Desventuras con Android – 1. La “intro”

Con esta introducción, iniciaré una serie de artículos relacionados a la programación con Android. Este no es un curso formal, es muy informal y tiene una visión pesimista (o realista, como dirían algunos). El estilo es directo y hasta irreverente, así que si no se adapta a tu forma de aprendizaje, NO LO LEAS. ¡Faltaba más.!

Para empezar debo aclarar que no soy devoto de San Java ni de San Android. Así que de mí no oirán alabanzas ni Aleluyas. El lado “bueno”, es que tendré una actitud bastante críticas para estos dos engendros.

¿Qué se necesita para programar en Android?

Tal vez esa pregunta no la deba responder yo, pero bueno, aquí van mis condiciones:

  1. Saber leer y escribir.
  2. Tener una computadora y acceso a Internet. (No es imposible sin Internet, pero es idealista).
  3. Saber programar. Parece lógico. Este no es un curso de programación. Si no sabes programar, puedes ir aprendiendo sobre la marcha mientras trabajas con Andorid, pero no lo recomendaría, ni yo ni mucha gente que sabe de lenguajes de programación, porque Android trabaja con Java, y Java no es lo que se diga el mejor lenguaje para aprendizaje. Aprender a programar con Java, puede causar traumas y requerir asistencia psiquiátrica. Están advertidos.
  4. Querer aprender. Este es un tema de voluntad y perseverancia. Este punto es equivalente a tener una motivación especial para aprender y es tan importante que si se cumple a cabalidad, se pueden ignorar las condiciones anteriores.
  5. Disponer de las herramientas necesarias. Esto es un tema de recursos. A estas alturas, cualquiera que tenga acceso a Internet y un mínimo de habilidad, puede conseguir todas las herramientas de software necesarias. También es recomendable disponer de uno o más equipos con Android (Smartphones o Tablets).
  6. Tener tiempo que dedicarle a Android. Esto es importante porque toda tarea nueva requiere dedicación, a menos que usted sea James Bond.

La buena noticia, es que el software que vamos a requerir, no nos costará ni un centavo, porque son versiones libres. Lo que sí nos costará será el hardware que probablemente tendremos que adquirir o repotenciar, la electricidad que gastaremos en nuestros equipos, el desgaste de los materiales de cómputo, el espacio ocupado, el tiempo invertido y las neuronas muertas en campo de batalla. Todo excepto las neuronas, son bienes recuperables.

Para crear nuestros primeros programas (con el debido respeto que la palabra “programa” requiere), necesitaremos otro programa (¿qué raro?). A este programa para crear programas le llamamos IDE (Entorno Integrado de Desarrollo), y hay tantas IDE para Android, como especies de monos hay en el mundo, con la diferencia de que las especies de IDE para Android, no se están extinguiendo, sino por el contrario, se incrementan.

Las IDE’s más comunes para desarrollar en Android son:

  1. Eclipse adaptado para Android (el más usado hasta hace poco).
  2. Android Studio. Es la IDE que está de moda.

Eclipse es una IDE de código abierto (si no sabes que significa eso, averígualo) y muy potente, que se adapta bien (es muy configurable) para diversos tipos de proyectos con diferentes lenguajes. Para usarlo con Android, hay que hacerle una pequeña adaptación, pero hay paquetes que vienen ya con “llave en mano”. Todo es cuestión de tener la paciencia de buscar en la red. De todas formas no me interesa como hacerlo porque no lo voy a usar.

Para nuestro caso usaremos Android Studio, no porque sea el mejor, sino porque es la tendencia (el “futuro”) y como no tenemos nada mejor  hay que seguir la corriente. Personalmente pienso que Android Studio es una de las herramientas más penosas e insufribles que he conocido, pero bueno, como siempre he dicho: “A caballo regalado no se le mira el código fuente”.

En realidad se pueden crear programas para Android, de tantas formas como se puede cocinar (siguiendo con las analogías tontas). Se puede compra leña, hacer fuego con piedras, criar y matar al pollo. O se puede comprar las herramientas apropiadas, como ollas, fósforos, cocina. Android Studio, es como un super Kit, de cocina con todo integrado. Incluye cocina con temporizador y control de temperatura, lavadoras automáticas de platos, con asistentes robots que te dicen “Idiota, te faltó la sal”. Pero el Kit no viene ensamblado, sino que vienen las partes básicas y la mayor parte hay que buscarlo en la red. Y cuando logres hacerlo funcionar, nunca estarás completamente seguro de que no te faltó poner un tornillo aquí o allá. Además, deberás ampliar tu cocina (hardware) si el monstruoso mecanismo no entrara bien en el espacio disponible.  En muchas ocasiones, pensaras ¿No habrá una forma más sencilla de hacer esto? ¿No hubiera sido mejor cocinar con fuego de nuevo? Sobre todo cuando te encuentres enredado entre los cables del complejo mecanismo.

Siendo justos, no todo es culpa de Android Studio, sino también del lenguaje Java que se usa. Eso ha motivado a mucha gente a buscar alternativas  a Java para desarrollar en Android, y corren rumores de que el mismo Google, estará reemplazando pronto a Java para el desarrollo sobre Android. Pero mientras eso llega, seguiremos sufriendo la maldición de ser desarrolladores Android. Así que la próxima vez que diga ¿Tanto cuesta este programa en Android?, considere las horas de sufrimiento y decepción que pudo haber pasado el programador.

Puntuación: 4 / Votos: 1

2 pensamientos en “Desventuras con Android – 1. La “intro”

  • 24 Enero, 2018 al 8:40 pm
    Permalink

    Hola Tito tanto tiempo, saludes esta interesante aunque yo recibi Lenguaje C de java no se

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*