20/04/09: El Lenguaje de los Gestos y su Clave en el Exito

[Visto: 1830 veces]

Ahora que las elecciones se acercan es importante reflexionar sobre este tema que pasa desapercibido pero es de suma importancia para la captacion de electores en el politico y para ayudar al conocimeiento de los candidatos lean pues con detenimiento el siguiente articulo.

El cuerpo tiene su propio lenguaje y muchas veces mas explicito que el hablado o el escrito, el lenguaje gestual puede reflejar lo mas intimo de nuestras intenciones. Nuestros dedos, manos, brazos y piernas y sus movimientos ofrecen una increíble vista de nuestros sentimientos verdaderos.. La verdad puede ser siempre observada silenciosamente.
Si un amigo te preguntara: “¿Cómo estás?”, y tú respondieras: “Bien” con un volumen bajo, un tono de voz cansado y tristeza en tu mirada, ¿tu amigo te creería? Si alguien te dijera “te amo” mirando hacia otro lado, serio con un tono de voz fuerte, ¿le creerías? Si le pidieras ayuda a una persona y te respondiera “si” con la frente fruncida ¿creerías que es sincero?
De seguro de que tus tres respuestas fueron negativas, ¿por qué? La razón es sencilla: es más importante cómo digo las palabras que el qué digo.
LENGUAJE CORPORAL: Rrepresenta el 55% de la comunicación. Expresa las actitudes personales. Envía mensajes que impactan: posturas corporales, gestos, ademanes, miradas, silencios, tensión muscular, posición de las manos y expresiones de la cara, entre otros gestos característicos.

TONO DE VOZ: El 38% de la comunicación se basa en el tono de voz. El tono, a través de su timbre, puede denotar entusiasmo, emotividad, apatía, calidez, serenidad, enojo, sumisión, disponibilidad, agresividad, frustración
PALABRAS: Representan el 7%. Son palabras, diálogos y frases y se usan para proporcionar información.
En resumen un 93% corresponde a lo que se denomina lenguaje gestual o comunicación no verbal y un 7$ a la comunicación verbal.
Algunos líderes dicen que “una sonrisa vale más que mil palabras”, pero esta debe ser utilizada con cautela, tomando en cuenta la personalidad del emisor. En el debate con Níxon, el candidato demócrata Kennedy se esforzó en no sonreír, puesto que al ser tan joven, la sonrisa podía reflejar inmadurez
En la campaña de 1994 Clinton evitaba sonreír demasiado, puesto que su sonrisa parecía hipócrita.
En

Puntuación: 2.50 / Votos: 2

Deja un comentario