Reencontrarse con compañeros de promoción (a algunos no veía desde la universidad) es una emoción compleja de lo cercano y distantes que somos y estamos de personas con quienes compartimos varios años en la mejor de las épocas de la vida: la juventud.
Bueno, de todas maneras la alegría, aunque la sabemos momentánea, es grande y compartida. Aunque después cada uno seguirá en lo suyo, reunirse para celebrar 25 años de egresado, no sucede dos veces. En la foto con mis compañeros de aula de la Promoción “Marcial Rubio Correa” 1983 de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú, en la celebración de nuestras Bodas de Plata.
Bodas-Plata-PUC

Puntuación: 3.00 / Votos: 1