Narcoguerra en Kepashiato

[Visto: 2195 veces]

VRAE
El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas informó de la muerte del teniente Manuel Jesús Delgado Nauca, quien resultó herido durante un enfrentamiento entre una patrulla del Ejército y terroristas en el distrito ayacuchano de Llochegua, que forma parte del Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE).
Narcoterroristas dispararon contra Delgado Nauca en el sector Pampa Aurora, en la margen izquierda del río Mantaro, en la provincia de Huanta; muy cerca a la base contraterrorista de Unión Mantaro perteneciente al batallón contrasubversivo Nº 042 de Pichari.
Su cuerpo fue trasladado desde Pampa Aurora hacia el fuerte Pichari, para luego llevarlo a Lima, dependiendo de las condiciones meteorológicas en la zona.
Personal militar y de inteligencia no descartaton que la patrulla militar que se enfrentó a la columna terrorista pertenezca a Orlando Alejandro Borda Casafranca (a) “camarada Alipio” que habría realizado el atentado bajo las órdenes de Víctor Quispe Palomino (a) “camarada José”.

Presidente Humala

Kepashiato
El comisario de la localidad cusqueña de Kiteni y dos suboficiales de la Policía Nacional fueron abatidos en diciembre del 2010 por narcoterroristas cuando se dirigían a la localidad de Kepashiato –ubicada en la provincia de La Convención, área del Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE)– para realizar una diligencia.
Las víctimas fueron identificadas como el mayor PNP José Luis Miranda Quispe y los suboficiales PNP Nilser Zelada López (quien manejaba el vehículo) y Hugo Llamoca Quispe. Según fuentes policiales, los tres fallecieron por impactos de proyectiles de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.
La misma fuente señaló a La República que la unidad móvil en la que se dirigían los tres policías (una camioneta blanca) fue quemada por los senderistas luego de victimar a los efectivos. Asimismo, se llevaron tres fusiles de los policías.
El experto en temas de narcoterrorismo Rubén Vargas señaló que el ataque y muerte de tres policías en la zona del VRAE demuestra que el plan diseñado para ese lugar por el actual gobierno ha fracasado. Sustentó su argumento en que son más de sesenta efectivos policiales y militares los que han muerto desde que el gobierno implemento el referido plan en el 2008.
Vargas afirmó que la estrategia militar siempre fue equivocada porque convierte en blancos fáciles a los policías y militares que suelen patrullar las diferentes zonas del VRAE. “No puede haber patrullaje de reconocimiento sin inteligencia operativa y fuerzas especiales, de lo contrario los jóvenes soldados solo van a ser carne de cañón”, agregó.
En tal sentido, el especialista sostuvo que se debe revisar el plan VRAE, pues hasta ahora la estrategia solo ha permitido que los narcoterroristas se consoliden en la zona: “En Kepashiato, en La Convención, Sendero está ampliando su radio de operaciones. Ahora se expande a otras zonas y es peligroso porque es una parte por la que pasa el gasoducto de Camisea”.
Narcoterroristas ingresaron por la fuerza a la emisora local Radio Tropical y tomaron las instalaciones para difundir información mensajes subversivos en el centro poblado menor de Kepashiato, distrito de Echarate, en la provincia de La Convención (región Cusco).
Habrían secuestrado a trabajadores de Skanska y Construcciones Modulares, subcontratistas de TGP para canjearlos por un pago de 10 millones de dólares, armamento de guerra, explosivos, detonadores, 500 buzos, 500 polos, 500 pares de calcetines y un teléfono satelital.
Edvard Lind, vocero de empresa sueca Skanska, dijo a la AP que están secuestados 29 empleados de su compañía, que construye desde 2011 una planta de gas en la zona. En tanto, Víctor Melgarejo, encargado de prensa de la firma peruana Ransa, confirmó que también están retenidos otros 9 trabajadores de Construcciones Modulares, que pertenece a dicha empresa.
Los pobladores se encuentran muy atemorizados y piden la urgente intervención de la Policía Nacional en la zona. El Jefe de la División Policial de La Convención, Ronald Bayona, indicó que los secuestrados fueron llevados con dirección a Cielo Punko en el VRAE.
Los terroristas se habrían llevado los rehenes del proyecto Camisea en tres camionetas 4×4 de la empresa COGAS [Compañía Operadora de Gas del Amazonas], cuyo campamento está ubicado en Kepashiato.
Se presume que los narcoterroristas habrían sido dirigidos por Martín Quispe Palomino, camarada ‘Gabriel’, que opera en el área de Vilcabamba, Villa Virgen, Chancavine, Incahuasi, Valle de San Miguel y Cielo Punco, en las rutas de la droga hacia Brasil que pertenecen al distrito de Kimbiri.

Fuente: El Comercio, Perú21, La República, Correo, Inforegión y RPP.

Puntuación: 5 / Votos: 77

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *