Diálogo insostenible

[Visto: 1771 veces]

Facilitadores
Por Diego Hernández y Patricia Hoyos
En la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), ubicado en el distrito de Magdalena del Mar, solo se reunieron el ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, el flamante titular de la Oficina de Diálogo y Sostenibilidad de la PCM, Vladimiro Huaroc, y tres representantes de la empresa Newmont, accionista mayoritario de Yanacocha.
Al término de la cita, que duró casi tres horas, el padre Garatea y monseñor Cabrejos “invocaron a todos a apostar siempre por el diálogo, a nunca renunciar a este, con la seguridad que desde el diálogo encontraremos juntos caminos que nos permitan acercarnos por el bien del Perú, especialmente de todas nuestras hermanas y hermanos cajamarquinos”.
YA TERMINÓ SU LABOR
El presidente regional de Cajamarca se refirió brevemente a la reunión que sostuvieron miembros del Ejecutivo, representantes de Newmont, y los facilitadores del diálogo. Sobre estos últimos, Santos afirmó que su participación en el conflicto ya terminó y que ahora la solución la tiene el gobierno de Ollanta Humala.
“Los facilitadores han cumplido su papel, han jugado su rol y los respetaré siempre. Entiendo que tienen muy buenas intenciones, pero este es un tema que le corresponde al Estado y no necesariamente a un miembro de la Iglesia católica. Su rol ha terminado”, declaró a RPP Noticias.
Sobre su inasistencia Santos señaló que se debió a que ninguno de los representantes del gobierno que iban a participar de la misma “tienen poder de decisión”. Además, manifestó a ATV+ que “la solución ideal (al conflicto) es que Newmont retire sus maquinarias, suspenda el proyecto, y se retire y desista del proyecto Conga y se someta a una investigación del Estado peruano”.
PASO AL COSTADO
De otro lado, el presidente regional de Cajamarca aseguró estar dispuesto a dar un paso al costado para que el gobierno resuelva el conflicto con las autoridades y pobladores de los distritos de Huasmín, La Encañada, Sorochuco o Bambamarca, que son los que se verán afectados si el proyecto Conga se lleva a cabo.
“El conflicto no es con Gregorio Santos, el conflicto es con la región Cajamarca y con las comunidades involucradas en este proyecto. Si consideran que Santos es el obstáculo para que resuelvan este conflicto, pues nosotros damos un paso al costado y vengan y dialoguen”, declaró.

Diálogo insostenible

Monseñor Luis Bambarén reveló haberle enviado una misiva a Gregorio Santos. En la misma le advirtió sobre lo incorrecta de una posición soberbia en torno al conflicto que ocurre en Cajamarca.
“Hace cuatro días le mande una carta donde le digo con toda claridad que hay dos momentos: el diálogo y la concertación. Estos suponen tolerancia para escuchar la posición de otros. El negarse a eso significa intolerancia, egoísmo y soberbia”, manifestó a Andina.
Como se recuerda, Santos Guerrero se negó a presentarse en la reunión convocada por los facilitadores Gastón Garatea, aduciendo que la labor de los mismos “ya había concluído”.
Para Bambarén, el presidente regional ya no aceptará ningún llamado, por lo que deben apuntarse esfuerzos a dialogar con autoridades de niveles locales y distritales: “El diálogo no es para decidir si el proyecto Conga va o no, sino para escuchar puntos de vista. Él (Santos) ya no va escuchar ningún llamado. Yo llamaría a las demás autoridades de Cajamarca que acudan al diálogo con los facilitadores”, añadió.

Conga no va

El Estado debería optar por dialogar con otros interlocutores válidos. Para el analista político, Fernando Rospigliosi, existen varias autoridades en dicha región, entre ellos, las comunidades afectadas directamente por el proyecto minero Conga, al igual que el alcalde provincial de Cajamarca, Ramiro Bardales.
“Hay 32 comunidades cercanas al proyecto Conga que son los directamente afectados. También está el alcalde de Cajamarca, el Colectivo por Cajamarca y los alcaldes que vinieron a conversar con el Presidente de la República. Creo que hay muchos interlocutores, no entiendo por qué el gobierno persiste en conversar con Gregorio Santos”, opinó.
Agregó que esta primera reunión que se llevó a cabo ayer entre los facilitadores, el Ejecutivo y los representantes de Newmont fue un “fracaso”, pues no se consiguió la asistencia del presidente regional. El analista sostuvo que el trabajo del gobierno continúa siendo débil e incompetente.
“Está claro que Gregorio Santos no tiene ninguna intención de dialogar, sus armas son la violencia, los disturbios, las muertes y los heridos; entonces, lamentablemente es un fracaso del gabinete de Jiménez y de los facilitadores en el intento de hacer entrar en razón a Santos y a los antimineros”, declaró.
Asimismo, Rospigliosi consideró que el levantamiento del estado de emergencia en Cajamarca no hubiera facilitado el diálogo, pues recordó que Santos dijo que no solo bastaba levantar esa medida, sino también la suspensión del proyecto.
En ese sentido, exhortó al gobierno a aplicar la ley contra las personas que continúen instando a las protestas pese al estado de emergencia. Aseguró que tal medida permitirá que no se siga actuando con “torpeza”.

Fuente: Diarios La República y Diario16.

Puntuación: 5 / Votos: 70

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *