Trabajos de Historia

[Visto: 1824 veces]

Trabajos de Historia
UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE SAN MARCOS
FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES
La Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, tiene el agrado de invitar a usted a la presentación del libro:
Trabajos de Historia
Religión, cultura y política en el Perú, siglos XVII–XX
Editores: Dino León Fernández, Alex Loayza Pérez y Marcos Garfias Dávila.
En este acto académico participaran como comentaristas
Waldemar Espinoza Soriano, Antonio Zapata Velasco y Francisco Quiroz Chueca.
Agradecemos su amable asistencia.
Día: Martes 12 de Julio del 2011
Hora: 6:00 p.m.
Lugar: Sala de Grados de la Unidad de Post Grado, 4º piso de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNMSM.
Vino de honor
Precio por presentación: S/20.00 nuevos soles

Ku Klux Klan

Al estilo del Ku Klux Klan, iconoclastas destruyen Cruz de Motupe
Comunicado de la Conferencia Episcopal Peruana
Con profundo dolor e indignación los peruanos creyentes y toda persona respetuosa del orden cívico en el país, lamenta y condena el robo irreverente y sacrílego de la Santísima Cruz de Motupe.
La Cruz en sí misma es el símbolo más significativo del cristianismo. La Cruz es el símbolo de la muerte de Cristo, el salvador del mundo y el preludio de su resurrección; la Cruz identifica a los cristianos en su camino de salvación eterna; la Cruz es un signo que ha marcado la religiosidad de nuestros pueblos y expresa su alma abierta hacia lo divino.
A la luz del mensaje de Cristo, muerto en la Cruz, perdonamos la sacrílega actitud de quienes han perpetrado tan inaceptable acción, pero exigimos por justicia y respeto a la propiedad y en consideración a un símbolo que representan a millones de peruanos, la inmediata devolución de este sagrado ícono religioso de nuestra fe y de la piedad popular.
Exhorto a las Autoridades Policiales que pongan todos sus esfuerzos para recuperar inmediatamente este símbolo de nuestra fe cristiana. Al mismo tiempo les pido que tomen las medidas preventivas y correctivas con el fin de evitar que hechos como este sigan produciéndose en el país.
Expreso mi fraterna solidaridad con Monseñor Jesús Moliné, Obispo de Chiclayo. Rezo y espero que pronto sea recuperada la Santísima Cruz de Motupe, para que siga bendiciendo la fe de los Católicos de todo el territorio nacional.
Lima, 5 de julio de 2011.
+ Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, OFM
Arzobispo de Trujillo
Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana

Teresa Forcades i Vila

La teología feminista en la historia
Por Teresa Forcades i Vila
I. ¿Que es la teología feminista?
II. La teología feminista ha existido desde que existe la teología patriarcal
III. La “querelle des femmes” y el nacimiento de la modernidad
IV. La primera escritora profesional en Europa: Christine de Pizan
V. La primera autora en catalán: sor Isabel de Villena, teóloga feminista
VI. La modernidad y la caza de brujas
VII. Santa Teresa de Jesús y la escuela teresiana
VIII. Maria Jesús de Agreda y la subjetividad de Maria de Nazareth
IX. Sor Juana Inés de la Cruz y la lucha contra la censura eclesiástica
X. Auge de la actividad literaria de las mujeres en el siglo XVII
XI. Marie de Gournay, Bathsua Makin y Anna Maria van Schurman
XII. Margaret Fell y la igualdad mujer-varón en los ministerios cristianos
XIII. Mary Astell y la actividad intelectual de las mujeres
XIV. Las primeras doctoras de Europa: Elena Cornaro Piscopia, Laura Bassi y Maria Gaetana Agnesi
Reflexiones finales
Bibliografía comentada
Introducción
En el año 1641, la filosofa y teóloga Anna Maria van Schurman, conocida entre sus contemporáneos como la Minerva holandesa y considerada la mujer más culta del siglo XVII, escribió:
Todo lo que conduce a la verdadera grandeza del alma es apropiado para una mujer cristiana […]. Todo lo que perfecciona y honra el intelecto humano es apropiado para una mujer cristiana […]. Todo lo que abre la mente hacia un placer nuevo y honesto es apropiado para una mujer cristiana.
“El cielo es el limite” es la expresión que van Schurman utilizo en una carta dirigida a la también filosofa y teóloga francesa Marie de Gournay, en defensa del acceso de las mujeres al estudio de las ciencias sin ningún tipo de restricciones. Van Schurman dominaba el álgebra, la aritmética, la geometría y la astronomía, pero ante todo era teóloga. Para ella, la expresión “el cielo es el limite” significaba que el criterio ultimo es Dios y no las costumbres o las conveniencias humanas.
Es decir: es Dios quien ha formado a su imagen tanto a la mujer como al hombre, y los ha hecho seres racionales para que le alaben por medio de la creación; las capacidades de cada persona son un don que Dios le ha dado y del que Dios la ha hecho personalmente responsable (parábola de los talentos, Mt 25,14-30); vivir humanamente, vivir cristianamente, significa responder con toda gravedad y responsabilidad al don de Dios en nosotros, cultivando fielmente hasta el limite los propios talentos para así alabarle.
“El cielo es el limite”. Pero los limites prácticos de van Schurman —igual que los de la mayoría de las mujeres de hoy en día— fueron, como veremos, sus dos tías enfermas, a quienes cuido personalmente durante mas de veinte años (véase Mt 25,31-46).
Rene Descartes, contemporáneo de van Schurman —como ella, residente en Holanda y amigo suyo hasta que declaro que la Biblia no contenía “ideas claras y distintas” y que, por tanto, no podía fundamentar ninguna filosofía coherente—, le aconsejaba que dejara a sus tías y se dedicara de lleno a la filosofía. El mismo consejo daba Descartes a otra amiga por la que sentía un gran respeto intelectual, la princesa Elisabeth de Bohemia, cuando esta le hablaba de los problemas que tenia para arreglar un matrimonio favorable para sus hermanas o para defender a uno de sus hermanos de una acusación de homicidio. Elisabeth de Bohemia mantuvo correspondencia regular con Rene Descartes y con Anna Maria van Schurman y, tal como veremos, también protegió a van Schurman al final de su vida. Descartes dijo de ella que era la única persona que había entendido su nueva filosofía.
Elisabeth de Bohemia es considerada hoy como la critica contemporánea mas aguda de la filosofía cartesiana, especialmente en lo que se refiere a los limites de la dicotomía cuerpo-espíritu (res extensa – res cogitans) que se halla en el corazón de esta filosofía. Como respuesta a sus críticas, Descartes escribió el tratado Les passions de l’âme, que le dedico en reconocimiento a su decisiva pregunta: “¿Como puede la mente dominar el cuerpo si ambas son dos sustancias completamente distintas? Si no tienen nada en común, ¿como puede una afectar a la otra, mover a la otra, ni que sea para dominarla?”
Van Schurman, por su parte, sin intentar responder directamente a Descartes, construyo una filosofía paralela que se oponía al subjetivismo del cogito ergo sum cartesiano (soy o existo porque pienso), con el objetivismo del sum ergo cogito (puedo pensar puesto que estoy hecha de una determinada manera, y “esta determinada manera de la que estoy hecha y que me permite pensar” precede a mi pensamiento). Sin el elemento objetivo, la filosofía pierde toda consistencia.
Descartes mismo afirma claramente en el Discurso del método que Dios es necesario para salvar las aporías de su sistema. Sin embargo, el Dios cartesiano —a diferencia del Dios de van Schurman y de Elisabeth de Bohemia— es extrínseco a la filosofía y la fundamenta solo desde fuera; la tutela —como si dijéramos— desde arriba, y prepara, de este modo, el camino de su (de Dios) eliminación definitiva.
Descartes, al igual que van Schurman y Elisabeth de Bohemia, no se caso nunca, pero —a diferencia de ellas— tampoco se sintió nunca directamente responsable del bienestar de sus familiares. Descartes tuvo una hija natural, Francine, que murió a la edad de cinco años. Su padre la quería mucho, pero nunca tuvo que preocuparse de sus necesidades físicas cotidianas. Para esto ya estaba su madre.
Anna Maria van Schurman, cuya obra y cuya vida formaron parte sustantiva de la historia intelectual del siglo XVII europeo, no aparece en los libros de teología. Para el pensamiento teológico es como si no hubiera existido nunca.
La definición escolástica de la teología es “fe que busca comprensión” ( fides quærens intellectum). Recuperar la figura de van Schurman y de todas las mujeres que a lo largo de los siglos han hecho teología, es decir, que han reflexionado de manera sostenida y sistemática sobre su fe, es una de las tareas de la teología feminista en su vertiente histórica. En su vertiente filosófica, la teología feminista se pregunta por el por qué: ¿por que han tendido a desaparecer de la historia las aportaciones intelectuales de las mujeres?
La respuesta no es fácil. No basta con contestar: “Porque los varones dominan la historia o el mundo y no han querido o no han podido preservar o tener en cuenta las aportaciones intelectuales de las mujeres”.
¿Es verdad que los varones dominan la historia o el mundo? ¿Por que? ¿Es verdad que no han querido o no han podido preservar las aportaciones intelectuales de las mujeres o tenerlas en cuenta? ¿Por que?
Y Dios, ¿que dice a todo esto?

Puntuación: 5 / Votos: 79

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *