Socialismo allendista

[Visto: 2356 veces]

Chileno Esteban Silva Cuadra
Compañera Nadine Heredia
Encargada Internacional Partido Nacionalista Gana Perú
Estimada Nadine:
Los Socialistas Allendistas me han encomendado ayer formalmente saludar el triunfo de Ollanta Humala y de Gana Perú (el que esperamos se ratifique contundentemente en la segunda vuelta).
Estamos seguros que vuestra victoria abrirá un ciclo histórico para la gran transformación y la justicia social en el Perú de insospechadas consecuencias positivas no solo para el Perú sino para el conjunto de los pueblos de América del sur.
Como Partido del Socialismo Allendista consideramos que el respaldo otorgado por el pueblo peruano a Ollanta Humala, es un triunfo de todos los pueblos que luchan por una gran transformación social más justa y la recuperación de nuestras soberanías económicas, sociales y culturales.
En este contexto, les reafirmamos nuestra voluntad política de contribuir a construir otro tipo de relación e integración entre peruanos y chilenos, basada en la justicia social, en el respeto del capital ante el trabajo y en la inserción integral en nuestras sociedades de los hermanos inmigrantes. Una relación, basada en la asociatividad productiva de las micro, pequeñas y medianas empresas de nuestros países para un comercio justo y en la solución pacifica y respetuosa de nuestras diferencias para profundizar la construcción de confianzas mutuas que nos permitan reducir gastos innecesarios en defensa para aumentar la inversión social en beneficio de nuestros pueblos.
Juntos podemos y debemos construir otra relación bilateral diferente a la actual, basada en el respeto a los procesos y soberanía de cada país, en la reducción de las asimetrías para edificar una nueva relación entre nuestros pueblos y fortalecer UNASUR para una América Latina unida, digna e integrada.
Reciban nuestras felicitaciones y el saludo fraternal del Partido del Socialismo Allendista de Chile para cada una y uno de los miembros del partido nacionalista y de Gana Perú.
Les deseamos el triunfo del pueblo peruano con la victoria de Ollanta Humala.
Te saluda con amistad, fraternalmente
Esteban Silva Cuadra
Presidente Comité Ejecutivo Nacional
Partido del Socialismo Allendista

Martha Meier M.Q.

El comandante en su laberinto
Por Martha Meier Miró Quesada
Hay que reconocer que Garreta y Favre, los marketeros políticos del comandante (r) Ollanta Humala, son bastante más avispados que los de la candidata Keiko Fujimori. Por lo pronto ya empezaron a soltar sutilmente su mensaje para la segunda vuelta electoral: “Humala no será como Chávez, sino como Lula”.
Les espera un verdadero trabajo de filigrana, pues en lo que resta de tiempo para el round final deben ‘lulalizar’ al comandante. Es decir trasladar todas las virtudes de un gran estadista, como es el ex presidente de Brasil Lula da Silva a un Humala, sin mayores pergaminos democráticos, intelectuales, académicos o de militancia política. El reverso de esta estrategia es endosarle a Keiko Fujimori todos los defectos, pecados y delitos del padre (“albertizarla”).
Si analizamos las historias de Lula y Humala, en lo único que coinciden es que ambos tienen seis hermanos, y pare usted de contar. El resto es un abismo.
Luiz Inácio Lula da Silva nació en un pueblito rural de Pernambuco, sus padres fueron agricultores que finalmente encontraron trabajo en Sao Paulo. En la gran urbe, el pequeño Lula fue lustrabotas, vendedor callejero de frutas y asistente en una lavandería. A los 14 años encontró trabajo como obrero metalúrgico y gracias a una beca tomó un curso de tornero mecánico. En medio de la sangrienta dictadura militar brasileña se incorporó a un sindicato viendo que su hermano y compañeros eran sistemáticamente perseguidos y torturados.
Empieza su ideologización y una fuerte actividad sindical, llegando a ocupar altos cargos en distintas entidades obreras. Lidera varias huelgas que precipitan la caída del régimen dictatorial brasileño. En abril de 1980, por ejemplo, encabezó un paro de 41 días, en el que participaron 270 mil trabajadores. Sufrió un mes de prisión y dio el gran salto a la política, fundando ese mismo año –junto a otros sindicalistas, intelectuales y académicos– el PT, el Partido de los Trabajadores. En 1986 se convirtió en diputado de la Asamblea Constituyente, con la más alta votación. Décadas más tarde, en el 2002, es elegido presidente en segunda vuelta. Su gobierno siguió el rumbo económico trazado por sus antecesores y generó un sólido crecimiento de la economía e importantes logros en la reducción de la pobreza. Está casado con una mujer que también fue obrera y sindicalista.

Ollanta camaleon

Ollanta Humala no nació en un pueblito perdido, es limeño, hijo de inmigrantes ayacuchanos de clase media, con un padre abogado. Es ex alumno del prestigiado colegio Peruano-Japonés y sus hermanos del Franco Peruano.
Ingresó al Ejército en 1982, y hasta donde se conoce recibió entrenamiento de combate para cadetes en la Escuela de las Américas, por donde pasó también Vladimiro Montesinos. En los noventa, es decir durante el gobierno de Alberto Fujimori, sirvió con rango de capitán en la zona de Madre Mía combatiendo a Sendero Luminoso. Fue investigado por supuestas violaciones a los derechos humanos, aunque su caso fue archivado por falta de pruebas. Está casado con una ex alumna de la Universidad de Lima.
¿Cómo un hombre entrenado en la resolución de conflictos por la vía militar sería más cercano al actuar y sentir de un sindicalista, entrenado para concertar, conciliar y dialogar? ¿Cómo así estaría Humala más cerca de Lula que de Chávez? Del mismo modo que “Red Bull… te da aaaalas”, suponemos, simple eslogan, propaganda y técnica de mercadeo. Cada quien es libre de creérsela, o no.

Puntuación: 5 / Votos: 127

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *