Maracaibo CAM4-COMLA9

[Visto: 1864 veces]

CAM4
Historia de los Congresos Americanos Misioneros
Los Congresos Misioneros se celebran actualmente cada cuatro años en el Continente Americano. A la fecha se han realizado ocho Congresos Misioneros Latinoamericanos:
a) COMLA1, en Torreón, México en 1977 tuvo como lema: “Salvación universal, compromiso de México.” Fue el 7mo. Congreso Misionero Nacional de México y se invitó a participar a dos representantes de cada país de América Latina. La temática se centró en la exhortación apostólica “Evangelii Nuntiandi” que reorienta de manera especial el trabajo del evangelizador. Se percibió la necesidad de pasar de sólo recibir a, también dar, de la Misión ad gentes desde América Latina, aunque no se concretó cómo realizar este ideal.
Como resultado de este Congreso, nacen oficialmente los Congresos Misioneros Latinoamericanos y se asume el compromiso de realizarlos periódicamente.
b) COMLA2, en Tlaxcala, México en 1983. El tema desarrollado fue “La Iglesia Misionera, respuesta del hombre de hoy: responsabilidad misionera en y desde América Latina”, y tuvo como lema: “Con María, Misioneros de Cristo”.
El objetivo fijado para este Congreso fue: incrementar la animación misionera en las Iglesias Particulares para una mayor cooperación en la misión de la Iglesia Universal. La participación de todas las Iglesias de América Latina aumentó sustancialmente. La misión Ad Gentes apareció como necesidad urgente para nuestras Iglesias, como una condición de su propia vitalidad.
Como resultados de este Congreso, se realiza un envío de misioneros ad gentes, nace el primer Centro Latinoamericano de formación misionera y se decide programar los CoMLas cada 4 años.
c) COMLA3, en Bogotá, Colombia en 1987. El tema desarrollado fue “América quiere compartir su fe”. Tuvo como lema: “América, llegó tu hora de ser evangelizadora”. Se dieron nuevos pasos importantes respecto al papel de las Iglesias locales en la misión ad gentes, de pobre a pobre. Se descubrió que cada Iglesia local, o cada diócesis es la base de la actividad misionera de la Iglesia.
Como consecuencia del congreso se plantea una serie de recomendaciones misioneras breves y precisas a los diversos sectores del pueblo de Dios, que contribuyeron a dar madurez misionera a la Iglesia Latinoamericana, madurez que consiste no solo en generosidad al dar de su pobreza, sino también en intensificar los causes de formación para buscar su “propia identidad misionera” a diferencia de la misión recibida desde Europa. Se formaliza un compromiso misionero de los laicos y se fundan varios Institutos Misioneros.
d) COMLA4, en Lima, Perú en 1991. El tema desarrollado fue “La Iglesia de América Latina ante los desafíos pastorales de la Nueva Evangelización en el tercer milenio”. El lema que convocó a los misioneros fue: “América Latina, desde tu fe, envía misioneros”.
El objetivo fijado para este Congreso fue: Vigorizar la respuesta de las Iglesias locales en y desde América Latina a los desafíos de la misión ad gentes. El Papa Juan Pablo II recién ofrecía la carta Encíclica Redemptoris Missio. Esta encíclica fue gran apoyo y enriquecimiento para este COMLA.
Como resultados de este Congreso, se crea una conciencia misionera más profunda, y se envían equipos misioneros ad gentes.
e) COMLA5, en Belo Horizonte, Brasil en 1995 tuvo como tema “El Evangelio en las culturas, camino de vida y esperanza” y tuvo como lema: “Vengan, vean y anuncien”.
El objetivo fijado para este Congreso fue: Profundizar la responsabilidad misionera de las Iglesias locales a la luz de la opción fundamental por los pobres. Por tanto, dio preferencia a las culturas indígenas y afro americanas; también prestó una atención especial a la cultura moderna, especialmente concentrada en las grandes ciudades; y todo ello, visto a la luz de la misión universal.
Como resultados de este Congreso, se propone una evangelización “inculturada” y se envían nuevamente misioneros ad gentes.
f) COMLA6, en Paraná, Argentina en 1999 tuvo como tema “Jesucristo, vida y esperanza para todos los pueblos”, y como lema: “América con Cristo… sal de tu tierra”. En este Congreso se contó por primera vez con la participación de delegados de Canadá y Estados Unidos, por lo que se constituyó en el CAM1 (Congreso Americano Misionero). Se profundizó en la urgencia de la evangelización inculturada; el fomento del ecumenismo y diálogo Inter.-religioso; la animación misionera en la pastoral ordinaria; las Obras Misionales Pontificias como instrumento prioritario de animación y cooperación misionera.
El objetivo de este Congreso fue impulsar a las Iglesias de América para que anuncie a Jesucristo el Salvador, a todos los pueblos, testimoniando, sirviendo y dialogando.
Allí se eligió a Guatemala como la sede del próximo Congreso Americano Misionero 2 – Congreso Misionero Latinoamericano 7 (CAM2 – COMLA7), a celebrarse en noviembre del 2003. Su preparación y celebración es responsabilidad de todas las Iglesias particulares de Centro América.
g) CAM2 – COMLA7. En 2002, se celebró en Guatemala, el 2° Congreso Americano Misionero (CAM 2) y 7° Congreso Misionero Latinoamericano (CoMLa 7). Este Congreso se propuso ser vivido desde la pequeñez, la pobreza y el martirio. Tuvo como tema: “Anunciar el Evangelio de la vida” y el lema: “Iglesia en América: Tu vida es misión”. Si bien el CAM 2 COMLA 7 se celebró en Guatemala, el proceso preparatorio fue asumido por la Iglesia en Centro América. Su objetivo fue: Animar la vida de las Iglesias Particulares del Continente para que, desde su experiencia evangelizadora, asuman responsable y solidariamente el compromiso de la misión Ad Gentes.
h) CAM3 – COMLA8. Se realizó en Agosto de 2008 en Quito, capital del Ecuador. Su Objetivo General fue: “Propiciar en las Iglesias particulares de América el acontecimiento inminente de Pentecostés, para que desde la experiencia del discipulado se pongan en “estado de misión” e impulsen la Nueva Evangelización y la Misión Ad Gentes”. El Lema fue: “América, con Cristo: escucha, aprende y anuncia”. Y el tema general fue “La Iglesia en discipulado misionero”, en plena concordancia con el tema de la V Conferencia: “Discípulos y Misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos en Él tengan vida”.

Bashar Warda

Universidad Católica de Irak
El Arzobispo Caldeo de Erbil, Monseñor Bashar Warda, anunció a la Agencia Fides el comienzo de la construcción de una Universidad Católica en Irak, ubicada en las afueras de Erbil, capital del Kurdistán iraquí. Su primera piedra fue colocada en una ceremonia especial el 20 de octubre con la presencia de las autoridades civiles. Según el prelado, la universidad hace parte de las “formas concretas de ayuda a la presencia y al testimonio de los cristianos en Oriente Medio”.
La iniciativa de crear una institución de educación superior católica fue una respuesta a la Asamblea Sinodal sobre Oriente Medio en 2010. Después de este importante encuentro, comenzó el trabajo desde la Arquidiócesis: “Nos pusimos en contacto con la Universidad Saint-Esprit de Kaslik, la famosa universidad fundada en Líbano por la Orden Maronita, pidiéndoles que nos ayudaran a llevar a cabo nuestro proyecto” relató Monseñor Warda. “La respuesta fue de gran entusiasmo. Esperamos completar el trabajo para el año 2015”.
El Arzobispo explicó que la universidad estará abierta para toda la población y que fomentará la investigación científica. Los sacerdotes encargados de la dirección de la institución se encuentran preparándose en Roma para tal fin en las Academias Pontificias. Se espera que se imparta formación a unos tres mil alumnos en campos relacionados con las humanidades y las ciencias técnicas.
En Ankawa, lugar sede de la futura universidad, ya funciona el único centro de estudios teológicos cristianos de alto nivel del país: La facultad de Teología y Filosofía, vinculada a la Pontificia Universidad Urbaniana. La futura universidad “proporcionará una buena oportunidad para intensificar la red de contactos con similares instituciones católicas de todo el mundo”, expresó Monseñor Warda. “También será una herramienta útil, en el momento crítico que está atravesando Irak: necesitamos estos recursos para ayudar a los jóvenes cristianos que quieren seguir dando testimonio del don de la fe en su propia tierra”.

Santo Rosario

Santo Rosario
Un centro de rehabilitación para adicción a las drogas, ubicado en el Santuario de Nuestra Señora de La Vang, el más importante lugar de culto mariano en Vietnam, se apoya en el Santo Rosario para ayudar a sus pacientes. Esta es la obra del sacerdote y monje Benedictino, P. Francis Xavier Tran An, quien padeció la adicción a las drogas en carne propia y atribuye a la oración mariana su recuperación.
Cada día, a las dos de la tarde, el sacerdote preside el rezo del Santo Rosario con un grupo de 20 jóvenes con problemas de drogas, en la capilla del Centro Huong Thien para la Rehabilitación de la Droga. Luego de la oración, los jóvenes realizan una lectura y tienen un espacio de reflexión.
El Santo Rosario “me ayuda a acercarme a Dios y sentir paz, perdón y misericordia de Él y de la Madre María”, expresó a UCA News Simon Cao Van Ha, uno de los residentes. Su adicción a las drogas, que comenzó en 2008, lo llevó al crimen y la cárcel durante un año. “Ahora me concentro en sostener en mi mano el Rosario en lugar de un cuchillo”, afirmó.
Sus intentos anteriores de rehabilitación anteriores fracasaron, y su permanencia durante un año y medio en un centro estatal no tuvo ningún resultado. “No dejé las drogas”, comentó, “porque las podía obtener en el centro”. Ahora lleva, con la guía del Padre An, un régimen distinto que incorpora lecturas espirituales, ejercicio físico, cocina y jardinería.
“Sufro de impulsos”, continuó Van Ha, “pero cuando tengo uno acá, el Padre An y otros están a mi lado. Me cuidan y oran para que lo supere. Ahora puedo controlar los impulsos yo solo”. Otro de los residentes, Etienne Nguyen Quang Dun, expresó su deseo de, una vez supere su adicción, unirse a los Benedictinos.
El Padre Francis Xavier Tran An, de cuarenta y dos años de edad, afirmó que le debe mucho al Santo Rosario. “Creo que mi Madre María me salvó, después de que mi madre orara el Rosario durante 10 años para que yo dejara las drogas”. Su agradecimiento se tradujo en una misión. “Ahora deseo usar el Rosario para salvar a otros adictos que han sido abandonados por sus familias y la sociedad”.

Fuente: Agencia Fides.

Puntuación: 5 / Votos: 40

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *