Saquen sus conclusiones

[Visto: 613 veces]

Por Martha Meier Miro Quesada- Diario Expreso
Nadine Heredia voló a Europa para asumir la dirección de la oficina de enlace de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, en Ginebra, Suiza. Según la congresista Lourdes Alcorta, el gobierno de Kuczynski fue cómplice: “todo estaba arreglado” dijo el jueves informando que Cancillería supo del nombramiento la mañana del lunes, pero guardó silencio hasta la noche anulando la posibilidad de presionar al juez y al fiscal para evitar “que la señora se vaya”. Y hay más.
La reciente protesta de Cancillería por el nombramiento de Heredia le regala argumentos para autoproclamarse “perseguida política”, aunque no será necesario. Ayer la directora de Información de la ONU en Ginebra, Alessandra Velluci, confirmó que Heredia gozará de privilegios e inmunidades propias de la ONU.
Nadine hiló fino. ¿Qué necesitaba para que su plan cocinado desde febrero no abortara? Simplemente un aliado en Naciones Unidas y un embajador en Suiza al que tuviera llegada. Lo primero lo consiguió gracias al canciller pepekausa Ricardo Luna, y lo segundo por su esposo Ollanta Humala, quien usó su prerrogativa presidencial para nombrar en abril a Thierry Roca Rey como embajador político en Suiza. Roca Rey es un diplomático de cuyas capacidades nadie duda, pero resulta curioso que Luna lo haya dejado en el cargo dada su designación directa por Humala.
El embajador en Suiza es hermano paterno de Bernardo Roca Rey, cocinero, ex viceministro de Cultura de Alan García, miembro del Consejo Editorial de El Comercio y presidente de la Asociación Peruana de Gastronomía, Apega. El susodicho es “primito” de esta columnista y hombre cercano a Nadine, comprobable por un sinfín de fotografías, además de su endose a la “embajadora de la quinua” y la elección de Apega a dedo calato para “asesorar” a Qaliwarma.
La hipótesis de la complicidad se refuerza porque “El Comercio” generó dudas sobre una empresaria de reconocida trayectoria, nacional e internacional, cuyo nombramiento como representante permanente ante la ONU era inminente. El diario vinculado al cocinero sembró dudas sobre ella y Luna ratificó a Gustavo Meza Cuadra en la ONU. Listo el pastel, las dos fuentes que pudieron alertar sobre el nombramiento tenían deudas con los Humala.
Un observador de la FAO declaró que “la ex primera dama peruana tiene cero experiencia en desarrollo agrícola, pero vasta experiencia en lavado de dinero y escándalos”. El semanario “The Italian Insider” reveló que el director general de FAO, José Graziano da Silva, nombró a la “ex primera dama peruana, pese a que está bajo investigación por presunta corrupción vinculada al caso ‘Lava Jato’ de Brasil, tierra de Graziano”. El ‘padrino’ de Nadine fue ministro del gobierno de Lula y premió al sacha-dictador Nicolás Maduro por su lucha contra el hambre en Venezuela. El nexo del humalismo con el castro-chavismo y el rojo Foro de Sao Paulo nunca fue más claro.
Esta historia continuará, ta ta ta tan…No me esperen en diciembre, por Mario Ghibellini

No me esperen en diciembre

Mario Ghibellini

Por Mario Ghibellini– Revista SOMOS.
Según el ex congresista Teófilo Gamarra, el nombramiento de Nadine Heredia como funcionaria de la FAO, en Suiza, es un reconocimiento, pero a nosotros nos parece más bien una admisión. Quizás estemos pecando de suspicaces. A lo mejor, la señora se aparece de regreso por Lima en la víspera de Navidad, cargada de regalos y dispuesta a decorar el árbol familiar con las luces verdes de siempre, pero si nos contásemos entre sus allegados, no la esperaríamos. Porque la verdad es que esa solicitud de su defensa para que cumpla con la obligación judicial de pasar por el control biométrico desde el extranjero sugiere que no vendrá para la Pascua, ni por la Trinidad. Do-re-mi, do-re-fa, ni en toda la eternidad.
¡HASTA LA VISTA, BABYS!
Los que quedaron varados en tierra mientras el avión que llevaba a la señora al viejo mundo ‘decolaba’ en el Jorge Chávez han sido muchos. Pero tal vez los ex primeros ministros Pedro Cateriano y Ana Jara sean quienes mejor han expresado la sensación de desconsuelo que debe haber hecho presa de quienes alguna vez fueron cercanos a ella y el martes pasado la vieron de pronto desvanecerse tras las puertas de inmigración.
Melancólicamente, ellos han hablado de una ‘incorrección’ o un ‘error político’ y no ha quedado claro si se estaban refiriendo solamente a la partida de la ex primera dama o estaban aludiendo también a la devoción que en su momento le profesaron.
La escena, en cualquier caso, trae a la memoria a Los Picapiedra, cuyos episodios, como se sabe, son como los hexagramas del I Ching, pues prefiguran todas las vicisitudes de la existencia humana. En uno de los capítulos de la serie, efectivamente, Pedro y Pablo se interponen, sin proponérselo, en los planes de un tal Dr. Siniestro, que ha construido una poderosa arma para destruir el mundo y la oculta en una isla volcánica. La historia, que es una obvia parodia de las películas de James Bond, incluye por supuesto a una mujer misteriosa y sexy (aunque nunca tan sexy como Betty Mármol) que se presenta como Madame Sí y, so pretexto de necesitar ayuda, pone a Pedro y Pablo permanentemente en peligro. Cada vez que los tres están por caer en las garras del Dr. Siniestro, sin embargo, ella consigue escurrirse por una compuerta secreta, mientras susurra “soy demasiado importante para ser capturada” y abandona a sus presuntos amigos a su suerte.
Pues bien, no es difícil imaginar a Cateriano y a Jara como los Pedro y Pablo de esta caricatura, y a la Madame Sí de ocasión, dejando caer sobre ellos la ceniza del cigarrillo que asoma de su boquilla antes de huir de la escena, recitando su frase de rigor. ¿Valieron la pena –han de pensar ahora ellos– tanta solicitud y tanto incienso? ¿Se merecía ‘la jefa’ tanta incondicionalidad y tanta vocación por hacer lucir como iluminaciones sus más inquietantes caprichos?
No lo parece. Pero, como decíamos al principio, quizás estemos siendo injustos. Quizás el famoso satélite, después de todo, sirva, por ejemplo, para tratar de ubicarla cuando su rastro se haya perdido en los Alpes suizos o bajo las aguas del lago Lemán. Vaya uno a saber.

Entrevista al exCanciller Francisco Tudela

Por Roberto Sánchez R.- Diario Expreso.
Doctor, ¿cómo ve usted lo sucedido con la salida de Nadine Heredia del país tras ser nombrada funcionaria de la FAO?
La designación obedece a un factor político más que académico. Independientemente si ha obtenido títulos o grados en la Universidad de Lima o La Católica, hay que tener en cuenta que el peso de la política en estas cosas, para los jueces extranjeros, no es un elemento positivo, es más bien contraproducente, pues naturalmente la persona que es objeto de acusaciones puede alegar que es una perseguida política. Para que un juez extranjero apruebe la extradición debe asegurar que la persona va a recibir un juicio justo en su país, de tal manera que la moción del Congreso es contraproducente desde ese punto de vista. Se trata de una moción netamente política.
-¿El delito en el que podría incurrir la señora Nadine Heredia sería el no acudir en 30 días a firmar el cuadernillo biométrico en Lima?
Se ha debido utilizar canales regulares, como son el Ministerio de Relaciones Exteriores ante Naciones Unidas; y, luego, esperar el plazo del vencimiento de la nueva firma del cuadernillo de registro biométrico ante el juez en Lima, porque la señora tampoco está cometiendo una inconducta en estos momentos. Ella le dijo al juez que iba a salir, pero en 30 días tiene que volver a Lima para firmar frente al juez, salvo que quiera firmar en el consulado. Es decir, habrá delito cuando venza el tiempo que tiene para reportarse ante el juez para firmar por la investigación preliminar en la que está incursa.
-El inmediato comunicado de la FAO le parece sintomático respecto a la postura de la Cancillería…
Si bien es muy cierto que el Perú tiene todo el derecho de oponerse al nombramiento de la señora Nadine Heredia, lo que yo he observado es que el comunicado de la FAO se produce una hora después del comunicado que emitió el Ministerio de Relaciones Exteriores, con lo cual la entidad internacional está diciendo claramente que va obviar el contenido del comunicado de Cancillería.
-El canciller Ricardo Luna dice que el ser funcionaria de un organismo internacional no la exime de ser juzgada por la justicia peruana. ¿Es así?
Eso es correcto, pero tiene una limitación, que es la jurisdicción en la que ella ahora se encuentra perteneciendo. Ella está dentro de la jurisdicción de la Confederación Suiza, o sea que para poder despojarla de la inmunidad funcional que la protege se tiene que probar de manera fehaciente la existencia de un delito y luego proceder a la demanda de extradición, que es un caso parecido a lo que ocurrió con el expresidente Alberto Fujimori en Chile; de tal manera que no se trata de un proceso automático mediante el cual el brazo de la justicia peruana puede obligar a traerla al Perú. Se tiene que aportar en el proceso de extradición sumario como ha sucedido con el señor Manuel Burga, con las pruebas suficientes.
-La fuga, por más que parezca un escape perfecto, podría terminar con una solicitud de extradición bien sustentada…
En el supuesto caso que la señora Nadine Heredia no regrese al Perú habría que proceder a una demanda de extradición bien sustentada que sería evaluada por la justicia suiza primero y luego por el filtro de Naciones Unidas, y esa sería la forma de que retorne al país, que no sería la más idónea para una ex primera dama. Esa petición deberá estar bien sustentada con las pruebas de los delitos de lavado de activos y otros que convenzan la decisión del Poder Judicial suizo para proceder a la extradición de la ciudadana peruana Nadine Heredia.
-¿El tema entonces estriba en que la FAO es un organismo internacional con autonomía y soberanía plenas?
Es correcto y eso complica más aún el asunto. Digamos que tiene una doble protección. La primera es que se encuentra dentro de la jurisdicción de la Confederación Suiza, que tiene sus propios cánones jurisdiccionales; y la segunda barrera es su condición de funcionaria de un organismo internacional autónomo y soberano como la FAO.
Se pone a buen recaudo
“Resulta extraño que la señora Nadine Heredia se haya domiciliado en Berna o en Ginebra. Pues una persona que se domicilia en el extranjero evidentemente se está poniendo a resguardo, en este caso, de la jurisdicción de Suiza, con el objetivo, además, de ser protegida por una inmunidad de Naciones Unidas. Es un doble blindaje”, remarcó Francisco Tudela.

Puntuación: 5 / Votos: 32

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *