Errores de la ley universitaria

[Visto: 694 veces]

La PUCP trabaja cotidiana y solidariamente por la mejora de la educación universitaria peruana y la considera como parte esencial de su misión. Tiene la convicción de que el respeto a las normas jurídicas tanto por las universidades como por el Estado, contribuye a ello.
En virtud de ello, expresa lo siguiente:

1. La PUCP ha cumplido, cumple y cumplirá con la Ley Universitaria vigente y las disposiciones de SUNEDU.

En octubre de 2014, tras una ardua labor de su Asamblea Universitaria, integrada por representantes de docentes y estudiantes elegidos democráticamente, la PUCP modificó su Estatuto para adecuarlo a las exigencias de la nueva norma y lo entregó dentro del plazo previsto al Ministerio de Educación, ya que aún no había entrado en funciones la SUNEDU.
En febrero de 2016, cumpliendo también con las fechas previstas por SUNEDU, presentó ante este organismo el expediente requerido para solicitar el licenciamiento institucional.

2. La PUCP colabora con las iniciativas del Ejecutivo en favor del desarrollo de la educación peruana y la investigación científica.

En numerosas oportunidades la PUCP ha apoyado las iniciativas del Ejecutivo en favor del desarrollo de la educación peruana, tanto básica como universitaria (Becas 18 o Vocación de Maestro, entre otras), así como el gran trabajo realizado por CONCYTEC. Del mismo modo, participó de manera constructiva en los debates previos en torno a la ley universitaria, y colabora permanentemente con los organismos involucrados, entre ellos SUNEDU. Lo seguirá haciendo por propia iniciativa o cuantas veces sea requerida.

3. La PUCP tiene el deber de señalar errores en la aplicación de la ley universitaria y el trabajo de SUNEDU.

El escrupuloso cumplimiento de la ley y el apoyo a acertadas políticas educativas gubernamentales no impiden que la PUCP señale los errores cometidos en su aplicación, como el acortamiento del mandato de los rectores de las universidades nacionales por decisión administrativa, el retraso en la aprobación de los presupuestos requeridos para que ellas cumplan con las exigencias de la nueva ley, y para financiar el programa de fortalecimiento institucional para la calidad de la universidad pública, previsto en la cuarta disposición complementaria final de la mencionada norma.
Consideramos que estas interpretaciones de la ley y estas omisiones contradicen su espíritu y señalarlas contribuye a que se instauren los mecanismos necesarios para enmendarlas. La PUCP, por acuerdo de su Consejo Universitario, ha manifestado de manera privada sus discrepancias a las altas autoridades del sector. Estamos comprometidos en seguir fortaleciendo a la SUNEDU, cumpliendo sus disposiciones, pero señalando los puntos de mejora que observemos.

4. La PUCP respalda la autonomía universitaria y a las universidades públicas.

Siendo una institución privada sin fines de lucro y con un profundo sentido nacional, la PUCP trabaja de manera conjunta y permanente, a través de redes y convenios, con las universidades públicas del país (Red Peruana de Universidades, por ejemplo) de los que participan docentes y alumnos. Este conocimiento de primera mano y nuestra indeclinable defensa de la autonomía universitaria, reconocida por el artículo 18 de la Constitución Política del país, fundamentan nuestra solidaridad cuando esta es requerida.

5. La PUCP defiende la coordinación interuniversitaria y participa de asociaciones de universidades nacionales y extranjeras.

Es equivocado considerar que las universidades deben ser islas dedicadas a competir entre ellas y que debe proscribirse la coordinación asociada entre sus autoridades. La misma ley vigente admite en su octava disposición complementaria final la posibilidad de la coordinación interuniversitaria indicando que “para tal efecto podrán constituir la asociación respectiva”.
En junio de 2013, en pleno debate sobre la propuesta de ley que derivó en la actual norma, el Consorcio de Universidades integrado además de la PUCP, por las universidades Cayetano Heredia, del Pacífico y de Lima, publicó un comunicado defendiendo la necesidad de mantener un espacio de “cooperación académica entre las universidades y de coordinación técnica entre los rectores”.
Por ley, la PUCP formó parte de la ANR y, por decisión de su Consejo Universitario, integra ahora la ASUP. La colaboración académica y el intercambio solidario entre universidades particulares y estatales, limeñas y nacionales, le hacen un bien a la educación universitaria peruana.

Puntuación: 4.91 / Votos: 28

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *