Pardo, Candamo y Billinghurst, alcaldes de Lima

[Visto: 10472 veces]

Manuel Prado y Lavalle

Manuel Justo Pardo y Lavalle (1834 – 1878) fue Presidente del Perú en el período Constitucional de 1872 hasta 1876 como miembro del Partido Civil, por él fundado.
Nació en Lima, hijo del escritor Felipe Pardo y Aliaga. Inició sus estudios en el Colegio de Valparaíso y el Instituto de Santiago; de regreso a Lima, hizo sus estudios secundarios en el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe (1848), de cuyas aulas pasó al Convictorio de San Carlos (1849). En España, cursó Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona (1850); y Literatura y Economía Política en el Colegio de Francia (1852). Inclinado hasta entonces hacia los estudios humanísticos, empezó a interesarse por el rigor y las aplicaciones prácticas de la Economía.
De retorno al Perú (1853), fue nombrado oficial segundo de la Sección de Estadística del Ministerio de Gobierno (22 de junio de 1854), pero declinó asumir sus funciones y se dedicó a la agricultura, ayudando a su primo José Antonio de Lavalle en la administración de la hacienda Villa.
Durante el Gobierno de Ramón Castilla, tras la abolición de la esclavitud, dirigió la comisión para la creación de la Policía Rural junto a Pedro Paz Soldán y Ureta, Ignacio de Osma Ramírez de Arellano y Antonio Salinas y Castañeda.
Quebrantada su salud, se trasladó a Jauja para restablecerse (1857-1858). Colaboró con la Revista de Lima, y fue comisionado para negociar un empréstito que permitiera acelerar los preparativos necesarios para afrontar la agresión de la Escuadra Española del Pacífico. Viajó a Londres (1864) en compañía de José Sevilla. Debió regresar pronto, para recuperarse de su mal, esta vez en Huancayo. Allí se plegó a la revolución nacionalista contra el gobierno de Juan Antonio Pezet. Asumió la Secretaría de Hacienda en 1866 durante el gobierno de Mariano Ignacio Prado.
Elegido director de la Sociedad de Beneficencia Pública de Lima (1868), decidió la fundación de la Caja de Ahorros y la erección del Hospital Dos de Mayo. Fundó además el Banco del Perú y el Partido Civil. Alcalde Metropolitano de Lima de 1869 a 1870.
Primer Presidente Civil del Perú
Ganó las elecciones de 1872 y debía asumir el cargo el 2 de agosto de ese año. Sin embargo, esta se vio dificultada por el asesinato del presidente saliente José Balta y la posterior rebelión popular en contra del gobierno de facto de Tomás Gutiérrez. Luego de una corta etapa de indecisión, en la cual no faltaron quienes pedían que se ignoren los resultados de las elecciones, el Congreso decidió acatar el mandato popular y lo nombró Presidente Constitucional de la República el 2 de agosto de 1872, día planificado desde un inicio, para un mandato de cuatro años de acuerdo con la Constitución peruana de 1860. Pardo fue el Primer Presidente Civil del Perú. Consideró clave del desarrollo socioeconómico del país, el amor por el trabajo. Lucha en contra del militarismo mediante la profesionalización y democratización de las fuerzas armadas.
También emprendió la modernización de la educación y la eliminación de los derechos de peaje y aduanas interiores controladas por las Juntas Departamentales. La educación junto con la participación de la población en las tareas de gobierno, eran para Pardo el único camino para la transformación estructural del país.
El agotamiento del guano, base de la economía peruana; y la crisis de la banca europea, impidieron a Pardo concertar nuevos préstamos, haciendo inviable la realización de sus proyectos. Para sustituir al guano establece estancos a las empresas salitreras con la finalidad de regular el precio del fertilizante (1873), luego procede a la estatificación del salitre, debido a la caída de los precios entre otros motivos los estancos son suspendidos y en 1875 se lleva a cabo la expropiación de las salitreras por el Estado que compra gran parte de ellas a través de la emisión de certificados a dos años y con un fondo de 4%.
Pardo logró cumplir su período presidencial y entregó el poder a su sucesor elegido, coronel Mariano Ignacio Prado, para quien no era nueva la investidura presidencial.
Siendo Presidente de la Cámara de Senadores del Congreso de la República, murió asesinado en Lima el 16 de noviembre de 1878 a los 44 años de edad. Su hijo José Pardo y Barreda fue dos veces Presidente del Perú (1904-08 y 1915-19).

Manuel Candamo Iriarte
Manuel Candamo Iriarte
Nació en Lima el 14 de julio de 1841, hijo de Pedro Gonzáles de Candamo, natural de Chile y de Manuela Iriarte López Aliaga. Estudió en el Colegio Nuestra Señora de Guadalupe. Estuvo casado con Teresa Álvarez-Calderón y es abuelo del historiador José Agustín de la Puente Candamo.
Llegó a ser Alcalde de Lima en 1876. Tras las renuncia de Andrés A. Cáceres, tuvo que asumir la Presidencia de la Junta Provisional de Gobierno en 1895, con el objetivo de llamar a elecciones, las que fueron ganadas por Nicolás de Piérola.
En 1903 fue electo presidente con el 99% de los votos válidamente emitidos. Fue miembro de una de las familias más afortunadas del Perú en aquella época; este rico hacendado y capitalista asumió el gobierno del Perú representando al Partido Civil, sin embargo, el 12 de abril de 1904, es decir a los siete meses de haber llegado a Palacio, el presidente Candamo se embarcó en el vapor “Guatemala” rumbo a Mollendo, en compañía de su esposa, dos hijas, el Primer Ministro don José Pardo, el ministro de Justicia e Instrucción, su amigo el piurano Francisco Eguiguren y algunos funcionarios. Candamo dejó el poder al vicepresidente que era en ese entonces Serapio Calderón, pues el primer vicepresidente Lino Alarco había fallecido antes de ser proclamado. El 7 de mayo de ese año fallece en Mollendo, entonces lo reemplazó el vicepresidente Serapio Calderón, quien convocó a elecciones donde triunfó José Pardo y Barreda, representante del Partido Civil.
Guillermo Billinghurst
Guillermo Enrique Billinghurst Angulo
Nació en Arica, el 27 de julio de 1851, sucedió a Augusto B. Leguía y Salcedo como Presidente del Perú en el período 1912-1914.
Billinghurst perteneció al Partido Demócrata. Como vicepresidente de la Administración de Piérola (1895–1899), Billinghurst hizo varias intentos de resolver el conflicto con Chile por los territorios de Tacna y Arica. El 9 de abril de 1898, un memorando fue suscrito entre el ministro de Relaciones Exteriores chileno Raimundo Silva Cruz y Billinghurst. Este estableció que se debería llevar a cabo un plebiscito entre ambos países.
Los siguientes acontecimientos causaron que el Protocolo de Billinghurst-Latorre no sea ratificado por la Cámara chilena de Diputados. Debido a este revés se interrumpió las relaciones diplomáticas entre Perú y Chile en 1901.
Las elecciones de 1912 fueron las más reñidas dentro del período de la República Aristocrática. El Partido Civilista presentó la candidatura de Ántero Aspíllaga, uno de los miembros más importantes y conservadores del partido. Sus oponentes lo acusaban de ser un peruano-chileno incapaz para el cargo.
Billinghurst, anterior alcalde de Lima (1909-1912), estuvo en la capacidad de organizar una huelga general para bloquear la elección del candidato civilista Aspíllaga y forzar su propia elección por el Congreso, debido a su política populista en el municipio.
Uno de los logros de la administración de Billinghurst fue el establecimiento de la legislación que garantizó las ocho horas de trabajo. Cuando el Congreso abrió juicios para destituir a Billinghurst en 1914, él amenazó con armar a los trabajadores y disolver forzosamente el Congreso. Durante su mandato, Billinghurst se vio envuelto en conflictos cada vez más desagradables con el Congreso, debido a su propuesta que buscaba arreglar el tema de la disputa por Tacna y Arica. Esto provocó un levantamiento militar el 4 de febrero de 1914 del coronel EP Óscar R. Benavides, Javier y Manuel Prado Ugarteche. Billinghurst fue enviado al exilio y murió en Iquique el 28 de junio de 1915.
Fuente: Wikipedia.

Puntuación: 4.98 / Votos: 202

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *