Serrucho en alta mar

[Visto: 2256 veces]

Comunicado
Mediante un comunicado, la Embajada del Reino Unido consideró que “el Gobierno Británico está decepcionado” por la cancelación de la visita de la fragata HMS Montrose para realizar una corta visita al Perú como parte de su despliegue de rutina a la región. Además consideró que es “particularmente desafortunada dada la solidez de los lazos entre el Reino Unido y el Perú”.
“Esto había sido acordado como un gesto de amistad y cooperación entre el Perú y el Reino Unido. Uno de los principales objetivos del Reino Unido con la visita era continuar desarrollando la experiencia compartida en el uso de los activos navales contra el narcotráfico. Recibir un buque es una decisión soberana de un Estado; sin embargo, lamentamos que el Perú haya revocado su acuerdo previo a esta visita”, señalaron en su nota.
De igual manera, reiteraron que se informó al Ministerio de Relaciones Exteriores a través de una nota diplomática el viernes 16 de marzo, que la fragata estaba retrasada y que no estaría en capacidad de arribar al Callao en la fecha programada.
“La nota también señalaba que la Embajada informaría al Ministerio de Relaciones Exteriores de la nueva fecha de llegada tan pronto como tuviera esta información. La visita de la fragata no fue discutida durante la reunión entre el Canciller Rafael Roncagliolo y el Ministro Jeremy Browne el viernes 16 de marzo”, agregaron.
En otra parte del comunicado, la Embajada del Reino Unido afirma que durante su visita a Lima, el Ministro Browne reiteró la invitación hecha en febrero por el Canciller británico al Presidente Ollanta Humala para que visite el Reino Unido. El Presidente recibió con agrado la invitación y expresó su deseo de visitar el Reino Unido en el futuro.
“El Gobierno Británico está decepcionado por esta cancelación y por la manera en la que esta fue manejada. Esto ha sido percibido por el pueblo en el Reino Unido como un acto poco amistoso. El Reino Unido cree que aun cuando el Perú no está de acuerdo con nosotros acerca de la soberanía de las Islas Falkland, es posible mantener una relación mutuamente beneficiosa”, detalla.
Finalmente, la embajada británica recordó que el Reino Unido es el segundo mayor inversionista extranjero en el Perú.
“Nuestros dos países cooperan estrechamente en la lucha contra las drogas. Existe un verdadero potencial para que nuestros lazos crezcan aun más fuertes en estas y otras áreas. La cancelación de la visita del HMS Montrose es particularmente desafortunada dada la solidez de los lazos entre el Reino Unido y el Perú”.

Nadine Heredia

Perú no recibirá a un buque inglés
Por Martín Dinatale – Diario LA NACION
Ayer fue un día de frenéticas negociaciones en la Cancillería. La estrategia diplomática de la Argentina de mantener inquebrantable al bloque de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) en el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas corrió serios peligros de fisura por un socio estratégico de la región: Perú tenía previsto recibir una visita de la fragata de guerra británica HMS Montrose, que patrulló en las aguas del Atlántico Sur, pero finalmente se decidió cancelar su llegada.
Luego de intensas gestiones del embajador argentino en Lima, Darío Alessandro, y de los diálogos telefónicos que hubo entre los cancilleres Héctor Timerman y Rafael Roncagiolo, el gobierno peruano de Ollanta Humala anunció en un breve comunicado que “ha quedado sin efecto” la visita de la fragata británica al puerto de El Callao.
Según anunció Roncagiolo en Lima, “esta decisión ha sido adoptada en el espíritu de los compromisos de solidaridad latinoamericana asumidos en el marco de la UNASUR respecto de los legítimos derechos de la Argentina en la disputa de soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.
La decisión de Perú resultaba contradictoria con lo adoptado 48 horas antes por la UNASUR. En una cumbre que finalizó el sábado en Paraguay, los cancilleres de la UNASUR habían aprobado un documento en el que se exhortó al Reino Unido a discutir con la Argentina la soberanía de las Malvinas. También allí se cuestionó la presencia militar de Londres en el Atlántico Sur.
Sin embargo, Ambito Financiero informó que Perú tenía previsto recibir una “visita protocolar” de la fragata HMS Montrose. La nave de la armada real británica cuenta con 183 tripulantes y tenía previsto permanecer en Perú hasta el lunes 26 como huésped de la marina peruana. La noticia causó alerta en Buenos Aires y en la embajada argentina en Perú.
Negociaciones
A partir de ello, la diplomacia argentina puso en marcha negociaciones para intentar frenar la decisión del gobierno de Lima, que había enviado un proyecto de ley al Congreso en el que pedía la aprobación de la visita protocolar del buque británico, “de acuerdo al Programa de Actividades Operacionales de las Fuerzas Armadas del Perú con Fuerzas Armadas Extranjeras”.
Según confiaron a LA NACION fuentes de la cancillería argentina, el embajador Alessandro comenzó desde muy temprano las negociaciones con el gobierno de Humala para evitar una medida de Perú que pudiera poner en riesgo el acuerdo de la UNASUR por Malvinas. En paralelo a las gestiones de Alessandro, Timerman habló con su par Roncagiolo para evitar un conflicto diplomático.
Entre las cartas de negociación que arrojó la Argentina no sólo se llegó a plantear el incumplimiento de Perú ante la UNASUR, sino que también se puso en duda la visita oficial de Humala prevista para mayo, en la que se reunirá con Cristina Kirchner. “Se analizó todo y hubo mucha tensión”, se limitó a comentar un destacado funcionario de la cancillería argentina.
En tanto, el embajador de Perú en Buenos Aires, Nicolás Lynch Gamero, expresó a LA NACION que “Perú ratifica la defensa de la soberanía argentina en las Malvinas” y afirmó que la decisión de dejar sin efecto la visita del barco inglés se tomó antes de las quejas de Timerman y Alessandro. No hay constancias de que ello haya sido así.
Empero, Lynch Gamero buscó suavizar el momento de tensión al sostener: “Tenemos una relación de amistad con la Argentina y compromisos asumidos en la UNASUR que no vamos a abandonar”, dijo el embajador peruano, que además desmintió la versión de que Humala tenga previsto un viaje a Londres para reunirse con el primer ministro británico, David Cameron.
La fragata Montrose, equipada con un sistema de lanzamiento de misiles Sea Wolf, torpedos antisubmarinos y un helicóptero Lynx, patrulló el Atlántico Sur desde noviembre de 2011 y sería reemplazada por un destructor de mayor envergadura.

Francisco Tudela

Un desaire de Lima
El excanciller y experto en temas internacionales Francisco Tudela consideró que la decisión del ministro de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo, de cancelar la visita de la fragata inglesa HMS Montrose busca complacer al bloque chavista de la región.
“Esta decisión es para complacer al bloque chavista; no hay otra explicación. Es para complacer a Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y la Argentina en la integración de este bloque, que conjuntamente con China, Rusia, Siria e Irán son antioccidentales”, señaló en el programa Abre los ojos.
Asimismo, Tudela descartó que la decisión haya sido tomada en el marco de los acuerdos adoptados por nuestro país en la UNASUR, tal como lo señaló el canciller Roncagliolo.
En ese sentido, explicó que la UNASUR no ha acordado prohibir la entrada de buques con bandera británica, sino más bien “prohibir la entrada solo de buques con bandera de las islas Malvinas a los puertos de los miembros de UNASUR”.
Agregó que si se hubiese explicado esta situación, nunca se habría producido el incidente diplomático.
Tudela sostuvo además que el Perú no tiene “ninguna razón para solidarizarse con Argentina”, debido a que este país vendió armas a Ecuador en pleno conflicto con el Perú.
“El caso estalló cuando yo era canciller y no podíamos denunciar públicamente a Argentina por esta infamia porque se destruirían las negociaciones. Hubo una indiferencia total de Argentina, no les interesó el tema”, recordó.
El excanciller advirtió que “no se está comprendiendo la dimensión” del impasse diplomático, pues indicó que se ha desairado a uno de los actores fundamentales de la política internacional.
Fuente: Diario Correo.

Embajador De la Puente

Fuma el barco sobre las olas
El embajador José de la Puente Rabdill consideró que el Perú tomó una decisión ‘innecesaria’ y de ‘desaire’ contra el Reino Unido al revocar el acuerdo para la visita de la fragata de guerra HMS Montrose.
Sin embargo, señaló, este impasse no dañaría las relaciones entre ambos países ni afectaría un eventual proceso por el fallo sobre el diferendo marítimo con Chile en el Consejo de Seguridad, donde Gran Bretaña es miembro permanente.
“En el Consejo de Seguridad, uno de los cinco miembros permanentes es Gran Bretaña, pero no creo que un hecho vinculado a una acción circunstancial del avance de esta nave por aguas peruanas, comprometa las relaciones entre los dos países”, afirmó.
En diálogo con RPP Noticias, el excanciller manifestó que la Cancillería adoptó una decisión sin recibir siquiera una solicitud oficial del gobierno de Argentina.
No obstante, consideró que las relaciones con el Reino Unido se han visto afectadas de manera parcial, hecho negativo para el Perú, no solo por ser una potencia mundial, sino por la relación amistosa que existe desde hace muchos años.
“Súbitamente se toma esta decisión y nos coloca en una situación, por lo menos desairada e innecesaria. Son dos calificativos a los cuales les doy mucha importancia”, anotó.
De la Puente Rabdill manifestó que es oportuno que el canciller Rafael Roncagliolo haga una declaración pública lamentado este hecho.
“Es momento de hacer una declaración por parte de la Cancillería (…) por haber permitido el ingreso de una nave y luego cambiando de opinión. Es una actitud errónea, pero eso no significa que se cambie al canciller, puede seguir, pero ya maltratado por un hecho que ha nacido de él mismo”, expresó.

Adrianzen

Diplomacia de dos caras
El vicepresidente del Parlamento Andino, Alberto Adrianzén, expresó su respaldo al canciller Rafael Roncagliolo frente a críticas de un sector de la oposición por la suspensión de la visita una fragata británica al puerto del Callao.
Consideró inaceptable el comunicado de la embajada británica, que considera la suspensión como un gesto poco amistoso, y dijo que todos los sectores deberían censurar esa posición.
“Eso debe ser rechazado porque da opiniones sobre cuestiones internas”, anotó.
Lamentó que algunos congresistas y sectores de prensa usen ese tema, para atacar al ministro de Relaciones Exteriores con insultos y palabras de “bajo nivel”.
“Me resulta totalmente objetivo que esto se suma a una serie de críticas contra el canciller para buscar su salida, pese a que no existe ninguna violación o falta constitucional, salvo la “majadería” de un sector.
Advirtió que esta situación iría de la mano con una campaña política para detener la consolidación de UNASUR, justo cuando le toca al Perú asumir la presidencia en noviembre próximo
Agregó que el canciller Roncagliolo es un reconocido impulsor del bloque regional suramericano, cuyo fortalecimiento es también una política de estado definida por el propio gobierno del presidente Ollanta Humala.

Fabian Novak

Fabián Novak Talavera
El Gobierno estadounidense le revocó en el 2010 la visa al ex viceministro de Defensa Fabián Novak. Según El Comercio, esta decisión se adoptó porque el internacionalista tendría vínculos con la red de espionaje estatal de Rusia, la misma a la que pertenecía la peruana Vicky Peláez.
La misma fuente señaló que cuando se desató toda este red de espionaje, en junio de hace dos años, apareció el nombre de Novak “como uno de los contactos”.
Pero la embajada de Estados Unidos en Lima todavía no ha dado una explicación oficial sobre este caso, ni siquiera al ex funcionario investigado por el FBI y procesado por la justicia norteamericana.
Fuentes confiables de la embajada señalaron que tenían razones sólidas para retirarle la visa y, agregaron, que la embajadora Rose Marie Likins había sido muy tajante sobre la situación del internacionalista.
Cuando se reveló la red de espionaje, a la que pertenecía la peruana Vicky Peláez y su esposo ruso Mikhail Vasenkov, Novak ya no pertenecía al Ministerio de Defensa. Ejerció como viceministro de esta cartera entre el 2006 y 2008.
Un informe de EE.UU. señala que el internacionalista tuvo contacto con dos funcionarios de la embajada rusa a pedido de ellos. Estas reuniones se realizaron entre el 2001 y 2006.
En el periódico El Mercurio de Chile, el jurista chileno Hernán Salinas Burgos sostiene que la frontera terrestre entre Perú y Chile no culmina en el Punto Concordia, sino en el Hito 1 tierra adentro. Para reforzar su tesis cita un libro elaborado conjuntamente por Fabián Novak Talavera y el abogado Luis García-Corrochano.
En tal texto, Derecho Internacional Público Tomo II, publicado por el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Católica el año 2001, ambos autores publicaron –a decir de Salinas Burgos- que la línea de frontera culmina en el “hito Concordia”, citando luego unas coordenadas geográficas que corresponden a las del mojón pero no al punto de orilla del mar.
“(Novak y García Corrochano) señalan que la línea de frontera, de acuerdo al Tratado de 1929, termina en la orilla del Océano Pacífico en el hito Concordia (18º21’03’’ S) que corresponde a las coordenadas geográficas donde se ubica el Hito 1 establecido en el Acta de 1930”, sostiene el abogado chileno en su artículo del 28 de abril de 2008.

Fuente: Agencia Andina de Noticias, Diario La República, Radio Programas del Perú y www.periodismoenlinea.com

Puntuación: 5 / Votos: 75

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *