña [que Ávila no denunciara a Humala]. […] Y, como le digo, a mí me interesaba que él sea el presidente de la República”.
Según pudo conocer este Diario, el dinero que Méndez dio a Ávila no es parte de los US$4,500 que este último afirmó haber recibido de Gómez.
El testimonio inédito de Méndez podría ser un elemento relevante para la investigación que la Cuarta Fiscalía Supraprovincial ha reabierto sobre las desapariciones de Natividad Ávila y Benigno Sullca.

Acusación constitucional

Con 85 votos a favor y siete abstenciones, el pleno del Congreso aprobó la acusación constitucional al ex presidente Ollanta Humala y al ex ministro de Defensa Pedro Cateriano por presuntas irregularidades en los ascensos militares durante el período 2011-2016.
La acusación surge a raíz del informe final elaborado por la Comisión de Defensa, presidida por al legisladora Luciana León (Partido Aprista). Este informe también denuncia al ex ministro de Defensa Jakke Valakivi y al ex asesor presidencial Adrián Villafuerte.
-Los delitos-
El informe final de la Comisión de Defensa concluyó que el ex mandatario Ollanta Humala y el ex ministro Pedro Cateriano cometieron los presuntos delitos de omisión de actos funcionales, patrocinio ilegal y negociación incompatible.
Durante el debate parlamentario se agregó a la acusación los delitos de tráfico de influencias y asociación ilícita para delinquir. Esto a raíz de un pedido realizado por el congresista de Yonhy Lescano (Acción Popular).​
A Valakivi solo se le imputa el presunto delito de omisión de actos funcionales, mientras que al ex asesor presidencial Adrián Villafuerte, el presunto delito de usurpación de la función pública. En ambos casos también se recomienda derivar sus acusaciones al Ministerio Público para las respectivas indagaciones.
-Los hechos-
​Según las indagaciones del equipo técnico, durante el gobierno pasado “se adelantó el proceso de ascenso para el grado de General de División de los oficiales integrantes de la promoción ‘Héroes de Pucará y Marcavalle’ a la cual pertenece el señor Ollanta Humala”.
El informe de la Comisión de Defensa concluye que las modificaciones normativas habrían permitido vulnerar los principios de meritocraria e igualdad en los procesos de ascensor y pases a retiro.
A modo de ejemplo, el informe sostiene que en los primeros años del gobierno nacionalista, se dio el nombramiento del Comandante General del Ejército, Víctor Ripalda y Ricardo Moncada, “quienes serían del entorno cercano del ex asesor Adrián Villafuerte (miembros de la promoción 77° del Ejército Peruano)”.
También se apunta sobre el nombramiento de Óscar Delgado Delgado como inspector general del Ejército Peruano demuestra una política contradictoria de pases a retiro.
“De un lado se amplía el plazo de permanencia en el servicio y por otro, el Ejército se queda sin Generales de División nombrando a alguien como inspector sin cumplir con los requisitos (debía ser General de División), lo cual fue consentido por Jakke Valakivi”, precisa el informe.

Madre Mía: El Gobierno protege a los generales humalistas

Por Jaime Chincha- Diario Correo.
El caso Madre Mía ha dado un paso importante esta semana. Con el hallazgo del cuerpo de Edgardo Isla Pérez, asesinado en 1992 por la patrulla del capitán Carlos en Yanajanca, a diez minutos de la Base de Madre Mía, se tiene la primera evidencia de muchas que aparecerán en las próximas semanas sobre las matanzas atribuidas a Ollanta Humala Tasso, en los tiempos de la lucha contra la subversión.
El otro hecho relevante es que el Ministerio Público reabre el caso, comunicándolo oficialmente al país. Será el fiscal Luis Valdivia Calderón quien llevará adelante esta investigación que, esta vez, sí debe encontrar la justicia que no halló en el 2009. Fuentes de la fiscalía aseguraron a El Comercio que Humala será citado por Valdivia. Conforme avancen las pesquisas, Humala terminará como investigado y luego acusado de las atrocidades que mandó cometer y hasta consumó con sus propias manos, según los nuevos testimonios aparecidos en las últimas semanas.
Pero hay un problema. La fiscalía necesitará información de soldados y oficiales destacados a Madre Mía. El Ejército está controlado por el general Luis Ramos Hume, puesto en la Comandancia General por Humala con procedimientos fraudulentos. El ministro Nieto protege a Ramos Hume. El gobierno de PPK mantiene a la cúpula humalista que domina el Ejército. Ramos y la cúpula son la protección que Humala necesita de aquí en adelante. Como el capitán Carlos y como Presidente, Humala envileció el Ejército igual o más que Montesinos. El gobierno debe poner en vereda a Nieto para que saque a Ramos. Si no lo hace, el gobierno debe despedir a Nieto.

Puntuación: 5 / Votos: 32

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*