FRACTURAS ELECTORALES Y PROYECCIONES

[Visto: 412 veces]

 

                                   Sinesio López Jiménez

Las primeras vueltas de las elecciones del 2001, 2006, y 2011 revelan una profunda fractura en la geografía electoral del Perú entre la sierra y la costa. Ella no deriva solo de la lucha política de coyuntura sino que se asienta en macizas bases estructurales que atraviesan el Estado (y sus funciones y capacidades), la sociedad y la cultura y la economía y el desarrollo. Esta fractura expresa, en realidad, una fuerte polarización electoral (más o menos estable) que se asienta en otras polarizaciones de carácter estructural.

Esta es la primera constatación a la que llega la investigación de “Proyectos de Análisis de datos para el Perú” que dirige José Manuel Magallanes (profesor de la PUCP) en el eScience Institute de la University of Washington. Me concentro en el análisis de la polarización electoral del 2001, 2006 y 20011 y, a partir de ella, propongo algunas hipótesis sobre la coyuntura electoral actual.

Toledo en el 2001 y Humala en el 2006 y en el 2011 tuvieron casi la misma base electoral asentada principalmente en la sierra. García en el 2001 y en el 2006 y KF en el 2011 tuvieron casi las mismas bases electorales asentadas en la costa. En la práctica cada región (sierra y costa, la selva es cambiante) tuvo sus propios candidatos que compitieron en la primera vuelta para pasar a la segunda. La competencia ha sido mayor en la costa en la que varios candidatos disputaron la representación de sus electores mientras en la sierra un solo candidato tendió a concentrar la representación de la mayoría de sus electores. Esta es una primera característica de la polarización electoral

En el 2001 y en el 2006 García y Lourdes Flores disputaron principalmente las bases electorales de la costa (imponiéndose el primero sobre la segunda en ambas contiendas electores), mientras Toledo el 2001 y Humala el 2006 obtuvieron el apoyo mayoritario de la sierra (y de la selva en el caso de Toledo). En el 2011 KF, Toledo y PPK disputaron las bases electores de la costa mientras Humala concentró el apoyo mayoritario de la sierra, en particular del sur y del centro.

Una segunda característica es el nivel de radicalización y de exigencia de cambios de los candidatos. Los que buscaron representar a la sierra han sido más radicales (un poco menos Toledo) y han planteado mayores cambios porque de esa manera expresaban el descontento y el espíritu contestatario de sus electores, mientras los representantes de los electores costeños han tendido a ser más moderados y a enfatizar la continuidad sobre el cambio. Un tercer rasgo es el nivel de concentración de los apoyos. Los candidatos que representan a la sierra reciben el respaldo mayoritario de 1,300 distritos más o menos y, dentro de ellos, de 20 o más distritos con más100 mil habitantes. Entonces pasan a la segunda vuelta. En cambio, los que representan a la costa y pasan a la segunda vuelta ganan en alrededor de 300 distritos.

A partir de estos datos, ¿qué se puede decir de las elecciones del 10 de abril?. Sugiero las siguientes hipótesis. 1. La polarización electoral entre la costa y la sierra se mantiene. No se ha producido nada nuevo que la cambie. 2. KF mantiene su representación en la costa, triunfa sobre PPK, AB, VM y deja a García casi sin representación. 3. Si VM concentra la representación de la sierra y del cambio, sobre todo del sur y del centro, pasa a la segunda vuelta. 4.  Si la representación de la sierra se divide entre VM y AB, entonces se bloquean entre sí y PPK pasa a la segunda vuelta. La elección será un pichanguita entre neoliberales con exclusión de la sierra. 5. Si AB entra a disputar con KF y PPK la representación de la costa, puede pasar una de estas cosas: a. AB bloque a PPK y le hace al gringo lo mismo que este le lizo a Toledo en el 2011. Entonces pasa a la segunda vuelta VM. B. Si avanza en la costa y tiene apoyos significativos de la sierra y de la selva, AB pasa a la segunda vuelta.

Puntuación: 2 / Votos: 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *