Física Cuántica … Doble naturaleza o ceguera científica.

NOTA: Este artículo trata sobre Física, pero no tiene una sustentación matemática. Es solo una teoría personal sobre un aspecto controvertido de la Física Cuántica.

Tener una naturaleza dual para la materia, como se entiende en Física Cuántica, es una prueba de nuestra falta de comprensión de la naturaleza íntima de la materia.

Hace un tiempo consideré que las partículas y las ondas no podían, NO DEBÍAN ser dos conceptos diferentes. No era posible que las partículas, como las entendemos, sean a la vez ondas.

¿Cómo una cosa puede ser dos cosas a la vez?. No tiene lógica. Y la lógica es importante en nuestra ciencia. Entonces quedan dos posibilidades:

  1. Nuestra lógica está errónea o incompleta para este nivel.
  2. Tenemos un concepto errado de lo que es partícula o materia.

Personalmente creo que las dos posibilidades son ciertas. Pero aún con nuestra lógica actual, debería haber una explicación para esta naturaleza dual.

Mi conclusión fue simple:

“No existen dos naturalezas para la materia. Partículas y ondas son lo mismo. Son simplemente dos manifestaciones de un mismo fenómeno.”

Esto conlleva a la pregunta: ¿Qué es entonces la materia?.

La respuesta tiene que ver con el espacio. Ya que Einstein demostró que la existencia de la materia implica una curvatura del espacio, entonces podemos concluir que la materia y el espacio están relacionados, como lo están el espacio y el tiempo.

Aventurándome en la explicación, concluyo, que la materia no genera una perturbación en el espacio-tiempo, sino que una perturbación en el espacio-tiempo se manifiesta mas bien como materia.

Esto significa que las partículas, no son “pedacitos de materia”, sino que son pequeñas curvaturas o perturbaciones en el espacio-tiempo que se manifiestan como eso que llamamos partículas. Entonces no existe tal naturaleza dual, solo existen curvaturas, es decir ondas. La naturaleza ondulatoria de la materia sería la naturaleza verdadera de todo lo que existe.

Por ello me extraña, que los físicos actuales, continúen apoyando ciegamente el modelo estandar de partículas de la Física Cuántica y para cada fenómeno, o fuerza busquen desesperadamente la partícula que lo explique. Está claro que el modelo estándar es el que mejor explica los fenómenos observados de la física cuántica, pero hasta qué punto nos estamos aferrando a las concepciones clásicas de la materia. Lo que quiero decir es ¿No será que no podemos desligarnos de nuestras nociones comunes de partículas espaciales y seguimos tratando de encajar toda la física en este marco?

20130625-spin_electron.jpg

Hace poco leí una noticia científica, en “Nature”,  sobre las mediciones que se hacían para medir la esfericidad del electrón, en base a mediciones sobre el momento dipolar eléctrico. Al inicio pensé que la noticia era una mala interpretación, pero yendo a la fuente ví, que el mismo científico, autor del experimento, estaba convencido de que los electrones son “pequeñas pelotitas” en el espacio, con carga eléctrica y que por lo tanto debían tener una forma.

En ese momento me sorprendí: Tan ciegos estamos para pensar que la naturaleza de lo microscópico es similar a la naturaleza macro. Mas cuando ya muchos científicos advierten que las nociones de espacio y tiempo no son válidas al tratar de partículas sub-atómicas.

El espacio, no solo está íntimamente ligado a la materia, sino que espacio y materia son lo mismo. Esa es la verdadera naturaleza de la materia. Encontrar el Bosón de Higss no explicará a la materia, es simplemente inventar una partícula para completar nuestro crucigrama del modelo estándar.  Si buscamos bien, con seguridad encontraremos, no solo uno, sino varios tipos de Bosones de Higss, y luego tendremos que clasificarlos y seguir aumentando así,  la fauna de partículas en el modelo estándar.

Sabemos ya que a nivel cuántico, no existen partículas con una posición definida en el espacio. La ciencia nos está gritando que nuestro concepto de partícula es una ilusión, que todo son ondas.

Deberíamos impulsar con mayor fuerza las teorías de cuerdas que a mi parecer tienen más futuro y desligarnos de una vez por todas de la idea de la existencia de partículas espaciales.  Estas solo tienen cierta realidad a nivel macro, y es consecuencia de una interpretación mental que hace nuestro cerebro para permitirnos interactuar con los campos y energías de la naturaleza.

Pienso que también deberíamos afinar nuestra interpretación del espacio pero, de eso hablaré luego.

Concluyendo: No existe dualidad en la materia. La materia es una perturbación ondulatoria en el campo del espacio que manifiesta propiedades de inercia. Las partículas son abstracciones mentales y matemáticas que no tienen un realidad física verdadera.

 

Puntuación: 5.00 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*