Segundo Andahuaylazo

[Visto: 1688 veces]

Andahuaylas
Antauro y el asesor de Absalón Vásquez
El legislador Javier Diez Canseco (Gana Perú) advirtió que el fujimorismo estaría detrás de las movilizaciones que han conducido a un paro en la provincia de Andahuaylas por once días, en rechazo a la minería informal en esta parte del país.
“Entonces aquí hay algunos que se lavan la mano y que le echan la pelota a otros, hablo del fujimorismo, estuvo metido en el tema, son temas que hay que mirarlos con toda claridad”, subrayó.
Diez Canseco precisó que el señor Germán Altamirano, asesor del ex ministro de agricultura fujimorista, Absalón Vásquez, “está metido hasta el tuétano en el movimiento de Andahuaylas”.
Fuente: ADN Político y Agencia Andina de Noticias.
Reanudan las protestas contra actividad minera
Por María Carolina Piña
Los pobladores de Andahuaylas y Chincheros rechazaron el acuerdo entre los dirigentes locales y el gobierno. La paralización es total en estas provincias en protesta contra las concesiones otorgadas por el gobierno para la actividad minera.
Un sector de la población de esas dos entidades, así como diversos dirigentes agrarios y de los sindicatos, rompieron así con los dirigentes locales acusándolos de traicionarlos con el acuerdo firmado y llamaron a radicalizar la protesta.
Tras diez días de huelga en las provincias de Apurímac, los líderes de la movilización exigieron a las autoridades un decreto supremo para declarar zona de exclusión minera a las ciudades Andahuaylas y Chincheros, territorios donde la actividad predominante es la agropecuaria. Con esta acción, los dirigentes desconocieron el acta firmada con las autoridades locales por los ministros de Agricultura y Energía y Minas.
“Las masas quieren que el paro continúe en rechazo a la actividad minera” dijo Abel Ortega, dirigente de los movilizados en Andahuaylas.
De su lado, el conocido líder campesino local Germán Altamirano Zúñiga dijo a RFI que los pobladores están indignados y que esta gran movilización se hace en defensa del agua y de la cabecera de cuenca más importante de la zona que abastece a cuatro provincias.
“Los gobiernos de Fujimori, Toledo y García otorgaron concesiones para la explotación minera en esta zona sin consultar previamente a las comunidades andinas. Se ha concesionado el 54% del territorio en esta zona, lo que pone en peligro a las 98 comunidades campesinas en estas dos provincias”, explicó Altamirano.
Según los habitantes movilizados de la zona, los proyectos mineros que impulsa también el actual gobierno de Ollanta Humala contaminarán las fuentes de agua, afectando las actividades ganadera y agrícola.
En Andahuaylas, más 30 personas resultaron heridas, entre ellas policías y manifestantes, en los enfrentamientos de los últimos días.
Fuente: Radio Francia Internacional.

Agronoticias

Caillaux no conoce la realidad del agro andino
Por Ethel Flores
Director fundador de la revista Agronoticias, Reynaldo Trinidad es un profundo conocedor de la agricultura en el país y pensó que la designación de Miguel Caillaux como ministro de Agricultura le daría un nuevo rumbo al sector. Tres meses después reconoce que se equivocó y nos explica por qué. Además, advierte que la luna de miel de los cien días se acabó y que se vienen más conflictos sociales:
Usted saludó el nombramiento de Miguel Caillaux como ministro de Agricultura. ¿Por qué ahora pide su destitución?
Cuando Miguel Caillaux era dirigente agrario, él compartía plenamente la agenda de Conveagro, que planteaba tres cosas por las que él peleaba. Primero, pedía diálogo y concertación con las organizaciones representativas de los productores agrarios; segundo, decía no a la importación de productos subsidiados en el exterior y no a la recombinación de leche en polvo con leche fresca nacional para producir leche evaporada; y tercero, que se debían cumplir las leyes que disponen la compra directa y obligatoria de alimentos exclusivamente nacionales por el Estado, comenzando por la leche. Sin embargo, una vez convertido en ministro ha escamoteado el diálogo de concertación, no quiere cumplir la ley contra las importaciones subsidiadas ni sobre las preferencias del sector agrario, a tal punto que él mismo ha sustentado el recorte de 22.7% del presupuesto general del sector.
¿Cambió de posición totalmente?
Le voy a decir algo más. La Constitución de Fujimori parece de ultraizquierda frente a la política agraria del ministro Caillaux. El argumento que le he escuchado decir es: “una cosa es con guitarra y otra con cajón”, pero –un momentito- con guitarra o cajón se toca el mismo ritmo, quizás no suene igual pero no puede hacer lo contrario.
Por otro lado, ¿cuál es su opinión en relación a los conflictos sociales que se vienen dando?
Una vez más, el oficialismo incurre en la falta de previsión de conflictos. Siempre su reacción es tardía y patética en el caso de Andahuaylas. El 29 de octubre publicamos en la página web de Agronoticias la foto de tres campesinos que ya advertían lo que se venía. El conflicto estalló siete días antes de la llegada de los ministros, dejaron que se agrave la situación. Los ministros pueden ser muy buenos técnicamente, pero no conocen la realidad profunda del agro en los Andes. En el caso de Caillaux, conoce bien la ganadería de Costa y la agricultura de Lambayeque, pero no el resto del país.
¿Es un tema relacionado también con el problema del agua?
Claro, Andahuaylas es uno de los grandes valles agrícolas del Perú, es el tercer productor de papa en el Perú. Lo que ocurre es que en la parte superior de la cuenca del río Chumbao han aparecido decenas de mineros informales, donde ya existe una planta procesadora de minerales que descargan estos informales, pero cómo van a querer resolver el problema si el ministro no conoce el lugar de los hechos, no ha ido. El 19 de septiembre ya realizó una manifestación de protesta, solicitando que se declare intangible la parte alta del río Chumbao, y se dio un plazo de 30 días a las autoridades locales, al Gobierno regional, al Congreso y al Gobierno nacional para que hagan lo que deben hacer, o si no habría un paro que proyectaban para el 24 ó 25 de octubre.
¿Y el Gobierno hizo algo en ese momento?
Nada, los despreciaron. Como no conocen la realidad, los desdeñaron.
Luego de 9 días de paro y una reacción tardía, ¿qué debería hacer el Gobierno?
Lo primero que debería hacer el Gobierno, mostrando una voluntad política y de actuar contra la ilegalidad, es hacer como en Madre de Dios, demoler de inmediato esas dos plantas procesadoras clandestinas.
¿Por qué no funcionó la mesa de diálogo?
Primero, han ido tarde; segundo, ellos pensaban y hablaban en español, mientras los andahuaylinos pensaban en quechua y hablaban en español. Entonces, el entendimiento no era posible. No conocían la idiosincrasia de la gente y como ellos estaban decididos a llegar a un acuerdo, exigían la presencia de los ministros, pero éstos se escaparon y dejaron a 19 funcionarios para que los hagan ‘papilla’.
A pesar de ello, la Junta de Regantes intentó llegar a una solución…
Pero la población ya estaba totalmente enardecida, porque decían: estos se han escapado para no firmar por el miedo. Eso se generó por no conocer el espíritu de esos campesinos, porque yo conozco muy bien a los andahuaylinos: son bravos pero son dialogantes. Ojo, que el primer paro social que marcó el fin de Fujimori fue el de los andahuaylinos, en el año 2000.
¿Qué otros conflictos existen?
Ahora se vienen unos conflictos en Huancavelica, Moquegua y Tacna, y encima los cafetaleros están anunciando una marcha de sacrificio hacia Lima para el 23. Es decir, se acabó la luna de miel de los cien días, y en el día 101 les dicen: “ahora, cumple tu palabra”.
Fuente: Diario 16.

Caillaux

El ministro de Agricultura, Miguel Caillaux, explicó que en la reunión de la Comisión de Alto Nivel del gobierno con los dirigentes de la Junta de Usuarios de Riego de Andahuaylas, “tuvimos que salir por temas de seguridad, porque en los alrededores estaban bloqueando las pistas(…), lo cierto es que aparentemente nos quisieron hacer una trampa. La intención era no dejarnos salir”, dijo a TV Perú.
Explicaron a los pobladores que podían canalizar sus demandas “pero no resolverlas”. Estos exigían un Decreto Supremo que prohíba la actividad minera en la provincia de Andahuaylas y Chincheros y que se revocaran las concesiones mineras de esa provincia, “que no estaba a nuestro alcance resolver”, indicó.
La salida de los ministros enardeció a la población y generó los disturbios que habrían dejado varios heridos de parte de los agricultores y la policía.
Eber Rodríguez sostuvo que era falso que los integrantes del Frente de Defensa de Andahuaylas que representa, intentara secuestrar a los integrantes de la Comisión de Alto Nivel del Ejecutivo que llegaron hasta la ciudad de Andahuaylas para intentar poner fin al enfrentamiento surgido a raíz de una ordenanza del gobierno regional que prohíbe la minería informal.
También responsabilizó al ministro de Agricultura Miguel Caillaux, al viceministro de Gestión Ambiental José de Echave y al congresista Jhon Reynaga Soto, de todos los daños materiales ocurridos durante el conflicto.

Segundo Andahuaylazo

Conspiración antiminera
Por Jaime De Althaus Guarderas
El desgobierno se desata en el país. Casi al unísono, han estallado en varios puntos del país acciones de fuerza, en ocasiones violentas, contra la minería, y, salvo en Andahuaylas, contra la mejor minería, la que genera activos ambientales: Antamina en Áncash y Yanacocha en Cajamarca. Y radicales amenazaban boicotear la mesa de Tacna (Toquepala) ayer. Solo en Andahuaylas la protesta es contra la minería informal, depredadora.
Es, en parte, la cosecha de la campaña electoral. Se ha recordado, por ejemplo, que el entonces candidato Humala preguntaba en los mítines en Cajamarca qué era más importante, si el agua o el oro y así por el estilo. Bueno, la semilla ha germinado, y más o menos al mismo tiempo.
Pero esto va más allá. Habría una articulación antiminera radical que ha decidido atacar los mejores proyectos. En ocasiones es táctica, para obtener mayores ventajas. En otras es puramente política. En Cajamarca, el gobierno ofrece revisar el estudio de impacto ambiental, pero los antimineros –ex emerretistas, Patria Roja y el cura Arana– simplemente no quieren saber nada de nada. Menos escuchar razones. Oiga, pero si habrá más agua con los reservorios. Nada. Manuel Pulgar Vidal me dice que nadie cree en los estudios de impacto ambiental, nadie cree en su aprobación por el sector que promueve la actividad, y nadie cree en una fiscalización que no existe, con una OEFA (Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental) descabezada y sin dinero. Y el nuevo gobierno ha puesto, en el presupuesto 2012 del Ministerio del Ambiente, ¡menos dinero que el que tuvo este año!
Pero quienes sí creen en esos estudios, en este caso como en el de Santa Ana en Puno, son la población del área de influencia, que ha participado en ellos. La directamente concernida. Los 32 caseríos del área de influencia de Conga hicieron muchas preguntas y finalmente estuvieron de acuerdo. Están de acuerdo. Son más de 8 mil personas, que han firmado un memorial. Lo que demuestra que la oposición a la minería es política, fundamentalista y orquestada.
Ante eso, el gobierno, luego de revisar el estudio de impacto ambiental, si lo encuentra satisfactorio, debe salir abiertamente a informar con claridad que el proyecto no va a secar ni contaminar el agua sino que, por el contrario, va a aumentar su volumen para que haya riego incluso en época de sequía, como ocurre ya con las zonas aledañas al reservorio de San José construido por la propia Yanacocha. Habrá más agua, más producción y más ingresos. Si el gobierno no se compra el pleito, defendiendo la verdad por supuesto, esta concertación antiminera va a ganar, y nos quedaremos sin la palanca que la naturaleza nos ha regalado para salir del subdesarrollo. Y será el pantano en el que se ahogará el gobierno.
Fuente: Diario El Comercio y Panamericana Television.
Congreso Etnocacerista en Arequipa
Desde el penal de Piedras Gordas, el hermano del Presidente habló sobre los 100 días del gobierno de Ollanta Humala Tasso.
En el video propalado por el programa Reporte semanal, Antauro dispara fuertemente. Entre otras cosas, asegura que tendrá que rendirle cuentas al pueblo por las incoherencias en su interior. “Yo veo a un premier extranjero con puros criollos en el gabinete”, afirma.
“Mi hermano habla del chorreo, pero también habrá choreo. No me extrañaría ver luego a ministros y vicepresidentes ladrones”, agrega vehemente. Tras los ataques, menciona también que su coalición incluirá a personajes como Walter Aduviri, Nelson Palomino y Javier Velasco, hijo del expresidente Juan Velasco Alvarado.
“Es cuestión de tiempo”, al presente Gobierno reformista le seguirá la revolución (refiriéndose al etnocacerismo). Sostuvo que ahora es tiempo de insertar a los peruanos el chip étnico en el cerebro.
Sobre su excarcelación, Humala dijo tener esperanza de salir pronto de la cárcel, por lo que su caso está siendo presentado en el Tribunal Constitucional para acogerse a un Habeas Corpus. Indicó que el Andahuaylazo fue un hecho político, por lo que el juicio debe ser anulado.

Fuente: Peru.com y Diario Perú 21.

Puntuación: 5 / Votos: 64

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *