Dios que habla

[Visto: 2607 veces]

Apurimac

141 aniversario de Apurímac
ENTONEMOS UN HIMNO DE GLORIA
A LA TIERRA QUE NOS VIO NACER,
CUYOS VALLES Y CIELOS PREGONAN
PARA APURIMAC GLORIA Y HONOR (BIS).
GLORIA A LOS ARTISTAS QUE EN SAYWITE
ESCULPIERON ETERNO PRIMOR,
Y NOS LEGARON LA GRAN HERENCIA
DE SU ARTE Y DE SU VALOR (BIS).
HONOR A MICAELA BASTIDAS
HEROÍNA DE EJEMPLAR VIRTUD,
A LOS PRÓCERES DE NUESTRO PUEBLO
Y A LOS MÁRTIRES MIL DEL PERÚ (BIS).
IMPULSEMOS LA FLORA Y FAUNA
Y EXPLOREMOS EL SUELO DOQUIER,
PUES ESTA TIERRA PRIVILEGIADA
ES NUEVA TIERRA DE PROMISIÓN (BIS).
COMPARTAMOS FRATERNOS IDEALES
Y FORMEMOS UN SOLO CORAZÓN,
ANDAHUAYLAS, ANTABAMBA,
AYMARAES Y CHINCHEROS,
COTABAMBAS, GRAU Y ABANCAY (BIS).
ADELANTE A LA LUZ DE LA CIENCIA
POR EL CAMINO SEGURO DEL BIEN,
Y APURIMAC SERA UN OASIS
Y EL PERÚ UN FELIZ EDÉN (BIS).
Monseñor Salvador Herrera Pinto OFM
Obispo y escritor apurimeño. Autor de la letra y música del himno de Apurímac. Nació el 3 de Febrero de 1890, en la ciudad de Abancay. Fue hijo de los señores Rufino Herrera, natural de Abancay, y Josefa Pinto, también de la misma ciudad. Don Rufino Herrera, fue parlamentario por la Provincia de Aymaraes, en la época de los gobiernos de Andrés Avelino Cáceres y Nicolas de Piérola. A los 12 años, ingresó al convento de la Recoleta del Cusco (1902). El 23 de Abril de 1908, hizo profesión de votos y el 2 de Mayo de 1911, cumplió los votos solemnes. El 28 de Octubre de 1914, se ordenó de sacerdote, recibiendo las respectivas Ordenes en Arequipa de manos del famoso orador Monseñor Mariano Holguín. Celebró su primera misa el 8 de Noviembre de 1914 en Arequipa. Para su segunda misa, se constituyó en su tierra natal, Abancay, el 17 de Enero de 1915.
Su oratoria fue pintoresca, florida, atrayente y fervorosa. Su imaginación y sus labios siempre conservaban el paisaje moral de la tierra y el panorama cromático de los horizontes ilimitados de Apurímac. Estudió teología en la Universidad de Friburgo en Suiza, recibiéndose de Doctor en Teología, en el año 1920. Pasó a Alemania, con el objeto de aprender el idioma alemán. Idioma necesario, para graduarse en Friburgo. Viajó por Italia, siendo recibido en Roma por su Santidad el Papa Benedicto XV. Continuó su periplo por toda Europa, en pos de estudiar el griego, hebreo y latín. Notable políglota, que siempre elevaba la riqueza del idioma quechua, que aprendió desde su niñez en su Apurímac que tanto amó.
De igual forma, el aymara, que aprendió cuando fue sacerdote y obispo de Puno, por espacio de 20 años. Las obras dejadas por este ilustre apurimeño, tanto en Apurímac como en Puno, son muchas. Especialmente, a favor de los pobres y necesitados de los departamentos más deprimidos y olvidados. Gestionó, con sus propios medios, e hizo crear el actual Colegio Nacional “Santa Rosa” de Abancay, invitando en persona, en Spir-Alemania, a las religiosas de la Orden de Santa María Magdalena, el año de 1938, para la conducción de este centro educativo.

Puntuación: 4.96 / Votos: 59

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *