¿ALIANZA LIMA PUDO EVITAR LA BAJA? SÍ…CON LAS NEUROCIENCIAS.

[Visto: 96 veces]

La Presidenta de Concytec, Fabiola León Velarde, dijo en un reciente evento que las Neurociencias eran una de las 4 grandes tecnologías que han revolucionado el conocimiento, y su evolución es la que menos conocemos en nuestros países. ¿Qué tiene que ver esto con Alianza Lima o con el futbol? Demasiado. Como en cualquier otra actividad humana, el cerebro de cada deportista tiene un rol central para el logro de resultados; y los cerebros de los directivos, trabajadores e hinchas del club…también. Veamos cómo.

Físico y Emoción. Que el estado físico y la habilidad técnica son insuficientes para el éxito deportivo, ya es casi sentido común. Pero qué difícil se les hace a los clubes peruanos gestionar el comportamiento y las emociones en sus equipos. Hoy la inteligencia emocional y la motivación son esenciales para el logro de resultados, pero parecieran quedar reducidas a las charlas del psicólogo. Esto no es un problema del profesional, es un problema del club. Hay una vinculación entre musculatura, disciplina, motivación y cerebro. Jeffrey Holt, neurólogo de Harvard, demostró que el entrenamiento intensivo de los pies causa una reorganización de la corteza motora-sensorial. Marcial Pérez, especialista en Neurociencia del Comportamiento, destaca que las funciones ejecutivas (una función cognitiva básica) de un jugador de futbol se amplifican: mejora la atención espacial, la memoria de trabajo, la anticipación visual y la toma de decisiones inmediatas. Finalmente, mientras más temprano se practique y se entrene, la posibilidad de desplegar el potencial y lograr resultados exitosos es más grande. No hay duda que Alianza Lima pasaba por una seria crisis en la Gestión del Comportamiento de sus jugadores.

Análisis de Datos. Un artículo del New York Times, días antes de ganar la Champions en junio de 2019, cuenta la historia del grupo de análisis de datos del Liverpool, y de cómo con su opinión, contrataron a Jürgen Klopp, el entrenador con el que consiguieron esa gloria deportiva. La incorporación del data analysis es reciente en el futbol, y ha migrado desde el beisbol y el baloncesto de EEUU. Vistos como una especie de “nerds con su laptop” en el club, ese equipo especial dedicado a la big data pelotera, brinda al entrenador información precisa del rendimiento de cada jugador, de su trayectoria, de sus pases, de su efectividad. Tienen información de los demás equipos, jugador por jugador. En realidad, tienen una base de datos de casi 100 mil jugadores de todo el mundo. Hoy equipo de futbol que no tenga una unidad de sistematización de la información, no es un equipo moderno. Es un equipo anticuado, prehistórico. Y lo más importante, esa data no sirve si está guardada en una computadora. Tiene que ser una herramienta útil y diaria al servicio del equipo, de sus metas diarias o semanales.

Liderazgo. Una de las grandes cualidades de Diego Maradona, fue sentirse y hacer sentir a los demás que era uno más del equipo. Tenía genialidad, técnica, un físico portentoso, pero acotaba además una gran cualidad de liderazgo: inspirar al grupo como igual. Todos conocían su adicción, pero la adhesión a él era más fuerte que el rechazo. Alianza Lima es un equipo y una marca que inspira a millones de niños y jóvenes. Las personas y los clubes tenemos que aprender de nuestros errores para ser líderes. Y es mediante el ensayo y error la forma como aprende nuestro cerebro. Psicólogos de la Universidad de Michigan demostraron que creer que podemos mejorar mentalmente nos ayuda a prestar más atención a nuestros errores. Por supuesto que hay tragedias que hunden emocionalmente. No es casualidad que Alianza, que estaba líder en el campeonato de 1987, fuera muy golpeada por la caída del Fokker en diciembre de ese año, volviendo a campeonar recién en 1997. Pero hay fracasos que nos permiten aprender. Oscar Wilde decía: “La experiencia es el nombre que todos le dan a sus errores”.

Trabajo en equipo. En el libro “El secreto del Barcelona” su autor, Damian Hughes, caracteriza cinco culturas organizativas que explican el éxito de famosos clubes europeos. En su opinión, el FC Barcelona practica el modelo de cultura compromiso, por el cual asume que una cultura de equipo ganador es una clara ventaja competitiva: significa visión global, liderazgo, repetición y arquitectura cultural interna. No quiere decir que sea el mejor modelo. Significa que cada equipo tiene que labrar (seguro que con mucho ensayo y error) su propia y exitosa cultura de trabajo en equipo.

Planificación a largo plazo. El cerebro planifica a largo plazo. Lo hace mediante la corteza prefrontal. Lo hace consciente e inconscientemente. Se hace más fuerte cuando se hace a temprana edad o combinado con una fuerte emoción. Cuando tenía 10 años, Maradona ya decía que su sueño era jugar en el Mundial. Contaba Pelé que a los 9 años vio a su padre llorar por la derrota de Brasil en el “Maracanazo”, y le prometió ganar la Copa del Mundo. Las organizaciones y las empresas necesitan planificar. Sería un error pensar que el tema de las neurociencias en una organización deportiva (como en cualquier otra actividad productiva o de servicios), se reduce a contratar un psicólogo. Hablamos de algo más amplio. Lo esencial es concebir la integralidad, la visión global de la gestión. Por eso el Perú necesita que las universidades se pongan las pilas en calidad universitaria y asimilen rápidamente los avances globales de las Neurociencias, que se aplican prácticamente a toda profesión. Y de forma especial al futbol, deporte al que están ligados nuestros más hondos sentimientos.

EPÍLOGO. Las Neurociencias no son ningún elíxir para solucionar todo, son apenas una guía, establecen el marco de rutas posibles para solucionar problemas. Es el conocimiento científico al servicio del ser humano. Y, aunque parezca difícil de entender, las más de las veces, las soluciones no están afuera, sino adentro de uno mismo. O al interior de una institución, de una empresa, de un grupo humano. Soy de la “U”. Pero como compadres eternos que somos, me duele la baja de Alianza Lima. Es como si me viera en el espejo. ¿Por qué me pasa eso? Por mis neuronas especulares, aquéllas que explican la empatía -la facultad de ponerse en el lugar del otro-, una de las capacidades cognitivas sociales esenciales del ser humano. Motor y motivo para escribir este artículo.

Puntuación: 3 / Votos: 1

Acerca del autor

Vicente Sánchez Vásquez

Presidente del Instituto de Neurociencias para el Liderazgo. Abogado y Magister en Gerencia Pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *