Alternancia democrática

[Visto: 339 veces]

El cómputo oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE) señala que al 96,27% de actas escrutadas, el NO a la modificación constitucional alcanza el 51,70% de los votos, 3,4 puntos porcentuales más que el SÍ que tiene 48,30%.
Hasta este reporte, el TSE contabilizó 2.571,983 votos a favor del NO y 2.402,835 votos por el SÍ, la diferencia es de 169,148.
Ya se computaron 28,134 mesas de un total de 29,224 sólo a nivel nacional. Hasta el momento el porcentaje de ausentismo es 13,31%.
El exterior
Con un 47.24% de avance en escrutinio, el exterior del país se registra una victoria del NO con 27,360 votos (68.33%) contra 12,681 votos (31.67%) del SÍ, sin embargo, restan 137,670 votos por contar.
Fuente: Radio ERBOL.

“La eternización en el poder siempre degenera en tiranía”

Por Juan Carlos Véliz M. / Diario Página Siete
Félix Patzi, gobernador de La Paz y exministro de Educación del presidente Evo Morales, tiene la figura clara de lo que está en juego el 21 de febrero de 2016, en el referendo constitucional, y lo expresa sin tapujos: “(Lo que está en juego) son las características de la tiranía”. “Estamos gastando dinero solamente en función de la voluntad de una persona porque no es un reforma constitucional estructural”.
El sociólogo aymara, que promueve el comunitarismo como una alternativa a lo que llama “socialismo autoritario” del Jefe de Estado, habló con Página Siete sobre los riesgos de que una autoridad permanezca durante mucho tiempo en el poder.
“Una persona, sea hombre o mujer, que se queda mayor tiempo en el poder siempre degenera en tiranía, eso lo ha demostrado la historia, sea cualquier mecanismo, democrático o dictatorial (…), por una razón simple: una persona, para quedarse mayor tiempo, necesariamente tiene que ser más libre y tiene que armar toda una estructura jurídica y política conforme a la voluntad de la persona”, advierte.
Un primer síntoma para Patzi es que esta persona “ya no respeta la división de poderes o los poderes ya no pueden tomar soberanamente sus decisiones”.
“Es la única manera de quedarse mayor tiempo en el poder (…) y cualquier movimiento, cualquier expresión contra el Gobierno tiene que anularla, tiene que anular cualquier protesta o cualquier disconformidad, tiene que eliminar todo tipo de resistencias ya sean individuales o corporativas porque cualquier resistencia para él ya es sospechosa y amenazante”, afirma.
El segundo síntoma es la anulación de los que generan opinión pública, como medios de comunicación e intelectuales. “Tiene que eliminar esa libertad de pensamiento, de crítica y la libertad de asociación”.
“Pero lo más importante -enfatiza- cuando una persona se queda más tiempo, más de 10 años, matas a futuras generaciones, matas la posibilidad de que surjan nuevos líderes; este es el tema de fondo”.
“Cuando te quedas más tiempo, solamente 15 años, ya mataste tres generaciones, ya has eliminado esa posibilidad de surgimiento (de líderes). Imagínese, si el Sí gana con muy poco (margen), eso no es garantía para que el Evo gane las elecciones (de 2019) y por ahí gana otro, entonces ese otro u otra constitucionalmente tiene para administrar el país 15 años y el siguiente otros 15 años, o sea que estamos realmente en un serio problema de matar varias generaciones en cada etapa. Esto es el tema de fondo para mí, por eso digo que no conviene ninguna eternización del poder, siempre degenera en tiranía”.
Si la reforma constitucional es aprobada, el Presidente podrá ser reelegido por dos veces de manera continua. Actualmente se permite una sola reelección.
En el MAS defienden la continuidad del Presidente, pero el gobernador de La Paz la critica.
“La ambición siempre es inherente a la persona, independientemente de la cultura o de las pertenencias étnicas. Todos van a aspirar a quedarse mucho tiempo (…) y se gesta una aristocracia basada fundamentalmente en la familia y en amigos íntimos que explotan, que se enriquecen, avasallan al pueblo con el pretexto de resguardar la patria, el proceso de cambio, etc.; siempre hubo excusas”, dice.
La aristocracia familiar o de amigos, explica, perjudica a la democratización de la sociedad y a la “reconstrucción de una sociedad igualitaria”, “deja a los movimientos sociales totalmente inertes, por no decir corrompidos y condicionados”, y sin la capacidad de movilizarse; esta aristocracia tiene medios “totalmente amordazados” en los que “sólo la palabra del Estado vale y la  de la sociedad  se anula”.
Además, los intelectuales son atemorizados, estigmatizados, vinculados a la derecha, al  imperialismo y al terrorismo, explica.
“El resultado final de esta forma de gobierno -afirma- es un pueblo totalmente anquilosado, sometido a una idiotez cultural”; aunque esta frase suena muy fea, reconoce, eso sucede.
“Anula su capacidad de racionalidad, de conciencia, de reflexión, de lectura y su toma de decisión” porque “si hablas, si reflexionas, te tildan de derecha, de imperialista, etc; entonces, por miedo y por vivir tranquila, la sociedad prefiere alejarse de la política y se somete a una especie de anquilosamiento (…) y se construye una sociedad totalmente conformista, sin posibilidades de levantarse”, argumenta.
Ante el ansía de poder, explica, los liberales europeos trabajaron  en el principio de alternancia y los  indígenas han establecido la rotación obligatoria o de turno, y no atribuyeron a sus autoridades todo el poder, para que la decisión se mantenga en el pueblo.
Tercer sistema
A diferencia del MAS, el sociólogo aymara plantea el comunitarismo como una alternativa al socialismo, promovido por el Gobierno, y al neoliberalismo; es decir, una tercera alternativa, un tercer sistema.
Promesa
En las elecciones subnacionales de marzo 2015 derrotó a la candidata del MAS, Felipa Huanca, en el  bastión político del oficialismo. Patzi se perfila, según analistas políticos, como uno de los líderes políticos que puede constituirse en un rival para el Presidente.
El retorno de la derecha al Palacio, un falso debate
El MAS advierte constantemente que si gana en No a la reforma de la Constitución en el referendo de febrero volverá la derecha a Palacio.
Para el gobernador de La Paz, Félix Patzi, se trata de un falso debate, innecesario, porque la derecha y la izquierda “son construcciones liberales” y porque ambas han despojado y enajenado la decisión del pueblo.
“Hay otras opciones políticas como el comunitarismo al que yo apuesto, en el que no hay ni derecha ni izquierda”, dice Patzi.
“Si observamos realmente el comportamiento y las políticas públicas, prácticamente son liberales” observa.
“La derecha se caracteriza por el postulado liberal y la izquierda siempre ha impulsado un socialismo autoritario, que incluso está en contraposición con otra corriente de socialismo, el libertario”, explica.
El sociólogo aymara anticipa que no hará campaña por el No a la reelección junto a los colectivos ciudadanos.
“Mi rol fundamental va a ser orientador en el sentido teórico de por qué una persona no debe quedarse mucho tiempo en el poder y por qué el Sí perjudica”, asegura.
Apoya que los movimientos ciudadanos realicen la campaña y no los partidos políticos, aunque -según dijo- tienen todo el derecho a expresarse.
Como un testimonio del peligro de la permanencia de una autoridad en el poder,  cita al militar mexicano Porfirio Díaz, quien estuvo 31 años en el gobierno del país norteño.
Hace poco, el partido en función de Gobierno resolvió que uno de los ejes de su campaña será la rememoración del daño infligido al país por la derecha y por el avance que se ha registrado durante los años que lleva el Presidente en el poder.
(César Fajardo)

“El proyecto de Evo es quedarse en el poder”

Por Carlos Viguria- Diario Perú21

Ante los resultados que prevén la derrota del presidente Evo Morales en el referéndum, lo cual impediría su postulación a un cuarto gobierno, conversamos con el internacionalista Juan Claudio Lechín, quien considera que una vez que el mandatario salga del poder, será más fácil que Bolivia entre a la modernidad.
Con más del 80% de las mesas escrutadas, el no lleva la ventaja sobre el sí en el referéndum. De confirmarse esta derrota, ¿considera que este es el fin de la era de Evo Morales?
Es muy prematuro pensar en un final para este tipo de gobiernos. Hemos visto en Venezuela que la oposición ha ganado de manera aplastante el Parlamento y, sin embargo, el gobierno no se ha caído, continúa.
Pero sí sería una considerable derrota para la figura de Evo Morales…
Estimo que este es un golpe a la popularidad de Evo Morales bastante fuerte, porque en otros comicios ha ganado con más del 50%. Estas eran cifras en Bolivia inéditas, porque en el pasado, en los últimos 20 años de democracia, los triunfos eran de 20% y 22%. Pero luego aparece Evo Morales y gana las elecciones presidenciales en el 2005 con un 54%, algo inédito. Más allá de que hay rumores y voces de fraude, siempre han sido muy altas y con un innegable apoyo popular.
¿Qué opina usted del apoyo a Morales y al Movimiento al Socialismo (MAS)?
Muchos sectores indígenas como El Alto han apoyado a Morales de manera férrea, incluso pese a los actos de corrupción que hubo en su gobierno anteriormente. Sin embargo, ahora sí. Ahora parece que los actos de corrupción afectan. Los hechos de violencia, como lo que sucedió hace poco en la Alcaldía de El Alto, donde una marcha de padres de familia, liderada aparentemente por miembros del MAS, quemó la alcaldía y murieron seis personas. Esos incidentes de violencia, que en el pasado no mellaron la popularidad de Morales, ahora sí lo han hecho. En mi opinión, esto muestra que este proyecto político ha entrado en una fase de declive. No se está cayendo, no se va a acabar mañana, pero ha entrado a una etapa en la que es más vulnerable a los diversos errores políticos, sociales, económicos que va a cometer y que ha cometido.
¿Cómo afectaría esto al MAS en futuras elecciones?
Si es correcto mi diagnóstico de que el proyecto político de Evo Morales ha entrado en una fase de descenso y que, por lo tanto, ya no se encuentra en una etapa ascendente, vamos a encontrar en el futuro una serie de sorpresas; por ejemplo, es probable que no ganen varias alcaldías y varias elecciones en el futuro. Esto es altamente probable.
Hace unos días conversamos con la diputada opositora Norma Piérola, quien nos dijo: “El MAS nace y se enterrará con Evo Morales”, ¿usted comparte esta opinión?
Concuerdo plenamente con Piérola pero no solo porque es un fenómeno único del MAS. Este es un fenómeno de los mal llamados populismos. En estos modelos, donde existe un caudillo mesiánico y redentor, este, a medida que se consolida en el gobierno, acapara todos los poderes desconcentrados: el sistema jurídico, electoral, el Parlamento, el Ejército, la Policía. Pero sucede que cuando los caudillos no están más en el poder, no existe lo que cohesione el sistema político, porque el sistema político son ellos y no las instituciones. Al desaparecer el caudillo, deja de haber el gran cohesionador que ha centralizado el discurso y las instituciones, tanto represivas como las demás que se crean en su gobierno. Al desaparecer el caudillo, nada cohesiona las partes del sistema político y, por lo tanto, empieza el desmoronamiento.
¿Cree que exista un sucesor de Morales?
Estos modelos de gobierno no permiten sucesor porque no son gobiernos planteados para la sucesión de alternatividad, son modelos creados para la permanencia. Cualquiera sea el caso que analicemos en el mundo, no son modelos en los que se plantea la sucesión.
En el caso de que Morales deje el poder en el 2020, implica que otro de los principales líderes de la izquierda de la región salga. ¿Qué interpreta usted de esta situación?
Yo no lo apostaría. Faltan aún cuatro años. Es mucho tiempo en estos modelos altamente políticos. De aquí al 2020, pueden suceder muchas cosas.
¿Usted cree que en los próximos años Evo Morales busque mantenerse en el poder u obstaculizar la transición hacia un gobierno opositor?
Para ello, es fundamental conocer la naturaleza de los modelos políticos. La naturaleza del modelo político del presidente Morales es el poder político. De tal manera, que intentará mantenerse en el poder con otros argumentos.
Bolivia ha obtenido resultados económicos positivos y Morales cuenta con un alto nivel de popularidad, ¿usted considera que debió respetar las reglas de juego y dejar el poder cuando le correspondía?
El presidente Evo Morales es alguien que busca el poder y busca el poder político utilizando todos los medios a su alcance. Así es él como también su entorno. Él es así. Más allá de los argumentos que haya planteado: antes era la pobreza y la lucha contra el imperialismo. La naturaleza del proyecto de Evo es quedarse en el poder.

Puntuación: 5 / Votos: 32

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *