Iván Torres Carcasi

[Visto: 2659 veces]

Asalto en las alturas
Una banda de avezados delincuentes interceptó una camioneta de la empresa Titán, que transportaba 50 kilos de oro de La Rinconada a Juliaca. Vehículo recibió 50 disparos. Conductor y seguridad murieron en el acto, pero gerente de la compañía fue secuestrado y rematado luego con tres disparos.
Por Luis Idme- Diario La República
Unos diez delincuentes armados hasta los dientes, integrantes de una organización criminal dedicada al secuestro y asalto a empresarios mineros, acribillaron de cincuenta balazos al conductor y agente de seguridad de una empresa minera que transportaba 50 kilos de oro desde el centro poblado de La Rinconada a Juliaca en Puno.
El gerente de la compañía Titán, Iván Torres Carcasi (28), quien viajaba en el asiento posterior de la camioneta, sobrevivió a ese vómito mortal de proyectiles. Fue secuestrado. Pero al convertirse en un estorbo para la fuga de los maleantes, lo remataron de tres disparos, con la más absoluta sangre fría.
El hecho de sangre ocurrió en el límite del centro poblado de Trapiche con Pampa Blanca, distrito de Ananea, provincia de San Antonio de Putina.
Titán es una de las empresas mineras más grandes que opera en el centro poblado La Rinconada. Presagiando el peligro, la comitiva no viajó de madrugada, sino que partió al promediar las 06.30 horas de ayer. En el vehículo Pick Up de placa A4A-867, viajaban el conductor Augusto Pacta Centeno (26), el hombre de seguridad Aderly Calsina Mamani (23), y el gerente general Iván Torres.
El miembro de seguridad y el empresario portaban chalecos antibalas y estaban armados. Sin embargo, el destino les fue adverso. A las 07.10 horas de ayer, unos diez sujetos encapuchados los interceptaron. No les dieron tiempo de reaccionar. De una distancia de 20 metros aproximadamente, los sujetos dispararon a quemarropa. Se contabilizó más de 50 impactos de bala de AKM y FAL (armamento de uso policial) en el vehículo.
El conductor y el miembro de seguridad fueron alcanzados cada uno por seis balas. Los cuerpos de ambos trabajadores mineros fueron encontrados a un costado de la carretera.
En esas circunstancias, los delincuentes observaron que dos comuneros transitaban por el lugar en una moto lineal. Los delincuentes no querían testigos y les dispararon. Ambos quedaron heridos y fueron identificados como Cornelio Fortunato Quispe Carita (44) y Eulogio Quispe Quiro.
Al percatarse que el gerente había sobrevivido, los maleantes lo secuestraron y emprendieron la huida en su vehículo y en la camioneta de las víctimas. Avanzaron un kilómetro cuando la unidad asaltada se detuvo. Aparentemente las balas perforaron el tanque de combustible y se quedó sin gasolina. Ahí remataron a Iván Torres. Le dispararon dos veces en la cabeza y una en el cuello. Luego escaparon.
Hasta el lugar llegaron agentes de la comisaría de Ananea, quienes constataron la presencia de los tres cadáveres. Los dos primeros fueron rápidamente identificados por los familiares del empresario minero. Se constató también que el vigilante portaba su arma y vestía un chaleco antibalas.
Mientras tanto, los heridos de la moto fueron evacuados por los propios pobladores al centro de salud de Ananea y luego derivados al hospital Carlos Monge Medrano de Juliaca.
También llegó a este lugar la fiscal Teresa Bustinza Fernández. Luego de algunas horas se sumaron agentes de la Sección de Investigación Criminal (Seincri) de Juliaca para iniciar la investigación y levantar los cuerpos.
Los delincuentes aprovecharon el camino de trocha y comenzaron la fuga. Luego de acribillar al gerente de la empresa minera avanzaron unos tres kilómetros hasta llegar al sector del cerro Pechocucho-Asnococha, jurisdicción del mismo distrito, sin embargo el camino de trocha había terminado y daba paso a una zona agreste en las alturas de Ananea.
Entonces los delincuentes incendiaron el vehículo tipo camioneta Hilux de placa RJ-2711, la cual quedó inservible. Según la Policía, probablemente los delincuentes hayan caminado un promedio de media hora, con dirección al distrito de Cojata, provincia de Huancané, donde los esperó otros dos vehículos para fugar hacia el lado boliviano.

Tu opinión no importa

Augusto: ¡Opinión y mercado!
Por Ricardo Vásquez Kunze- Diario Perú21
Tengo mucho aprecio por mi querido colega Augusto Álvarez Rodrich. Lidera, con algunos pocos más, las corrientes de opinión pública y, por lo tanto, resume a un sector importante de ellas. Ha tomado partido por el No en el proceso revocatorio contra la alcaldesa de Lima, Susana Villarán. Yo he tomado partido por el Sí, es decir, por el que la alcaldesa se vaya a su casa. Estamos, pues, en polos opuestos. Y como entre caballeros lo cortés no quita lo valiente, me temo que no puedo dejar pasar la ocasión para decirle que algunas cosas suyas, simplemente, no me parecen.
Dice Augusto que “Lo que no debiera perderse de vista en medio de todo este jaleo armado con el fin de revocar a la alcaldesa Susana Villarán es que, como suele ocurrir con frecuencia en la política, el factor determinante pueda ser nada menos que el dinero”. Lo que yo creo es que lo que no debiera perderse de vista, Augusto, es al pueblo. Es decir, al 60% de limeñas y limeños que, si la revocatoria fuese mañana, despacharían a la señora Villarán a su casa.
En otras palabras y para ser claro y directo. El personaje central del proceso de revocatoria contra la alcaldesa de Lima no es Alan García, Luis Castañeda, Marco Tulio Gutiérrez, la ‘DBA’, los contratos, la plata, la mafia y la corrupción. No, señor. Es el pueblo. Tanto los que votarán por que este 17 de marzo la señora Villarán se quede donde está o sea revocada.
Por lo tanto, querido Augusto, así como yo no creo que la cara de los antirrevocadores sean tú, Claudia Dammert, Sinesio López o Santa Rosa de Lima, tampoco creo que la cara de los revocadores sea la de los señores del párrafo precedente. Así las cosas, si alguna cara tiene la revocatoria es, precisamente, esa que no se conoce porque es la más común, aquella de los 8 millones de limeños que tenemos el poder para poner y quitar del ‘trono’, con nuestro votito, a quien nos dé la gana.
Augusto pide argumentos a favor de la revocatoria. Yo le voy a dar uno bastante democrático, el del mercado: el 60% del pueblo de Lima que quiere hoy, luego de dos años de gestión, que Villarán se vaya a jugar con sus nietecitos a la playa. ¿No es acaso un argumento bastante poderoso que refleja que los argumentos contrarios, cualquiera que estos sean, no convencen a la mayoría del pueblo de la capital? Porque, me pregunto yo, ¿habría habido revocatoria posible si la alcaldesa tuviera 60, 50 o 40 por ciento de aprobación? ¿En buen romance, si el pueblo creyera el argumento de que es una buena alcaldesa y no una buena para nada? ¿Qué hubiera sido entonces de Marco Tulio & Cía? ¿Existirían?
Por qué entonces, en vez de preguntarte cuáles son las motivaciones ocultas de los cuatro gatos que tienen tribuna, o sea, ese Marco Tulio & Cía, no te preguntas más bien cuáles son las motivaciones evidentes de los que no tienen tribuna, o sea, ese 60% del pueblo de la ciudad capital. ¿O es que crees, Augusto, contra lo que siempre has pensado, que ese 60% es ‘electarado’?
Lo cierto es que, querido Augusto, las motivaciones de Alan García, Castañeda Lossio, Marco Tulio, la ‘DBA’ y otros me importan a mí, y al 60% en el que estoy incluido, un reverendo pepino. ¿Sabes por qué? Porque ellos no están en la cédula. Ni yo ni ese 60% de limeños vamos a votar por ellos o contra ellos. Vamos, sí, a votar a favor o en contra de Susana Villarán. Es la alcaldesa la que está en ‘juicio’. NADIE MÁS (amigos del PPC). ¿Que quién viene después? Eso ni tú ni yo lo sabemos. Después de todo, no somos omniscientes como Dios ni soberanos como el pueblo.
Y, dicho esto, como quien se despide a la antigua usanza, “te reitero las seguridades de mi consideración más distinguida”.
Encuesta IPSOS
A tan solo 55 días de la consulta de revocatoria contra la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, 59% de los limeños se mostró a favor de que deje el cargo, mientras que solo un 32% consideró que la alcaldesa debe continuar hasta concluir su mandato.
Además, Ipsos Apoyo por medio de su estudio reveló que quienes votarán por el ‘Sí’, lo harán mayormente porque consideran que Villarán “no administra bien la ciudad” (42%) y que no ha sabido luchar contra la delincuencia (31%). También hay quienes desaprueban a la alcaldesa porque no comparten sus ideas (31%). Mientras que quienes votarán por el ‘No’ lo harán porque creen que el proceso de revocatoria significa un gasto inútil y una pérdida de tiempo para la ciudad (47%), porque los revocadores son corruptos (27%) y porque creen que la burgomaestre sí hace obras (20%).
Independientemente del voto, un 54% de la población limeña cree Susana Villarán será revocada, mientras que un 20% considera que no será así.
FICHA TÉCNICA
Encuesta realizada en Lima Metropolitana por Ipsos Apoyo Opinión y Mercado S.A por encargo de El Comercio. Total de la muestra: 514 personas encuestadas. Nivel de representatividad: 100% de la población electoral urbana de Lima Metropolitana. Margen de error: +- 4,5%. Nivel de confianza: 95% Universo: Población urbana de Lima, hombres y mujeres mayores de 18 años.
Fuente: Diario El Comercio.

Puntuación: 5 / Votos: 39

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *