Ricardo Álvarez Lobo OP integra Comisión Bagua

[Visto: 4857 veces]

Hermana Maria del Carmen Gomez ssj
Padre Ricardo Álvarez Lobo OP integra Comisión Especial Investigadora de los sucesos en Bagua
El grupo de trabajo estará integrado por Pilar Mazzeti Soler (CONAP), María del Carmen Gómez y el profesor Manacés Valverde (AIDESEP).
La religiosa María del Carmen Gómez ssj expresó al Diario La Primera: “Los nativos que escucharon en la radio el horror que pasaban sus hermanos en la Curva del Diablo no pudieron más y optaron por ajusticiar personalmente a los efectivosen la Estación 6 de Petroperú. Como defensora de los derechos humanos es consciente que esto fue un crimen.
En tanto, que el Padre Ricardo Álvarez Lobo OP, Susana Pinilla Cisneros (ex Ministra de la Mujer) y Walter Gutiérrez Camacho, representarán al Poder Ejecutivo; y por los gobiernos regionales estará Manuel Ernesto Bernales Alvarado.
Todos los integrantes de ese grupo de trabajo tienen amplia trayectoria y gozan de la aprobación de los representantes de las comunidades nativas. “Estas personalidades ya tienen conocimiento de su designación y serán convocadas por el Ministerio de Agricultura en su calidad de Presidente del Grupo Nacional de Coordinación de Pueblos Amazónicos”, expresó Adolfo De Córdova.

COMISION INVESTIGADORA SUCESOS BAGUA

Los propios integrantes de esta comisión eligieron como Coordinador al representante de AIDESEP, Jesús Manacés Valverde. La resolución Nº 0664-2009-AG, publicada en diario oficial “El Peruano”, señala como tarea de la Comisión: determinar las causas y consecuencias de orden socio-cultural, económico, político y religioso de los trágicos sucesos en la Curva del Diablo y en la Estación Nº 6.
Apu amazónico dirigirá INDEPA
El Primer Ministro de Perú, Javier Velásquez Quesquén, anunció hoy que un “Apu” (líder) amazónico presidirá el Instituto Nacional de Desarrollo de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos (INDEPA).
Velásquez hizo el anuncio durante una reunión con autoridades nativas de la provincia de Condorcanqui, en la Amazonía peruana, a las que señaló que no existe persona más idónea para dirigir el organismo que rige las políticas nacionales a favor de sus pueblos que un “Apu”, el máximo representante de estas comunidades.
El ente estatal, que desde marzo de 2008 dependía del Ministerio de la Mujer, pasará a la Presidencia del Consejo de Ministros, refirió un comunicado de prensa.
El Primer Ministro también anunció que delegaciones del INDEPA se instalarán en las comunidades nativas, con el objetivo de que los funcionarios y trabajadores de dicha institución conozcan de cerca la problemática del lugar.
En otro momento de la reunión entre el Primer Ministro y las autoridades de la región Amazonas y los “Apus” de las comunidades nativas, Velásquez Quesquén agregó que la futura ley de las comunidades nativas se reglamentará para que las obras de desarrollo sean realizadas por los propios pueblos indígenas.
Estas medidas son parte del acuerdo del Estado peruano con las comunidades amazónicas tras las violentas protestas de los indígenas contra unas leyes que vulneraban sus derechos y no tomaban en cuenta su opinión.
Durante su permanencia en Santa María de Nieva, Velásquez entregó un lote de 7 toneladas de alimentos y útiles escolares, así como 100 lap tops, material mobiliario, útiles deportivos y 4 motos que fueron entregadas al Colegio Ciro Alegría de Amazonas.
Asimismo, informó que los 10 mejores alumnos de los colegios secundarios de estas comunidades nativas obtendrán becas integrales para estudiar en las principales universidades públicas de Lima.
También aseguró que a partir del próximo año, el gobierno instalará en Santa María de Nieva un sistema de Internet de banda ancha, para que la población y en especial los estudiantes, tengan acceso a las nuevas tecnologías de punta en favor del desarrollo.
AIDESEP
Saúl Puerta Peña informó que la Fiscal de la Décima Fiscalía Provincial Civil de Lima, Clara Mercedes Cahua Gutiérrez, notificó que la Procuradora del Ministerio de Justicia, María del Carmen Rivera Santander Medina pidió la disolución de AIDESEP.
Trescientos apus de la Organización Regional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Norte (ORPIAN) acordaron esperar a que el Gobierno responda sobre el incumplimiento de dos actas de compromiso firmadas hace casi dos meses por sus representantes legítimos en ese momento: Yehude Simon y Carlos Leyton. Las actas en referencia son las que se firmaron tanto en San Ramón, Región Junín; como en Santa María de Nieva, en la Región Amazonas.
El gobierno aseguró que brindaría todas las facilidades necesarias para el traslado de los Apus desde sus comunidades hasta Lima, para que participen en el diálogo abierto por la Presidencia del Consejo de Ministros. Según Salomón Awanash, dirigente de AIDESEP, los apus esperan avances en el diálogo de lo contrario retomarían el paro. “No queremos asesores (de ministros) sino actores que puedan tomar decisiones”.
Los apus en Imacita informaron que un censo realizado entre sus comunidades concluye que 13 nativos no han retornado aún a sus poblados desde el 5 de junio porque están presos.
El Presidente del Consejo de Ministros, Javier Velásquez Quesquén, también se pronunció ayer sobre la participación del Ejecutivo en las mesas de diálogo. “Nosotros estamos dialogando y se han establecido plazos en las mesas de trabajo que todavía no se han vencido”, recalcó. Sus afirmaciones son una respuesta al oficio que el último viernes la Defensoría del Pueblo le remitió para expresarle su preocupación ante la ausencia de representantes del Gobierno en ese proceso.
Velásquez Quesquén anunció que la participación del Ejecutivo en las mesas será reforzada con la presencia de la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Nidia Vílchez, a pedido del titular de Agricultura, Adolfo de Córdova. “La mejor voluntad que tiene el Gobierno es que no vuelva a suceder un conflicto”, afirmó Velásquez Quesquén.
No obstante fuentes del Ejecutivo indicaron que los funcionarios de los ministerios no han asumido aún la responsabilidad de sus carteras en la ejecución de las demandas de los nativos. Por ello desde la Presidencia del Consejo de Ministros se les ha exigido a los ministerios que pidan a sus funcionarios una lista de los temas que han avanzado en las negociaciones.
AIDESEP elige nueva dirigencia: Afirman que participarán en mesa de diálogo con el Gobierno
La nueva junta directiva de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) fue elegida con el respaldo de más del 80% de comunidades amazónicas y por lo tanto tiene legitimidad, afirmó Alexander Teets Wishu, nuevo Presidente de esa institución.
Dijo que los nuevos directivos tienen el propósito de buscar el desarrollo integral de la amazonía y no el de generar el divisionismo. “El nuevo consejo directivo ha sido elegido por el 80% de los pueblos indígenas que tiene AIDESEP a nivel nacional. (…) No busca divisionismo, estamos buscando la unidad”, manifestó el dirigente.
En la víspera, la ex vicepresidenta de AIDESEP, Deysi Zapata cuestionó la elección de los nuevos directivos y amenazó con denunciarlos.
Al respecto, Teets señaló que en más de una oportunidad solicitó a Zapata que convoque a asamblea extraordinaria para elegir a una nueva junta directiva ante la crisis dirigencial generada por la actitud de Alberto Pizango y otros dirigentes de asilarse en Nicaragua.
Dijo que ante la negativa, las organizaciones de base de AIDESEP se vieron obligadas a autoconvocarse y a elegir a sus nuevos representantes.
“¿Por qué no ha convocado antes?, ¿por qué ahora dice que va a convocar a una asamblea el lunes?”, se preguntó Teets.
En ese sentido, dijo que han sido las comunidades de base tituladas las que han venido a Lima y llamado a una asamblea extraordinaria para elegir al nuevo consejo directivo, lo que –agregó- confirma su legitimidad.
Por su parte, Mayer Curitima, vicepresidente de AIDESEP, criticó la actitud de Pizango de haber abandonado a los hermanos nativos y que ante esta situación se han visto obligados a asumir el liderazgo de las poblaciones amazónicas.
“Nosotros pensábamos que tenía liderazgo, pero ha demostrado cobardía al dejarnos en esta situación y no querer afrontar su responsabilidad como dirigente nacional”, expresó.
Van al diálogo
En otro momento, el dirigente nativo descartó de plano que la nueva directiva esté manipulada por el Gobierno y afirmó que AIDESEP maneja su propia agenda y es reconocida a nivel nacional.
Ratificó su disposición de mantener y participar en la mesa de diálogo con el Poder Ejecutivo, para que de esta manera se busque una solución a la problemática en la amazonía.
“Necesitamos el diálogo con el Gobierno, con el Estado, porque nos permite trabajar de manera conjunta, pues existen muchas necesidades en las comunidades; vamos a trabajar juntos buscando el desarrollo”, refirió. Ambos dirigentes declararon a la Agencia Andina, tras participar en una entrevista en CPN Radio.
Daysi Zapata denuncia a dirigentes de AIDESEP
La presidenta encargada de la Asociación Interétnica para el Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP), Daysi Zapata, informó a LA PRIMERA que denunció penalmente por el delito de usurpación de funciones a los tres indígenas que se proclamaron dirigentes de AIDESEP en una Asamblea promovida por el gubernamental Instituto Nacional de Desarrollo de los Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos (INDEPA).
Zapata advirtió que la supuesta nueva junta directiva, integrada por Alexander Teets, Sundi Simon y Carlos Fasabi, es manipulada por el gobierno, a través del ex funcionario de INDEPA, Ernesto Ampuero. Dijo que el objetivo de la directiva apócrifa es demostrar que el movimiento indígena está dividido tras los sucesos ocurridos en Bagua (5 de junio). “Teets ha traicionado a AIDESEP porque un día antes de su supuesta elección, le explicamos, hablamos con él y nos aseguró que iba a regresar a la comunidad awajún (provincia de Condorcanqui, Amazonas) para informar a sus hermanos que todo había sido resuelto”, indicó la dirigente.
Zapata explicó que si la Amazonía quiere una nueva etapa en su dirigencia esta se definirá el lunes 20, en la Asamblea General Extraordinaria que se realizará en Lima, pero con la presencia de los verdaderos representantes de las 38 comunidades indígenas y amazónicas que conforman AIDESEP y no con la “seudo directiva” integrada por Teets, quien en dos oportunidades intentó tomar por la fuerza el local de AIDESEP, el 1º de abril y el 6 de julio. Fasabi (Matses) es acusado de apropiarse de 30 mil soles de su comunidad; y Simon, fue denunciado por Rainforest debido a malversación de fondos.
Miembros de AIDESEP exigen nueva directiva
Integrantes de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) instaron a la dirigente Daysi Zapata a convocar una asamblea con el fin de elegir a dirigentes más representativos y abiertos al diálogo con el Ejecutivo.
Según el representante de la comunidad de Candoshi (Loreto), Sundi Simon Kamarampi, la mayoría de nativos quieren dirigentes con esas características para que sus demandas sean atendidas.
“Hoy nos encontramos en crisis dirigencial y caos político del movimiento indígena. Nos preocupa mucho que la dirigente Daysi Zapata ocupe tres cargos a la vez: presidenta, vicepresidenta y tesorera, por eso solicitamos que convoque a una asamblea de emergencia para el 13 de este mes de julio”, sentenció.
Sundi Simon Kamarampi señaló que la posición cerrada de Daysi Zapata con el Gobierno no la comparten la mayoría de integrantes de AIDESEP, pues estos apuestan más por el diálogo para solucionar sus demandas.
Recalcó que las comunidades nativas de la Amazonía quieren paz y reconciliación con el Gobierno y por ello apuestan por el diálogo. Refirió que el pedido de convocar en forma inmediata elecciones, es respaldado por las bases de Ucayali, Loreto y Amazonas.
¿Qué grado de manipulación y de cálculo político le había incorporado Alberto Pizango a las demandas de los nativos?
Desde antes de convocar al paro indígena -iniciado el 9 de abril- este dirigente se hallaba cuestionado por cuatro de las seis bases regionales que conforman la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP).
Desde el 19 de enero del 2009, las bases conocidas con las siglas de ARPI-SC, ORPIAN-P, ORAU y FENAMAD -que a su vez agrupan a 22 federaciones- le venían pidiendo formalmente un Congreso Extraordinario en cuya agenda incluyen “la remoción del consejo directivo” jefaturado por Pizango.
Pizango trataba de desarticular esos reclamos apoyando elecciones amañadas en las regionales ORAU y ORPIAN-P (promocionó a allegados en las nuevas directivas), sin embargo, el 23 de abril, 16 federaciones afiliadas le han solicitado directamente a través de una carta notarial lo mismo: la revocatoria de su mandato.
Parte de la historia.
El primer golpe dirigencial lo dieron Lidia Rengifo, Alexander Teets, Ulises Fasanando y Antonio Ivichi, quienes como titulares de las sedes ARPI-SC, ORPIAN-P, ORAU y FENAMAD, respectivamente, remitieron los primeros escritos a Pizango. En los documentos, firmados en forma individual y colectiva el 19 de enero; 12 de marzo; 2, 17, 20 y 23 de abril, acusan al promotor del Paro de violar los estatutos, separar irregularmente a varios representantes de diferentes gremios, corrupción en el manejo de los fondos y suplantación de directivos.
Ante la falta de respuesta, amparados en el artículo 17 del estatuto, el 26 de marzo los dirigentes crearon una comisión organizadora del nuevo congreso AIDESEP para convocar a elecciones. Y nombraron a Alexander Teets, entonces presidente de ORPIAN-P, como cabeza de ese equipo. Todavía no se hablaba del paro amazónico.
Sólo una semana después, allegados de Pizango adelantaron los comicios en ORPIAN- P y, sin contar con el quórum reglamentario, reemplazaron allí al dirigente Teets por Cervando Puertas Peña, nada menos que hermano del secretario de actas de AIDESEP, Saúl Puertas Peña. La consigna era quebrar la comisión recientemente creada arrebatándole el cargo regional. Curiosamente ambos hermanos participaron en una reunión previa (8 de marzo) organizada por el Consejo Aguaruna y Huambisa (CAH) en la que 79 Apus propusieron a Teets en dicha comisión.
Suplantación de dirigentes.
En abril también fue despojado del cargo de presidente de Organización Regional de Aidesep Ucayali (ORAU) Ulises Fasanado, quien apoya la revocatoria. En una carta del 23 de marzo, este líder acusa a Pizango de haber organizado junto a la vicepresidenta de AIDESEP, Deysi Zapata, un congreso en el que sólo tres federaciones eligieron una directiva paralela en ORAU. Al ver que no tenían suficiente respaldo suplantaron al resto de la dirigencia de ORDIM, FECONAU, ACONAMAC, OIRA, OAGP, FECONAPA, ORDECONADIT y FECONBU para elegir a Josué Joaquín como presidente de esta base. A Pizango no le importó entonces que dicho reemplazante pertenezca a la Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (CONAP).
Pizango es muy cercano a la aludida vicepresidenta. Uno de los cuestionamientos es que el 6 de enero le otorgó poderes que legalmente sólo le corresponden a la tesorera para girar cheques y administrar las 14 cuentas bancarias. Así se confirma con la ficha registral 11007275. Los líderes regionales también le solicitan una auditoría y lo acusan de contratar directamente al equipo técnico y de asesores, cuando eso le corresponde al consejo directivo. Se trata de Felipe Pacuri, ex candidato a la presidencia regional de Madre de Dios por el Partido Nacionalista y durante los últimos tres años asesor legal de AIDESEP, y la administradora Agustina Mayán.
Prefirió el paro.
De acuerdo con los estatutos, el presidente de Aidesep tenía que convocar a una “asamblea general ordinaria” entre enero y abril de este año, evento que pudo servirle para afrontar “radicalmente” estos cuestionamientos, pero prefirió el silencio al interior de su gremio y las cámaras para dirigirse a los indígenas sobre los decretos legislativos que supuestamente les afectan. Sundi Simon Kamarampi, cree que algunas federaciones se han unido al paro básicamente porque en medio del caos murieron dos nativos de Bagua. “Pizango sólo busca exacerbar a nuestros hermanos contra los decretos sin analizar si algunos de ellos nos favorecen. Tiene ambiciones políticas”, asegura.
Ahora voceros de AIDECOS, FEDECOCA, ORDIM, OARA, FECONAU, FECONACADIP, FECONBU, ACONAMAC, FECONABAP, KANUJA, COHAR YMA, CARE, CECONSEC y CAH dicen que trasladarán su pedido a los juzgados civiles.
Presencia humalista
Según el título N° 2009-45535 del 21 de enero el ex candidato a la presidencia regional de Madre de Dios por el Partido Nacionalista, Felipe Pacuri, inscribió ante Registros Públicos al nuevo consejo directivo AIDESEP presidido por Pizango. Se acredita a Saúl Puerta Peña como candidato a la reelección (secretario de actas) falsificando firma y sellos del entonces presidente de ORPIAN-P.
Millonario financiamiento
Según la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) la Aidesep recibió US$4’307 de financiamiento entre el 2006 y 2008. Un informe contable de la gestión de Pizango durante ese mismo período indica que sólo ingresó la mitad a Aidesep. Nuestras fuentes aseguran que el dirigente trata de confundir a los nativos afirmando que los programas de desarrollo financiados por el extranjero involucran mayores montos porque son “proyectos” y se programan “para varios años”, a pesar de que nuestro informe se basó en las cantidades de dinero reportadas por el mismo Pizango ante la APCI como “gastos ejecutados”.
Expediente Pizango
Un expediente judicial contra el hoy presidente de Aidesep lo vincula negativamente con el manejo de dinero para programas sociales del Estado. El 28 de mayo del 2004 fue denunciado por el titular de la 2da Fiscalía Superior Mixta de San Martín, Edwin Delgado, por irregularidades en el manejo de S/.89,678 del entonces Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano (PROMUDEH). Entonces Pizango se desempeñaba como coordinador general del Proyecto Selva, un taller de alfabetización realizado en Tarapoto entre el 25 y 29 de mayo de 1999. En la acusación fiscal 076-2004-MP, el citado magistrado consideró que debía ser condenado, junto a otras cuatro personas, a cinco años de pena privativa de la libertad por peculado
“Pizango utiliza a los nativos”
Sundi Simon Kamarampi, estaba voceado como sucesor de Alberto Pizango para las últimas elecciones en AIDESEP (período 2009-2011) pero arbitrariamente quedó fuera de contienda tres días antes de los comicios. Todo indica que el jefe de los nativos abusó de su poder para sacarlo del medio.
Para postular a un cargo nacional en esta organización los dirigentes necesitan que sus bases de origen los acrediten como candidatos y tanto Pizango como Simon provienen de la misma Corporación Regional de los Pueblos Indígenas de San Lorenzo (CORPI SL). Las elecciones de AIDESEP estaban programadas para el 14 de diciembre pasado, pero había un inconveniente, la gestión de Simon Kamarampi como presidente de CORPI SL vencía en febrero de este año.
Fue así que Pizango no dudó en gastar el cheque Nº 1498906172 (por US$ 20 mil) para ejecutar un improvisado evento en esa sede entre el 9 y 10 de diciembre. “Allí, inesperadamente, me acusó ante las bases de no rendir a tiempo un balance de gastos y me desprestigió”, asegura Simon Kamarampi. Durante ese mismo foro, violando los estatutos, el segundo mando de Simon, Marcial Mudarra, asumió la presidencia de CORPI SL y lo presentó ante Lima como candidato nacional. La prueba más grosera del abuso fue que el documento con el que Mudarra acreditó a Pizango para las elecciones figura firmado el 8 de diciembre, un día antes del famoso evento.
“Yo conozco a Pizango, hemos compartido la dirigencia regional y lo he promocionado para que postule a AIDESEP entre el 2006 y 2008 pero esta vez, debido a los cuestionamientos, no quise apoyarlo”, confesó Simon Kamarampi. Las comunidades de Candoshi, Awajún, Wampis, Achuar, entre otras que pertenecen a esta zona, han acatado el paro amazónico, pero él asegura que Pizango manipula a los nativos para presionar al gobierno, dilatar el tiempo y conseguir una representatividad mediática.
Miente, miente… que algo queda
Lo más delicado, sería su manera de enfrentar a sus adversarios, satanizándolos con afirmaciones públicas que en el lenguaje de los nativos parecen merecer casi una condena de muerte. Por ejemplo, el 29 de abril dijo en un diario local que Soledad Fasabi y Alexander Teets “se han alineado a una postura pro petrolera”. Desde entonces algunos nativos portan carteles con contenidos como: “Se busca a los traidores” y mencionan sus nombres.
Fasabi es la tesorera de Aidesep, despojada del cargo irregularmente por la directiva de Pizango a pesar de que ella misma pidió una auditoría. El artículo 19 del estatuto indica que la remoción sólo lo decide una asamblea general que Pizango se niega a programar. De otro lado, Teets es el dirigente elegido internamente como encargado de organizar el Congreso.
Líder del Paro Amazónico tiene mucho que explicarles a los integrantes de AIDESEP
El balance financiero que Alberto Pizango -presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP)- le rindió a sus bases nativas antes de ser reelegido en el máximo cargo hasta el 2011 no se ajusta a la verdad.
El documento titulado “Informe Administrativo Contable de AIDESEP Central Lima”, de fecha 12 de diciembre del 2008, donde se detallan los ingresos y egresos de la primera gestión de Pizango (del 2006 al 2008) y cuyos montos no coinciden con los reportados por él mismo ante el órgano estatal que regula las donaciones extranjeras para obras sociales.
En la página 15 del referido documento se señala claramente que dicha institución sólo recibió un financiamiento externo de $861,682 en el 2007 y de $1’090 mil en el 2008, pero las cifras de la Agencia Peruana de Cooperación Internacional (APCI) revelan otra cosa, que captó del exterior casi el doble: $1’748,188 (en el 2007) y $ 1’954,545 (en el 2008). Sólo en esos dos años ingresaron a AIDESEP $3’700 mil, es decir $1.5 millón más de lo que informó internamente a sus dirigentes agremiados. ¿Qué pasó con esa diferencia de dinero?
Dicho informe contable 2006-2008 fue distribuido por Pizango a las 44 federaciones presentes durante el XXI Congreso Nacional celebrado en Iquitos entre el 12 y 14 de diciembre último. Allí se enumeran en total 46 proyectos de capacitación, fortalecimiento institucional, apoyo a eventos, etc., en dólares y 20 similares en moneda nacional. Es aquí donde saltan las diferencias pues no se mencionan varios programas de desarrollo igualmente financiados. Por ejemplo, en la página 10 se lee un proyecto denominado “Defensa y Protección de los Pueblos Indígenas en Aislamiento Voluntario y Contacto Inicial”, que cuenta con el significativo aporte de $428 mil por parte la fundación Rainsforest para ser invertidos entre enero del 2008 y diciembre del 2012.
Incluso se indica allí que AIDESEP ha gastado $316,642 de ese total, pero no se dice para nada que un proyecto idéntico estuvo vigente entre enero y diciembre del año anterior (2007) y que fue reportado ante APCI con un gasto “ejecutado” de otros $281,311 donados por una organización noruega (ver: www.apci.gob.pe)
En la página Web de APCI también figura reportado por el propio Pizango -es él quien llena los formularios- otro egreso de $181 mil por un proyecto con los mismos enunciados en el 2006 ¿Por qué el informe contable no menciona esos $462 mil donados como parte de los ingresos que ingresaron al AIDESEP.
Dentro del documento difundido en el último congreso de AIDESEP también se enumeran dos donaciones de la fundación IBIS para los proyectos “Fortalecimiento Institucional AIDESEP” (por $16,845) y “Organizando y Consolidando la Participación de la Mujer Indígena Amazónica” (por $25,248), ejecutados en el 2006. Y, nuevamente, se “omite” que IBIS también financió los programas: “Afianzamiento de la Formación Docente en Educación Bilingüe en la Amazonía Peruana” (con $95,770 en el 2007), “Educación Intercultural del Pueblo Achuar” (con otros $62,000) y “Desarrollo y Organización del Pueblo Secoya” (con $106,290 en el 2006). Sólo en estas tres contribuciones de IBIS hablamos de $264 mil (un cuarto de millón de dólares) que formalmente no aparecen en el balance interno.
Y seguimos sumando.
En la misma relación también faltan los proyectos: “Apoyo Institucional” (financiado con $136,486 de la Fundación Rainforest), “Formación docente a Indígenas de Tikuna y Kumana” (por otros $85,899 de la misma Rainforest), “Plan Trienal FORMABIAP” (con $169,368 de la Novib Oxfam Netherlands), todos estos reportados ante la APCI como si se hubieran realizado entre el 2006 y 2007.
Así mismo, las donaciones por $116,000 y $38,218 de la Asociación Perú en Acción de Alemania y la Nouvelle Planet, respectivamente, debían destinarse a la formación de maestros bilingües en la amazonía peruana. Ambos fondos aparecen en la APCI como “ejecutados” pero no en la generosa lista que elaboró Pizango para promover su reelección. Si buscaba difundir sus obras ¿acaso le convenía olvidarse de tantos proyectos?, ¿será que si les brindaba a sus agremiados los mismos datos que le proporcionó al APCI estos podrían determinar fácilmente qué ingresos no llegaron a sus comunidades?
Malas prácticas dirigenciales.
No todas las comunidades nativas se sienten representadas por el presidente de AIDESEP, pero llama la atención que entre sus principales detractores se encuentre la ciudadana Soledad Fasabi, reelegida como tesorera para el periodo 2009-2011 en la misma lista electoral encabezada por el máximo dirigente.
Existen casos puntuales que grafican la manera como Pizango conduce esta organización, donde aparentemente ni el diálogo ni el respeto a los estatutos internos (leyes que rigen AIDESEP) forman parte de sus prioridades.
El 9 de diciembre pasado la tesorera Soledad Fasabi le pidió por escrito a la administradora, Agustina Mayán Apikai, explicaciones sobre el destino de cheque Nº1498906172 (por $20 mil) que le había girado días antes. “Ella me dijo que ese dinero era para un evento organizado por la Corporación Regional de Pueblos Indígenas de San Lorenzo (CORPI-SL) pero resulta que el presidente de esa base, Sundy Simón Camarampi, me informó personalmente que nunca lo había solicitado”, aseguró Fasabi a Correo.
Posteriormente, a pesar de que durante el XXI Congreso Nacional AIDESEP realizado en diciembre Fasabi fue elegida nuevamente como tesorera hasta el 2011, el 29 de ese mes “alguien” cambió las chapas de la puerta del local institucional sin entregarle a ella el juego de llaves. ¿Por qué ocurría esto si hasta entonces ella pertenecía al círculo más cercano de Pizango?
Tesorera despojada.
La despojada tesorera asegura que el Consejo Directivo -del cual legalmente aún forma parte- la descubrió almacenando documentos sobre el manejo de los fondos de la entidad. Ahora ella prepara una denuncia penal contra Pizango por presunta malversación de fondos.
A través de una carta dirigida a Pizango el 7 de febrero, Fasabi ha solicitado una auditoria interna así como una asamblea general que aclare su situación, pero no recibe respuesta.
Paralelamente16 federaciones -de una total de 44 que normalmente participan en las actividades internas – le vienen solicitando por escrito al máximo dirigente lo mismo, una asamblea extraordinaria, pero tampoco son escuchados. Los aludidos son presidentes de las federaciones ORPIAN, AIDECOS, FEDECOCA, FECONACADIP, FECONAU, ORDIM, FECONBU, ACONAMAC, FENAMAD, OARA, CARE, FECONABAD, KANUJA, CECONSEC, ARPI y COHAR YIMA. ¿Cree Pizango en las mesas de diálogo?
Espíritu poco democrático.
En diciembre pasado el ciudadano Ulises Fasanando fue elegido como presidente de la Organización Regional de ADIESEP – Ucayali (ORAU) con el respaldo de 8 federaciones (de un total de 11) pero resulta que no ocupa el local institucional que le corresponde. Sufrió tres ataques consecutivos que le dejaron el tabique desviado hasta que en abril fue desalojado de su propia oficina. “Cuando le informé de esto a nuestro líder nacional, él sólo me dijo que resuelva mis problemas en mi zona. Al poco tiempo mi lugar fue ocupado por Josué Joaquín Fernández, un allegado de Pizango”, contó este dirigente a Correo.
A Edwin Chota Valera, presidente de la Asociación de Comunidades Nativas Ashánikas y Ashenincas Masisea y Callería (ACONAMAC) otros bandoleros le dejaron una cicatriz de siete centímetros en la cabeza y también lo desalojaron de su local de reuniones. El hecho de que los mencionados Fasanando y Chota fueran impedidos de votar durante el XXI Congreso Nacional AIDESEP -donde ganó Alberto Pizango- revela que ambos no eran los favoritos de la cúpula dirigencial que gobierna esta entidad desde hace tres años.
Más casos.
En aquellas contiendas electorales tampoco pudieron votar Samuel Sánchez Magín, presidente de la Federación de Comunidades Nativas de Alto Ucayali (FECONAU) y Sundy Simón Camarampi, presidente de la Corporación Regional de Pueblos Indígenas de San Lorenzo (CORPI-SL). Irregularmente fueron suplantados por Felix Rojas y Marcial Mudarra, respectivamente, pese a que a ambos les correspondía representar a sus bases regionales. Simon iba a candidatear como contendor de Pizango por la presidencia de AIDESEP. La tesorera Fasabi cree que el temor de Pizango no era perder las elecciones sino que una nueva gestión le encuentre malos manejos de dinero.
Estas prácticas dictatoriales se repitieron hace poco con Alexander Teets Wishu, presidente de la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Norte del Perú (ORPIAN-P), que agrupa a las federaciones de los departamentos de Amazonas, San Martín y Cajamarca. A él le correspondía convocar a elecciones internas el 15 de mayo pero por negarse a participar en el Paro Amazónico y encabezar al grupo de dirigente que le pide rendición de cuentas a Pizango fue reemplazado por otro líder en abril.
En el plano legal, en los Registros Públicos figuran como integrantes del comité electoral que reeligió a Pizango los señores Marcial Mudarra, Edwin Vásquez Campos y Edwin Montenegro mientras que nuestras fuentes sostienen que en las actas de esos comicios – las mismas que deben ser entregadas antes de oficializar una partida- se mencionan otros nombres: Gil Inoach, Leonel Meza y Shampion Noningo Sesén. ¿Puede respetar las leyes y mesas de diálogo un dirigente que en su propia organización hace lo que le da la gana?
¿Quién firmó?
Mediante la partida registral Nº11007275 -de marzo de este año- la directiva vigente le otorgó poderes tanto a Pizango como a la vicepresidenta de Aidesep, Deysi Zapata, para firmar cheques y administrar las cuentas bancarias de la institución; sin embargo, desde los tres meses anteriores se habrían movido sumas de dinero irregularmente, sin contar con la firma de la tesorera.
Diferentes montos
La diferencia entre los montos del informe contable y los cuadros que maneja la APCI resulta mayor si comparamos aquellos fondos ejecutados (o gastados). Por ejemplo, según el documento distribuido a los dirigentes regionales de Aidesep durante el último congreso nacional, la suma de los egresos durante el 2007 bordea los US$620 mil, mientras que para la APCI el presupuesto ejecutado ese año pasa del US$1 millón 400 mil.
El principal donante de AIDESEP es la Fundación Rainforest de Noruega: de ella, AIDESEP ha recibido US$ 1’957.866 entre 2006 y 2008. Otros cooperantes de peso en este período son Oxfam Novib, de Holanda (US$391,028); la Agencia Nórdica del Desarrollo y Ecología (US$386,945) e Ibis (US$291,637), ambas de Dinamarca. La Agencia Española de Cooperación Internacional, la GTZ de Alemania, la OEA y el UNICEF son los únicos cooperantes gubernamentales que ha tenido AIDESEP.
El manejo de los fondos de este organismo no solo se investiga en el ámbito administrativo. El 25 de mayo la ex tesorera de AIDESEP Soledad Fasabi Shupingahua presentó una denuncia penal contra su Alberto Pizango por los presuntos delitos de fraude en la administración de personas jurídicas, falsedad genérica, estafa y malversación de fondos de la cooperación internacional. Fasabi presentó la denuncia al corroborar que Pizango había entregado a la APCI información que no se correspondía con los balances internos de AIDESEP. Según la denunciante -quién fue expulsada a raíz de su acusación- serían más de US$6 millones los que recibió esta ONG en el período 2006-2008, y muchos de los proyectos se habrían ejecutado sólo en el papel, mas no en lo físico. La dirigente indígena también denunció que fue destituida de su cargo en forma arbitraria por Alberto Pizango, por no estar de acuerdo con la forma gansteril del manejo de los recursos que ingresa a través de donaciones a esta institución. También dijo de que el señor Alberto Pizango Chota, hizo hasta lo imposible, para que no se desarrolle la asamblea general, en donde él tendría que sustentar con pruebas, los causales de la destitución de la tesorera y de cómo se viene manejando los recursos de esta organización indígena. Precisó que Alberto Pizango Chota, prefirió convocar a una huelga indefinida a los pueblos indígenas, antes de desarrollar esta asamblea, sirviendo claramente esta huelga indefinida, como una cortina de humo.
Soledad Fasabi, también hizo denuncia pública en contra del señor Edwin Vásquez Campos, por ser un cómplice convicto y confeso de Alberto Pizango; fue enfática en decir que el señor Edwin Vásquez, está en esta institución sólo por beneficios personales, no para luchar por las justas reivindicaciones de los hermanos indígenas.
Fuente: CPN Radio, Agencia Andina de Noticias, Diario La República, Diario Correo y www.agenciaperu.tv

Puntuación: 5 / Votos: 390

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *