Universidad Nacional de San Marcos, primera de América

[Visto: 13648 veces]

Universidad Nacional Mayor de San Marcos

 

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos -UNMSM es la primera universidad peruana y la más antigua de América. El origen de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos es también el origen de la educación superior en el Perú, el cual se remonta a los Estudios Generales llevados en los claustros del Convento del Rosario de la Orden de Santo Domingo, cerca de la Plaza de Armas hacia 1549, que tenían como objetivo principal satisfacer las necesidades de la formación y educación del clero en el nuevo territorio conquistado del Imperio español. Posteriormente, el cabildo limeño enviaría a España a Fray Tomás de San Martín y al capitán Juan Jerónimo de Aliaga, quienes -en gran parte gracias a las gestiones del primero- consiguen la orden de fundación de la universidad por parte del emperador Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, y la reina Juana I de Castilla, hija de los reyes católicos; mediante la Real Cédula expedida el 12 de mayo de 1551 en Valladolid. De ese modo se efectuó oficialmente la fundación de la Real Universidad de la Ciudad de los Reyes, también mencionada como Real Universidad de Lima. La lectura de la Real Cédula, que autoriza oficialmente el funcionamiento de la “Universidad de Lima”, indica como misión: “adoctrinar a los vecinos de estas tierras en la fe cristiana y el sometimiento al Rey”. Con este principio, la universidad comenzó a funcionar oficialmente el 2 de enero de 1553, en la Sala Capitular del “Convento de Nuestra Señora del Rosario” de la Orden de Santo Domingo , bajo la dirección de su primer Rector Fray Juan Bautista de la Roca; la cátedra inicial fue dictada por Andrés Cianca y Corona Cosme Carrillo, ambos bajo la supervisión del Rector.
La orientación, en principio estrictamente monástica, así como el exclusivismo y conservación de los dominicos, y la continua disminución de miembros de otras congregaciones dio lugar a que los dominicos perdieran el predominio y generó además una reacción por parte de los profesores laicos; el reclamo de mayor apertura los llevó a solicitar a la Real Audiencia el cumplimiento de la Real Cédula de 1570, que disponía una libre elección del rector por parte de los docentes del claustro. El reclamo recayó en el virrey Francisco de Toledo quien favoreció y dio fin al reclamo con la elección del Dr. Pedro Fernández Valenzuela el 11 de mayo de 1571, el primer rector laico, y el significativo cambio en la orientación de la universitaria. La oficialidad de la universidad es reafirmada por la bula papal Exponi Nobis de San Pío V del 25 de julio de 1571, luego de recibir el “Pase Regio” del Consejo de Indias; en ella sustraía a los tribunales eclesiásticos al declarar que “absuelve a frailes, lectores, maestros, estudiantes y a cualquiera de vosotros de todas y cualesquiera censuras, sentencias y penas eclesiásticas, por cualquier razón y causa contraídas”, asimismo la universidad adquiere con esta bula su grado de Pontificia por lo que pasa a denominarse Real y Pontificia Universidad de la Ciudad de los Reyes de Lima. Efectuada esta reforma, la universidad se traslada a su segundo local, cercano a los extramuros de “San Marcelo”, donde antes había funcionado el Convento de la Orden de San Agustín. El 6 de septiembre de 1574 se elige por sorteo el nombre oficial de la universidad, adoptando al evangelista San Marcos como patrono de la institución; y el nombre oficial de Real y Pontificia Universidad de San Marcos. En 1575, la universidad cambia otra vez de establecimiento, y se sitúa en la antigua Plaza del Estanque, después llamada Plaza de la Inquisición, donde actualmente se encuentra el edificio del Congreso del Perú, lugar donde continuaría su funcionamiento durante toda la época del Virreinato del Perú.
La Universidad de Lima, ahora oficialmente nombrada “Universidad de San Marcos”, inicia sus labores en la época virreinal con las facultades de Teología y de Artes, posteriormente se crearían los cánones de Leyes y Medicina, no obstante en lo académico se adoptaron las normas que regían en España, es decir inicia sus funciones con la enseñanza de Filosofía como base para cualquier otro estudio superior. El 27 de noviembre de 1579 los profesores solicitaron al rey Felipe II la institución de fuero que regía en la Universidad de Salamanca, figura jurídica medieval -antecedente de la actual autonomía universitaria- que facultaba al Rector para que, con exclusión de los tribunales ordinario, tuviera jurisdicción civil y criminal sobre los miembros del claustro. En 1581, y luego de la presencia absoluta de Rectores laicos entre 1571 y 1581, el virrey Francisco de Toledo autorizó que clérigos y laicos puedan ser elegidos; así ambos sectores gobernaron de manera alternada la Universidad de San Marcos, durante el periodo colonial, hasta 1820.
El apoyo a la secularización de la Universidad de San Marcos dado por el virrey Francisco de Toledo y a la institución del fuero que ejercía su Rector; y que también ejerció el Rector del Real Convictorio de San Carlos -fundado el 7 de julio de 1770-, fueron los factores decisivos que condujeron a la comunidad universitaria, estudiantes y profesores, hacia la realización del ideal boloñés que concebía a la universidad como espacio de libertad. De este modo, empezó a nacer el clima intelectual que posibilitó el cuestionamiento y las críticas al sistema colonial. Así, tanto la Universidad de San Marcos como el “Colegio de Derecho y Letras de San Carlos” y el “Colegio de Medicina de San Fernando” (incorporados a ella posteriormente) comenzaron a ser vigilados cuidadosamente por el Virrey, por el hecho de albergar a profesores y alumnos sospechosos de avizorar y gestionar el fin del régimen colonial y el surgimiento de lo que es hoy la República Peruana. Presumiblemente fueron los privilegios con que gozaban tanto la universidad y el convictorio, lo que permitió el ingreso del pensamiento de la ilustración en sus claustros, así surgen en su seno los planteamientos doctrinarios teóricos y ideológicos de la emancipación. En 1813, durante la administración del virrey José Fernando de Abascal, fue establecida la Facultad de Medicina “San Fernando” (en homenaje al rey Fernando VII de España), en la Plaza de Santa Ana -hoy Plaza Italia- en el local que ocupó el Ministerio de Gobierno, la facultad se formó en base al Colegio de Medicina del mismo nombre.
El Primer Congreso Constituyente del Perú, que definió como realidad y como proyecto a la nueva República Peruana, fue presidido inicialmente por quien fue rector de la Universidad de San Marcos, Don Toribio Rodríguez de Mendoza; de los 64 diputados constituyentes, eran 54 los sanmarquinos y carolinos; y el local donde se reunía esta magna asamblea era la Capilla de la Universidad de San Marcos. Hoy en día, el Congreso de la República del Perú sigue funcionando en ese mismo local y la actual Casona de San Marcos, fue el local del Real Convictorio de San Carlos. En 1840 los Colegios de “San Carlos” y “San Fernando”, son asumidos por la Universidad de San Marcos. Durante el gobierno del Mariscal Ramón Castilla, San Marcos fue facultada oficialmente para aprobar universidades nuevas y controlar las de reciente creación. A lo largo del siglo XIX el local de la Universidad de San Marcos fue despojándose de sus funciones universitarias, siendo de uso más frecuente las sesiones de la Cámara de Diputados y las actividades centrales del Congreso de la República del Perú. Sin embargo, la falta de cuidado y el parcial abandono de sus funciones académicas originales hicieron que sus ambientes empezaran a sufrir un significativo deterioro, pues el viejo local universitario solo recibía atención en vísperas de la instalación del Congreso o en actos especiales.
El crecimiento exponencial de la ciudad durante la revolución industrial del siglo XIX además de los esfuerzos del entonces presidente del Perú Manuel Pardo por mejorar la arquitectura y la planificación urbana de la ciudad durante 1870 obligó a la universidad trasladarse a un nuevo campus adyacente al antiguo monasterio Jesuita donde residía el Real Convictorio de San Carlos (actualmente este es llamado La Casona del Parque Universitario o simplemente La Casona de San Marcos). Por esos años San Marcos se convirtió en el “Alma Máter” de otras universidades del Perú y América; en ella se formó el núcleo tutelar de las instituciones científicas y culturales durante el Virreinato y del mismo durante la República; sus profesores, graduados y hasta alumnos formaron parte de misiones que crearon universidades hispanoamericanas.
En 1878, durante el gobierno de Manuel Pardo, se expidió el Reglamento General de Instrucción Pública, instituyéndose el concepto de universidades mayores y menores, correspondiendo a San Marcos el primer título y a las universidades de Arequipa y del Cusco al segundo. Durante la Guerra del Pacífico y específicamente durante la ocupación de Lima por las tropas chilenas, se toman de la universidad objetos y bienes de arte y culturales, con el fin de ser llevados a Chile, vía marítima. Pasada la guerra y sobrellevando los resultados, por ley de 1901 se señala que la educación universitaria peruana corresponde a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y a las Menores de Trujillo, Cusco, Arequipa a las que se unió posteriormente la Pontificia Universidad Católica del Perú y las Escuelas Técnicas.
En 1946, se oficializa su nombre actual y denominación como universidad nacional. A finales de la década de 1960, por requerimiento de un espacio aún mayor, algunas Facultades de la universidad empezaron a trasladarse a un terreno ahora llamado Ciudad Universitaria. Este nuevo campus está cercano a las huacas de la Cultura Maranga, las mismas que la universidad se esmeró en recuperar y proteger, luego de haber sido parcialmente destruidas durante la construcción de la Avenida Venezuela en la década de 1940.
La Facultad de San Fernando es también considerada como el segundo campus de la Universidad de San Marcos. En sus orígenes se ubicó en la Plaza del Estanque, luego gracias a la gestión del Dr. Hipólito Unanue tuvo su local propio en la antigua Plaza de Santa Ana (hoy Plaza Italia) hasta que sus instalaciones fueron trasladadas a fines del noventa del siglo XIX al local de la Avenida Grau, en el Centro Histórico de Lima.
Desde el punto de vista jurídico con relación a la propiedad, la UNMSM primero perteneció al Estado monárquico, y a partir de 1821 la joven república peruana la recibió como herencia. El actual Estatuto de la universidad fue promulgado el 22 de setiembre de 1984.
Sobre la importancia de la Universidad de San Marcos en el tejido histórico del Perú y América, el Libertador Simón Bolívar, dijo el día que recibió el grado de Doctor Honoris Causa (Ino Truquen jure): “Al pisar los umbrales de este Santuario de las Ciencias yo me sentí sobrecogido de respeto y de temor y al verme ya en el seno mismo de los sabios varones de la célebre Universidad de San Marcos yo me veo como humillado(…) Desnudo de conocimientos y sin mérito alguno vuestra bondad me condecora gratuitamente con una distinción que es el término y la recompensa de años enteros de estudio continuo(…)Yo no olvidaré jamás que pertenezco a la sabia Academia de San Marcos”.
La Universidad de San Marcos como la institución de educación superior más antigua de América, se fundamenta en los siguientes argumentos: por ser la primera universidad creada por mandato de la Corona española (Real Provisión) y por ser la única de las fundadas durante el siglo XVI que ha operado sin interrupciones hasta el día de hoy. Esto último resulta de relevancia, debido a que muchas universidades americanas fueron cerradas durante las guerras de independencia o, con posterioridad, debido a conflictos internos.
En sus 459 años de funcionamiento, la Universidad de San Marcos, ha pasado por varios locales de los cuales mantiene y destacan la Casona de San Marcos, local histórico de la universidad con más de 400 años de historia y que en la actualidad es sede de las principales actividades culturales y de otorgamientos de altos grados por parte de la universidad; el actual local de la Facultad de Medicina “San Fernando”, inaugurado en 1901 para la primera escuela de medicina del país y; la llamada Ciudad Universitaria, que desde 1960 es su sede principal, allí se ubican la mayoría de facultades, la biblioteca central, el estadio universitario y el rectorado, y se desarrollan la mayoría de actividades académicas y de investigación. Todos estos locales se ubican en el Cercado de Lima. En la actualidad, la Universidad de San Marcos, cuenta con 57 escuelas académico profesionales, agrupadas en 20 facultades, y éstas a su vez en 6 áreas académicas, siendo la universidad peruana que abarca mayor cantidad de materias universitarias. Todas las facultades ofrecen tanto programas de pregrado como de posgrado. Cuenta además con diversas instituciones y dependencias, como su centro cultural, museos -de historia natural, arqueología y antropología, y arte-, bibliotecas, clínica universitaria, fondo editorial, entre otros.
La Universidad de San Marcos es considerada como la institución peruana de educación superior más importante y representativa por su “tradición, prestigio, calidad y selectividad de ingreso”, siendo además calificada y reconocida como el principal centro de investigación científica y social del Perú. Diferentes peruanos y latinoamericanos influyentes, pensadores, investigadores, científicos, políticos y escritores han salido de sus aulas; todos reconociendo y valorando el alto nivel de enseñanza y prestigio que goza la universidad como principal ente educativo del país, así como destacando la activa e importante participación intelectual que tuvo la universidad y su alumnado a través de la historia del Perú. La Universidad de San Marcos ha sido referida muchas veces como un reflejo del Perú por haber manifestado las limitaciones y problemas que afectaron eventualmente al país, sin embargo, es reconocida la diversidad y preparación de su alumnado, así como el activismo que este ejerce en la universidad.

Fuente: Wikipedia.

Puntuación: 4.97 / Votos: 235

2 pensamientos en “Universidad Nacional de San Marcos, primera de América

  1. Armando Huaman Flores

    Gracias por sus enseñanzas históricas que nunca terminaran hasta la eternidad. Si nuestros candidatos actuales a la Presidencia del Perú se tomaran tiempo de investigar y dejar un buen legado para todos los jóvenes del Perú y tener la convicción de hacer las cosas bien con humildad y transparencia dejando de lado la corrupción, tomando como referencia la educación que es lo más valioso que podemos hacer para ser diferentes. Los mejores éxitos por ser considerada la más importante universidad.

    Responder
  2. Germán Perez Villadiego

    Primero fue la Universidad de Santo Domingo República Dominicana fundada en 1538 según Bula Papal “In aposlotatus culmine” de Pablo III. Después se fundó la Universidad de San Marcos de Lima-Perú el 12 de mayo de 1551 y la Universidad de México se fundó el 21 de septiembre del mismo año. Posteriormente en 1580 se funda la Universidad Santo Tomás de Bogotá.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *