CATERIANO, EL POLITICO

[Visto: 637 veces]

 

Sinesio López Jiménez

Cateriano es el más político de todos los ministros que, en su mayoría, son tecnócratas neoliberales. Cada político tiene su estilo y  el señor Cateriano tiene el suyo. No cultiva el humor ni la ironía ni se mueve en la política con un animus jocandi ni es un hombre ducho en el arte de la esgrima verbal, pero tampoco anda buscando bronca con todo el mundo. Su estilo es más bien directo y franco cuando debate  con sus adversarios que se circunscriben al aprismo y al fujimorismo. No es sumiso ni se deja pisar el poncho como ellos quisieran y responde a sus ataques con argumentos y sin calumnias. ¿Eso lo hace controversial y lo descalifica como Primer Ministro?.  No, porque la política, después de todo, no es un té de tías sino lucha por el poder.

El señor Cateriano ha declarado que  su nuevo rol le exige un cierto cambio de estilo  y que, por esa razón, buscará el  diálogo con todas las fuerzas políticas, sociales y empresariales. García, su principal adversario, le ha tendido un ramo de olivo y ha sostenido que los cargos honoríficos cambian a las personas.  Ambos tienen razón porque en la política, como en el teatro, los actores tienen que adecuar su comportamientos y estilos a los roles y papeles que asumen o les son asignados. Que haga bien o mal su papel depende de la calidad del actor.

El señor Cateriano es un demócrata- liberal de centro derecha que lidia más con la extrema derecha política que con otras fuerzas políticas sobre temas que tienen que ver con la corrupción, las libertades y la democracia, pero comparte con ella y con todas las derechas el modelo neoliberal primario exportador que se viene aplicando en el Perú desde 1990 en adelante. El modelo va a ser, sin duda, el punto de encuentro y de acuerdo con todas las derechas políticas y con el mundo empresarial, pero va a ser también el punto de disenso y de confrontación con las izquierdas y con los movimientos sociales contestatarios. ¿Será capaz de manejar y administrar estas contradicciones y tensiones inevitables?. Hic Rodhus, hic salta. Aquí veremos su grandeza o su pequeñez como político.

Cualquiera sea la amplitud de los acuerdos del Primer Ministro con las oposiciones políticas y sociales que le permitan obtener el voto de confianza en el Congreso, ellos pueden tener un alcance muy limitado en el tiempo debido al contexto en el que se producen: el estancamiento económico, la creciente protesta social y la coyuntura electoral. El estancamiento económico está dando pie a distintas lecturas y apuestas en el mismo campo de la derecha, en particular en el APRA por razones electorales. Escuchar, atender y entender  los reclamos de los movimientos sociales anti-mineros ha sido y es  difícil para las derechas y para todos los gobiernos neoliberales. Todos ellos han prestado más atención a las exigencias de los inversionistas que a las demandas de la gente.

Esta actitud del gobierno y de los políticos puede cambiar por la coyuntura electoral. Esta lleva también a las oposiciones de diverso signo a tomar distancia de la gestión de un gobierno desgastado. El señor Cateriano tendrá que desplegar todas sus habilidades políticas para manejar una coyuntura electoral muy movida y complicada sin fracasar en el intento.

Puntuación: 4.33 / Votos: 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *