La escuela de Ccochacunca: Tecnología, cultura e identidad

Lo que viene haciendo Rubén Centeno como director de la escuela rural N° 56022 de Ccochacunca en Sicuani, departamento del Cusco, es encomiable, estimulante y motivador. Desde hace una década, Rubén Centeno asumió el desafío de cambiar la manera de pensar de los niños de esta localidad, para mostrarles que pueden mantener su identidad, sus costumbres y valores culturales mediante el uso de recursos tecnológicos.

Mediante programas de radio y televisión que producen diariamente como resultado de una enseñanza integral, que combina la teoría con la práctica (aprovechando la naturaleza que rodea al colegio), amalgamando la modernidad con la tradición y la tecnología con el respeto al medio ambiente, el colegio N° 56022 de Ccochacunca se ha convertido en un ícono para otras escuelas del país.

Más que una escuela de radio y televisión para niños, el centro educativo de Ccochacunca, gracias a la gestión de su director y el apoyo de la comunidad, cuenta con áreas de cultivo donde siembran plantas nativas, además de criar corderos y perros pastores. También tienen una piscigranja y una sala para el cultivo de hongos. A esto se suma una biblioteca, una sala de cómputo, un taller de robótica, laboratorios de química y biología, y una sala de cine, donde además de sus propios programas proyectan documentales y películas peruanas.

Una vez más, esto nos demuestra lo importante que es el compromiso y dedicación de los maestros para transformar una realidad educativa. Entonces, ¿cómo ampliar estas experiencias educativas individuales al resto del país? De acuerdo a Eric Hanushek, economista y profesor de la Universidad de Stanford, el Estado necesita de una política de clara rendición de cuentas, evaluar a los alumnos, hacer públicos los resultados y relacionarlos con las escuelas y los maestros, de tal manera de lograr que todos los alumnos reciban una enseñanza de alta calidad; luego, reconocer a los profesores que lo hacen bien y despedir a los que no rindan.

Luego de asistir a los deplorables acontecimientos generados por la clase política de nuestro país en estos últimos días, me quedo con este comentario del profesor Rubén Centeno al diario La República: “Soy doctor en educación. Por mi grado académico podría ocupar una dirección regional o tentar un cargo político, pero eso no me quita el sueño. Aún puedo darle más a este colegio, todavía no ha terminado mi labor”.

Fuentes:

http://larepublica.pe/domingo/1153185-educacion-sin-cortes-comerciales

http://www.lanacion.com.ar/1834593-conversaciones-eric-hanushek

http://www.lanacion.com.ar/1834647-eric-hanushek-la-equidad-es-que-todos-reciban-una-ensenanza-de-alta-calidad

 

Puntuación: 5 / Votos: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*